X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Muy fan de...

Siempre nos quedará la ley Wert

Publicada 14/04/2018 a las 06:00 Actualizada 14/04/2018 a las 09:16    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 12

Mientras estamos entretenidos con el máster de Cifuentes, las consecuencias políticas que derivan del asunto y lo triste y llorosa que queda la universidad en este baile de máscaras –cada vez más tenebroso–, el fantasma de Wert que habita en la Ópera de París se nos ha vuelto a aparecer. Lo que nos faltaba. Muy fan.

El Tribunal Constitucional ha decidido desestimar el recurso que el PSOE presentó en 2014 contra varios puntos de la Lomce, la ley que nos dejó el ínclito Wert antes de largarse a París a la francesa, en modo:

“Au revoir, reste seul avec ta merde”, que traducido al castellano –según mis dos maravillosas corresponsales de confianza– significa: “Adiós, ahí os quedáis con el mojón”.

El Constitucional, ese órgano supremo intérprete de la Carta Magna –la que vela por los derechos y libertades de los ciudadanos– ha decidido avalar, por ejemplo, la financiación con dinero público –o sea, de todos– a centros que segregan por sexo. El artículo 14 de la Constitución dice que los españoles son iguales ante la ley, pero ante el pupitre... ya tal.

No me digan que no suena ultramoderna esta versión, siglo XXI, de aquel hit humorístico de Fernando Esteso: “Los niños con los niños, las niñas con las niñas”.

Yo creo que la ley se quedó corta, ya que se ponen a segregar, que subvencionen también a centros que innoven con otros modelos de segregación: colegios diferentes para gordos o para flacos, para carnívoros o para veganos, para los que vieron claramente el penalti a Lucas Vázquez y para los que ni de coña... Ah, y un colegio especial para pelirrojos con pecas. De todos es sabido que los pelirrojos con pecas han de estudiar en coles especialmente preparados para su visión anaranjada de la vida.

Hace años, leí un reportaje muy interesante de Pablo Linde en El País sobre la segregación por sexo en la escuela y en estos días, lo he recuperado para revisarlo. El reportaje titulado “Segregar no es ciencia, es prejuicio” repasaba, exhaustivamente, las dos posiciones enfrentadas de las que tanto y tanto han discutido los expertos y los inexpertos en la materia: ¿coeducación o educación diferenciada?

El periodista citaba, entre otros estudios, uno publicado en aquellos días por la revista Science, que tildaba de pseudociencia la teoría según la cual los alumnos que estudian por separado –en razón de sexo– obtienen mejores resultados académicos.

Argumentaba la publicación científica que los datos de mejoras académicas no son sólidos y que las diferencias cerebrales entre sexos no justifican una educación dual. El artículo de Science concluía que lo único que consigue este modelo “educativo” es aumentar el sexismo y reforzar los estereotipos.

¿Saben la fecha de ese reportaje de Linde? Octubre de 2011, qué jóvenes éramos entonces... aún faltaban dos meses para que Wert fuera nombrado ministro de Educación, Cultura y Deporte en el nuevo Gobierno Popular que se estrenaría en noviembre de ese año. Han pasado siete años y el Constitucional ha avalado la ley de 2013, la herencia recibida de José Ignacio.

Además de la segregación por sexo, en la ley hay otros puntos tan vistosos como el aumento del peso de la asignatura de Religión en la nota media que condiciona el acceso a la universidad. El párrafo 3 del artículo 16 de la Constitución asegura que España es un Estado aconfesional –ya sabemos que aconfesional no es lo mismo que laico, gracias– pero, vamos, que si la enseñanza de Religión traspasa la vía del enriquecimiento cultural y roza un poquito el adoctrinamiento desde las aulas, aquí paz y después gloria, la Carta Magna puede decir misa.

Como niña setentera estudiante de colegio público, recuerdo la primera experiencia de niños introducidos, como una novedad muy novedosa, en una “clase de niñas” de quinto de EGB. Teníamos entre diez y once años, ellos y nosotras.

Nunca olvidaré ese momento, aterrizaron allí cuatro o cinco ejemplares del sexo masculino y nosotras los recibimos con cierta inquietud, como si fueran marcianos recién llegados del planeta rojo... Ellos también parecían sentirse un poco raros en un aula llena de seres con coletas y zapatos de pulsera, Merceditas. Se diría que estaban a punto de implorar “mi casa, teléfono” para salir huyendo...

¿Saben? Solo recuerdo ese primer día, quizás esos primeros cinco minutos porque, desde ese momento, la vida dentro de la clase mixta comenzó a fluir con absoluta normalidad, todo sucedía dentro del aula exactamente igual que fuera, en el patio del colegio, donde tantas veces habíamos jugado ellos –los marcianos– y nosotras –las de las coletas y los Merceditas– al balón prisionero.

Aquel día la clase se convirtió en mixta, como el patio, como la piscina, como la sala de espera del pediatra, como la vida, que también lo es.

¡Quién volviera a tener diez años para jugar al balón prisionero sin que moleste la rodilla, para disfrutar del bocata de foie gras sin pensar en las calorías, para ver la vida sin filtros interesados, con el color natural!

Se nos fue el siglo XX, qué nostalgia, pero siempre nos quedará la ley Wert para sentir que volvemos a estar donde estuvimos. Muy fan.

Nota de la autora: Gracias a mis dos traductoras de confianza E.O. y C. R. He decidido no citarlas porque tienen un enorme prestigio profesional y lo del “mojón” no hace justicia a su estatura intelectual.
LA AUTORA


Hazte socio de infolibre



12 Comentarios
  • Goyo Rodriguez Goyo Rodriguez 16/04/18 20:33

    Goyo Rodríguez.
    Estupendo artículo. Lo leo con sumo interés y he de confesar que al final me ha producido sana y muy nostálgica envidia. Verás: yo soy bastante mayor, cursé mi EGB en el colegio Grupo Escolar Amador de los Ríos, entre los años 1958-1963, y solo hacia el final me enteré de que en mi colegio también estudiaban niñas. La razón es bien sencilla, pero no la supe hasta mucho después, ya de adulto o casi. El edificio (un mamotreto inmenso del que contaba que había servido como hospital y cárcel, entre otros usos) dividía el patio en dos partes incomunicadas, una para los chicos y otra para las chicas (esto lo tuve que suponer), pero además, unas y otros entrábamos y salíamos por distintas puertas y también a horas diferentes. Gracias por tus artículos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • borjiniano borjiniano 15/04/18 23:57

    La madre que te parió. Escribes con una coña soterrada de la del demonio, por no escribir de la rehostia, no vaya a ser censurado por una forma de escribir no correcta. No se si ante la conferencia episcopal, o los puretas católicos. Me encantó una vez más tu articulazo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 15/04/18 11:24

    Qué pena que haya quedado casi oculta esta sentencia atroz. Si la Constitución dice lo que el Tribunal Constitucional interpreta, el cambio constitucional es imprescindible. Aunque quizá lo único imprescindible sea que desaparezca esa charca pestilente insertada en el centro de la política española por la miopía de demasiados españoles que se llama PP. Y con ellos todo el enmallado que impide crecer a este país. Somos como la rara vaquita mejicana de mar, prácticamente extinta por culpa de la redes de los pescadores. Ojalá no acabemos como ella.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • DUPAIN DUPAIN 15/04/18 09:20

    Muy bueno. Wert es el mayor "mojón" jamás conocido en Europa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Canija Canija 15/04/18 08:47

    Siempre me parece inteligente tu artículo y me provoca una sonrisa. Muy fan

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • losdel38 losdel38 14/04/18 19:52

    .... Y todo este fregao empezó cuando en unas votaciones " libres ??" a la B....Democracia Cristiana no la Votó ni Dios.
    Yo siempre he defendido a los letrados del Tribunal Constitucional y hoy me doy cuenta que el tribunal constitucional .....con minúscula ) esta bajo las ordenes de los Talibanes Españoles... lo mismo que los gobiernos anterior. ?? Mientra esté en vigor el Concordato con la Santa,Santisima Sede Vaticano quien Ordena y Manda son la banda de los Talibanes Wert.
    Las Universidades Españolas estan en el puesto 160 segun el Ranking mundial......Eso si todo es por la Gracia de Dios.....Y por la Gracia de Dios los Obispo/curas españoles son millonarios.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Medina Medina 14/04/18 18:07

    Querida Raquel. Esta es mi historia: Niño del tardofranquismo, segundo de cuatro hermanos varones. El cole de niños y niñas separado. Luego dos años de Bachillerato (el antiguo) en un colegio religioso apartado del núcleo de viviendas, varios kilómetros ("Los enemigos del alma son tres: el mundo, el demonio y la carne) Mundo, donde había un “hermano” que tocaba a los niños. Continúa el Bachillerato en la Enseñanza Pública: el edificio de los niños en un extremo del pueblo, y el de las de coletas y zapatos “Merceditas”, en el otro. Luego la Formación Profesional: en un castillo –mudéjar, precioso- con foso incluido y puertas que se cerraban de noche –el internado era casi cartujo- Todo hombres. Más tarde la mili (huelgan comentarios). Tras la “puta mili” un trabajo que era sólo de hombres. Mi primer bessso (me lo dio ella) ya talludito y célibe con solera. Y de lo siguiente… bueno hubieron de pasar varios años más (ya era “más viejo que la orilla del río” –refrán castellano-). Conclusión dear Raquel... que aún arrastro esa falta de conocimiento… tacto… afecto… punto de vista de la mujer, de una hermana, de una compañera de cole, de una amiga de travesuras… más afecto… ¿Eso es que ahora santifica el Constitucional… Opus y curas mediante…? Yo ya no puedo recuperar el tiempo, el afecto/cariño perdido. Pero... nuestros niños y adolescentes sí. ¿Hasta cuando los altos estamentos judiciales han se ser una prolongación del tándem PP/PSOE... "Tanto Monta, Monta Tanto"? , el Opus y la Iglesia Católica, y por extensión también el fascio rampante -como el "Águila de San Fernando"-, que ha reverdecido sus laureles, misales... ¿y cilicios también? Sí, para mortificarnos ya tenemos al PP gobernando, no necesitamos que además priven a niños y niñas de compartir: cromos y balones, pegatinas y travesuras, músicas y danzas, la comba y el fútbol, las escapadas al río, la merienda... Creo que hay varias generaciones de niños y adolescentes que, de tanto querer hacernos "hombres de provecho" y "de pelo en pecho", han dejado un pozo vacío de conocimientos, experiencias... en lo más importante: lo humano, lo cívico, lo sensitivo... que generan las aulas y patios de los colegios.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    25

    • losdel38 losdel38 14/04/18 20:28

      .... Medina tu escrito es magnifico y muy claro......Y no olvides que el poder que tiene los Talibanes Españoles es = que el poder que tiene los Talibanes Islamico, estas Bandas Mafiosas Religiosas en España o en Marruecos, si quieren pueden violar a Niño/as todos los que quieran no van a la Carcel, pueden Robar todas las Obras de Arte que quieran , no van a la carcel han Robado la Mezquita de Cordoba que deja unos veneficios de mas de 500,000€ al mes eso no lo hicieron ni con el Santisimo Franco, han vendido conventos por millones € y todos los años los currantes juvilados tenemos que pagarles 11,000 millones € ponga la cruz en la casilla de la Iglesia o no la pongas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      17

  • Aserejé Aserejé 14/04/18 16:24

    Estupendo tu articulo, gracias. Y como siempre hace el PPodrido, se da la paradoja de q un ministro divorciado y vuelto a casar con una divorciada nos deja esta segregacion pedida por la iglesia catolica, con cuyos mandamientos no cumplen. Igual q Cospedal, q mucha mantilla y mucha procesion pero tuvo un hijo de un señor q estaba casado con otra (aunq ella diga q es de inseminacion), y ambas cosas las prohibe la iglesia catolica

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    14

  • Segulinda Segulinda 14/04/18 10:46

    Un brindis por la candida adolescencia!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Segulinda Segulinda 14/04/18 11:05

      Muy fan, Raquel.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • platanito platanito 14/04/18 08:49

    Mojón dae punto 4.- coloquial Porción compacta de excremento.
    Piedras o postes que delimitan una propiedad o roca tallada que indica los km en una vía. Remojón: fiesta de la matanza del cerdo o chupa de agua que te cala hasta los huesos. Mojo picón: la rica salsa canaria se llama mojo picón... mojo picón...

    En mi escuela de primaria los chicos, formados como en la mili, cantábamos el caralsol en el primer piso y las chicas en la planta baja. En el patio del recreo compartíamos espacio y juegos. En el colegio local gestionado por el cura "capairosa" éramos tan pocos que las clases eran mixtas, pero en el estudio nos segregaban con un biombo. Cuando nos íbamos por el oscuro de las eras en busca de algún besillo furtivo, el párroco indignado, desde el púlpito dominguero nos tildaba de "sepulcros blanqueados". En el templo, de la mano de nuestros profesores, también nos segregan por sexo. Pero a los 15 nos escapábamos al oscuro sobreelevado del coro para disfrutar de la visión de las bellas corvas de las chicas arrodilladas. En la clase de primero de la uni nos tocó una rubia despampanante y dos feuchas cerebritas. La belleza, que ponía muy nervioso al profe de mates porque ya no podía decir tacos, casó dos años después con un compa que iba en coche y no la volvimos a ver. Seguro que hoy presume de máster.
    Unos ochenta colegios segregantes seguirán teniendo concierto. Y los papás y mamás tan orgullos@s seguirán pagando mensualmente el suplemento por el concepto "desgaste de escalera". Concluyo que estos opusinos mandan mucho y que el TC está trufado de trevijanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    19

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.