X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muros sin Fronteras

De Lula a la melancolía

Publicada 12/04/2018 a las 06:00 Actualizada 11/04/2018 a las 22:13    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 22

Con Luiz Inácio Lula da Silva en prisión —aún no sabemos por cuánto tiempo pues es casi seguro que no cumplirá los 12 años de condena por corrupción— se embarra al último gran mito de la izquierda latinoamericana. El hombre limpio que alcanzó el poder desde la cantera del sindicato metalúrgico de Sao Paulo ha quedado machado. Para la mitad de los brasileños es un héroe perseguido injustamente; para la otra mitad, un tipo que no supo resistir a los cantos de sirena del dinero. Atrás quedan sus éxitos para erradicar la pobreza extrema.

Aquí una entrevista con la BBC hace dos años, ofrece varias claves sobre su mandato y sus problemas con la justicia.



Sus seguidores sostienen que uno de los casos que se le imputan está forzado, sin pruebas materiales. También se podría esgrimir que el actual presidente, Michel Temer, y más de la mitad de los senadores tienen problemas de corrupción, y que la clase dirigente, la que maneja el dinero,  no quiere que Lula se presente y gane las elecciones de octubre.

Esa derecha que surgió de la dictadura militar (1964-1988) ha perdido las cuatro últimas elecciones de Brasil frente a candidatos del Partido del Trabajo (PT): en 2002 y 2006 fueron derrotados por Lula; en 2010 y 2014, por Dilma Rousseff, a quien descabalgaron en 2016 en un polémico proceso de destitución. El objetivo principal es bloquear la vuelta de Lula a la presidencia. El PT no tiene otro candidato con el tirón del viejo sindicalista.



Hay una frase del escritor checo Ivan Klima que cito con frecuencia. Me la dijo en su casa de Praga. “Un país que vive 40 años bajo una dictadura tiene una pérdida colectiva de honestidad”. La pronunció pensando en su país, pero la escuché pensando en el mío. El tránsito automático de una dictadura a una democracia es imposible. La sociedad que se libera necesita generar o regenerar sus instrumentos de comprensión de la realidad a través de la educación y los controles. Sucede en Irak, sucedió en las primaveras árabes. Sucede en España y muchos países latinoamericanos. Democracia es algo más que votar, es igualdad ante la ley, igualdad de oportunidades, decencia en el Gobierno y control.

Cito con frecuencia también un Salvados de Jordi Évole en Dinamarca. En aquel programa, un profesor español explicó que la clave del éxito danés es que la exigencia colectiva de honestidad es muy alta. Es algo que se trabaja desde la escuela, que exige una voluntad política y tiempo.

Tenemos el caso del no-máster de) Cristina Cifuentes, penúltimo ejemplo de una concepción tóxica y patrimonialista del poder (en esto el PP es peronista y solo por provocar un poco, madurista). En Europa del Este vemos las derivas autoritarias y xenófobas en Hungría y Polonia y, en menor medida, en Chequia y Eslovaquia. No es sencillo transitar del orden y mando al debate, de la obediencia a la denuncia. No es fácil evitar la corrupción cuando los controles son tan deficientes como en España.



Volvamos a Lula y a América Latina. Muerto Hugo Chávez no queda nada de su utopía en Venezuela. Chávez era un soñador, dio visibilidad y educación a los más pobres de su país, los ignorados durante 40 años, pero fue incapaz de transformar su país. Ahora tenemos a Nicolás Maduro, un tipo gris, un mal gestor de una ilusión que se esfumó con Chávez. No hay un continuador. Las condiciones son otras.

Maduro trata de sobrevivir sin talento político, con el precio del petróleo a la baja (Chávez lo tuvo por encima de los 100 dólares el barril) y una deuda impagable. En frente, una oposición variopinta, una platajunta incapaz de seducir a los desengañados del chavismo porque es la misma clase que saqueó el país en los tiempos de bonanza.

Si Cristina Fernández de Kirschner es la esperanza de la izquierda latinoamericana es que allá están tan mal como en Europa. A veces se confunde la verborrea revolucionaria con las políticas efectivas de la izquierda. En eso Lula sí era especial, mejoró la vida de millones. La tragedia de Argentina es que no hay alternativa entre Kirschner y Mauricio Macri, un producto de la derecha ultraliberal. Están entre dos pesadillas.

Lula era, y es aún, un referente. Quizá esté un escalón por debajo de José Mujica, que dejó la presidencia de Uruguay con la misma dignidad con la que entró, y que se sepa sin una ganancia sospechosa en su patrimonio. Estaba Michelle Bachelet en Chile, aunque su segundo mandato quedó empañado con corrupciones familiares. Evo Morales parece a salvo, no ha dado muestras de mangoneos, pero tampoco es muy dado a las proclamas.

Hay dos Rafael Correa; el del primer mandato y el del segundo. Uno acometió políticas de izquierdas, de mejora de las infraestructuras; el segundo, con el petróleo bajo, estuvo más pendiente de sí mismo que del pueblo. Ahora anda peleado con su sucesor designado, Lenin Moreno, que como sucede siempre en estos casos tiene vida e ideas propias.

En un mundo que ha virado a la derecha, sobre todo desde la crisis económica de 2008 y el triunfo inapelable de la globalización, la izquierda socialdemócrata se ha quedado sin discurso y sin votos; la poscomunista aún anda buscando la transversalidad regeneradora que le obliga a dejar los viejos eslóganes.

Mientras, una nueva derecha xenófoba desplaza a la tradicional. Es la que ha triunfado en Hungría y Polonia. La mudanza ideológica contamina a la derecha de toda la vida, como ha sucedido en Italia o en Holanda. La derecha holandesa salvó los muebles asumiendo una parte de las ideas que defiende Geert Wilders. El precio es demasiado alto.



Todo lo anterior era para decir que sin líderes y con una sociedad desmovilizada y apática, sin Lulas ni Mandelas ni Mujicas, nos espera el desastre. Faltan propuestas ilusionantes en las izquierdas que puedan competir con el tsunami conservador. En España tuvimos el 15-M; en EEUU, Occupy Wall Street, que se extendió por todo el país. Hay nuevos motores, el Me Too y el movimiento de los jóvenes estudiantes estadounidenses contra las armas de fuego. Seamos optimistas.
Correo Electrónico


Hazte socio de infolibre



22 Comentarios
  • Merm Merm 13/04/18 16:34

    Yo vivía en Brasil cuando gobernaba Lula y el cambio que se produjo en el país fue más que evidente. Particularmente me gusta mas Dilma, me parece más preparada, más seria, con más ganas de destapar corrupción y hacer cambios estructurales en Brasil y también creo que lo de Dilma fue un golpe clarísimo. Sobre Lula tengo dudas, si bien creo que el caso del apartamento, por el que está en prisión, no se sostiene, tampoco tengo claro que no haya metido la mano, al menos un poco, en Petrobras. La cuestión es que con lo que han metido la mano otros (la mayoría de diputados, senadores, gobernadores, etc.,  tiene cargos de corrupción en Brasil y se han enriquecido ilegalmente) , lo de Lula sería una anécdota si no fuera porque era presidente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Coronel Dax Coronel Dax 12/04/18 23:50

    Estoy de acuerdo con otros foreros en que el dato fundamental es conocer si Lula se ha corrompido o no (y si se trata de una verdadera corrupción o una simple corruptela). Si fuera cierto, Lula debería ser apartado y el PT de Brasil debería sufrir un proceso de regeneración.

    Hay indicios para sospechar de las garantías de su proceso, y para ello no hay más que comprobar cómo se ha actuado con Dilma Rousseff. Por lo que he oído habría sido condenado sólo con pruebas testificales (de testigos que pueden haber sido comprados), pero confieso que carezco de información suficiente. Creo que los medios independientes (en la medida de sus escasos recursos, lo entiendo) deberían interesarse por ese tema (y otros de América Latina) y no limitarse a transmitir las noticias de agencia.

    Les envío el enlace de una reciente e interesante entrevista a Lula a cargo de Rafael Correa, emitida en Russia Today en español:

    https://www.youtube.com/watch?v=tGB84v3_vRw

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/18 22:27

    Escribes: con Luiz Inácio Lula da Silva en prisión se embarra al último gran mito de la izquierda latinoamericana.
    A unos del mayo 68 Jaques Lacan dijo: "es un amo que buscáis!" . Lula es un mito pero me parece que no puede ser lo mâs relevante. El dîa que hablemos mâs de personas que de mitos serâ un gran dîa.
    En fin tienes razón: seamos optimistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 12/04/18 21:55

    De verdad cuando citas a Ivan Klima pienso que eres poco generoso con tu país. Será por una vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Isabelle0651 Isabelle0651 12/04/18 18:15

    Magnífico artículo, señor Lobo, como siempre. Su "seamos optimistas" me ha gustado mucho, llevamos años en los que se están destapando casos de corrupción institucional, confiemos en que se puedan recuperar poco a poco éstas y que la voluntad política con nuevos actores trabajen en beneficio de esa exigencia colectiva por la honestidad y por su educación desde la escuela, puede que no alcancemos a ser como los daneses en generaciones, pero en algún momento tendremos que empezar. Yo me conformaría con parecernos, para empezar, a nuestros vecinos portugueses. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    15

    18

  • Larry2 Larry2 12/04/18 17:57

    No conozco al Sr Lula, me parece que creó mucha espectación. VBrasil es un pais complicado, grande, inseguro, los partidos de derecha haran su campaña para derrotar a Lula como sea. Por supuesto si no se ha comprtado como un lider honesto, no merece  los respetos. Brasil no se en que estado se encuentra, si en una democracia consolidada, una democracia imperfecta, un democracia sin consolidar, pero ya vemos el ejemplo de España, gran país, creciendo como nadie, somos el respeto del mundo, y ya vemos como estamos un gobierno corrupto total al estilo latinoamerica, desempleo galopante, y pensiones con una subida raquitica importante.  

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    12

  • Malena Fabregat Malena Fabregat 12/04/18 16:51

    Agradezco como uruguaya residente en Bcn desde hace 20 años todo el artículo, por contenido, el tono y por el contexto. 
    Me gustaría saber si Ramón agregaría al listado final de propuestas ilusionantes, al movimiento DiEM25 impulsado por Yanis Varoufakis como una herramienta transeuropea para la recuperación de la democracia?
    Y preguntar también por el abrazo de Pablo Iglesias a CFK hace unos días en Argentina. Creo que viene a cuento en el sentido de qué entienden las diferentes "izquierdas" por izquierda y atendiendo a la observación en este artículo de que el que crea que CFK es de izquierdas, va un poco perdido.
    Va un abrazo fuerte, activista, agradecido! 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    15

    • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/04/18 18:29

      Ya, yo tampoco entendí ésa relación de, no sé como llamarla, entre Pablo Iglesias y CFK.....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/04/18 12:59

    Se repite el mismo guión, miremos donde miremos.

    Le ha pasado a Lula y antes, mucho antes, a otros que se beneficiaron en "activo", y que además luego supieron rentabilizar mucho más a través de las puertas giratorias.

    El dilema o el problema no es si la derecha quiere evitar que Lula vuelva, es "si se ha beneficiado de su situación política en beneficio propio", y según parece SÍ, por más que nos duela.

    El poder del dinero es infinito, casi como la estupidez, y así nos va a los brasileños, españoles, venezolanos, etc,etc,etc, que aún viendo la cruda realidad, seguimos defendiendo nuestro estandarte como los "ya famosos ministros, Novios de la Muerte", porqué, como dicen, "es tradición..... y también es tradición trincar", así que al lío......

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    12

  • CinicoRadical CinicoRadical 12/04/18 10:13

    Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) frente al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA)..El Imperio se va imponiendo..Les queda Venezuela como principal objetivo.
    La Argentina,Brasil,como países mas grandes,etensos, está conseguido,da igual si hay golpes de fuerza ,de Estado mas o menos ,escandalosos.Los palmeros están para apoyarlo.Como en Egipto..
    “ninguna época tuvo tanta mediocridad” como la actual". Jose Mujica.
    la globalización de la mano de obra no existe,del capital,sí.
    “La globalización ha favorecido a Bill Gates, pero no a la mayoría”Joseph Stiglitz
    seamos un enlace,con permiso. https://youtu.be/PaxyeqkkbI8

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • jorgeplaza jorgeplaza 12/04/18 09:11

    Ya, pero Lula, ¿es o no es culpable de lo que se le acusa? Yo no soy capaz de llegar a una conclusión y no es un efugio: es que no sé qué ha pasado realmente. Por lo que veo, tampoco el señor Lobo, que no se compromete lo más mínimo en un sentido ni en el contrario y todo lo más que hace es sugerir que hay intereses contra Lula y el PT y que sus adversarios políticos son, por lo menos igual de corruptos. Muy bien, pero respecto al meollo de la cuestión, ¿qué pasa? ¿Es un corrupto Lula o no lo es? Todo lo demás, francamente, es accesorio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    21

    20

    • paco arbillaga paco arbillaga 12/04/18 09:53


      jorgeplaza: «Todo lo demás, francamente, es accesorio», dices. ¿Te parece accesorio cuando Ramón apunta: «En un mundo que ha virado a la derecha, sobre todo desde la crisis económica de 2008 y el triunfo inapelable de la globalización»?

      Me parece que la referencia al problema de Lula es un marco para referirse a la melancolía que supone esa imposición de las ideas neoliberales en todo el mundo, a toda costa, a veces de una forma salvaje como por ejemplo: «Rusia promete derribar todos los misiles disparados contra Siria. Prepárate Rusia, porque van a ir, bonitos y nuevos e inteligentes!", amenaza Trump en su cuenta en Twitter.

      ¡Pues vaya con los «accesorios»!, y eso sin olvidar los que padecemos en España. Osasuna2 salu2.


      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      0

      12

      • jorgeplaza jorgeplaza 12/04/18 10:27

        Uno puede estar melancólico por lo que quiera, pero lo estará con más razón si resulta que un líder supuestamente honrado y de izquierdas se ha pringado como un pepero cualquiera. Por eso es importante saber si Lula se ha pringado o no, pero no hay manera de aclararse. A mí me parece que eso es lo fundamental: si es que no, estamos ante una conspiración con tintes de golpe de Estado; pero si es que sí, tenemos motivos sobrados para la tristeza y la melancolía esa que dices. No sé a ti, pero a mí me parece fundamental distinguir lo bueno de lo malo y a los honrados de los sinvergüenzas.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        4

        21

        • paco arbillaga paco arbillaga 12/04/18 11:34


          «No sé a ti, pero a mí me parece fundamental distinguir…» A mí también me lo parece y entiendo que los que para mí son unos sinvergüenzas para otros pueden ser unos magníficos gobernantes: Franco y similares (que haberlos haylos); y menos similares, pero bastante sinvergüenzas, los numerosos políticos procesados que hay actualmente en los tribunales y que cuentan con la simpatía y el voto de muchxs españolxs. Osasuna!


          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          7

          • jorgeplaza jorgeplaza 12/04/18 12:30

            Hay que conocer los hechos. Sobre los mismos hechos puede haber distintas opiniones pero solo hasta cierto punto. Fíjate, por ejemplo, en el asunto del Máster de doña Cifuentes. Ahora está muy claro que se lo regalaron (no fue a clase, no se examinó, no hizo el trabajo, no lo defendió) pero ella negó en un primer momento (y en un segundo y en un tercero) que las cosas fueran así y solo al final se ha refugiado en que ella no ha cometido ninguna irregularidad y, si las hay, serán responsabilidad de la URJC. Puede hasta que doña Cifuentes tenga legalmente razón en esto último, pero inicialmente no fue esa su línea de defensa y negó la evidencia porque sabía que los hechos la perjudicaban.

            Lula seguramente ha sido un buen gobernante pero, incluso suponiendo que la ley brasileña le autorizara a volver a presentarse, no es la misma la consideración que tenemos de un candidato que fue buen Presidente si sabemos que se ha corrompido que si sabemos que no lo ha hecho y que, en cambio, sus enemigos han conspirado para que así lo creyéramos.

            Los hechos son lo fundamental, en este caso y en todos. Desgraciadamente, para mí no están en absoluto claros.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            8

            15

            • irreligionproletaria irreligionproletaria 13/04/18 17:48

              "....En que ella no ha cometido ninguna irregularidad y, si las hay, serán responsabilidad de la URJC..."

              Comienzo por reconocer que una verdad a medias, puede conformar una mentira mayor. Dicho esto, puesto que la Sra. Cifuentes con 'sus manifestaciones' respecto del malhadado master, ha participado del engaño, debe reflexionar sobre las consecuencias y actuar en conciencia.

              Todas las falsedades documentadas, exhibidas por ella, no son la consecuencia de actos propios sino de otros, y por consecuencia, la razón legal, a mi modesto entender, la asiste.

              Nada de lo sucedido habría sido posible sin el consentimiento/participación del Rector de la URJC , para promocionar el master objeto del presente escándalo y, por consecuencia los presuntos ilícitos en la actuación con presuntas coacciones a otros, del director del master.

              Todos, tirando de este hilo -amigos y enemigos- han hecho que aparezcan las 'formas' de un gran ovillo. Y...el miedo, guardando la viña, ha sacado a la luz, falsedades/miserias de otros y las presuntas venideras...

              Pero, la soledad de la Sra Cifuentes -aunque a 180° de su postura politica- demuestra la crueldad humana; ciertamente: pareciese, cuanto menos, que sus correligios: 'salvese quien pueda, no te conozco' son lobos...para esta mujer.

              Ella no ha medrado con la presunta falsedad documental, consecuente por ¿agradecimiento? al mecenazgo del citado Máster, por la Presidenta de la Comunidad de Madrid.

              La titulación del Master del Instituto de Derecho Público del Estado Autonómico , acredita "Dirección y gobernanza, marketing político y comunicación estratégica"

              Pregunto: una funcionaria pública del Grupo A (Técnico de la AGE) por haber ganado la opsición pertinente (la preparación y superación de esa oposición, es un Master real) Licenciada en Derecho: 5 cursos (no en grado, sino anterior a Bolonia) con expediente universitario real y nombramiento público de Funcionaria, responde sobradamente a la acreditación del Máster que nos ocupa.

              La Presidenta de la C.A. de Madrid, puesto desempeñado durante 3 años

              - ¿deviene advenediza en la capacitación que otorga el master?

              Desde el principio, la situación, aparece abstrusa.







              Responder

              Denunciar comentario

              0

              1



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre