x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Relatos de la violencia

Publicada el 07/11/2018 a las 06:00 Actualizada el 06/11/2018 a las 21:26
Facebook Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Para alguien que no ha vivido en Euskadi, intentar entender todas las sombras de un conflicto largo y violento resulta abrumador. Sus víctimas tienen nombre. Los hechos fueron. Pero las memorias son muchas y parten de diferentes lugares. La empatía es siempre un trabajo duro emocionalmente y nunca deja de haber aristas que uno no ve o no mira. No porque no quiera, sino porque no sabe mirarlas. Y tiene que aprenderlas porque no han dolido en la carne propia. Pero, de alguna forma, aunque más leve, también estuvimos ahí. Y, de alguna manera, también nos mandaron callar muchas veces unos y otros.

Durante mi infancia y juventud, Madrid fue objetivo de atentados terroristas, fueron asesinadas 123 personas desde 1960 a 2009, según el compendio Vidas rotas: todas las víctimas de ETA de Florencio Domínguez, Marcos García Rey y Rogelio Alonso. Recuerdo que en los tempranos noventa una compañera del colegio me dijo que tenía miedo. Era hija de un Guardia Civil de nuestro pueblo y vivía en la casa cuartel. Nuestra escuela estaba justo en frente. Por suerte, la televisión y la angustia de esta niña son lo más cerca que yo estuve de ese miedo en aquellos años: no había pintadas en mi portal ni murmullos ni madres ni muertos a mi alrededor. Durante muchos años, no supe cuantificar a las víctimas del terrorismo ni tampoco supe nada de la violencia del Estado y no creo que hubiera podido vivir obviando esto en otras coordenadas. Habrá quien prefiera no preguntarse y, sencillamente, asumir la historia que puede comprender. Creo que realmente sí hay necesidad de esa narración. Incomodarse con cuestiones no es justificar por qué este país vivió durante décadas bajo esa sombra y dónde estriba la complejidad del asunto. Desde ese lugar escribo hoy.

Pienso en esto ahora por dos cosas. La primera, porque la semana pasada acabé veloz e impactada la novela de Edurne Portela, Mejor la ausencia, donde la autora narra una parte de la vida de Amaia, una niña al principio, una mujer al final, que vive en un pueblo de la ribera del Nervión y en sus páginas vamos viendo las marcas que la violencia política, social y familiar imprimen en su vida. ¿Puede alguien crecer en una sociedad inmersa en la violencia y salir indemne? Yo quiero creer que sí. Pero lean el libro y allá cada conclusión.

Hace unos días, paseando por Donostia, me sorprendió una placa en la fachada de un restaurante. Era el recuerdo a un chico abatido a tiros por un policía franquista en una manifestación contra las penas de muerte impuestas a dos miembros de ETA. En otra cara de la misma manzana, sé que murió un artificiero desactivando una bomba que ETA había colocado en un comercio. Una calle más arriba, el psicólogo de una prisión fue asesinado a bocajarro por dos etarras encapuchados. Portela escribió un ensayo anterior a la novela, El eco de los disparos, que es lo que a mí me parecía seguir escuchando en ese cruce de calles del barrio de Gros. Pero, en realidad, yo no sé cómo suena un arma al detonarse.

La segunda cuestión que me pone a pensar sobre algunas de las secuelas de aquello ha sido la visita de Ciudadanos al municipio navarro de Alsasua durante el pasado fin de semana. Si tuviera en frente a Albert Rivera me gustaría preguntarle a qué fue. Por qué eligió Alsasua. ¿Es Alsasua ese lugar impregnado en gasolina que nos quieren mostrar? Para cuando esta columna se publique ya habremos escrito que fue a provocar y a mostrar la confrontación y esa violencia supuestamente latente que existe en el pueblo.

Lo que hizo Rivera fue, para mí, una irresponsabilidad política, no porque no pueda ir a dar sus mítines a las localidades que le parezcan oportunas, sino porque llevó en sus bolsillos el viejo arsenal de la confrontación. Los llenó con los elementos de una narración incendiaria para incidir en el “con el Estado o contra el Estado”, y Estado solo significa así Guardia Civil, bandera, autoridad, defensa de la patria; todo lo otro significa terrorismo, independentismo, antisistema. A fuerza de tanto querer simplificarnos, espero que cada vez seamos más los que nos alejemos de una y otra cosa y busquemos en los márgenes una lectura nueva, no equidistante como señalan, sino propia, donde podamos asumir fríamente la complejidad, donde se rechace la violencia y pueda existir la reparación. No asumamos como real ese relato polarizado que intentan escenificarnos.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

22 Comentarios
  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 08/11/18 10:16

    Si no conviene no lo hagas, sin no es verdad no lo digas, se dueño de tus inclinaciones.- "Hay personas en las que confias pensando en que nunca te van a traicionar, y a la primera de cambio, te das cuenta que todo es una ran mentira". Nunca humilless a nadie porque aquì somos iguales, hoy estas arriba, mañana quien sabe...."En la vida uno/a atiene que mirar en las cinco ddirecciones; Adekante para saer adonde vas; atras para no olvdar de donde vienes; abajo, para no pisar a nadie; A los costados poara ver quien te apoya en los momentos dificiles y arriba para tener presente que hay alguien que te cuida y te protege.". Esto que vamos a decir sorprendera a muchos, pero existen mujeres, que osn excelentes conductoras, aman el sexo; odian hablar durante las pelìculas; No quieren el dinero de un hombre y siempre dicen exactamente lo que quieren. ....-"Aunque no llore me duele, aunque no hable , te pienso, aunque no te busque, te quiero." Un sabio dijo. Nunca ignires a una prsona que te quiere y te cuida, porque un dia puedes darte cuentadeque perdsste la Luna contando las estrellas.. Cuando un hombre no luchoa ya por la necesidad, lo hace por ambiciòn , que tan potente es para los corazones humanos, que sea acual sea el grado que alcance nunca los abandona... Nicolas Maquiavelo -dixit-...Un Cordial Saludo El DIablo Cojuelo.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • svara svara 07/11/18 17:46

    Hay pocas manifestaciones de Rivera en la calle que no tengan la connotación que busca:Enfrentar a la gente y crear problemas dónde núnca los hubo sobre la base de su mala y torpe representación teatral. Por tanto, lo mejor que puede hacerse, mientras solo sea eso, es pasar de él y de la basura que esparce. Todo el mundo, gracias a que estamos en democracia, puede expresarse donde le de la gana y quien trate de impedirlo esta a su altura. Recordar que no hay mayor desprecio que el no hacer aprecio.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Javier Dominguez Javier Dominguez 07/11/18 14:29

    Suelen decir que la guerra es la continuación de la política por las armas. Yo pienso que en esta España que nos ha tocado vivir la cosa es al revés: la polìtica, sobre todo la del PP y ciudadanos, es la continuación de la guerra, Sobre todo con los rojos de las cunetas y los"separatistas" (Ahora les llaman independentistas) vascos y catalanes. Seguís en guerra. o mejor en la victoria, para emplear vuestra jerga. No habeis firmado la paz. ¿No habría que firmar la paz de una vez?. Ni siquiera habeis devuelto a los muertos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Javier Dominguez Javier Dominguez 07/11/18 14:09

    Escribe aquí tu comentario (máx. 2200 caracteres)

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • CinicoRadical CinicoRadical 07/11/18 10:41

    "Nueve guardias civiles, apaleados por cuarenta personas en Algeciras" próxima estació Abert.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    11

  • TURACA TURACA 07/11/18 10:20

    Así que su opción es que para no incomodar a los violentos lo mejor es quedarse en casa. La libertad de expresión sólo para ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    11

    5

    • luzin luzin 07/11/18 12:48

      Y no sólo eso, si expresas tu opinión contraria eres un fascistas, facha, franquista, amigo de Inda o Marhuenda .... cuando los totalitarios ya vemos bien claro de qué pie cojean ... se les ve el plumero y ya no hay quién lo oculte ...

      Responder

      Denunciar comentario

      11

      6

  • luzin luzin 07/11/18 09:28

    Bueno, bueno ... ahora resulta que organizar un acto político con una serie de oradores que expresan sus posiciones, entre ellos Fernando Savater o Beatriz Sánchez, por cierto víctima del atentado de la Casa Cuartel de Zaragoza cuando tenía 5 años y donde fueron asesinadas 11 personas, entre ellas 6 niños, es un acto de provocación e incendiario. Me gusta pensar que la libertad de expresión y la de manifestación son fundamentales y no pueden ser cercenadas, ni por el Estado ni por ningún grupo contrario a lo que allí se expone. Precisamente lo que ocurrió fue que un grupo de personas boicotearon y cercenaron ese derecho fundamental, eso es lo grave y denunciable.
    Comparto la posición de muchos ciudadanos de Alsasua que manifestaron el día anterior su postura contraria al acto convocado por Ciudadanos pero no puedo compartir ni respetar la postura de los que boicotearon asaltando la parroquia para tocar las campanas, pusieron estiercol en la plaza donde se iba a realizar el acto, insultaron e intimidaron a los participantes, tiraron piedras, ...
    Y en cuanto al último párrafo hecho de menos propuestas concretas, siempre se queda en una especie de buenos propósitos e intenciones, pero está claro que la política, es decir la lucha despiadada por el poder, no admite semejantes reflexiones, aunque sean válidas para los adeptos a las diferentes causas dado que los poderosos sabe bien manejar los sentimientos para conseguir sus fines.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    18

    7

    • Sotram Sotram 07/11/18 23:22

      Luzín, hijo de mis entretelas: El día menos pensado te vemos dirigiendo "La razón" y venerado en las altas instancias de la España cañí. Lo que no me explico es qué coño haces aportando tu óbolo a un periódico digital tan perverso como éste, bendito sea dios

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      6

      1

      • luzin luzin 08/11/18 09:20

        Y yo que pensaba que la prensa escrita era el más firme baluarte de la libertad de expresión, de la capacidad de discrepar y discutir, de controlar y denunciar el abuso de los poderosos ... pero ya veo que en este país, al que asola la enfermedad partitocrática, el sectarismo y el panfleto es defendido hasta por los ciudadanos ...

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

    • HEREJE HEREJE 07/11/18 16:04

      Hoy se está ganando bien la soldada, semoviente. ¿Le pagan por carácter o por comentario?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      7

      5

      • luzin luzin 07/11/18 22:38

        Típico comportamiento totalitario ... a falta de razones y/o argumentos se insulta, se acusa, se denigra ... se le ve tanto el plumero ... argumentos cefalópodo que diría el magistral profesor Norberto Cuesta Dutari ...

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        7

  • Atea Atea 07/11/18 09:03

    Me llama la atención el comentario que hacía un señor de Alsasua a la asistencia de Rivera: "Han venido a que le demos un tortazo y no se lo vamos a dar".
    A qué narices van? A buscar confrontación? Nada más inteligente que no proporcionarles lo que están buscando.
    Albert Rivera es libre de ir alli o donde quiera a soltar esa diarrea dialéctica que le sale por los morros de la misma manera que la gente es libre de expresarse en contra.
    Ciudadanos que ahora va como pollo sin cabeza, lo que busca es notoriedad, que se hable de ellos aunque se hable mal, y para conseguirlo harán lo que crean necesario aunque sea una perdida de tiempo como en este caso o cuando fue arrancando lacitos con la barbi Arrimadas.
    Querían hacer ver que la izquierda es ETA, es Otegi, es gente que desprecia a la guardia civil, en definitiva casar izquierda con violencia para justificar más represión, abogar por unas penas mas duras y más control policial, y les ha salido el tiro por la culata.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    21

  • hayundi hayundi 07/11/18 09:00

    El Sr, Rivera está en precampaña electoral, necesita exponer su ideario que no es mas que procurar enfrentamientos. No interesa un pueblo unido que defienda intereses comunes, sus votos se basan en la separación o mejor en la confrontación.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    18

  • Copito Copito 07/11/18 08:38

    Gracias por este artículo y gracias por las referencias literarias que aportas. DUELE como, por hacer una transición tan apañada con alfileres, por durante tantos años no haber querido ahondar en que pasó, en cuales fueron las atrocidades del facsismo franquista, en pretender que no ver es olvidar, y eso es mentira, todavía no se haya alcanzado una verdadera paz. Y es que sin una revisión histórica de verdad, por mucho que la derecha se niegue y que cierta izquierda tema abordar con todas sus consecuencias, no sé alcanzará la paz.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.