x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Si quieres que tu hijo coma manzana, come manzana

Publicada el 19/09/2018 a las 06:00 Actualizada el 18/09/2018 a las 19:54
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

La frase que da título al artículo me la dijo el pediatra y es una de las mayores enseñanzas que he recibido sobre la educación y los niños. Cuento esto porque llevo varios días dando vueltas alrededor de lo que significa ser ejemplar y todo el asunto de la universidad y porque, en una conversación entre amigos, se comentaba que quién, siendo honestos, no ha engordado su currículum. Tarareo aquella canción de Silvio Rodríguez: “porque no cuesta nada mirarse para adentro”. La expresidenta de la Comunidad de Madrid respondió con prepotencia y mintió en modo selfie mirando directamente a cámara (recuerden: no me voy, me quedo), pero la ex ministra de Sanidad estaba haciendo algunas cosas que gustaban y desató en la conversación una especie de #Cuéntalo de la falsedad curricular.

Lo primero que me digo es que, bueno, ellos, las personas con las que hablaba, no son políticos ni tienen cargos públicos. Ya está. Respiremos. Pero no es tan sencillo. A lo mejor son profesores de Educación Primaria. Dónde empieza a dar igual que uno ponga que de aquel curso que comenzó nunca entregó el trabajo final pero brilla como formación académica en el currículum. Recuerdo cómo, pagando 80 euros en una plataforma educativa, conseguías sin grandes esfuerzos puntos fáciles (que no baratos) para las oposiciones a profesor de Secundaria en los institutos. Compra-venta de mejores opciones. La ejemplaridad, que no es más que la capacidad de dar ejemplo, de servir de ejemplo, dónde debe comenzar. Hemos asumido que la pícara costumbre de no ser fieles a la realidad ni con nuestra propia biografía es lo normal hasta en las más altas instancias. Empiezo a verlo más claro: la ejemplaridad comienza con el primer mordisco a la manzana.

Este debate público que nos ocupa ahora diariamente me interesa y me aparta y no va a terminar rápido. Mientras miramos boletines de notas, algo más está pasando adentro. ¿Acaso no sospechábamos ya que no fueron los primeros de la clase? ¿Que no están ahí precisamente por ser el ejemplar perfecto? Que necesitaron, para justificar su arribo a nuestras cortes, algo más que refrendara la toma de decisiones correctas en el momento adecuado o que se cobijaran bajo las sombras pertinentes. Que trabaron posteriormente su aterrizaje en los cargos. Tengo la sensación de que, picando la fachada, estamos viendo la ruina del edificio que ya intuíamos. Un edificio que fue pintado sin hacer nada por la podredumbre de sus estructuras. Y no hablo de la universidad.

Me asombra también que ninguno de los políticos que han dimitido en los últimos tiempos, sea cual sea su razón, haya pedido perdón a los ciudadanos. Me asombra y me preocupa. Máximo “algunas irregularidades” de las que se lavan las manos. Esos latentes “todo el mundo lo hacía” soltados como excusa adolescente que nos van anestesiando poco a poco. A día de hoy, nadie nos ha mirado de frente para decirnos: estos casos no deben romper vuestra confianza en la universidad, la educación no es un negocio, aquí no hay trueque de intereses. Confiad en que nosotros somos casos aislados, ¿lo son?

Ninguno de estos políticos ha puesto el punto de mira en los esfuerzos que profesores y estudiantes han hecho durante la crisis para mantener el prestigio de sus titulaciones. Ninguno ha pedido intolerancia total ante estas prácticas. Nadie habla de las precarias plantillas docentes e investigadoras. No se habla del desprestigio que están sufriendo las Ciencias Sociales gracias a los nombres y apellidos que abrazaron el trato de favor. Nadie cuenta que, en la Universidad, a veces, no tienen ni papel para repartir en los exámenes. Quienes hemos hecho algún máster con afán de especializarnos, sabemos que puede ser un grado exigente y cualificado que fomenta el esfuerzo, el sentido crítico y el compromiso con la investigación. Pero queda claro que no todos fueron así. Esto va para largo.

No deseo que ningún político venga a darme lecciones de honestidad, esas ya me las dieron mi madre y mi padre mordiendo su manzana. Vivimos un momento donde la moralidad social y la ética política no forman solo parte de la vida privada, son la demanda de una sociedad cansada de soportar rupturas de confianza, ahogada de leer corruptelas. Cómo defender una educación pública de acceso universal si hay una abisal diferencia entre la doctrina que defendemos y nuestro ejemplo.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

6 Comentarios
  • luzin luzin 19/09/18 11:50

    Claro y como todos somos culpables lo pagamos entre todos, con los impuestos de todos ... y el pobre sr. Enrique Álvarez Conde es la "victima" de la falta de ética de los ciudadanos que quieren títulos a saldo... vamos para descojonarse de los falsos-rojillos que siempre limpian a sus jefes y trincones acusando al vulgo de las practicas cotidianas de los poderosos ... Valga como ejemplo de comportamiento lo que hoy publica el País sobre el "jefe" de los masteres de los políticos: https://elpais.com/politica/2018/09/18/actualidad/1537265884_539267.html

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • HEREJE HEREJE 19/09/18 10:21

    En nuestro país hay una justificación que sirve a todo el ,mundo y prácticamente TODOS utilizan: "Lo hace todo el mundo". Con eso quedan limpias todas las conciencias. Si pirateas películas, libros, música o TV, no pasa nada porque "todo el mundo lo hace". Si defraudas a hacienda, eres muy listo porque si no lo haces, eres idiota. Si consigues algo por enchufe, eres más listo que los que no lo hacen y, "si estuvieran en tu lugar todos lo harían". El problema es que, como señala Aroa, los niños comen esa manzana envenenada en su casa y presumen en el colegio de que sus papás son más listos que los pringaos que no lo hacen. Afortunadamente yo conocí en mi juventud a gente que no vinculaba moral con religión ni ética con la habilidad para que no te pillen. Aunque todos lo hagan, si tú lo haces eres un chorizo y un asocial. La justificación de "lo hice porque si no, haría el tonto" es falsa y torticera y solo encubre a un caradura más, y de esos estamos sobrados.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • CinicoRadical CinicoRadical 19/09/18 09:59

    Alguna mejora hay,no hace mucho salían impunes.
    + Quijotes
    - Pillos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    1

    • luzin luzin 19/09/18 10:25

      Otro chiste ... tal vez no se acuerde, hubo un tiempo que cuando estabas parado y hacías cursos de formación te pagaban ... sí falsos-rojillos, te pagaban, y claro que había corruptelas, algunos altos cargos del INEM hacían reformas de sus chaletes gracias a los cursos de albañilería ... después de dieron cuenta que las pesetillas que daban a los parados estaban mejor en manos de sindicatos y organizaciones empresariales, además con el pago obligatorio de la formación al descontártelo en la nómina de fin de mes. Bajo el argumento de que los parados se hacían vagos cobrando estos grandes padres de la patria se hicieron con la "tostá" ... Y cuando el negocio proliferó se dieron cuenta que fácil era trincar, y todo legal y muy legal, ... obligaron a los funcionarios de todo pelo a participar en cursos de formación, bastaba con incluir pequeños complementos en sus nóminas para tener cientos de miles de clientes en su basura formativa, ampliando sus redes de clientes como miles de colocados dando cursos de mierda, auténtica basura intelectual ... ampliaron los clientes cautivos a opositores, interinos, .... de todo pelo, para ello bastaba que la formación puntuara para la contratación ... y aquí estamos queridos amigos falsos-rojillos ... según algunos mejorando ... pues eso, ale, a joderse y seguir votando ...

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5

  • luzin luzin 19/09/18 09:26

    Esto es de alucine ... ¿pero quién hace las leyes, las reglas, las normas? ¿Quiénes establecen las puntuaciones para plazas públicas? ¿Quiénes ponen las normas para establecer masteres, doctorados o cursos de lo más variado? Ahora parece que los maestros de primaria son los corruptos, cuando lo que hacen es verse obligados a participar con unas reglas tramposas y choriceras, donde los de siempre: sindicato, iglesia, partidos, empresas, ... vienen a trincar a degüello organizando "basura intelectual" de lo más variado, extendiendo sus redes clientelares tanto dentro de la estructura pública como en sus anexos.
    El doctor Sanchez se aprovechó de su condición de parlamentario y su medra dentro de la estructura partidista, en la que milita desde jovencito, para "asaltar" una plaza de profesor universitario tras su mala experiencia al no salir como diputado tras la debacle zapateril. Cifuentes, Casado, montón, ... se aprovecharon de un chiringuito estatal, donde los profesores recibían pluses por número de alumnos y por conseguir subvenciones públicas, 400.000 euros de la gran intelectual Aido para el "master de género". Una auténtica porquería ... o la porquería de la corrupción sindical con su multitud de cursos falsos, vacios, sin contenido, ... donde consiguen corromper a la mayoría que participa con su facilidad para conseguir puntos, claro que el sindicato y sus dirigentes trincan y además consiguen afiliados ... claro que al final tenemos los sindicatos que tenemos y así nos va a los currelas ...
    Porque la verdad, hoy en día es difícil encontrar a alguien que no esté pringado en la "cadena de favores", y menos en los medios de comunicación donde de una forma o de otra siempre se mandan mensajitos a favor de la casta dominante y trincadora ... y este artículo es un claro ejemplo, que mejor que la manzana, ya es historia. Yo me quedo con Alan Turing y su manzana ...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • pepelu. pepelu. 19/09/18 07:24

    Si alguna vez te encuentras con algún político, de los que presumen de “Master” y te confiesa que también a él se lo ha regalado la URJC por su condición de político, sobre todo si pertenece al PP. te diría “es que si no te aprovechas, te llaman gilipollas” con lo que demuestran ser mas listillos que honrados. Y presumen de ello.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

Lo más...
 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.