x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Verano a la portuguesa, por favor

Publicada el 30/05/2018 a las 06:00 Actualizada el 29/05/2018 a las 20:41
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El pasado viernes, Mariano Rajoy salió como una hidra en la sala de prensa de la Moncloa para denostar la moción de censura que acababa de presentar el PSOE. Pedro Sánchez solo aspira a ocupar la Presidencia del Gobierno, dijo Rajoy, aparentando estar muy escandalizado. Como si él mismo no ansiara otra cosa que seguir ocupándola a toda costa, pese a no contar con el apoyo de una mayoría absoluta de los españoles y haber obtenido la poltrona gracias a combinaciones parlamentarias, en su caso el apoyo de Ciudadanos y la abstención del PSOE. Me resulta curioso ver a políticos denunciando a otros políticos por algo que todos tienen en común: el deseo de ejercer el poder lo antes posible.

A Rajoy solo le queda un cartucho, meter miedo a la mucha gente asustadiza, y lo empleó a fondo en esa comparecencia. La moción traerá grandes males a España, auguró con aire sombrío. Como si jamás en la historia de las democracias parlamentarias hubiera cambiado la tonalidad política del Gobierno en plena legislatura. Se ha hecho muchas veces y ningún país ha desaparecido del mapa por ello. Las democracias parlamentarias se llaman así porque gobierna quién cuenta con la confianza de la mayoría de los diputados, una confianza que puede perderse o ganarse. ¿Si no, para que existen las mociones al respecto?

Lo veía venir y sonreí cuando llegó. Al final de su diatriba, Rajoy soltó su argumento supremo: ¡cualquier día veremos a Pedro Sánchez pactando con Puigdemont! Sé que millones de españoles son receptivos a esa monserga. Se ha satanizado tanto a Puigdemont que hasta la mera posibilidad de que un político de Madrid hable con él le resulta insoportable a mucha gente. Pues bien, diré lo que pienso: si Sánchez llega a la Moncloa, ojalá hable, negocie y pacte con Puigdemont. No veo otro modo del salir del delirante bucle de la crisis catalana.

¿Qué otra alternativa existe? ¿Cargarse del todo la autonomía catalana, como quiere Ciudadanos? ¿Meter en la cárcel a todos los independentistas que quepan, como parece soñar algún juez? ¿Bombardear Barcelona, como dice Jiménez Losantos? ¿Terminar de convertir España entera en algo semejante a la Turquía de Erdogan?

Algún día, cuanto antes mejor, un presidente del Gobierno español va a tener que sentarse a dialogar con Puigdemont, Quim Torra, Oriol Junqueras o quien sea. ¿Para qué? Pues para lo que sirve el diálogo entre seres racionales: para buscar una fórmula a medio camino entre los respectivos programas máximos. Ni para ti ni para mí, ni independencia ni mantenimiento de la situación actual, reforma constitucional que no entusiasme ni disguste demasiado a nadie. Parece mentira que esa gente a la que se le llena la boca hablando de la Transición no sepa que su espíritu era el del regateo en largas noches de café y tabaco, y el acuerdo final sobre un precio que no era el propuesto inicialmente por ninguna de las partes. Consenso no es que unos aplasten a otros; consenso es que unos y otros se pongan de acuerdo en una solución que a todos les supone conquistas y renuncias.

Puedo imaginarme a Pedro Sánchez asustado por la posibilidad de que su moción de censura termine necesitando el apoyo de soberanistas vascos y catalanes. Aunque sea gratis, a cambio de ninguna promesa concreta. Pero quiero suponer que se ha decidido a presentarla porque al fin se ha hecho adulto, porque ha aprendido que un líder tiene que hacer lo que tiene que hacer con independencia de que muchos lo pongan a caldo. En esta ocasión crucial, Sánchez no debería buscar luz en los editoriales de los unánimemente conservadores diarios de papel. Debería buscarla en los suyos, en los militantes que le dieron la victoria hace un año frente a la conspiración de los caciques.

Por lo demás, no es la cuestión catalana la principal de mis preocupaciones, algunos de ustedes lo saben. Le desearía la solución que esbocé arriba, pero mucho más me gustaría que, antes de las vacaciones de verano, llegara a la Moncloa alguien que no solo pensara en España, sino también en los españoles. Que se ocupara de arreglar –un poco, tan solo un poco– algunos de nuestros problemas cotidianos. Que blindara la subida anual de las pensiones conforme al IPC. Que aboliera la Ley Mordaza y el Impuesto al Sol. Que comenzara a combatir la precariedad laboral y los bajos salarios. Que paralizara los desahucios. Que restableciera la neutralidad política de RTVE. Que dejara claro en el Código Penal que cuando la mujer dice no es no.

No creo que estos retoques pongan en cuestión el sistema capitalista. Ni tan siquiera alarmarían demasiado a Wall Street, la Comisión Europea y el resto de Amos del Universo. Los portugueses han hecho algunas mejoras sociales bajo su actual Gobierno de izquierdas y, ya lo ven, están de moda, no paran de recibir turistas e inversiones. En este asunto de la moción de censura, me gusta la actitud constructiva de Podemos e Izquierda Unida. Que saliera de la Moncloa el capo de un partido tan corrupto, autoritario e insensible y entrara Sánchez podría suponer un pequeño y necesario respiro para muchos españoles.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

41 Comentarios
  • Copito Copito 01/06/18 09:28

    Comparto la opinión del articulista. Eso espero, un cambio por favor, un cambio de progreso en el bienestar para todos los ciudadanos y no sólo para los que chupan del bote del FMI o de los paraísos fiscales.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Artero Artero 01/06/18 03:14

    Ese respiro que vamos a tenr ya es mucho, aunque no sea todo lo que necesitamos

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • cromwell cromwell 31/05/18 23:30

    Me uno a los que alaban tu concienzudo artículo y en este debate he oído con alegría que ya se identifican sin complejos los republicanos. Osasuna eta Errepublika.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • HEREJE HEREJE 31/05/18 11:43

    Claro y directo, como todos tus artículos, Javier. (Por cierto, muy bonito el de este mes en Tinta Libre). Resulta difícil de aceptar que un país "normal" pueda aceptar convivir con las monstruosas leyes aprobadas (por Decreto Ley, por supuesto) por esa banda de delincuentes y sus "cómplices necesarios". Esta mañana le he oído a Ávalos las primeras frases de tinte socialdemócrata desde que le vi por primera vez. ¿Será que algo cambia? ¡Ojalá!.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    13

    • Aserejé Aserejé 31/05/18 19:11

      Coincido contigo en lo de tinta libre. Parece q algo va a cambiar !Vaya alegron y subidon!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • river river 31/05/18 04:06

    Comparto la idea de establecer una agenda social. ES perfectamente posible rebajando el escandaloso presupuesto del ministerio de Defensa. 20.000 millones de euros, equivalente al presupuesto de la Comunidad de Madrid de todo un año, Espacio ideal para la corrupcíón en la compra de armamentos y dedicarlo a las necesidades sociales de la población, como ya fuera presentado en varias proposiciones de
    ley rechazadas desde el PP y Ciudadanos durante esta legislatura.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16

  • CarlosP58 CarlosP58 31/05/18 00:26

    Magnífico artículo Javier. En pocas palabras resumes "esos asuntos que queremos que un gobierno resuelva". Y te doy las gracias por eso tono que huye del Apocalipsis cantado por los tenores del Ppcorrupto y te centras en como consensuar para recomponer España, sin que te de miedo hablar con Puigdemot o Junqueras.
    Y lo fundamental, pones en el centro a los Españoles, pues ya estamos hartos de todos esos para los que España va bien, pero los españoles parecen daños colaterales de exigencias del mercado.
    No pasará nada sin Rajoy ni el Ppcorrupto y será un verano mucho más prometedor.
    Saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    17

  • Jooheras Jooheras 30/05/18 20:40

    Suscribo todas tus propuestas. Es más, sueño, lloro, gozo solo de pensar que algún día podremos volver a verlas. Pero si tuviera que ahorrar tiempos y plazos, diría que es imprescindible dejar listo para mayo 2019 lo siguiente:

    Proyecto constituyente: separación de poderes, gestión territorial, ley electoral, y estado de bienestar.

    Si conseguimos que eso quede hecho, con pleno consenso (dudo que haya otro momento futuro con más posibilidades de consenso que el actual, que ya son pocas), lo siguiente ya vendrá rodado. Antes o después.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    19

    • charopa69 charopa69 31/05/18 15:26

      Incluido referendum sobe monarquía -república

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • jc jc 30/05/18 19:06

    Totalmente de acuerdo con su programa de mínimos, que no es poco.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    18

  • hadacris hadacris 30/05/18 19:04

    Gracias Javier, yo también deseo un verano a la portuguesa, incluso pienso irme a vivir a Portugal cuando me jubile

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    17

  • Pepita Pepita 30/05/18 18:58

    Orgullosa de Sánchez, orgullosa de la izquierda, orgullosa de Podemos, y de las personas , que ya no soportan tanta corrupcion, en cada estamento del Estado,

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    31



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.