x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

Heroínas

Publicada el 06/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/03/2019 a las 21:28
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El 8 de marzo del pasado año me acordé mucho de mi madre. Andaba por Málaga por motivos que no vienen al caso y solo encerrándome en la caja acorazada de un banco hubiera podido evitar enterarme de la excepcionalidad de la jornada. Desde la mañana hasta bien caída la noche, las calles malagueñas fueron una sucesión de desfiles de mujeres exigiendo la plena igualdad de derechos y condenando la violencia específica de la que es víctima su género. Al principio las participantes se contaban por decenas, luego pasaron a ser centenares y al final de la jornada terminaron formando una marea de miles, muchos miles.

No tuve, por supuesto, la menor tentación de recluirme en ninguna parte. Al contrario, me sumé en un par de ocasiones a las marchas. No fui el único varón que lo hizo, los hombres éramos bienvenidos por aquellas mujeres alegres y combativas. Noté que dos generaciones eran mayoritarias entre ellas: la de los quince a los treinta años de edad y la de los sesenta a los noventa, es decir, la generación de mis hijas y la de mi madre. Pensé que, de seguir en vida, mi madre se habría sumado con entusiasmo a aquella jornada festiva y reivindicativa. Tras haber padecido durante su juventud y buena parte de su vida adulta la discriminación agravada que supuso el franquismo para las españolas, fue una feminista activa en sus últimos años de su existencia.

Sonreí apreciativamente ante dos de los lemas de aquellas manifestaciones malagueñas del 8-M, los dos exhibidos por chavalas con los rostros jovialmente pintados. Uno decía: “Somos las nietas de las brujas que no pudisteis quemar”. Me encantó esa conexión lírica entre las actuales luchadoras por la igualdad y las que lo hicieron en tiempos oscurísimos. Innumerables mujeres fueron quemadas durante siglos tan solo por querer hacer las mismas cosas que los hombres.

El otro lema que me pareció muy ingenioso era este: “Quisieron enterrarnos, pero no sabían que éramos semillas”. Le encontré una sabiduría telúrica. Sí, la mujer es semilla y es tierra, es la vida y su renacimiento. Antes de que el monoteísmo de Abraham impusiera la dictadura de ese dios único, masculino y misógino adorado por judíos, cristianos y musulmanes, muchos pueblos tenían a la diosa madre en el primer lugar de sus panteones politeístas.

En mi santoral privado, junto a Espartaco, Jefferson y Bakunin, figuran muchas mujeres pioneras en defender una idea que de tan lógica tendría que ser indiscutible: la humanidad no puede ser mínimamente libre y justa si condena de antemano a la mitad de ella a la servidumbre, la arbitrariedad y la violencia. Las cito ahora a vuelapluma, sin ánimo de ser exhaustivo. Empezaré con la francesa Olympe de Gouges, que en 1791 escribió la primera Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana (los miembros de la Asamblea Nacional revolucionaria, todos varones, habían aprobado dos años antes la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano). Y seguiré con las también francesas Louise Michel, maestra, poeta y dirigente de la Comuna de París de 1871, y Simone de Beauvoir, autora de El segundo sexo.

En España, la Segunda República permitió que mujeres de esta estirpe libertaria fuera conocidas por el gran público. Clara Campoamor y Victoria Kent son para mí admirables y no creo que ahora valga la pena escarbar en la herida de sus discrepancias a propósito de la oportunidad del voto femenino. Como lo son la comunista Dolores Ibárruri, la anarquista Federica Montseny y los miles de mujeres que, en los primeros compases de la Guerra Civil, se fueron a pegar tiros al frente en calidad de milicianas.

En el mundo anglosajón, me vienen a memoria la precursora Mary Wollstonecraft, las sufragistas inglesas de comienzos del siglo XX y las norteamericanas Eleanor Roosevelt, Betty Friedan y Angela Davis. Y en el mundo árabe, donde, aunque alguno no lo sepa, el feminismo tiene décadas de existencia, las egipcias Huda Shaarawi y Nawal el-Saadawi, la libanesa Fay Afak Kanafany y la marroquí Fatima Mernissi.

Si heroísmo es hacer cosas extraordinarias en circunstancias muy difíciles, todas ellas fueron heroínas. Y también millones de mujeres célebres o anónimas de ayer y de hoy. Incluida mi madre.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

48 Comentarios
  • fotovoltaico fotovoltaico 07/03/19 02:35

    Recuerdo que un amigo hablaba sobre la medalla de Andalucia y reivindicaba la medalla para un poeta de Cadiz,esta cuestion me hizo reflexionar sobre mi MADRE,la cual se quedo viuda con 41 años y con ccho hijo Y LA MAYOR CON CATORCE AÑOS,yo fui el septimo,,CREO QUE MI MADRE SE MERECE ESA MEDALLA CON CRECES,gracias Javier por recordarme a una parte de mi
    ,

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • paco arbillaga paco arbillaga 07/03/19 06:57


      fotovoltaico: Seguro que la mejor medalla que le puedan dar a tu madre sois tú y tus hermanos. Mi respeto para ella. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 06/03/19 21:30

    Muy buena columna.
    Solamente quiero apuntar que Thomas Jefferson vendió a los hijos que tuvo con una esclava negra.
    También que al descubrir la vida de Concepción Arenal he quedad prendido. No sé si va a durar, eso nunca se sabe, pero es la que prefiero.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Coronel Dax Coronel Dax 06/03/19 18:33

    Yo veo el movimiento feminista como una obligada derivada de los valores de la Ilustración. Como no puede separarse de ellos, el “feminismo de derechas”, o liberal o como le quieran llamar, no deja de ser algo inconsistente, sin base filosófica que lo sustente.

    Sin duda que la relación del elenco de heroínas del feminismo por el Sr Valenzuela es personal y, en el caso de las históricas, viene condicionado por nuestra propia experiencia a partir de lecturas, documentales o incluso películas.

    Ya se han mencionado algunas por los foreros, pero, si hay un Olimpo feminista, Flora Tristán forma parte de él. Su biografía novelada la conocí por la extraordinaria novela “El paraíso en la otra esquina” de (ironías de la vida) Mario Vargas Llosa.

    Un saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    6

    • paco arbillaga paco arbillaga 06/03/19 19:21


      Coronel Dax: Para mí las luchadoras feministas más respetables que he conocido han sido algunas mujeres que no han salido en los papeles y que ya por la década de los 70-80 hacían sentir su presencia reivindicando la igualdad con los hombres tanto en el trabajo como en la vida sociopolítica. Osasuna2 salu2.


      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      0

      6

      • Coronel Dax Coronel Dax 06/03/19 20:03

        Pues no puedo sino estar de acuerdo con usted. Por suerte, el mundo está lleno de héroes anónimos.

        No obstante, los referentes existen. ¿Por qué existen esos “seres especiales” como Espartaco o Gandhi? Quizás por estar en el lugar adecuado en el momento adecuado, aparte de por su valía personal. O quizás por un carácter de tipo mesiánico, no lo puedo descartar.

        He nombrado a Flora Tristán cuando pensaba también en la valenciana Alejandra Soler. Y había pensado si esta última no era igual de íntegra y determinada que la primera. Posiblemente la respuesta sea que sí. Pero a Alejandra la he descartado porque es “poco conocida” y sus “hazañas” son menos espectaculares.

        Ahora mismo estaba oyendo en YouTube a otra de mis “heroínas”, Rosa María Calaf. El otro día dio una conferencia en Valencia y no pude acudir. Os paso el enlace para los que entendáis el catalán y estéis interesados:

        https://www.youtube.com/watch?v=SQxMNjLpZ3g

        Un hetziano abrazo, Paco.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        4

        • paco arbillaga paco arbillaga 06/03/19 20:21


          Coronel Dax: Me apunto la charla de Calaf para oírla este fin de semana. Gracias. Se devuelve el abrazo con deseos de osasuna.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          2

  • Rafael Santana Rafael Santana 06/03/19 18:05

    No queremos diosas, ni princesas, ni cantos de sirena.
    Queremos mujeres libres a nuestro lado.
    No queremos mujeres al cuidado, queremos cuidar de nuestras mujeres.
    Queremos mujeres libres, fuertes, débiles, dignas, sabias. Altas y bajas, gordas y flacas, blancas, negras, amarillas o pieles rojas.
    Queremos mujeres de igual a igual, codo con codo, brecha con brecha, aupando el carro común, que es la vida.
    Queremos mujeres que nos inciten a ser mejores cada día, como hombres, como hijos, como padres y como abuelos.
    Mujeres en todo su esplendor, no mustias, ni violadas, ni muertas por el machismo patriarcal.
    No queremos diosas, porque de ellas es ya el don de la vida.
    No queremos princesas. Queremos mujeres de carne y hueso, de verdad. No queremos una imagen de mujer estilizada, idealizada, banalizada, sexualizada.
    No queremos sirenas de canto embriagador, pues su canto, el de las mujeres todas, es el canto del sustento de la vida, es el canto primigenio, el canto de la Madre Tierra.
    Queremos mujeres dignas de ser amadas sin fronteras ni ideologías.
    Dignas de ser amadas sin distinción de raza, ni de color, ni por su orientación sexual. Madres y no madres. Mujeres todas.
    Dignas de ser cuidadas desde su más tierna infancia sin que vengan a interponerse los dogmas o las creencias de sistemas religiosos, patriarcales, de dominación.
    Queremos a todas las mujeres del mundo, todas las mujeres todas y ni una menos.
    No queremos una mujer para cuidarnos, queremos cuidar de nuestras mujeres. Porque ellas son la sal y el picante, el dulce y el amargo sabor que nos arrebata.
    Queremos un mundo donde poder caminar libres, codo con codo, a la misma altura. Un mundo libre de guerras, libre de explotación laboral, libre de explotación sexual.
    Queremos un mundo libre lleno de mujeres bellas, dignas, sabias, que nos amamanten con sus pechos de sabiduría y compasión.
    Un mundo digno para nuestras mujeres, nuestras hijas, nuestras hermanas, nuestras abuelas. Un mundo digno para todas las mujeres, todas y ni una menos.
    No queremos diosas, ni princesas, ni sirenas. Queremos mujeres como montañas en el amanecer de un nuevo tiempo. El tiempo de la igualdad real entre el hombre y la mujer. Sin

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    7

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 18:37

      Mi texto es el suyo, pero, donde refiere mujeres, en el mío figura 'hombres':

      No queremos dioses, ní príncipes...
      Queremos hombres libres a nuestro lado, fuertes, débiles, dignos, sabios. Altos y, bajos, flacos y gordos, blancos, negros, amarllos o pieles rojas.
      Queremos hombres de igual a igual, codo con codo, brecha con brecha, aupando el carro común que es la vida.
      Queremos hombres que nos inciten a ser mejores cada día como mujeres, como hijas, como madres, como abuelas, como hermanas...
      Queremos hombres dignos de ser amados sin fronteras ní ideologías. Padres y no padras. Hombres todos.
      Queremos un mundo donde todos, mujeres y hombres, podamos caminar LIBRES, codo con codo, a la misma altura. Un mundo libre de guerras, libre de explotación laboral, libre de explotación sexual...
      Etc...

      Salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      0

      9

      • Rafael Santana Rafael Santana 06/03/19 20:26

        Me encanta como queda el texto.
        ¡Y tan necesario!

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        4

        • Rafael Santana Rafael Santana 06/03/19 20:29

          Y me acabo de dar cuenta de que no esta completo (no ha cabido)

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          0

          • Orlinda Orlinda 06/03/19 20:40

            Complétalo debajo.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

      • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 19:30

        Error o trampas del destino: *padres y no padres* Disculpas.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        1

        • Orlinda Orlinda 06/03/19 19:44

          Ja,ja, pues me ha gustado lo que has dicho. Hay algunos que no saben ser padres y quieren hacer de madres, podrían ser los padras.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • Rafael Santana Rafael Santana 06/03/19 20:27

            Sí...

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            1

  • Orlinda Orlinda 06/03/19 16:25

    Dos mujeres de imprescindible recuerdo en la lista por pequeña sea son Rosa Luxemburgo y Clara Zetkin, doblemente heroínas por el movimiento obrero y por la emancipación de las mujeres, si bien fueron contrarias al feminismo burgués, por ser ajeno a los problemas y las luchas de las trabajadoras. Ellas fueron quienes propusieron y consiguieron la celebración del Día internacional de la mujer trabajadora y Clara fue una de las creadoras del movimiento de liberación femenina, lo que es hoy la Internacional Socialista de Mujeres.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Orlinda Orlinda 06/03/19 15:57

    A propósito de la madre y las semillas he recordado este bonito texto que transcribo en reconocimiento a todas las madres reales y metafóricas que con sus acciones y palabras han dado lugar a lo que somos. Aparece en la contraportada de una serie de libros de mujeres, “Colección La cosecha de nuestras madres” de la editorial “horas y HORAS”.

    “Lo que nuestras madres plantaron, nosotras lo cosechamos. Plantaron libertades, sueños, desmanes, quejas, lo nuevo, lo por venir... Les dijeron que no crecería, pero plantaron. Las llamaron locas, pero plantaron. Y como lo plantado tenía fuerte raíz (por lo que algunos las llamaron radicales), todo llegó a nosotras. La cosecha de nuestras madres es una colección de textos que recoge el origen, amoroso y guerrero, de nuestro sentido libre de ser mujeres puesto en palabras. De ella obtenemos frutos y semillas que volveremos a plantar.“

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • bidebi bidebi 06/03/19 15:51

    2/2
    Por lo tanto, lo de “madrecita del alma querida” está muy bien como poesía sentimental pero debemos ser conscientes que nos estamos refiriendo a auténticas esclavas. Aunque sonrían, nos hayan querido mucho o les estemos muy agradecidos. Debemos ser conscientes que glorificar el rol de madre clásico es contribuir al mantenimiento del patriarcado.
    Por último, la desgracia de este nuestro tiempo es que las cosas no parece que van a mejor, como cabría esperar, si no que van a peor.
    - Las agresiones a los padres, sobre todo a las madres, por parte de jovenzuelos aumentan considerablemente.
    - La juventud actual, generalizando, es de las más incultas, desinformadas y sobre todo conservadoras respecto a las anteriores.
    - La educación sexual de muchísimos jóvenes se realiza a través de la pornografía obtenida en Internet, que supone ser educado en el machismo y la dominación sobre la mujer.
    - Resurgen en todo el mundo ideologías de extrema derecha, machistas y homófobas con éxito electoral.

    Por lo tanto, el panorama es bastante desolador y es evidente que hay fuerzas poderosas empeñadas en mantener el patriarcado.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • bidebi bidebi 06/03/19 15:50

    Parece cierto que vivimos fundamentalmente de mitos. Dándole al concepto el significado de la utilización de la imaginación para explicar la realidad o para fabricarla. Y una de las funciones del mito suele ser consolidar el status quo.
    Claro que la mayoría de las madres han sido heroínas, pero es que muchos padres también han sido héroes enfrentados a un trabajo alienante y explotado. La ley del péndulo. Se acerca el día 8 y ahora toca glorificar a las madres. No se que vamos a ensalzar el día de la madre oficial. Hemos sido los señoritos de la casa mientras ellas eran criadas, pero que santas eran. Cómo las hemos querido, cómo las recordamos, pero en realidad han trabajado gratis para toda la familia.
    Esto último sería el primer mito de la maternidad, el mito emocional. Ver a la mujer a través de la madre y casarse para tener una segunda madre. Glorificar a la mujer a través de la propia madre, lo que en si mismo es un absurdo. Cuantas uniones matrimoniales no serán un desastre porque el macho quiere ver en la pareja a la madre. Con el añadido de que además de todo lo que hacía la madre por uno la pareja aporta sexo gratis. Un menú completo.
    Otro mito de la maternidad es el mito del falso instinto maternal. El patriarcado crea en las mujeres la necesidad de ser madres. Hasta tal punto que aquella mujer que no es madre y se empareja como dios manda, o es lesbiana o es rechazada para el sexo, pero en cualquier caso es una cosa muy rara que debe ser apartada. Y esto es así porque el matrimonio es uno de los pilares del patriarcado. La mujer deja de existir como persona para convertirse en una reproductora. Y como tal, una vez cumplida su misión de ser madres, su nueva misión en exclusiva será la del cuidado de la prole y del hogar. Dejan de ser personas, dejan de ser ciudadanos con derechos, para convertirse en reproductoras y en cuidadoras sin salario. Además han de estar bellas para la satisfacción del macho y en consecuencia pintarse y vestirse para complacer a ese macho. Como son solo cuerpos y no personas, no tienen deseos sexuales, no pueden mostrar iniciativas sexuales y hasta llegan a cortarles el clítoris para eliminar el placer sexual.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 14:24

    Declaración de la Secretaria Judicial, en el juicio a los actores de la DU; observo hilaridad, en encausados y su defensa... Ciertamente, consecuente con su propia mismidad, las sonrisas del 'Jordi de ANC' y las 'presuntas' contradicciones expuestas por la defensa, a la testigo..¿vió grupos musicales? ...presuntamente: 'escuché cánticos'

    Pido disculpas; este artículo de J.Valenzuela, 'Heroínas' refiere el respeto a las mujeres, desde la igualdad entre los seres humanos.
    Cita Javier la "Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadana" escrita en 1791 por Olympe de Gouges: Considero sumamente importante su Preámbulo, Epílogo, así como sus 17 arlos y me permito transcribir parte:

    "PREÁMBULO.
    Las madres, hijas, hermanas, representantes de la nación, piden que se las constituya en asamblea nacional. Por considerar que la ignorancia, el olvido o el desprecio de los derechos de la mujer son las únicas causas de los males públicos y de la corrupción de 105 gobiernos, han resuelto exponer en una declaración solemne, los derechos naturales, inalienables y sagrados de la mujer a fín de que esta declaración, constantemente presente para todos los miembros del cuerpo social les recuerde sin cesar sus derechos y sus deberes, a fín de que los actos del poder de las mujeres y los del poder de los hombres puedan ser, en todo instante, comparados con el objetivo de toda institución política y sean mas respetados por ella, a fin de que las reclamaciones de las ciudadanas, fundadas a partir de ahora en principios simples e indiscutibles, se dirijan siempre al mantenimiento de la constutución, de las buenas costumbres y de la fidelidad de todos. En consecuencia...reconoce y declara...
    ARTICULO PRIMERO.
    La mujer nace libre y permanece igual al hombre en derechos. Las distinciones sociales sólo pueden estar fundadas en la utilidad común.
    ...
    EPÍLOGO
    Mujer, despierta; el arrebato de la razón se hace oir en todo el universo; reconoce tus derechos. El potente imperio de la naturaleza ga dejado de estar rodeado de prejuicios, fanatismo, superstición y mentiras. La antorcha de la verdad ha disipado las nubes de la necedad y la usurpación. El hombre esclavo ha redoblado sus

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 8 Respuestas

    2

    3

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 19:37

      Manifiestos, mis problemas con el teclado : DUI...debe ser la justificación de los negativos; la 2a.parte de mi comentario es copia del texto referido: ¿no les gusta? No soy la autora...a mi me oarexe un documebto extraordinario; especialmente para las/los que consideran que, con ellos, llegó la 'civilización'

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 15:16

      ./..
      ...fuerzas y ha necesitado apelar a las tuyas para romper sus cadenas. Pero una vez en libertad, ha sido injusto con su compañera...¿Qué ventajas habéis obtenido de la revolución? Un desprecio mas marcado, un desdén más visible [...] Cualesquiera sean los obstáculos que os opongan, podéis superarlos; os basta con desearlo."

      Han transcurrido 228 años, hemos avanzado, por consecuencia de esos 228 años de defensa activa de la igualdad, realizada con el esfuerzo de millones de mujeres luchadoras durante estos 3 siglos... No desde ayer, el año pasado, o los últimos 40 años de 'democracia'... Los 2 volúmenes de "Historia de las mujeres: Una historia propia" de Bonnie S. Anderson y Judith P. Zinnser...todas las citadas por Javier, e infinidad de anónimas.

      Se pueden consultar las "Reformas Sociales" Informes, tomo I, Información oral, practicada en virtud de la RO de 5 diciembre 1883, Madrid, Publicación oficial. Manuel Minuesa de los Rios, impresor. Miguel Servet, 13,- teléfono 651. 1889.
      Cuestionario
      Grupo de preguntas que contiene:
      ...
      " Trabajo de las mujeres...XIV.
      93. Trabajo de la mujer en la casa y fuera de ella; condiones en que se verifica en este último caso y sus consecuencias.
      94. ¿Busca la mujer trabajo fuera del hogar por absoluta necesidad, ó por el deseo de aumentar el haber de la familia?
      95. ¿Trabajan las mujeres en las mismas industrias que los varones? ¿Trabajan las mismas horas que éstos?
      96. ¿Se dedican dentro del hogar, a trabajos que se relacionen con el de los talleres?
      ...
      98 Cuando se emplean mujeres en las mismas industrias que los varones, haciendo un trabajo análogo o idéntico, ¿qué eelación hay entre el salario que perciben respectivamente?
      99. ¿Se emplean las mujeres en las industrias insalubres o peligrosas? ¿En qué proporción toman parte en las faenas del campo?
      ...
      El Tomo II, de las citadas reformas, publicadas en cinco tomos, por Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, en 1985, responde,en su página 149: Trabajo de las mujeres. Grupo XIV del Cuestionario, por Don Alejandro San Martín... refiere: "...el Sr. Rodríguez Mourelo, me ha proporcionado numerosos datos ....el Ateneo, en mis apuros científicos...

      De ahí venimos

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 6 Respuestas

      2

      3

      • Orlinda Orlinda 06/03/19 16:03

        Solo un pequeño apunte, irreli. En el punto 94 falta un opción importante: ¿Busca trabajo para tener independencia económica? No hay que olvidar el antiguo slogan feminista, “Quien te mantenga mandará en ti”, tan cierto y verdadero como la vida misma.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        0

        3

        • Irenepaz Irenepaz 06/03/19 18:48

          Una novela que tuvo mucho impacto en mi fue la madre de Máximo Gorki, y muchas otras novelas cuyas protagonistas reales o ficticias van marcando una conciencia universal. Un saludo

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          1

          • Orlinda Orlinda 06/03/19 20:27

            Saludos, Irene.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

        • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 18:08

          Es posible que sea sacártico tu apunte; o, no soy capaz de entenderte. El punto 94. del cuestionario, refiere textualmente, lo escrito por mi. Tengo el volumen delante y mi texto es copia exacta.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          0

          0

          • Orlinda Orlinda 06/03/19 18:39

            No, irreli, no soy sarcástica del todo o lo soy a medias y sé que eso no lo has escrito tú. Quien lo ha hecho no considera la opción de que la mujer quiera trabajar para ser independiente económicamente de su pareja con todo lo que eso significa y así expresa. Además de la importancia de lo que ya he dicho, hablar del “haber de la familia” es dar por supuesto que la familia es eterna de por vida.
            Bueno, no son olvidos sino cosas propias de la época.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            0

            • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/03/19 19:16

              Son estudios del Ministerio de la Gobernación, Reformas Sociales, en España, entre 1889 y 1893.

              Mi referencia pretendía dejar constancia de por donde iba lo SOCIA, entonces...no hemos avanzado tanto y, por supuesto, el trabajo por la igualdad y los derechos de las ciudadanas, data de la Revolución Francesa, como indica Javier Valenzuela. He transcrito parte de Olympe de Gouges, de 1791.

              Estoy totalmente de acuerdo en que la libertad individual, sea de mujeres y/u hombres, solo puede desarrollarse, desde la independencia económica.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

  • Argaru Argaru 06/03/19 14:11

    El próximo 8 de marzo habrá una auténtica APOTEOSIS de empoderamiento femenino y eso hay que aplaudirlo hasta con las orejas. Es evidente, que las mujeres están cogiendo cada vez más relevancia y son conscientes que sin ellas, la sociedad no puede avanzar, pero la sombra del franquismo sociológico es muy alargada. El próximo 28 de abril, una gran mayoría de mujeres votarán a los partidos del patriarcado de los MACHOS ALFA Casado, Rivera y del jefe de la manada, Abascal. ¿Por qué va ocurrir esto? España sigue siendo, lamentablemente, una sociedad de hombres y mujeres machistas. ¿Cómo se corrige esto? Con educación, educación y educación. Lastima que esto no sea del interés de los QUE MUEVEN LOS HILOS, hombres y, también, mujeres, que viven muy bien con el actual “Statu Quo”.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.