x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

La transición la ganará quien controle la agenda. Una vez más

Publicada el 07/01/2019 a las 06:00 Actualizada el 06/01/2019 a las 18:50
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Cada día que escribo estas líneas estoy más convencida del acierto que supuso elegir, entre los directores de infoLibre y yo misma, el título En transición. Pocos conceptos resumen mejor lo que el mundo está viviendo en estos momentos. Cada cual con sus peculiaridades, pero compartiendo la incertidumbre que nos da el no saber exactamente a dónde vamos. Ni siquiera tener palabras todavía para pensar a dónde nos dirigimos. En Las nuevas caras de la derecha (siglo XXI), Enzo Traverso lo explica así: "Vivimos una época de transición: el siglo XX ha terminado; tuvimos una muestra del nuevo con el 11 de septiembre, varias guerras devastaron el mundo árabe, una crisis financiera global, los atentados en Europa. Todo eso no hace sino acentuar nuestra inquietud. Frente a nuevos escenarios desconocidos, sólo disponemos de un vocabulario antiguo, herencia del siglo terminado. Sus palabras están desgastadas, pero aún no hemos forjado otras. Nos arreglamos con ellas. Todo el debate en torno al fascismo se inscribe en esta situación transitoria"

Traverso opta por el concepto de posfascismo para nombrar a esas nuevas derechas extremas que cabalgan por Europa. Lo hace con la idea de destacar que, aun saliendo de la misma matriz que el fascismo, se han separado del primero. Entre sus diferencias, destaca la de intentar cambiar el sistema desde dentro, mientras que el fascismo clásico quería dinamitarlo para construir uno nuevo. Efectivamente, Hitler y Mussolini tenían como objetivo destruir el estado de derecho y la democracia –aunque se valieran de ambos para llegar al poder-. Sin embargo, en la actualidad, la derecha posfascista aspira a llevar a cabo su programa desde el seno de la propia democracia liberal, rompiendo buena parte de los consensos alcanzados y el pacto social en su conjunto. En el caso español, además, con un claro aroma nostálgico y reaccionario anclado en el recuerdo de una sociedad y un país que ya no existen y que, en realidad, nunca existieron salvo en los sucesivos imaginarios conservadores.

Como se ha repetido tantas veces, el problema de estos partidos ya no son tanto ellos mismos como su capacidad de contaminar al resto de las opciones de la derecha. El funcionamiento ya está estudiado en otros países y tiene características similares: introducir en la agenda pública, para cuestionarlos, temas que hasta el momento habían conseguido un notable consenso social. De esta forma confirman su pretendida posición de outsiders del sistema y se perfilan como algo diferente, una alternativa. El cambio climático y las reivindicaciones feministas suelen ser sus favoritos, como ha demostrado Trump.

Respecto a España, poco más hay que añadir que no se haya dicho ya. En realidad, la propuesta de Vox respecto a la Ley de Violencia de Género andaluza, junto a su planteamiento de reforma electoral dando voto ponderado según el número de hijos, es coherente con todo su programa: retornar España a ese paradigma franquista de mujeres recluidas en el hogar cuidando de sus maridos e hijos. No cabe otra interpretación. Nos podrá escandalizar más o menos, pero si alguien pensaba que iban a ser convidados de piedra en el ceremonial institucional estaba muy equivocado. Van a jugar sus cartas, como cualquier formación e incluso con más descaro y audacia, intentando condicionar la agenda de la manera que más convenga a sus intereses electorales.

En su programa se dice negro sobre blanco: "Creación de un Ministerio de Familia. Promulgación de una ley orgánica de protección de la familia natural que la reconozca como institución anterior al Estado". La institución a proteger –porque según ellos está en peligro– es, por tanto la "familia natural", y en coherencia con lo anterior reclaman la "derogación de la ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. Protección del menor en los procesos de divorcio". Sorpresa, por tanto, ninguna.

La buena noticia es que, o todos los indicadores se equivocan, o esa España a la que Vox apela no existe. Puede que sí se den algunos de los problemas a que hacen referencia, pero carecen de cualquier solución viable para los mismos, como puede verse en sus propuestas, en su programa, o en un sencillo vistazo a su web.

Podemos ver esta ofensiva, que en España cabe denominar posfranquista o neofranquista –que cada cual elija, en función de lo que crea que Vox se distancia del franquismo clásico-, desde dos puntos de vista. El primero, el riesgo que supone que elementos constitutivos del consenso básico sobre el que se ha construido nuestra convivencia sean cuestionados. El segundo, como una oportunidad para reafirmar el suelo común sobre el que levantamos el edificio social. En ambos casos el resto de fuerzas políticas de la derecha jugarán un papel crucial y habrán de elegir entre situarse con el nuevo franquismo o con el resto de fuerzas demócratas. Y luego, por supuesto, explicárselo a sus colegas europeos, que ya han mostrado en varias ocasiones su estupor con los populares españoles, como en la votación sobre las sanciones a Orbán, en la que tres de sus miembros votaron a favor de la extrema derecha, frente a la consigna de la abstención.

Pero sobre todo no perdamos de vista la perspectiva. Los exabruptos de estos últimos días en forma de propuestas rompedoras no son sino otra línea de ataque en un contexto más amplio. Es imprescindible ampliar el foco y ver que el discurso y el movimiento feminista nunca habían crecido tanto como ahora, que la lucha contra el cambio climático sigue avanzando –aunque a trompicones, es cierto– pese a Trump, que ya surgen movimientos de protesta de gran impacto contra esas nuevas derechas, como está pasando en la Hungría de Orbán, y que los Chalecos amarillos siguen mostrando el límite de cuántas desigualdades puede soportar la democracia. Hasta es posible que los demócratas norteamericanos empiecen a entender el problema, por lo que vamos oyendo de los candidatos y candidatas a las primarias.

No lo olvidemos: estamos en transición en todo Occidente. En España, en concreto, con una derecha que está pasando cuentas de lo que cree que cedió de más en el 78. Cada ofensiva tendrá que tener su réplica, pero la estrategia, una vez más, consiste en dominar la agenda. Ojalá el nuevo plan económico que prepara el Gobierno se proyecte en el largo plazo y sea capaz de generar el debate y concitar los apoyos necesarios.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

24 Comentarios
  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 09/01/19 10:45

    "La vida no se cuenta por la cantidad de respiros, pero sì por los momentos que te han quitado el aliento." -respira que no te dejen sin aliento, porque esta ùltima bocanada de aire, es necesaria pero sobre todo y lo mas imortante, mira a quien regalas tus suspiros... El Diablo Cojuelo..

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 09/01/19 10:20

    ¿Porquè sn tantos los mortales que no pueden digerir la delicidad ?....La felicidad no es cosa facilmente digerible: ...¿porquè esta magnifica tecnologia cientifica que ahorra trabajo y nos hace la vida mas facil nos aporta tan poca felicidad?: "La respuesta es esta, simplemente porque aùn no hemos aprendido entre unos y los otros a usarla con tino."...."De que sirve meterte a sdefinir la felicidad si no logra uno, con ello, "ser feliz" Ser honesto puede que no te dè muchos amigos, pero re darà los adecuados. "Las buenas personzs dstan hechas de acero inolvidable." Hasta cuando vamos a seguir creyendo que la felicidad no es mas que uno de los signos de la ailusiòb...?..."¡ La felicidad: No existe palabra con mas acepciones: "Cada uno las entiende a su manera"... Saludos ...El DIablo Cojuelo..

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Dver Dver 08/01/19 00:36

    La analista se despacha diciendo que todo esta en transicion y que por eso nadue presebta alternativas decentes,y que lis que las presentan son los populismos. Vaya, oara ese viaje no hacuan falta esas alforjas. El mundo esta en transicion permanente, pero hay una cosa que si esta ckara siempre:los qué lo tienen todo pelean por conservarlo, y lis que no tenemos nada, intentamos tener algo. Y para eso solo hace falta claridad sobre el mundo y fe en lograr el objetivo. Algo se adelantará si se sabe quien es el enemigo. A lis del mayo del 68, despues, a toro pasado, se nos ha tachado de utopicos, infantiles, idilicos pero algo conseguimis porque esa explidion ya venia fraguandose, como todas, desde hacia tiempo. No eramos economistas, que examinan con lupa la bajada o subida de las bomsas, no eramis empresariis acojonados por la competitividad, no eramos financieros acaparadires, pero tenuamos un objetivo claro, el sistema era indigno, aparte de ni funcionar. Y creo honestamente que algo logramos. Muchas cosas cambiaron en los años posteriores, Y oara nuestra valen un.par de botones. Todo un simbolo como Degaulle abandono Paris por unas horas, y en Florencia, desde unos meses antes, el gobuerno italiano claudicó ante los estidiantes. Durante unos meses, pocos, pero bastantes, la Asamblea Permanente de Estudiantes y Profesores ocupó la universidad y funcionó bajio sus acuerdis. Umberto Eco, entrr otros, pado por alli a ver el experimento. Si akgo logramos, aunque decadas despues se malograra. El capital aprendio la leccion, y vio que ka zanahoria funcionaba mejor que el palo. Otra vez asentado en el poder, saco el palo. Ahira tocan bastos porque la sociedad se ga banalizado en mayoria, y se ha olvidado quien es el enemigo. Fé en un objetivo claro, eso es lo que hace falta, y ni charlotear banalmente sobre transiciones, diversidades. En transicion siempre estaremis, y diversos siempre lo seremis. ¡Pero coño, tan dificil es entender que todos nos necesitamos!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • platanito platanito 08/01/19 01:08

      Sr o Sra Dver, tendría la amabilidad de releer su comentario antes de enviarlo. Se le han colado una veintena de IES y otros gazapos, y resulta difícil entender sus razones. Gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      1

  • Veletri Veletri 08/01/19 00:21

    En España la derecha siempre ha controlado la agenda. Desde la Santa Transición.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Jose1964 Jose1964 07/01/19 22:01

    No olvidemos que una parte importante de la población no decide su voto después de haber leído y valorado los programas sino después de haber visto u oido o leído unas cuantas soflamas con las que se pueda sentir identificado. Por no hablar del efecto atrayente que tiene lo novedoso.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • platanito platanito 07/01/19 17:46

    Ya que hablamos de transiciones:
    Una transición interesante, vista desde la calle, nos muestran .dos documentales del año 78 de los hermanos Bartolomé titulados:
    No se os puede dejar solos y Atado y bien atado.
    Y llevan el antetítulo Después de...
    Invito a visionarlos por YouTube a quién tenga tiempo.
    El primero lo ofrece FilmAffinity y supongo que el segundo también.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • luzin luzin 07/01/19 10:48

    Me da la impresión que gran parte de los analista no entienden lo que realmente está sucediendo y toman a sus rivales políticos por tontos o incapaces. Sin embargo VOX no está formado por tontos ni incapaces en su nucleo dirigente e ideológico, de hecho sus planteamientos están funcionando en muchos países. ¿Y en qué se basan? La idea es simple, dirigirse a la multitud de minorías que se sienten agraviadas por una implantación de lo que se ha venido en llamar lo "políticamente correcto". Por ejemplo su apelación contra el "feminismo radical" o "feminazi" cala en una gran cantidad de hombres que se sienten agraviados por leyes de divorcio que piensan han cercenado sus derechos con respecto a sus hijos y su economía, o simplemente hombres que por el simple hecho de serlo se sienten atacados cuando entienden que se culpabiliza a todos el colectivo por las acciones de unos pocos. Su apelación contra los "radicales animalistas" cala entre los cazadores y amantes de los toros, que son muchos y que también se consideran respetuosos y defensores de la naturaleza. En España se une la peculiaridad de un nacionalismo periférico supremacista y xenófobo que desea la secesión simplemente por el hecho de ser más ricos con lo que el discurso de izquierdas queda completamente anulado de raíz. En lo económico son ultraliberales, partidarios de una gestión privada de los recursos públicos y de una economía libre de mercado, por lo que es imposible de momento entenderlos como fascistas o posfascistas, más bien quieren un adelgazamiento del Estado y su nula intromisión en los asuntos privados.
    Pero la cuestión fundamental es que la izquierda electoral se ha quedado sin discurso, sin propuestas, ... ahora creen que basta con apelar al miedo al neo-fascismo para recuperar votos, por ello ahora se dedican a apelar contra los abstencionistas, manteniendo esa linea política que se dedica a culpabilizar, insultar, cuestionar a los demás .. esa falsa superioridad moral en la que ya nadie cree y que ha dado lugar a un movimiento falsario, moralista e hipócrita que mantiene su estructura gracias al trinque del presupuesto público.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    10

    12

    • Ataio Ataio 07/01/19 19:36

      Me gustaría saber sr Luzin si usted lo tiene a bien , en que difiere usted de Vox ( si es que difiere ).
      Y si no es mucha molestia , me encantaría saber que propone, al margen de su mágica separación de poderes ( le regalo sus paradisiacos EEUU ), y su sesudo abtencionismo con los resultados ya sabidos.
      Gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      7

      7

      • luzin luzin 07/01/19 22:09

        Pues mi ideas y puntos de vista los he explicado un montón de veces, lástima que no haya estado atenta ... Y que me compare con VOX pues fenomenal, lástima que no entre a discutir las ideas y argumentos que es lo que importa. Pero ya se que mucha gente de izquierdas, sobre todo los totalitarios, nunca tuvieron argumentos y sólo pueden apelar al insulto y si es dentro de una organización a la purga.
        Y en cuanto al voto lo he hecho dos veces, contra la OTAN y al PSOE tras los atentados de Madrid ... apunto estuve de votar a Podemos si hubiera propuesto seriamente la renta básica universal e individual, o por lo menos intentar practicarla en alguna comunidad o municipio, creo que es necesario investigar en ese sentido, y me parece tan fundamental que apoyaría un proyecto político que centrará sus objetivos en esta línea: de la misma forma que tenemos muy claro el derecho a la sanidad y a la educación espero que algún día cada ciudadano tenga el derecho a un mínimo económico de vida digna y libre. El trabajo del profesor Raventós y otros autores me parece serio y a tener en cuenta: http://www.redrentabasica.org/rb/firma/daniel_raventos/page/7/

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        6

    • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 07/01/19 12:28

      De acuerdo al 99 %. El 1 % restante es la calificación que hace del independentismo catalán. En realidad, ese independentismo es variado y tiene una diversidad de motivaciones.

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      4

    • M.T M.T 07/01/19 10:59

      Sr. Luzín, coincido plenamente con su análisis. Así lo veo. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      4

      4

      • luzin luzin 07/01/19 11:56

        Es una cuestión puramente aritmética, desde que se comenzaron a implantar medidas de prevención contra la violencia de género ha habido en España dos millones de denuncias. En esos dos millones hay mucha pequeña violencia, no están sólo los casos de asesinatos o violencia brutal. Una pequeña violencia que muchas veces está en una zona de grises, pero que muchos varones han visto como discriminación legal, muchos han perdido el contacto con sus hijos o ha sido muy limitado, han perdido económicamente, y muchos de ellos con apoyo de su familia y amigos, creo que todos conocemos bastantes casos. Si suman verán que es un gran caladero de votos ... Lo que me alucina es que algunos analistas sean tan tontos que no sepan sumar ... es como los cientos de miles de cazadores ... los cientos de miles de aficionados a los toros ... sumen votos y verán que la estrategia de VOX no es tan cavernícola ... y fíjense como cada día salen más casos y casos de territorios donde sus ciudadanos sienten el abandono y la falta de perspectivas por parte del Estado mientras que los más ricos y más industrializados quieren largarse con todo puesto ...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        7

        7

        • Ataio Ataio 07/01/19 19:42

          Caramba, un abstencionista al que le preocupan tanto los votos ( ???? ) que es capaz de anteponer principios a resultados. Bravo!!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          5

          4

          • luzin luzin 07/01/19 22:14

            Le noto floja en argumentos ... no se preocupe tanto por mi persona, ciudadano anónimo e irrelevante, y si le apetece discuta ... o mejor si puede y tiene razones ... ¿razones son amores?

            Responder

            Denunciar comentario

            5

            4

        • Anselm Llorenç Anselm Llorenç 07/01/19 12:29

          Aquí sí, de acuerdo al 100 %, especialmente en lo de las zonas del país que se sienten abandonadas.

          Responder

          Denunciar comentario

          3

          3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 07/01/19 09:39

    Ya paco. Pero los efectos entrañados por la ira pueden resultar fatídicos para la izquierda. Sentir ira es una cosa, pero cultivarla es otra cosa.
    Solamente me dio pena al escribir el comentario anterior pensar en el filme Las uvas de la ira.
    Estoy en contra de la ira pero la peli de John Ford era estupenda! Buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 07/01/19 08:32

    Es verdad que el posfascismo intenta cambiar el sistema desde dentro, mientras que el fascismo clásico quería dinamitarlo para construir uno nuevo. Es una gran diferencia con los años treinta del siglo pasado.
    Yo creo que mâs que la ira nos puede servir la palabra, el pensamiento. Feliz 2019 y buen día!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • paco arbillaga paco arbillaga 07/01/19 09:04


      @tierry_precioso: La ira es un sentimiento que puede ser necesario manifestar y que según cómo se efectúe puede ser algo positivo tanto para quien la siente como para quien vaya dirigido ese sentimiento. Con según qué palabras también se puede expresar la ira, hacer mucho daño.

      Dicen los creyentes que hasta Jesucristo se indignó, así que… Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • Dver Dver 07/01/19 00:57

    Uno de los más grandes errores en que han caído los medios y la izquierda en general respecto a Vox es centrarse en las cuatro barbaridades respecto a derechos y libertades que proponen, y que la articulista muy bien define y cuantifica.Si en lugar de utilizar palabras altisonantes(Ley de violencia de género, por ejemplo) se dedicarán a explicar los contenidos concretos de estas leyes avanzadas, sólo habría cuatro miráis en su contra
    Pero no, hay que entrar al trapo y que la cosa se convierta en una cuestión de entrañas, como ha ocurrido en Cataluña en las últimas décadas. Os cojones (u ovvarios), los míos. Sin embargo casi ninguno de los medios ni de los políticos de izquierdas (los mios) ha entrado en lo primordial ( y no es que los derechos y libertades sean cosa menor)De su discurso, en el que coincide con todas las derechas. Los impuestos. Dicen los de Voz que quieren bajar drásticamente los impuestos,al igual que lo dice Casado y Rivera. Lo que los medios progresistas debían de preguntarles día si y día no, es como vamos a tener sanidad, escuelas, pensiones, protección social, etc., si se bajan los impuestos. O quién la tendrá entonces. Un estado social tiene un coste económico, y este asunto debería explicarse muy bien desde la izquierda. Desde que Solchaga dijo aquella parida de que bajar impuestos era progresista ( o de izquierdas, ya no lo recuerdo), se ha extendido en el imaginario colectivo que el Estado es un atracador. A mi me gustaría que se explicas en bien las cuentas, y que se dijera que tantos hospitales cuestan tanto, y tantas escuelas tanto, y tantas universidades, tanto, y que unas pensiones dignas cuestan tanto, y así con todo. Y entonces, hecha la suma de las necesidades sociales, se diga que eso hay que pagar lo con impuestos, progresivos, sin duda. Cuando Vox, o Casado , o Rivera hagan las cuentas con sus bajadas de impuestos, y digan que van a tener a los enfermos en la calle, a los jóvenes guerra de las aulas y a los pensionistas muriéndose de hambre y frio, todo ello con números concretos, y no con milongas, veremos como reacciona la gente. Por que eso ya está pasando, y es fruto de los recortes de Rajoy.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    0

    14

    • TURACA TURACA 07/01/19 19:25

      Totalmente de acuerdo. Y muchos nos preguntamos...¿Dónde está la izquierda que plante cara y explique sin descanso todo lo que dices?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • Dver Dver 08/01/19 00:15

        La hsy, pero poca, desgraciadamente, y los medios, incbluidos los que se autoproclaman indepentientes, no le dan nila milesima parte de lo que le estan dando a Vox. ¿Se ve por alginlado, por poner un ejemplo, debatir los planteamientos de Economistas Frente a la Crisis? Se oye hablar mayoritariamenge de un tal Corbyn, como no sea para tildarlo de estupido? ¿Se sabe que Pykkety y alguna gente de prestigio gan hecho un Manifiesto por una Asamblea Democratica de Europa, con presupuesto social, difrente, pero no contraria, al club de nafiosos que es la UE actualmente, veintitantos paises pekeando cada uno por lo suyo? No quiero extenderme. Lo que por lis sesenta del siglo pasado denominabamos compleji politico- industrial-militar, es decir el imperialismo del capital, hoy se ha convertido en un complejo politico-financiero-mediatico. La Tathcher ya lo dijo. Siempre ha gabido lucha de clases y siempre la habrá. Pero no se trata de ganarka, se trata de no pelear siquiera porque lo importante es desterrar esa idea (la de ka lucha de clases), de ka mente de las personas. Y lo han logrado. Hoy se habla de transversalidad para hacer un batiburrillo donde nadie sepa bien cual es la causa común. Sin embargo hay gente, poca, que piensa diferente y propone actuar en consecuencia. Pero casi nadie los vera ni los oira. Ya se encargan ellos de que no se los oiga, en el mejor de los casos, cuando no se aproveche cuakquier infamua para denigrarlos. Busquemos, apoyemos con muestras firmas, con nuestras voces, con nuestra presencua a esta gente, y apareceran como ha aparecido Vox, desgraciadamente.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

    • paco arbillaga paco arbillaga 07/01/19 08:00


      Dver: «¡LOS IMPUESTOS!», dices, y coincido contigo en que ese es el quid de la cuestión. El artículo en este digital del doctor en Economía Albino Prada, «Paro: una debacle protectora»:

      https://www.infolibre.es/noticias/opinion/plaza_publica/2019/01/13/paro_una_debacle_protectora_90420_2003.html

      aporta datos sobre los verdaderos parásitos y gorrones de las arcas públicas, empresas y personas que en vez de meter dinero en el «cajón público» lo que hacen es sacarlo.

      Parecería demagógico hoy día hablar de hacer la revolución, ¿pero es que también es revolucionario pedir que paguen más impuestos quienes se están llevando los frutos de nuestro trabajo, de nuestro consumo? ¿Es revolucionario pedir que si se han invertido miles de millones de euros en rescatar bancos o a grandes empresas ese dinero se restituya a las arcas de todos?

      Ya está bien con tanto rollo de politiqueo sobre la lucha de nombramientos de cargos dentro de los partidos, de cómo se quieren repartir entre ellos el pastel autonómico, de los insultos (que se creen ingeniosos) que se lanzan entre sí los políticos. Para chistosos o para humor negro ya tenemos en España profesionales que cumplen esa labor; a los políticos se les elige y se les paga para que resuelvan los problemas de la gente y no para que nos cuenten milongas sobre sus partidos.

      Me parece necesario que los partidos de izquierda hablen más del dinero que se necesita, y de dónde hay que sacarlo, para que la ciudadanía podamos vivir con un aceptable bienestar.

      Dice Cristina que vivimos en transición; en mis varias decenas de años siempre he vivido en transición, lo que ocurre es que ahora nos quieren transitar hacia una vida peor. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      8

      • Dver Dver 07/01/19 23:51

        Ese es el problema. Que con llamarlos fechas nos sentimos reprimidos, y no, lo que hay que explicar con datos concretos y precisos es que se quiere pagar y quien lo pagará. La pela es la pela, si no preguntárselo a Pujol y Cía.Ah, y ellos han conseguido un gran logro.Que lass palabras comunismo, socialismo, revolucion, bien común, estado social, etc., suenen peyorativamente para muchísima gente. Con una sola palabra, demagogicamente empleada, además, ya han descalificado todo un discurso para muchísima gente, por desgracia. En mis tiempos, los del mayo del 68, fuera de España hablábamos del complejo politico-militar
        -industrial para referirnos al enemigo al cual combatir, ahora el enemigo a logrado difuminarse "transversalmente". Sin embargo continúan ahí, aunque hayan mutado a un complejo politico-financiero-mediatico. La pela hoy no esta en las febricas, sino en las Bolsas, y se necesita que la gente piense que sin la especulacion bursatil tido seria un caos. Por eso dominan los medios. En ellos se habla hasta del sexo de los Ángeles, pero lo que es la propiedad, y lo que significa el dominio social que a través de ella se ejerce, eso, ni mentarlo. Hablemos de Franco, de Trump de Putin, de Venezuela, de Hitler, de lo que se wuiera, pero no toquemos el concepto sacrosanto de la propiedad.

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        0

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.