x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

Sanfermines en blanco y rojo

Publicada el 05/07/2018 a las 06:00 Actualizada el 04/07/2018 a las 20:26
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

A partir de este viernes hablaremos mucho de Sanfermines, una fiesta diferente que es conocida en el rincón más pequeño del mundo, que retransmite en directo sus encierros a decenas de países y que en los últimos años, desgraciadamente, ha acaparado más titulares hablando de su desfase que de lo que realmente supone la fiesta de San Fermín.

Desde hace un par de años, el caso de La Manada ha puesto el foco en lo que no es la fiesta. En lo que no es Pamplona. Y allí piden a gritos que de nuevo volvamos a fijarnos en lo que son realmente estas fiestas. Medios de comunicación, instituciones, asociaciones y vecinos están haciendo un esfuerzo para volver a contar qué se hace en Pamplona durante esos 8 días de julio. Por qué hay turistas que recorren miles de kilómetros para estar horas en la ciudad, para ver en directo los encierros, para mezclarse con los pamplonicas y tomar calimocho y chistorra. O un caldo de madrugada en la calle Jarauta. O un pincho con un vermut a mediodía cerca de la Plaza del Castillo.

Soy de Pamplona. Sí. Usted, lector o lectora, debe saberlo antes de seguir leyendo este artículo. Llevo ya un par de años que no paso por allí. Cuesta ser anónimo esos días, lo que más anhelo para poder disfrutar de nuevo de ese ambiente. Pamplona se transforma por completo. De una ciudad tranquila, con un ritmo lento durante el día, muy familiar, a ser una ciudad que explota en vida, música, gente en la calle, risas, aperitivos, reencuentros, fiesta.

Los de Pamplona nos hemos sentido siempre muy orgullosos de nuestras fiestas. Sí, muy orgullosas. Eran auténticas. Únicas. Eran diferentes. Hemingway se enamoró de la ciudad, de su gente. Se sentaba en una terraza de la Plaza del Castillo y veía pasar a las peñas, bailar a los mozos y disfrutar a los más pequeños con cabezudos y gigantes. Volvió varias veces y en su libro Fiesta plasmó la esencia de los Sanfermines. Pamplona le devolvió su amor con un busto que hay en una de las entradas a la Plaza de Toros. Lo que no sabíamos es que su amor por los Sanfermines nos pondría en el mapa para siempre. Y nos invadiría de guiris pirrados por descubrir qué es eso tan diferente que hace únicas a estas fiestas.

El problema quizás es que muchos entendieron que para divertirse en Pamplona necesariamente había que ir borracho. Sin respetar a nadie. Y sobre todo y por encima de todo, había que desfasar. Cinco tipos que no entienden ni de fiesta, ni de respeto, ni de amor, ni de convivencia, han puesto una etiqueta más a los Sanfermines. La que nunca quisimos tener. Estos días se ha generado cierto debate sobre cómo protestar por la puesta en libertad de los cinco condenados por La Manada. Se pedía que ellas fueran de negro este viernes, que incluso boicotearan las fiestas no yendo a Pamplona estos días. Error. No es ese el camino. No tenemos por qué dejar de estar donde queremos estar. No tenemos que vestirnos de otra forma para visibilizar que los hombres tengan que respetarnos cuando nosotras estemos de fiesta. Que podemos ir incluso borrachas, sí, borrachas, y vacilarles, torearles pero no por eso estamos pidiendo que nos soben, nos toqueteen, nos violen o abusen de nosotras. Que tenemos el mismo derecho que ellos a divertirnos. Como queramos. Vestidas con escote o sin él, con pantalón (en Sanfermines lo recomiendo por lo sucias que están las calles y por el frío) o con falda. Podemos ir solas por las calles, volver a casa de día o de noche, y hacerlo siempre sin miedo.

A partir de mañana Pamplona acogerá con los brazos abiertos a quien quiera disfrutar de sus calles, de su gente, de su música, de su fiesta. De sus tradiciones. De una forma sana y honesta. Vayan y descúbranlo ustedes. Disfruten, mézclense con la gente. Vayan y cuenten después qué vieron allí. ¡Viva San Fermín! ¡Gora San Fermín!
 
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

35 Comentarios
  • Pinolere Pinolere 07/07/18 12:55

    No he estado nunca ni pienso estar. Me horroriza todo lo que supone,maltrato animal,excesos de todo tipo.........Ahí sale lo peor del ser humano. 

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • juan alvarez juan alvarez 07/07/18 10:06

    ¿No podríais acabar de una vez, eusakaldunas, con esa "fiesta" satánica de sangre llarena?

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Txorigorri Txorigorri 06/07/18 19:19

    Hoy he presenciado el chupinazo por la tele y lo primero que me ha llamado la atención ha sido el color fucsia de las camisetas fiesteras que horas antes eran blancas y que los antocianos del vino no han tardado en teñir. El alcohol forma parte de la fiesta y parece que no nos sabemos divertir sin él. Estoy convencido que si los Sanfermines calaron tan hondo en Hemingway no lo fue por su afición a los toros, sino por su adicción al alcohol (en Pamplona podía emborracharse y pasar desapercibido). En fin, puedo imaginarme unos Sanfermines sin toros, lo que no creo que pueda existir nunca son unos Sanfermines sin alcohol.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • Sancho Sancho 06/07/18 17:26

    Como veo que algunos, especialmente Paco Arbillaga insiste en decir que "puede ser un insulto para alguien, como participante de las fiestas, tratar a los Sanfermines con algunos adjetivos que se han utilizado en ciertos comentarios". Pero creo que haya cada cual y por criticar ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE LO QUE SUPONE EL DAÑO, SACRIFICIO, TORTURA, MALTRATO, ACOSO, Y MUERTE DE UN ANIMAL, EN ESTE CASO EL TORO se sienten, como Paco, ofendidos, tal vez entendiendo que se les critica a ellos personalmente, o entendiendo que se critica toda la fiesta, cuando no es así. Pero nada, sigamos con lo que nos dé la gana entender cuando las cosas se han planteado de manera clara: ¡NO Al SUFRIMIENTO Y UTILIZACIÓN DE LOS TOROS! En cuanto a otras costumbres, gastronomía, fiestas parejas, eventos mil en estos días...nada que decir...
    Un artículo para la polémica de LIDIA FALCÓN, con el que en este caso coincido:

    http://blogs.publico.es/lidia-falcon/2018/07/05/chupinazo-y-barbarie/

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    5

    • paco arbillaga paco arbillaga 06/07/18 18:45


      Me parece que nuestras posturas están claras. Quizás, sencillamente, no estamos de acuerdo, o el que entiende lo que le da la gana eres tú. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      4

  • platanito platanito 06/07/18 07:28

    No he sido de fiestas en mi vida. De niño me aterraba el estallido de los cohetes.
    De joven tenía poca pasta para financiarme los desmelenes.
    De casado las hemos vivido "desde la barrera"
    De viejo me queda el regusto llorar de no haber vivido esas saturnales del desmelene.

    Pero cuando veo que todo lo mueve los encierros, los bailongos, !as charangas, las peñas de limonadas y pañuelos rojos y los ruidosos feriantes. Y para los niños los castillos inflables y los encierros sobre ruedas de bicicleta, me reafirmo en vivirlas al margen.
    Dos de mis retoños huyen de los festejos y la familia del menor son batuqueros hasta la médula. Cómo los gaiteros de siempre, dan placer al público, mientras ellos están de faena. No diré trabajan, porque disfrutan sus sudores.
    Y a los navarrico ps y adheridos de todo el mundo, que sigan disfrutando con sus desmelenes.
    Que un puñado de aire, no descomponga un cesto tripas, decía un tío mío cuando se tiraba un cuesco. Que una manada burros no os estropée el jolgorio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    6

    • paco arbillaga paco arbillaga 06/07/18 07:48



      platanito: «Y a los navarricos y adheridos de todo el mundo, que sigan disfrutando con sus desmelenes.» Opino lo mismo: que el personal se divierta, se desmelene si le apetece, respetando a sus semejantes y su entorno. Esta vida dura tres días y dos deberían ser de juerga, de gaupasa, y el otro de resaca; ¡que cuando esto se acabe, no hay nada!, y si no es así que nos lo demuestren. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      7

      5

      • platanito platanito 06/07/18 09:38

        y que la fiesta continúe!

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        3

  • Jooheras Jooheras 06/07/18 06:10

    Comienzo diciendo que soy animalista acérrimo, y ansío el fin del sufrimiento animal. Y aunque cualquier ocasión es buena para defender la causa animalista, especialmente la fiesta taurina más popular del mundo, creo que en este caso debemos separar ambos temas.

    La esencia de la idea es que todas las situaciones horribles, lamentables o vergonzantes de nuestra sociedad, no eclipsen lo precioso, lo puro, lo genuino e inigualable de nuestro país; España, esa región maravillosa con esas gentes tan puestas a poner a parir cada día cientos de veces, pero a la vez, conocedoras de que pese a todo, vivimos en la mejor región del mundo. El día que sepamos valorar lo segundo, y aprendamos a canalizar lo primero, ese día, seremos imparables.

    Gora San Fermín, y ojalá, algún día sin muerte animal.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    9

  • itnas itnas 05/07/18 20:30

    No sólo es un insulto a la sensibilidad mezclar diversión con maltrato animal, también es un insulto a la inteligencia, como cualquier violencia. Aquí no valen argumentos más o menos bien hilados, aquí se siente la repulsión que provoca por ejemplo la puntilla al toro, o no se siente. Aquí se comprende que el futuro de la humanidad depende de nuestra intima relación con el resto de las formas vivientes, o se continúa como si dichas formas no fueran finitas ignorando la fuerte dependencia que tenemos de ellas. El resultado de dicha ignorancia lo tenemos ante las narices.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    9

    10

    • paco arbillaga paco arbillaga 06/07/18 07:29



      Itnas: «No sólo es un insulto a la sensibilidad mezclar diversión con maltrato animal, también es un insulto a la inteligencia, como cualquier violencia.» Totalmente de acuerdo y también puede ser un insulto para alguien, como participante de las fiestas, tratar a los Sanfermines con algunos adjetivos que se han utilizado en ciertos comentarios. Somos muchísimas las personas que aquí estamos contra las corridas de toros, pasamos de ellas; es más, algunos con cierta edad (y algunos jóvenes que huyen del bullicio sanferminero) pasamos hasta de los Sanfermines. Pero opino que no se debería denigrar TODA una fiesta por una parte de ella.

      Me parece muy necesario que nos cuestionemos nuestra relación con los animales: perros, caballos, gatos, otras mascotas, con los animales en libertad que nos rodean, qué carnes comemos. Pero quizá para llegar a acuerdos de cómo comportarnos con los animales primero deberíamos ser capaces de saber comportarnos entre nosotrxs: «El resultado de (dicho comportamiento) dicha ignorancia lo tenemos ante las narices.»

      «PP, PSOE y Ciudadanos permiten en Madrid y Andalucía que los menores sigan asistiendo a las corridas de toros»: ¡esa es la cuestión! (quizás). Un maravilloso detalle de los Sanfermines que hoy comienzan: ¡quiénes tiran hoy el txupinazo! Osasuna2 salu2.


      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      6

      • paco arbillaga paco arbillaga 06/07/18 08:27


        «Con la motxila, al mundo: 'Diremos que no somos diferentes'»:

        http://www.noticiasdenavarra.com/2018/07/06/especiales/sanfermines-2018/con-la-motxila-al-mundo-diremos-que-no-somos-diferentes

        ¡Aúpa, chavalxs!

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        5

  • bidebi bidebi 05/07/18 12:10

    Identifándome bastante con lo que dice Atea, se entiende también la defensa de lo propio que hace Helena. Viene a decir que separemos lo malo que contamina la fiesta para quedarnos con lo bueno que la hace grande.
    El problema de estas defensas es que separando, separando, apartando, apartando, ¿qué nos queda de la “fiesta”?. (Por supuesto que no quiero decir que violar mujeres sea un ingrediente de la fiesta).
    Debemos de reconocer que en este peculiar estado no se entiende la fiesta sin tres ingredientes imprescindibles : Tortura animal+alcohol+sexo gratuito. Los tres elementos están ligados entre sí y nos llevan a la DESINHIBICIÓN. Lo que llamamos fiesta es principalmente eso, dar vía libre a los deseos. Lo que en muchas personas conlleva retirar el respeto a los demás. Y para ello se utilizan a los animales irracionales mediante su tortura que satisface a demasiados y se utiliza a las mujeres desde una superioridad física para producir placer inmediato. Para que todo ello no nos produzca mala conciencia y para que nos atrevamos a hacerlo nos emborrachamos. Entonces es cuando todo vale. Estamos en fiestas.
    “Fiesta” es fundamentalmente “desmadre” de lo habitual, de las reglas impuestas.
    Es evidente que los sanfermines no hubieran alcanzado fama mundial, aparte de algún libro, si la fiesta fuera comprar churros o montarse en los tiovivos. De la misma forma que a España no vendrían tantos millones de turistas si no hubiera un sol abrasador, alcohol muy barato y mucho puterío. A no ser que pensemos que Ibiza está abarrotada por sus bonitas calas.

    Responder

    Denunciar comentario

    16

    18

  • paco arbillaga paco arbillaga 05/07/18 11:06



    En Pamplona o en Ventorrillo de Arriba, en cualquier parte del mundo, cualquier excusa debería ser motivo para pasar un buen rato, para compartir alegría y diversión con los demás, y no divertirse a costa del sufrimiento o maltrato de nadie.

    Uno no tiene ¿la suerte? de creer que habrá otra vida con todos los goces imaginables así que procura pasar esta de la mejor manera posible y deseando que de igual manera lo hagan sus semejantes.

    Mañana por estas tierras hay un buen pretexto para olvidarse de las penas mundanas (por ejemplo: esta noche ha fallecido un buen amigo mío, compañero de colegio). Así que ¡viva la vida!, ¡viva la juerga! Osasuna! Agur!


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    4

    11

    • M.T M.T 05/07/18 12:00

      Siento, Paco, esa triste noticia que comunicas de la pérdida de un amigo.
      Un abrazo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

    • aitona aitona 05/07/18 11:54

      Siempre duele perder un ser querido, en su caso Sr. Arbillaga, su buen amigo. Desde nuestra querida Iruña le deseo disfrute de tantos y tantos actos que tienen lugar en la vieja Iruña que no solo son encierros y corridas de toros. Mañana almorzaremos en Rinaldi (en el Tomeu) y brindaré por su amigo y por usted Paco Arbillaga. El promedio de edad de la cuadrilla ronda los 70 y pico años. Besarkada bat eta osasun.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      5

      • paco arbillaga paco arbillaga 05/07/18 16:39



        aitona: Bai! Eskerrik asko, lagun. Osasuna!





        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • MASEGOSO MASEGOSO 05/07/18 10:02

    Sra. Rosano:

    He tenido la fortuna de conocer su Pamplona. No en Sanfermines, lamentablemente.

    Una ciudad acogedora con personas que muestran su orgullo de pamplonicas y navarros y que, ante todo, muestran esa hospitalidad navarra que caracteriza a las gentes de bien.

    Pamplona se hizo famosa gracias Hemignway es cierto, pero Pamplona es famosa por sus habitantes, por esas personas que a diario deambulan por sus calle, plazas y excepcionales jardines y que con el amor a su ciudad hacen que esa fama, efímera, de un escritor quede relegada a la mínima expresión .

    Fiestas, toros y alcohol son, aparte de otras sustancias más nocivas, la descarga de rutina, cotidianeidad, esfuerzo laboral, etc. de una población que, en estos siete días ve incrementada su población en un considerable número de visitantes que, aparte de dejar un beneficio económico alto se despide de Pamplona con “un hasta luego” en lugar de un adiós.

    A quien nos gustan los encierros sabemos que el toro va asustado, como comenta Sancho pero no tan asustado como el que corre a su lado por la simple razón de ser cuatro o cinco veces más endeble y frágil y ¡¡¡¡cómo disfrutan con ello!!!!.

    Así, pues vamos a dejar que la fiesta de San Fermín de los Navarros cumpla su objetivo y diversión, toros, bares, etc. sirvan sólo para eso y no para atraer a malnacidos que son , por escasa cultura, ajenos al respeto que debemos a nuestr@s projim@s.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    5

    14

    • Sancho Sancho 06/07/18 00:05

      Eso, MASEGOSO, dejemos correr la fiesta y dejar de dar la vara, los toros que se jodan, y los demás a beber y a comer y a divertirse, y ni puto caso a los amargados antitoros, que no hacen más que tocar los güevos...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

    • MASEGOSO MASEGOSO 05/07/18 10:16

      Este cømentario está dedicado a Paco, Blanqui y Miguel sin cuya ayuda mi visita a Pamplona y Navarra no hubiese sido tan emocionante. Gracias a ellps.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      2

      3

      • M.T M.T 05/07/18 10:46

        Te respondo a ti Masegoso para unirme en ese saludo cordial a Helena, autora del artículo,a Blanqui, Paco Arbillaga y otros tantos navarros, pamplonicas conocidos, con el deseo de que disfruten todos y todas su fiesta como gusten.
        La Manada, no es la fiesta.
        Cordialmente, felices fiestas, felices sanfermines.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        3

        8

        • paco arbillaga paco arbillaga 05/07/18 17:13



          M.T: Ya lo ves, parece complicado desear a la gente que pase unas buenas fiestas. Divertirse, entretenerse con la gente, no a costa de la gente, puede ser de lo más revolucionario.

          Quienes tenemos una edad aguantamos en este país allá por los años 40-50 ejercicios espirituales, misiones y congresos católicos por todas las ciudades, y ya solo nos falta que ahora en la vejez prohíban o coarten a unx divertirse como le apetezca, y por supuesto sin molestar a nadie. Que cada cual se divierta como le agrade, como si quiere estar todo el día con juegos electrónicos, ¡pero que no obliguen a nadie a divertirse de tal o cual manera! Gracias (y a Masegoso) por tus buenos deseos. Osasuna2 salu2.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          5



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.