x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Una victoria póstuma

Publicada el 10/10/2018 a las 06:00 Actualizada el 09/10/2018 a las 20:59
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

A veces, pienso que la gente que ha nacido a partir del año 2000 sabrá muy poco del dictador que robó a España cuarenta años de democracia. Porque oirán su nombre y poco podrán decir del hombre que dio un golpe de Estado para imponer un régimen militar y católico, personal y reaccionario, censor y que fusiló a personas por sus ideas hasta 1975. Qué podrán leer acerca del personaje si lo más reciente que retengan sus retinas es que lo enterraron en el centro de Madrid, en la catedral, que se gritó “Viva España”, que hubo cañonazos y quién sabe si algún brazo extendido y qué más nos puede tocar ver.

Si todavía en televisión se permite decir a un director de periódico que solo se mataba si el otro tenía manchadas las manos de sangre y aquí no pasa nada. Si se edulcoran las ficciones sobre él. Si sus torturadores celebran el día de la Policía en comisarías, copa de vino en la mano. Qué van a recordar si en los libros de texto no se llama a las cosas por su nombre, si se estudia el franquismo en lugar de la dictadura. Si en la prensa se escribe sin pudor “generalísimo”, ese exagerado término militar relacionado directamente con los regímenes autoritarios y que él mismo se adjudicó. Si utilizamos palabras que significan líder, guía, conductor: palabras que también significan Führer. Si todavía hay pueblos que llevan el “del caudillo” detrás. Si las heridas aquí se remueven siempre sobre la misma carne. Si todo esto es ya historia antigua, siglo vencido.

Yo nací en democracia, pero aún podías ver el rostro gris de algunas de sus fuerzas por la calle. Había en primera línea política ministros del régimen cuyo nombre formó parte de los consejos donde se firmaban sentencias de muerte. Cómo no voy a interesarme si mi abuela me contó directamente a mí cómo temblaba bajo la mesa cuando escuchaba las detonaciones sobre el Tajo. Si me habló del hambre. Recuerdo a un locutor de radio no hace tanto cuestionando a un político joven, preguntándole en base a qué podía dar lecciones de democracia. ¿Deberíamos callar los que no vivimos aquello? La respuesta a esta pregunta, para mí tan evidente, es una falacia de conclusión irrelevante si se desautoriza a todo aquel que condena o cuestiona un hecho sin haberlo vivido en carne propia. Forma parte de una propaganda que, sobre todo últimamente, ya no siente vergüenza en pronunciarse en alto y que está llegando a situaciones esperpénticas como lo puede ser la ubicación de los restos de Franco en la catedral de Madrid.

La familia del dictador ha solicitado que los huesos de Franco se trasladen a la cripta de la Almudena cuando sean exhumados del Valle de los Caídos, así como honores militares en el acto. Sería una insensatez grande y una profunda vergüenza para Madrid tener a Franco, descendido de las montañas, en el corazón de su centro histórico y turístico. Una victoria póstuma a petición de una familia que, lejos de desvincularse de los delitos del abuelo, todavía vive de las rentas que dejó el horror y la fractura de un país. Una provocación impúdica. Una medida más de sus fuerzas. Estamos ante el último desafío dirigido por la Fundación Franco, cuyo presidente de honor es Luis Alfonso de Borbón, bisnieto del dictador y bisnieto de Alfonso XIII, una genealogía para artículo aparte. ¿Con qué dinero compró la familia Franco esas tumbas? No sé a qué espera la Iglesia para desvincularse de la dictadura. Sería óptimo también que lo hicieran con urgencia algunos partidos políticos, de forma contundente y nítida.

Hace unos días se cumplió un año del 1 de octubre y es desde entonces que asistimos al levantamiento del velo de una derecha nostálgica de extremarse en virtud de un país unido cuyos gritos nos recuerdan demasiado a lemas antiguos.

Ya les conté una vez que me cuesta mucho lo de la patria. Y creo que va a peor. Va a ser difícil que de aquí al día 12 de octubre haya algún cambio que me permita no mirar ajena y avergonzada una celebración nacional sesgada por un tono duro que coincide con una vieja invasión y que se conmemora con un desfile de las Fuerzas Armadas que saludan a un rey a su paso. Perdonen la desesperanza, pero no entiendo la fiesta. Que cada uno celebre sus victorias.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

17 Comentarios
  • Txorigorri Txorigorri 11/10/18 01:49

    Recuerdo el asombro que le causó a un familiar veinteañero cuando curioseando mi colección de monedas contempló el ejemplar de una peseta con la efigie de Franco y el lema “Caudillo de España por la gracia de Dios”. No daba crédito a lo que veían sus ojos y la pregunta me la hizo de inmediato ¿Esto consentía la Iglesia?. Aproveché la ocasión para darle una clase de historia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Sotram Sotram 10/10/18 22:43

    Yo lo viví, muy niño, pero inolvidable: Hambre, miseria y miedo, mucho miedo. Y, sobre todo, grisura , solo grisura. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • CarlosP58 CarlosP58 10/10/18 21:03

    Muy interesante tu artículo y reflexivo para todas las generaciones posteriores, pero afectadas por igual.
    Compartiendo la totalidad de los argumentos expuestos, referidos a iglesia, poder civil, etc , creo que se nos brinda una oportunidad única, histórica.e incluso positiva si la sociedad española así quisiera manejarla.
    Va a ser el momento de retratarse para muchas instituciones y personas. Si la iglesia recuperó prestigio con el Cardenal Enrique Tarancón, en adelante sólo lo han perdido. Si los políticos fueron aplaudidos por la Transición y sus consensos, eso se acabó definitivamente.Si la Jefatura del Estado se aceptó monárquica sin rechistar, ahora se exigiría un referéndum para elegir Monarquía o República. Y si los medios de comunicación eran altares de información y cultura, hoy son percibidos mayormente como fuentes de manipulación social por los grupos económicos que se han hecho dueños de ellos.
    Por último, para Felipe VI y Madrid. Casi se hará verdad lo de Madrid al cielo. Un dictador fascista en la catedral del Reino, junto al Palacio Real de una monarquía Constitucional del Siglo XXI. Estupendo, a ver la retransmisión televisiva y las esclusivas mundiales.
    Saludos y Periodismo Libre.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • MASEGOSO MASEGOSO 10/10/18 20:48

    Hoy es un día memorable para los nacidos, como es mi caso, en la posguerra civil y, para más castigo en una familia muy de derechas y muy española.
    Lo que tuve que soportar hasta los 19 años fue, para mi y mi familia, doloroso. Yo era el garbanzo negro dentro de un cocido que, con otros garbanzos negros, tuvo que cocerse lejos del entorno familiar.
    Lo que hoy nos trae en su columna Aroa Moreno hubo que vivirlo con dolor, desesperación y lentitud en pasar los años para poder llegar a disfrutar de una libertad de conciencia aprendida en el devenir de la vida y el conocimiento de quienes sufrían y habían sufrido el oprobio de no tener posibilidades de escape de aquel modo de vivir. Aprendí mucho de la forma de pensar de los “vencedores” y, mucho más de lo que significó para los vencidos la II República.
    En 1977 pensé, como tantos otros, que había llegado el momento de ir imponiendo la igualdad en los centros de trabajo y el respeto que todos, como personas y trabajadores merecíamos. No fue así. La falacia de los componedores de la Transición quedó muy pronto a la vista de muchos que dimos nuestros esfuerzos personales por una democracia real que, a día de hoy, no hemos logrado. Esa democracia en estos momentos ya no se la espera.

    Agradezco a la autora que, nacida en la falsa democracia, tenga el valor y la conciencia de hablarnos de estas situaciones. Saludos cordiales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • Hammurabi Hammurabi 11/10/18 00:23

      Me sumo a tu agradecimiento, y te agradezco a tí y a todos que como tú, tocándoles vivir esas circunstancias tuvieron la valentía, la honestidad, y la dignidad para rebelarse. S2

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • jorgeplaza jorgeplaza 10/10/18 20:02

    Cuando no sé qué preboste franquista afirmó que, de ser necesario, todos los españoles irían de nuevo a las cruzadas como un solo hombre, Wenceslao Fernández Flórez aclaró en un artículo famoso que todos, todos, no: dejó claro de antemano que él no iría. Algo parecido, salvando todas las distancias, me pasa a mí con este artículo.

    Yo, que me puedo dar por aludido porque soy de Madrid y he vivido casi siempre aquí, no entiendo el significado de la frase "sería una vergüenza para Madrid". No la entiendo ni aplicada al hipotético sepelio de Franco ni a los baches de nuestro asfalto. Madrid no puede sentir vergüenza porque no es un ser humano: en esto estaremos todos de acuerdo. Pero, si lo que se quiere decir es que todos los madrileños, o al menos la mayoría, o quizá solo los "buenos" (?) deberían avergonzarse de que la Iglesia decida albergar los restos de Franco en la cripta de la Almudena, yo, que soy madrileño como he dicho --aunque no sé si "bueno"--, sigo sin entenderlo. En todo caso, serían los responsables eclesiásticos los que deberían avergonzarse, y no "Madrid" ni los madrileños. De la misma manera que no me siento aludido cuando los hinchas de determinados equipos de fútbol de Madrid se ven envueltos nada menos que en homicidios, o no soy ni fui responsable de que el complot de Tejero and Co. se urdiera en Madrid, no veo por qué habría de sentirme partícipe, ni aludido, ni avergonzado de una decisión que, aunque es quizá cierto que se toma en Madrid (vaya usted a saber: doctores y sedes tiene la Santa Madre Iglesia) y tiene como resultado que a un fiambre muy singular se lo entierre en Madrid, es obra de unos señores que nada tienen que ver conmigo ni en lo personal ni en lo político ni de ninguna otra manera. Si la autora se siente partícipe de los baches, los hinchas o el sepelio, allá ella: yo tengo poco espíritu de equipo, se conoce.

    Obviamente, la intención de la autora es incitar a la queja a los madrileños: esa es la traducción de la frase sobre la vergüenza. Pero entonces que escriba una soflama a las claras y no nos venga con subterfugios.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    7

    3

    • JC_Iruña JC_Iruña 11/10/18 16:05

      No volveré a perder mi tiempo contestando a una persona, desconozco si "buena" o "mala", pero si claramente provocadora (lo llevarás en su apellido o en su ADN). Tus intervenciones no tienen otro interés que provocar, debe ser que estimula tu ego personal. Nuevamente demuestras poca capacidad de pensar por ti mismo, y si en cambio mucha autoridad escribiendo al dictado (r). Vuelves a mezclar, "Txurras con merinas" y vuelves a ser dueño y señor de la verdad absoluta.
      Mira por donde, a mi sin ser madrileño y sin intervenir en esa decisión, si me avergüenza que un GENOCIDA acabe enterrado y con honores en el centro de la capital.
      Que le vamos a hacer, no todos tenemos tu iluminación divina.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      4

    • platanito platanito 11/10/18 09:51

      No pretenda ud olvidar, docto JP, que el lenguaje poético se permite estas alegrías que muchos de ciencias ignoran comprender. Pero en el fondo envidian que sea ese lenguaje el que remueve muchas más voluntades que los tersos pero fríos axiomas de la Ciencia. Y ya me voy a permitir una comparación algo poética: Comparar a éste antedicho con nuestro legendario Cid (sido=señor) Campeador ( o Campidoctoris como le nombró algún cronicón) que tomó Valencia después de muerto. Las huestes sarracenos salieron despavoridas, etc... Cómo esos gatos que no podrán soportar el hedor del generalisísimo franquito traspasando los 7 forros emplomados de su ataúd.
      Cajón en árabe andalusí attabut. Caixón en galego ferrolano. Wiki te adoro!

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • Janubio Janubio 10/10/18 17:58

    Me alegra leer artículos como éste escritos por personas menores de cuarenta años de edad. Lógicamente no tienen recuerdos personales de la época pasada pero muchos no tienen el menor interés en saber qué pasó aquí antes de nacer ellos y cuáles son los cimientos sobre los que se construyó el edificio de nuestra convivencia. Para muchísimos despistados o despreocupados lo que pasó, pasó, o simplemente no pasó nada. Pues sí, pasó algo, algo muy, muy grave, y todavía sufrimos las consecuencias, aunque ellos no se den cuenta. Esa indolencia generalizada es el mejor caldo de cultivo para caer de nuevo en abismos incluso más negros y profundos que aquél. En cuanto al ...isimo y a la iglesia que podemos decir a estas alturas (El hospital de Bilbao que se empezó a construir en 1898, yo lo conocí cuando era pequeño como Santo Hospital Civil del Generalísimo). No cabe duda de que si le meten en la cripta de Alí Baba de la Almudena además de seguir rodeado de malas compañías tendrá a Rouco haciendo guardia desde su terraza, que creo que está muy cerca. Un producto más para el turista insaciable de morbo.
    Gracias, Aroa, por su artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Armandobis Armandobis 10/10/18 14:52

    Me temo que no hay nada que hacer. El Cardenal de Madrid, ya ha dicho, que como "buen" cristiano, será bien recibido, en la Catedral.
    Preocupa que la Iglesia, que se piensa tanto las cosas, ya le haya dado la bienvenida.
    Es una vergüenza.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • HEREJE HEREJE 10/10/18 15:58

      La iglesia planifica a largo plazo, porque sus tiempos son eternos. Se avecinan décadas de poder liberal-fascista, y podrían ser las que pusieran punto y final a la poco exitosa presencia del homo ¿sapiens? en el universo.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      3

  • estovamal estovamal 10/10/18 12:26

    Yo nací en el 44. Y le aseguro que es muy esperanzador que una joven como usted tenga las ideas tan claras. Y que las exponga tan claramente. No se desanime, siga haciéndolo, por favor, y muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • HEREJE HEREJE 10/10/18 12:19

    Yo tuve el dudoso honor de vivir 23 años bajo su excrecencia y de haber oído siempre lo del día de la raza y de la hispanidad. En los países sudamericanos en los que he estado, no parecen guardar un recuerdo agradecido de nuestra presencia y se sienten poco identificados con esa hispanidad, a pesar de las grandilocuentes manifestaciones de sus dignatarios cuando les enfocan nuestras cámaras. Coincido contigo, Aroa, en todas las valoraciones que haces, me sonrojo de que los abogados meapilas y la fundación genocida hinchen pecho y tengan eco entusiasta en la judicatura. Me da risa y pena ver a los soldaditos presumir de las armas que les hemos comprado para que se enriquezcan los ministros y los militares corruptos. Me parece una ignominia que otro borbón presida los actos oficiales en un país que llevan 300 años expoliando. Tampoco yo entiendo la fiesta.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 10/10/18 10:51

    El 12.10.1492 se inició la creacion de una realidad política sin par en el mundo, ¡por encima del imperio romano; por encima de la Commonwealth! Sin duda se cometieron muchas salvajadas. Eran los mismos abusos que se cometían entre países europeos. Lo "normal" al principio del S. XVI. Pero nunca llegamos a declarar legal, como en los USA o en Argentia tras su independencia ¡que el mejor indio es el indio muerto! en pleno S, XIX, A su lado está el progreso cultural de sus habitantes que no tiene nada que ver con el que han logrado los aborígenes allí donde los USA pusieron su zarpa. Sus "reservas" fueron un modelo de la politica que imitó Hitler; "no hay mejor judio que un judio muerto". Franco también nos robó esa gesta impregnándola de pútrido fascismo imperial. No permitamos que siga robándolo. Con sus claros, tardarían siglos los ingleses en crear su primera universida, la de México se inauguró en 1553 y a ella asístían también los hijos de los caciques mexicanos y sus sombras, la explotacion de la mita continuaba tradiciones aborígenes, sigue siendo un ejemplo frente a las actuaciones inglesas y francesas ¡no digamos belgas!, cuyos abusos varios siglos después, tras la declaracion de los derechos humanos, tiene menos disculpa. Hispanoamércia es hoy una gran familia de persons en cuyas naciones cualqueira se siente en su casa esté en dode esté. Incluso lo es Iberoaméica. Y eso no pasa en ningún otro caso.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.