x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

Votante conservador, una de las dos derechas ha de helarte el corazón

Publicada el 07/08/2018 a las 06:00 Actualizada el 06/08/2018 a las 21:08
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“Si llamas a un cirujano de hierro, no usará un bisturí, sino un puñal.

Decía el premio Nobel de literatura T. S. Eliot que a un crítico que además publica sus propias obras no hay que juzgarlo por lo que dice de los demás, sino por lo que él escribe. Tenía razón el autor de los Cuatro cuartetos y La tierra baldía, porque sin duda no hay sistema de medida más fiable que el comportamiento, ese territorio donde lo que se hace confirma o desmiente lo que decimos y en el que se ve a las claras la diferencia, a veces insalvable, que hay entre predicar y dar trigo, entre dar consejos y dar ejemplo.


En nuestra política sobra grandilocuencia y falta coherencia; a los líderes de los partidos se les llena la boca de banderas y luego pasa lo que pasa y comprobamos que por la boca no sólo muere el pez. No hay más que fijarse en tantos como compaginan ser patriotas y evasores fiscales a un tiempo. Ya lo dijo Ramón Gómez de la Serna en una de sus greguerías: “Carterista: caballero de la mano en el pecho... de otro”.


El nuevo jefe del Partido Popular da la impresión de ir camino del banquillo, es decir, que de momento cumple lo que prometió en su campaña: lo suyo es una vuelta a las esencias. La jueza que ha instruido el caso de sus estudios sospechosos, ha llegado al final de su trabajo, que acaba donde empiezan los muros del Tribunal Supremo, al tratarse de un aforado, convencida de que existen “indicios racionales de criminalidad” en su actitud; o dicho en plata, que pudo cometer delitos de prevaricación y cohecho si queda demostrado que el título fue un regalo y su expediente académico está más trucado que una escopeta de feria. ¿Por qué lo hizo? A esta gente le gusta hacer ruido y darse importancia, así que engorda su currículum como quien le quita el silenciador a la moto para llamar la atención mientras cruza las avenidas.


“Lo que me han hecho a mí, no se le ha hecho a nadie en este país”, se quejó ayer Casado. Pues mire, dos veces no, una porque en el Congreso, el Senado y el resto de las instituciones se lo ha hecho su propio partido a muchas y muchos, propios y ajenos; y otra, porque en su propio máster hay, al menos, tres compañeras, dos de ellas vinculadas a la calle Génova, investigadas por causas calcadas a la suya y una ya ha reconocido que ni apareció por clase, ni entregó trabajo alguno, ni se la examinó. El resto no sabe ni contesta, se ha olvidado de todo y no guarda documentación de ninguna clase. Vamos, que sostienen que, blanco y en botella: macarrones.

El catedrático que dirigió sus pasos se ha negado a declarar, y una docente imputada por falsificar las notas de los alumnos, afirma no haber visto en su vida a Casado, ni en las aulas, ni en los pasillos, ni en la biblioteca, ni en la secretaría, ni tan siquiera en la puerta de entrada. A ver si es que no iba por allí.

Lo que sabemos a día de hoy es que le pusieron un sobresaliente y que él enseñó a la prensa un supuesto trabajo de investigación del que no se conoce más que la portada, así que debajo igual puede haber un ensayo sobre las tortugas de las Islas Galápagos que un tebeo de Zipi y Zape.

Hace poco, decíamos que lo más difícil de analizar en el combate de Ciudadanos y el PP -votante conservador, una de las dos derechas ha de helarte el corazón-, iba a ser distinguir quién era Rivera y quién Casado. Puede que, dentro de poco, el problema haya desaparecido, porque uno de los dos ya no esté ahí.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

44 Comentarios
  • antoniof antoniof 11/08/18 16:57

    Para intentar quitarles ese tufo de cortijeros, creo que sólo cabe quitarles los másteres y obligarles a pasar un año Erasmus con los partidos nordicos de derechas . A ver si aprenden a respetar a los ciudadanos (antiguos subditos)

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    6

  • Trashumante Trashumante 09/08/18 16:39

    Esto del máster de Casado no es sino una pequeña prueba de cómo las clases privilegiadas de España (la iglesia, la derecha económica, política, judicial, empresarial, etc.) han utilizado las instituciones y las posibilidades para su propio beneficio y gloria, también de sus amigos y familiares. Y, de puertas para fuera, mucho patriotismo y mucho golpe de pecho y una denodada resistencia a que otras clases (léase la izquierda) les quiten sus privilegios. Con sus cómplices mediáticos y con la poca madurez democrática de una parte de la ciudadanía, llevan mangoneándonos siglos. Ante eso, las "izquierdas" se mosquean y se dividen y se pelean de cuando en cuando por un quítame allá esas pajas, otra prueba de la falta de madurez y de sentido histórico de estas izquierdas y de la persistencia de la derecha en la trinchera contraria. Triste triste.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    27

  • jamonfresco jamonfresco 09/08/18 15:01

    Entre la izquierda crece la emoción por ver a cuál de los dos se le hiela antes el corazón, deseo que sea a los dos a la vez, pero lo creo imposible porque ni Rivera ni Casado tienen corazón; solo tienen sucia ambición y una gran miseria moral y política. Dos negros ejemplares de españoles retorcidos, malvados e ignorantes.
    Ahora con Sánchez engreído e Iglesias desaparecido por un gran motivo y razón, solo queda por ver quién de los dos Risado o Cavera muerde antes el polvo de su bien merecida extinción

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    24

  • Ataio Ataio 09/08/18 00:36

    Última hora!! Casado tiene ya 4 espinillas. Por lo que mejoran sus expectativas en su denodada competición virtuosa con Rivera .
    La información y denuncia ( si cabe ) de la vida y milagros de nuestra impresentable derecha, no solo es necesaria y loable, sino que sin ella no se daría el progreso que muchos anhelamos.
    Ahora bien, centrar nuestra atención en ella es cuando menos SOSPECHOSO. Que pretendemos? hacerla tan poderosa que el MIEDO nos paralice .
    Por muy fuerte que sea la derecha, la UNIDAD de la izquierda siempre la vencerá. Luego hemos de poner el énfasis y toda nuestra atención ( personas de izquierdas y progresistas ) en dicha unidad.
    Si la prudencia (que no miedo ) y el sentido e interés común nos guía tenemos que primar los problemas de la gente ( paro, sueldos, sanidad, educación, feminismo, jubilaciones....etc) sobre cualquier consideración.
    Hay que ser rebeldes y valientes, no sumisos y timoratos.
    PD: el PILAR de la unidad de acción es el que hará que la derecha pierda su poder. No confundamos ni nos confundamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    14

  • DUPAIN DUPAIN 08/08/18 09:27

    A Máster Man le están temblando las piernas. Está sudando la gota gorda y no por la ola de calor exactamente. Ha sido muy bien educado por antiguos miembros del Partido Podrido, como Aguirre, y no olvidemos su musa Aznar. Desconocen lo que es la democracia y no van a dimitir jamás. Mentirá hasta la saciedad es lo que le han inculcado.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    30

  • Jose Luis77 Jose Luis77 08/08/18 01:43

    Desgraciadamente, el supremo controlado por la derechona, no le imputará, así como la universidad ha archivado el caso de la licenciatura milagro de Casado, 7 años para aprobar media carrera de Derecho y en tres meses y con buenas notas, la otra mitad, claro que a la Cardenal Cisneros llamó la reina de las ranas para que cuidaran a su " bebe" neoliberal, que no tenia carrera y mire usted, en este partido todos somos la hostia con mil licenciaturas. Lo siento Benjamin, pero todo quedará en "agua de borrajas" como dicen en mi pueblo. Y los estupidos de los obreros, seguiran votando a este tardofranquista partido. Y nuestros hijos luchando para sacarse una carrera y marchar a la emigración. Asco de pais,disculpa que sea tan pesimista, pero estoy muy cabreado.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    47

  • pepelebrato pepelebrato 08/08/18 00:23

    Fiel a sus esencias. Coherente. Irreprochable. Mentiroso y corrupto. Facha. Machista. Prepotente. Quise decir, del PP. (Partido Podrido) (Partido Procesado) (Partido Porrupto).
    El mejor favor para los que nos consideramos de izquierdas es que siga, y no se vaya. No me quiero perder el espectáculo de su caída.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    32

  • Retornado92 Retornado92 07/08/18 22:52

    Este parece aún peor que la Cifuentes...Vaya ganaOOO!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    21

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 07/08/18 21:56

    Este Casado parece un ful de Istambul!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16

  • Cobas Cobas 07/08/18 16:23

    El comisionista d e Libia, el sr de la guerra de IRAK, también tiene un Manster en esta universidad, será limpio. Por cierto Casado tiene que saber algo del comisionista AGAG, (Ave Barcelona, Libia, etc.) si no de que va atener tanto dinero.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    39



Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.