x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

¿Prefieren que les hundamos casa por casa o todo el país de golpe?

Publicada el 06/11/2018 a las 06:00 Actualizada el 06/11/2018 a las 10:45
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

“El precio de que la banca siempre gane es que pierdan siempre los mismos”.


En las sociedades del neoliberalismo, que es un lobo con piel de demócrata, cada uno tiene lo que se merecen los demás y el negocio consiste en que unos naden para que otros guarden la ropa y no se les moje. Mucha gente trabaja y unos pocos se llevan el producto de su esfuerzo. Mucha gente cotiza religiosamente a la Seguridad Social y, cuando enferma y va a un ambulatorio, le regatean los medicamentos, las radiografías y los análisis clínicos; o si necesita pasar por el quirófano para operarse, le ponen en una lista de espera inhumana. Muchos ciudadanos pagan sus impuestos durante treinta o cuarenta años y, cuando llega la hora de jubilarse y recibir una pensión, les tratan como a pedigüeños y los describen, con mejores o peores palabras, como una carga para el Estado. El dinero no tiene amigos, sólo dueños; pero también tiene intermediarios: los bancos. Y cuando alguien les amenaza, el poder despliega toda la artillería y sus correveidiles abren las compuertas de los diques para hacer correr unos ríos de tinta que se resumen en un titular: la banca o la bancarrota. O ganan y pierden los de siempre, o perderemos todos.

El dinero se mira, pero no se toca, porque no puede ir a parar a los bolsillos equivocados, y ese es un principio que nos tienen que recordar cada vez que nos retorcemos para exigir nuestros derechos. Por ejemplo, en plena negociación de los Presupuestos, aparece el Banco de España a amenazarnos con una hecatombe si se sube el salario mínimo, algo sospechoso cuando sale de la misma institución que nunca vio ni previó nada, ni la crisis, ni el estallido de la burbuja inmobiliaria, ni la quiebra de bancos importantes, ni los riesgos de la salida a Bolsa de otros, ni el abuso de las tarjetas black, ni el timo de las preferentes… Ahora, en cambio, profetiza una catástrofe si los jornales más bajos alcanzan los novecientos euros. Eso sí, quien nos lo cuenta es un gobernador que se lleva 13.000 al mes y que, con dos declaraciones más de este calibre, le va a empatar a su predecesor en el cargo, que salió a los medios de comunicación a decir que era imprescindible aceptar los recortes del PP "por patriotismo" y a continuación se subió el sueldo. Caballeros, ¡viva Honduras!

A los mismos que se rasgan las vestiduras, muy comprensiblemente, porque el Gobierno le haya enmendado la plana a la Abogacía del Estado para que el independentismo pueda darle su aval a esos Presupuestos, olvidando esa máxima de Winston Churchill de que no puedes domar un tigre mientras tienes la cabeza dentro de su boca, sin embargo no les parece igual de intolerable la presión feroz que ha ejercido la banca sobre el Tribunal Supremo para que no les hiciera asumir a las entidades el pago del impuesto de los Actos Jurídicos Documentados, que es el nombre que le han puesto a uno de los timos que cometían en contra de miles de sus clientes al formalizar una hipoteca. Aunque, naturalmente, qué podíamos esperar de los mismos que podrían detener el chantaje del secesionismo con sólo permitir que las cuentas salieran adelante, con las modificaciones que fuera, y así desactivar eso que dicen que es una bomba que hará saltar la nación por los aires. Dicho en plata y en su propio lenguaje, que el PP y Ciudadanos prefieren que España se rompa a que a los españoles les suban el sueldo mínimo. Será la de la bandera, pero vaya tela…

Eso sí, en ese terreno, por qué será, el acuerdo es total entre la oposición y el Gobierno, que también se ha apresurado a hacer ver que temía "un impacto extremadamente elevado sobre nuestra estabilidad financiera" si los bancos perdían ese juicio. Así que ya lo saben, la historia puede cambiar, pero el final va a ser el mismo: pueden arruinarnos casa por casa o todo el país de golpe. Si no es de ellos, no será de nadie, porque lo tienen todo, pero quieren más, lo suyo y lo de los pobres, y ese es el motivo de que hayan acabado con el famoso Estado del bienestar. Ya lo dijo Schopenhauer: "La riqueza es como el agua salada: cuanto más se bebe, más sed da". De momento, ante sus advertencias, el Supremo ha aplazado su decisión. Tanto desacuerdo en algo que el resto de Europa ve tan claro, porque es de Bruselas de donde ha llegado la sugerencia de que los bancos devuelvan parte de lo que han robado, con los matices que se quiera, a sus clientes, da mala espina. Y las malas espinas suelen estar envenenadas.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

35 Comentarios
  • fotovoltaico fotovoltaico 07/11/18 21:17

    te valoro mas como persona porque dice las cosas muy claritas,defendiendo ,siempre segun te leo en muchos articulos a los mas debiles,animo Benjamin.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Aserejé Aserejé 07/11/18 19:10

    Estupendo articulo Benjamin. Y gracias por decirnos q la modificacion la ha indicado la UE, no lo habia oido/leido. Claro, por eso las modificaciones de sentencias, q si mo el TS no se lo hubiera planteado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • butoni butoni 07/11/18 18:12

    Cada vez esta mas claro que llegan al gobierno los politicos que ellos quieren, dicho de otra manera, los que van a seguir sus instrucciones para que el pais funcione según les conviene a ellos.









    Puede ser la derecha mas dura pero tambien aceptan la mas aparente con vestido de izquierda moderada si sigue sus dictados. Asi, que hacer? A la hora de elegir el voto dárselo al menos malo porque esta claro que a los que no comulgan con sus intereses a esos harán lo imposible para que no puedan llegar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • DUPAIN DUPAIN 07/11/18 09:57

    Es una guerra de ricos contra pobres y todas las batallas las están ganando. Lo único que podemos hacer es saber elegir a qué personas ponemos en el gobierno cuando tenemos en nuestras manos ese voto y luchar día a día contra ellos y salir a la calle a decir en alto todos nuestros desacuerdos. No abandonemos las calles, es el unico sitio donde podemos decir que BASTA YA.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • MASEGOSO MASEGOSO 07/11/18 09:38

    Tarde. A veces el tiempo y los buenos artículos se entrecruzan y alguno se olvida. Hoy no puedo comentar lo escrito por Benjamín Prado por es mi propio pensamiento. Decir tantas verdades juntas ya no va a obstruir mi camino de vida, tal vez pensar si merece la pena vivirla en estas situaciones. .

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • phentium phentium 06/11/18 19:53

    Mientras leia el arlo, ha salido la sentencia.

    LA BANCA SIEMPRE GANA.

    Esto solo lo arregla una revolucion........y no va a ser incruenta. En Francia ya lo arreglaron hace algunos siglos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Republicano1944 Republicano1944 06/11/18 18:12

    Ladrones al fin, pero seamos precisos: los bancos no roban, ni estafan. Son los banqueros, con nombres, apellidos y rostro. Sigo esperando ecotar un/a periodista que cuando escriba sobre estos/as ladrones/as utilice sus nombres, apellidos y una foto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Cascarrabias Cascarrabias 06/11/18 17:30

    Magnífico artículo. Es una gozada leerlo y los comentarios que acompañan, como siempre. Me enjuagan en la boca el mal sabor de tanta tropelía.
    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Hammurabi Hammurabi 06/11/18 17:24

    Schopenhauer: "La riqueza es como el agua salada: cuanto más se bebe, más sed da". Bastaría con un poco de sed de justicia por parte de los ciudadanos votantes, por lo menos para ir mejorando. Grande Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Argaru Argaru 06/11/18 17:19

    Se dice que un banquero te alquila un paraguas cuando hace sol y te pide que se lo devuelvas cuando llueve. Está claro que son los auténticos dueños del dinero y como dice el refrán escatológico: “dónde pago, cago”. Ahora lo están haciendo sobre una de las instituciones más importantes del Estado, el problema es que “la mierda” nos va a caer a todos encima. La Banca se comporta como un casino y, como es lógico, siempre gana máxime, teniendo en cuenta, que nuestros gobernantes actúan de CRUPIERES en su favor. Está visto, que el problema radica en que las puertas giratorias de los ciudadanos conducen a la calle, eso si, con una considerable pensión, pero,evidentemente, no es lo mismo. Decía Bertold Brecht, “que mayor acto criminal que robar un banco era fundarlo”. No estaría nada mal, que alguno de nuestros gobernantes hiciera de Robin Hood y fundara un banco estatal y, de esta manera, librar a los ciudadanos de las bravuconadas y amenazas a las que nos tienen acostumbrados. Si fuera así, ¿adivinen, ustedes, dónde ingresaría todos mis ahorros?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Atea Atea 06/11/18 19:00

      Estoy de acuerdo contigo en la necesidad de una banca pública. El problema es cuando nos creemos que "sus problemas" van a caernos encima, como si no lo estuvieran ya.
      La banca de quién es? De empresas privadas.
      Quién la subvenciona? Nosotr@s.
      Quién la rescata? Nosotr@s.
      Quién se beneficia? Las empresas privadas.
      Pues si es privada y se hunde, que se hunda, como cualquier negocio de cualquier hijo de vecino.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      6



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.