x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

¿Oportunismo o solidaridad?

Publicada el 12/07/2018 a las 06:00 Actualizada el 11/07/2018 a las 19:10
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Es un placer poder contar buenas noticias: no suele ser lo habitual en nuestro oficio. Nunca te llegas a acostumbrar a contar sucesos trágicos, asesinatos terribles, pero cuando tienen final feliz, entonces sí agradeces ser periodista y poder ser portador de buenas noticias, de esperanza.

Durante dos semanas todos hemos vivido con el corazón en vilo, pendientes de esos doce niños atrapados en una cueva con su entrenador. Primero cuando les buscaban, después cuando les localizaron, agachados en un montículo casi tres kilómetros adentro. Llevaban 10 días sin comer, ni ver, ni apenas beber agua. Esperando. Pacientes. A oscuras, con los pies llenos de polvo y alguna herida. No había dejado de llover y seguramente el ruido del agua cayendo fue su peor compañera. Sabían que cuanto más lloviera, más difícil sería localizarlos. Por eso recibieron a los primeros buzos con una sonrisa. Y con la misma paciencia con la que aguantaron esos 10 días, esperaron a que les dijeran cuándo y cómo les iban a sacar de allí.

Doce chavales y un entrenador que seguramente en una pésima decisión, se refugiaron en esa cueva para protegerse del chaparrón y que generaron una ola de solidaridad y de ayuda internacional. El mundo entero vivía pendiente de lo que ocurría allí. Cientos de cámaras y corresponsales de la zona se desplazaron hasta la falda de ese monte y contaron minuto a minuto lo que estaba pasando, cómo se diseñaba el operativo de rescate, cómo les hacían llegar los primeros alimentos, cómo se discutía cuál era el mejor método para recuperarlos a todos. La operación era complicadísima, había mil impedimentos: zonas anegadas por el agua, trayectos impracticables incluso para los buzos más experimentados, falta de oxígeno, falta de luz, cansancio, nula preparación física de los pequeños. Pero allí había mucha gente dispuesta a hacer lo que fuera necesario para que esa historia tuviera un final feliz. Y se logró.

Durante días muchos nos preguntábamos por qué el operativo de rescate se estaba retrasando. Había que confiar en la experiencia de quienes viven allí, de los que han estado en esas cuevas, de los que saben cómo son los accesos. Se planteó perforar la montaña, incluso dejar a los críos allí un par de meses hasta que pasara la época de los monzones. Ambas decisiones muy arriesgadas.

¿Pero todos intentaron sumar su experiencia y sus ganas? ¿O algunos vieron la oportunidad para posicionar su marca? Muchos se preguntan si la ayuda que ofreció el presidente de Tesla fue desinteresada y humanitaria o si realmente vio la oportunidad de conseguir publicidad gratis. Durante días estuvo publicando en sus redes cómo estaban probando una nueva tecnología de su marca capaz de sacar, en teoría, a los chavales de la cueva. Una cápsula que empujada por dos buzos aislaban a los pequeños. Con esa cápsula se fue hasta la entrada de la cueva. Le dijeron que no la necesitaban pero él la ha donado por si en el futuro les sirviera. Sólo su conciencia sabrá con qué interés lo hizo. Lo que sí sabemos es que los que los sacaron, los buzos, se jugaron la vida sólo por la sonrisa de esos doce niños.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

10 Comentarios
  • Jooheras Jooheras 12/07/18 21:16

    Ojalá todos los oportunismo tengan esta capacidad de generar cosas positivas.

    Y añado, prefiero que los dueños de las principales empresas punteras, sean como el de Tesla, y no tanto como los Rockefeller

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Queso Tierno Queso Tierno 12/07/18 12:59

    ¿Y si lo dejamos en solidaridad oportunista? Solo son juegos de palabras. Yo lo veo como una oportunidad para el mundo de lavar las conciencias y donde Tesla, los niños, los buzos, Tailandia, periodistas y el resto solo son actores en la representación de ese lavado. Unimos nuestras conciencia y angustias en una colectividad desgarrada por un hecho súper publicitado que acaba con un suspiro colectivo de descarga y alegría, mientras millones de niños viven en situaciones extremas de pobreza, abuso, violaciones, migraciones, muerte por guerras e inanición y como no sale en los telediarios ni en las portadas de los periódicos no existen, ni tienen lugar ni hueco en nuestras conciencia. Lo sabemos. Está ahí, pero miramos para otro lado y nos refugiamos en situaciones como la de Tailandia para sentir que sí, que somos humanos, que nos preocupamos y que este mundo, en el fondo, no es tan malo.
    Vivimos en un mundo cruel, violento, corrupto y deshumanizado. Devastamos nuestro entorno y millones de personas son sacrificadas en una barbarie colectiva, mientras descansamos con ojeras de burro en nuestros paraísos occidentales. Suplicamos en lo recóndito de nuestras almas que no cambie la situación y damos gracias de que hechos como el rescate de la cueva nos permitan mantener durante otro pequeño margen de tiempo nuestras adormiladas conciencias.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    14

    • frida56 frida56 12/07/18 16:01

      Todo eso que expones muy bien,Queso Tierno,es ciertísimo,pero no nubla un ápice el instante de felicidad! Piensa que fuera un hijo tuyo...ni toda la miseria del mundo,que es demasiada,te podría quitar la inmensa alegría de verlo sano y salvo...estarías agradecido a todos,incluso a dios,del que no hay ni referencias aproximadas de que exista. Saludos muy cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • Queso Tierno Queso Tierno 12/07/18 19:30

        Sabes que no se puede abarcar todo en un comentario. No soy impermeable a la angustia creada y a la satisfacción por la solución de este caso. Me congratulo con sus padres y allegados, pero no empaña el hecho de que gobierno, empresas y demás se centran en él por lo peculiar de la situación y la escasa y abordable necesidad de medios para su solución. Produce los ingredientes correctos para un baño publicitario de solidaridad, como indica el artículo. Pero los mismos protagonistas apartan la mirada cuando son hechos rutinarios que ocurren en el día a día, que afectan a vida y salvación de millones de personas, por ser su solución tremendamente costosa, casi inabordable sin acuerdos entre naciones y de dudosa publicidad favorable.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        5

  • Javoto Javoto 12/07/18 10:37

    De los oportunistas nadie se acordará en unos meses,y es lo que debemos hacer. A quien no debemos olvidar es a los buzos,unos, altruistas(los voluntarios internacionales),otros, profesionales(militares de la armada tailandesa)que han arriesgado su vida en una empresa que hasta a ellos se les antojaba prácticamente imposible. No cejaron y a pesar de trabajar contra el reloj e
    incluso perder a uno de los buzo. Lo consiguieron en tiempo récord y con todos los "jabalis" a salvo,contra todo pronóstico. ELLOS SON LOS AUTENTICOS PROTAGONISTAS DE ESTA HISTORIA Y LOS NIÑOS Y SU ENTRENADOR LOS AUTENTICOS HÉROES. Agur.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • R2os R2os 12/07/18 10:15

    Lo peor en esta vida es la inaccion , de la noticia de Tesla lo unico que vale es que se pusieron en marcha sin que se lo pidiera nadie para encontrar una solucion al salvamento de los niños, que les da publicidad pues parece un efecto lateral tambien bueno.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • TOTOFREDO TOTOFREDO 12/07/18 09:47

    Siempre que hay "pasta por medio" la pregunta es muy conveniente, y probablemente cubre ésas dos opciones "solidaridad y oportunismo".

    En España ya hemos tenido una controversia similar cuando Amancio Ortega "donó los 300MM€ para la Sanidad", era "oportunismo-solidaridad" ???, yo diría que ambas cosas. Yo creo que lo primero es que pague los impuestos que le toquen en España y luego, si quiere, que done lo que le dé la gana, Amancio y otros, que pasta lo que se dice pasta, tienen para vivir 4000 años a todo tren...

    El dueño de TESLA y los de otras muchas grandes-medianas y pequeñas empresas, tienen infinidad de oportunidades de ser solidarios, "empezando por sus trabajadores que son los que les han hecho muy ricos en infinidad de ocasiones", luego que paguen sus impuestos "sin ampararse en triquiñuelas legales", y si además quieren ayudar a quién les dé la gana, que lo hagan.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    10

  • frida56 frida56 12/07/18 02:55

    Disfrutemos intensamente de que algo maravilloso ha sucedido: los niños y su profesor están a salvo! Yo no veo la necesidad de hacerse planteamientos que nublen este momento. Antes de que salieran todos de la cueva,ya se leían opiniones acerca de la culpabilidad del profesor y de su consabida responsabilidad. No lo movió una mala intención,ayudó a mantener equilibrados a los niños; los padres (y más que ellos,nadie va a quere a sus hijos) le enviaron una nota exhortándolo a que no se culpara. El gobierno tailandés no se si tuvo o no mejores o peores intenciones :los sacó de allí,puso todo los medios para ello y lo hizo con solvencia. El presidente de Tesla tendrá o no conciencia,no está en nuestras manos saberlo,pero igual hubiese sido necesaria la máquina y allí estaba y allí quedó para futuro. Somos un país donde todo el mundo piensa mal del otro hasta que no se demuestre lo contrario,y si se demuestra...ya veremos! Por una vez,quedémonos con el aspecto humano,feliz y eficiente!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Janubio Janubio 12/07/18 00:39

    Estos niños han sido realmente afortunados. Probablemente los miles de millones de ojos que han seguido el proceso han ayudado a que el gobierno tailandés haya echado el resto para ganarse un cierto prestigio ante el resto del mundo. El periodismo ha contribuido positivamente y de los oportunistas que hayan intentado exhibirse nadie se acuerda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Kovacs Kovacs 11/07/18 22:42

    Los buzos son unos héroes y merecen ser tratados como tales, pero sus motivaciones son de cada uno, igual que las del presidente de Tesla, igual que las de todos. Especular sobre eso en este caso es puro oportunismo periodístico. Lo importante es que arrimen el hombro.

    Empecemos si no a cuestionar también la buena voluntad de los profesionales de los medios privados, presentadores, redactores y corresponsales de guerra, porque el principal objetivo de sus empresas es ganar dinero con la publicidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.