x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Poética política de Màxim Huerta

Publicada el 13/06/2018 a las 06:00 Actualizada el 14/06/2018 a las 13:28
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Qué hace falta para ser ministro. Mi abuelo me interrogaba a menudo sobre el futuro cuando era niña. Y entonces me decía que tenía que ser empresaria. Pero luego se quedaba callado, aquellos silencios de los últimos octubres, y añadía: o ministra. Me lo decía cuando llegaba del rastro los domingos con la bolsa de los cachivaches al hombro, rayando las tres de la tarde. A la mesa puesta y enfriándose el guiso en aquel piso a pie de calle. Yo le miraba sin decir nada desde mucho más abajo de sus expectativas para no romperle a ese hombre el sueño de quien se sabe ya de partida, tú vas para arriba y yo voy para abajo, pero que ha dominado la vida lo necesario para decirte serás lo que tú quieras. Si quieres.

La tarde del pasado jueves, una pregunta tardó en encontrar un nombre. Pedro Sánchez hizo bien en guardárselo para el final. A poco que manejen con corrección la comunicación, saben que las redes están plagadas de periodistas y que los periodistas nos creemos todos parte de la cultura. El ruido iba a hacerse oír. No solo por eso, todo el país conoce al mediático ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huerta. Es de esas personas a las que saludan por la calle sus desconocidos. Y la decisión quería dejarnos partidos en dos a los que seguimos absurdos aquellos nombramientos como telespectadores de un show desconcertante: si te parece bien Huerta, viene del mundo del libro y tiene ganas, entiendes la cultura y el deporte con frivolidad; si el escritor y periodista te produce desconfianza como ministro porque no vale con ser majo y tener gusto por la lectura, eres un snob. De blancos y negros estamos curtidos.

¿Podemos comparar a Huerta con otros ministros anteriores para sentirnos aliviados? Venimos de tan oscuro que cualquier nombre daría luz. Lo que sí me gustaría pensar es qué tiene Huerta que no tuvo Méndez de Vigo para que su nombramiento no fuera escudriñado hasta la última imagen siendo su biografía y genealogía tan intensa. Y me temo que tiene que ver con nosotros. Creemos de forma errónea que la vara de medir a Huerta es la nuestra. Que en algún momento de esta semana podríamos haber respondido que sí ilusamente a los deseos de nuestro abuelo, a los de nuestra madre. Cuánto daño le han hecho las vanas promesas a varias generaciones. No medimos a Méndez de Vigo ni nos medimos con él cuando fue nombrado en 2015 por Rajoy porque él era otra cosa: llámalo nobleza, llámalo partido. Lo llamaron casta. No había nada que hacer.

Lectores o no de sus novelas, seguidores o no de la ironía de sus tertulias, parece que Huerta debe ser de esas personas que ponen de sí en lo que hacen. El extraño salto que dio desde los informativos al lado de Ana Rosa Quintana y después a los libros ya requería cierta destreza. En realidad, no es una línea recta, ni siquiera es lógica, y seguro que detrás hubo seguridades para quien contó hacerlo por amor a la escritura. También habría dudas. Un marketing bien tramado iba a correr detrás del título de cada una de sus novelas, una de ellas premiada ya entonces. Había red bajo el salto. Pero nada era seguro. Sus lectores podían volver a recogerle o dejarle caer al vacío. Para desgracia de los zahoríes de los libros, ni los títulos ni la credibilidad se someten ante nadie, tampoco a las leyes de la mercadotecnia.

Cuenta Huerta en una columna que la ministra francesa de Cultura, Françoise Nysse, inauguró un Salón del Libro de París donde él estaba. “La trayectoria de la ministra es inmaculada”, escribe sobre Nysse, editora y promotora cultural. “Como si un buen médico fuera ministro de Sanidad o un maestro con mucho oficio de Educación. Lo que viene a ser… respeto”. ¿Responde su nombramiento a esta poética que el mismo trazó de la política francesa?

Después de algunas vueltas estos días, sí prefiero ahí a un autor con ganas de curar la depresión a la cultura que a un barón que entiende por cultura su tradición personal cuando canta Soy el novio de la muerte al paso de un Cristo en Semana Santa. Me es inevitable la bocanada de aire. Las cifras de la cultura vienen de donde vienen. Y lo que viene a ser respeto, como el propio Huerta escribió, y como a todos, tendrá que llegarle o no después, se lo dijo al oído su predecesor, pasándoselo bien, y desactivando las bombas que le dejó guardadas en la cartera: la bajada del IVA en el cine, el Estatuto del Artista, la ley de Mecenazgo, la crisis del Inaem, el deterioro del Patrimonio Histórico o algunas nuevas que ya explotan: como la polémica en torno a los toros o su desapego del deporte. Ahora toca esperar que a la estética de este Gobierno le siga la profundidad de un cambio real.

De las frases de Huerta que estos días se han escuchado, me quedo con esta que aparece en uno de sus libros: “Basta con que uno recuerde la historia para que la historia exista”. Pues recuerde ahora que es ministro, para que la cultura en este país deje de ser una desmemoriada con algunos nombres, minorías y desigualdades.


P.D. Hoy miércoles hemos sabido que el ministro de Cultura, Màxim Huerta, fue condenado a pagar 243.000 euros por fraude fiscal. Sí había mácula en su biografía. Y decidió obviarla. Veremos qué sucede con su cargo y qué explicaciones se dan. Rápido lastre para un Gobierno nuevo y quiebra irreparable de la credibilidad de uno de sus ministros.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

25 Comentarios
  • LAIE LAIE 14/06/18 18:33

    Ya es triste que en este país comparemos siempre entre lo malo y lo menos malo. Y triste darse cuenta de que, al final, lo elegido era tan malo como lo anterior.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Ciro2 Ciro2 14/06/18 01:09

    Este panegírico está fuera de cobertura, en este momento.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/06/18 22:47

    ¿Poética o patética?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • luzin luzin 13/06/18 18:50

    Y qué poética la pensión máxima asegurada para Maxim ... tal vez a partir de ahora no quiera pagar la Seguridad Social dado que ya tiene la pensión ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    1

    • JuaniKo JuaniKo 14/06/18 20:53

      Hay cosas que nadie te aclara, y esta es una. Uno, no entiende que tantos periodistas te machaquen con las misma version de una noticia, y no te informen de lo importante.¿Realmente, es la pension de Maxin como tu dices?. Otras cosas, que no sé por mas que leo: ¿Todos los presos pueden elegir prision?¿ Cuanto dinero se ahorra Florentino, si Lopetegui hubiese abandonado la seleccion, en vez de ser despedido?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/06/18 17:08

    ¡Qué pena que sea defraudador de Hacienda convicto! Es lo malo de hacer mociones de censura con tanta prisa: no da tiempo a comprobar los antecedentes y te salen ranas los Ministros de Cultura. Esperemos que haya menos ranas que en los Consejos de Aguirre y Gil de Biedma, que aquello parecía un centro de recuperación de anfibios en peligro de extinción. Menos mal que es un Ministerio que nadie, desde los tiempos de Semprún, se toma muy en serio: imaginemos que hubiera sido el de Hacienda. En fin, don Màxim (no rima porque Màxim es llana en valenciano, pena), que haría usted bien en dimitir. No tema: creo que la pensión vitalicia le corresponde de todas formas.

    (A la incauta autora: otra vez espere unos días antes de escribir el panegírico, que luego pasan estas cosas).

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    5

    5

    • acracio acracio 13/06/18 21:15

      No tiene derecho a una pensión máxima, ya que no llegaría a las dos legislaturas. De corresponderle sería un privilegio inaudito en un país tan desigual en el reparto de las rentas pûblicss.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      1

      • luzin luzin 14/06/18 11:15

        Claro, lo que tiene asegurada es la pensión máxima cuando se jubile ... y que más quiere?

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

      • jorgeplaza jorgeplaza 13/06/18 22:46

        Menos mal. Lo que sí creo que tiene asegurada es la pensión máxima cuando se jubile.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

  • juan alvarez juan alvarez 13/06/18 12:48

    Pues si que sí. Doña Aroa es usted la oportunidad en persona. ¿Como decía este individuo que nos calificaba a los que bajabamos una peli como ladrones?“Basta con que uno recuerde la historia para que la historia exista”. Mala memoria y muy cortita. Un sujeto que tenía un apaño, bastante productivo por cierto, en una empresa pública, que es un verdadero agujero nego, un enjambre negro zánganos que sangra al pais, no solo momnetraiamente, sino que es el prinicipal desmoralizador social, y crea una SA unipersonal pàra birlar a la hacienda pública los ingresos d esu trabajo, que todos los funcionarios, jubialdos y trabajadores por cuenta ajena pagamos antes de que nos paguen la nómina.
    Joder, que asco. Esta es la Nueva Ética, Sra. Aroa? Un poquito de Schoenhauer y menos mierda moral.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    6

    26

    • Isabelle0651 Isabelle0651 13/06/18 14:18

      Lo suscribo, desde la primera a la última palabra. Es de vergüenza, estamos oyendo a representantes del Gobierno dando todo tipo de escusas, que no excusas, para no destituir a este ministro.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      7

      15

      • Orlinda Orlinda 13/06/18 15:32

        Exactamente como las que hicieron Podemos y Monedero, ¿no te acuerdas?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        20

        1

        • JuaniKo JuaniKo 14/06/18 21:09

          ¿Como no recordarlo? si es el caso de corrupcion mas importante que ha habido en España,!! Que pregunten a Inda.!!

          Responder

          Denunciar comentario

          3

          7

        • acracio acracio 13/06/18 21:18

          Eres un@ nazi resetid@. La justicia habló y sentenció que no había caso.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          12

          9

          • Kovacs Kovacs 14/06/18 00:25

            No es cierto. Monedero también fue hallado culpable de fraude fiscal y tuvo que pagar 200000 euros de multa. Y si no recuerdo mal, por entonces Podemos decía que no había motivos para su dimisión.

            Responder

            Denunciar comentario

            7

            7

  • Queso Tierno Queso Tierno 13/06/18 12:33

    Parece que Pedro afina más con las mujeres que con los hombres hombres. El caso Huerta empieza a durar demasiado y las excusas empiezan a sonar como las viejas cantilenas del PP. El rumbo muestra ligeros desvíos y es el momento de demostrar firmeza en el timón.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    13

    • jorgeplaza jorgeplaza 13/06/18 17:09

      No sé si es adrede o una errata, pero llamar hombre, hombre, así por duplicado al Ministro Huerta se podría tomar por recochineo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      6

      • Queso Tierno Queso Tierno 13/06/18 19:30

        Nada más lejos de mi intención. Cambié la frase por completo, precisamente para evitar ironías y volví a repetir el término hombre que ya estaba escrito. Reconozco que tal como quedó se presta a su agudo comentario. Gracias, solo puedo atribuirme el mérito de no revisar bien una casualidad.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Jooheras Jooheras 13/06/18 11:13

    Sabiéndose ya de su multa con el fisco, solo digo: que Maxim dimita por el bien del país, del periodismo y de la cultura. Y que Pedro siguiendo su planteamiento, le entregue la cartera a otro perfil similar, por supuesto limpio de antecedentes bochornosos, y que venga dispuesto a cambiar lo que Aroa ha señalado, y que todos esperamos.

    La idea era buena, el personaje resultó que no.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • menchugm menchugm 13/06/18 10:58

    ¿Cuantas personas no les puso una sanción Hacienda?...buen articulo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    13

    2

    • luzin luzin 13/06/18 12:31

      Cuántas personas son ministros? y de gobiernos llamados socialistas?

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      18

  • M.T M.T 13/06/18 10:19

    ¿ Este es el ministro que ha tenido que saldar cuentas con Hacienda por defraudar? Y sale esta noticia ahora que un buen n° de ciudadanos tenemos que rendir cuentas con la Agencia tributaria? Hacienda somos todos o somos más unos que otros?

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    10



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.