x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

No hay preguntas inoportunas

Publicada el 30/03/2019 a las 06:00 Actualizada el 29/03/2019 a las 20:54
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

No hay preguntas inoportunas. No las hay. Todas son posibles, la clave está en las respuestas que des. En los cursos de formación que damos en Atresmedia a personas que cada día se enfrentan a hablar en público, ofrecen entrevistas, ruedas de prensa o atienden a los medios, insistimos mucho en esto. Ninguna pregunta es impertinente. Sólo las respuestas pueden ser no pertinentes. El periodista puede preguntar lo que quiera, la clave está en lo que tú le respondas. A alguien del equipo de Borrell se le olvidó contarle la primera regla de comunicación en medios. O al ministro ese día la paciencia se le agotó demasiado pronto.

Las preguntas del periodista alemán podían ser parciales, inexactas, sesgadas, podía estar equivocando datos, incluso afirmando cosas que son mentira, puede ser, pero el papel de un ministro es, con sus respuestas, desmontar esas preguntas. Con respuestas coherentes, con argumentos de peso, con datos. Pero desde luego nunca enfadándose, cortando la grabación y diciéndole al periodista que miente. ¡Nunca! Más aún cuando lo que en teoría buscaba el gobierno durante estos meses es que su relato tenga difusión.

Aquí, los expertos en comunicación política pueden ser mucho más pedagógicos, exponer mejor que yo cómo es una buena estrategia de comunicación si, efectivamente, lo que realmente están buscando es ocupar un espacio en la opinión pública extranjera que durante demasiados meses fue abandonado y ese vacío permitió muchas cacofonías y demagogias. Borrell tenía muchos argumentos con los que contestar a las preguntas del periodista alemán, que ya empezaba mal cuando llamaba “abuela” a Carme Forcadell porque tenía 63 años. Mal empezaba. Y siguió peor. Pero insisto: aunque no te guste nada lo que te están preguntando, un ministro representa a todo un país ante una opinión pública y levantarse y marcharse en mitad de una entrevista es la peor de las reacciones. En primer lugar, das una imagen de absoluto enfado. Y aunque tengas motivos para estarlo, recondúcelo con respuestas de peso.

Además, eres el ministro de Exteriores, el de la diplomacia y ese día, la diplomacia se fue por la ventana. Dos, el espectador puede entender que tienes cosas que ocultar, que lo que te está diciendo te incomoda. Recuerdo que en el inicio de la exclusiva mundial de los papeles de Panamá, al primer ministro de Islandia, en mitad de una entrevista, empezaron a sacarle documentos que evidenciaban que había tenido una offshore. Cuando estaba acorralado, cuando las evidencias eran incontestables y cuando el primer ministro no sabía qué decir, se levantó en mitad y se marchó, dejando al periodista con la palabra en la boca. Y fue el fin de su carrera: con ese gesto admitió ante la opinión pública que había mentido. Y también era una entrevista grabada, pero cuando hay una cámara y un micrófono delante, da igual que sea en directo o grabado, cada gesto es registrado.

Borrell o su equipo aceptaron ir a esa entrevista. Sabiendo o no por dónde iban a ir las preguntas, cuál era la línea editorial del medio, qué opinaba o no el periodista. Puede que todo esto no lo tuvieran tan claro, puede efectivamente que alguien no hiciera su trabajo antes de aceptar que el ministro se sentara a contestar a ese cuestionario. Pero una vez que estás ahí, no hay marcha atrás y es entonces cuando tienes el enorme reto de desmontar mentiras, como decía el ministro, con argumentos. Decía Borrell que tuvo infinita paciencia con “semejante personaje”. No estoy de acuerdo. No hubo mucha paciencia y el periodista, te gusten más o menos sus preguntas, no es un personaje. El Gobierno ha salido a defender la actitud de Borrell. Dicen que tenía motivos para estar enfadado. Puede ser. No voy a entrar a valorarlo. Pero alguien de su equipo debería de sentarse con él y decirle que las formas son tan importantes o más que los mensajes. Y el jueves, el ministro se equivocó.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

48 Comentarios
  • Pelias Pelias 01/04/19 20:39

    Nunca creí que Borrell pudiese caer tan bajo y desfondarse como lo hizo. Había puesto muchas esperanzas en él, pero me equivoqué.

    A este señor no se le puede presentar como representante del país en ningún sitio. O se le da un curso acelerado de como afrontar una entrevista normal y representar a la ciudadanía ... o a la calle.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • fahega fahega 31/03/19 12:46

    SEÑOR BORRELL. ESTOS SON SUS MODALES CUANDO ALGO NO LE GUSTA, BAJA LA PERSIANA Y A QUI TE QUEDAS.....ESTE ES SU ENTENDER LA VIDA.NO ES DE ESTRAÑAR QUE EN SU PUEBLO NATAL..LA POBLA DE SEGUR ..NO LES GUSTE SUS ACTITUDES DE YO.YO.Y SOLO YO .SE LO DICE UNO DE, LLEIDA------

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    5

  • Grever Grever 31/03/19 09:25

    Es innegable que el equipo de Borrel no hizo bien su trabajo. Sin embargo discrepo en algunas cosas que quizás los periodistas como usted, Resano, suelen negarse a admitir: Hay periodistas que gustan de sentirse los protagonistas de las entrevistas que realizan y no buscan respuestas informativas o aclaratorias sino lucirse intentando demostrar sus habilidades. Sabrá usted, Resano, que parte de una entrevista es el contexto que el entrevistador crea antes de formular la pregunta con intención de condicionar al entrevistado o al lector/oyente/espectador. Contextualizar a Forcadell como "abuela" es un ejemplo claro del intento de "manipular" a la audiencia: abuela/bondad/debilidad.
    Borrel no iba preparado y metió la pata. El entrevistador, ese y algunos otros, tal parece que realizan entrevistas "a mayor gloria de si mismos".

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Pepita Pepita 30/03/19 22:15

    Y si el que lo pregunta .miente , como hacen últimamente, algunos periodistas;!!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    3

  • Pablo Larra Pablo Larra 30/03/19 21:32

    Yo creo que el ministro Borrell actuó pensando en el electorado español, que vieran que el PSOE está en contra del independentismo. Ese tipo de gestos, el calificar una pregunta, de palabra o de obra, como impresentable, tan del agrado de la derecha, da votos hasta en la izquierda. Lo que pasa es que luego las palabras de Iceta dieron al traste con esa imagen que buscaba Borrell.

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    2

  • pcpe pcpe 30/03/19 19:45

    "Cuando estés irritado, cuenta hasta diez antes de hablar; si estás airado, cuenta hasta cien” Thomas Jefferson

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    5

    • PRey PRey 30/03/19 20:57

      Pues sí, y además dijo "prefiero un periodismo sin gobierno que un gobierno sin periodismo" (aunque la cita aparezca también cambiando la palabra "gobierno" por "democracia"). Aquí, en cambio, hace ya mucho tiempo que una importante cantidad de periodistas han dejado su deontología en manos del poder económico que sostiene el medio en el que "trabajan". En un país con una democracia avanzada, como la que nos quieren vender que tenemos, no se sostiene que un representante de un país decida dar una rueda de prensa sin preguntas, o que se permitan el descaro de impedir el paso a un determinado medio de gran público, tenga el corte que tenga. Si nuestro periodismo fuera tal, no se dedicaría a tapar lo que ocurre dependiendo de la opinión del amo. Por muchos motivos opino que nuestra democracia es muy deficitaria, pero uno de los pincipales, y que afectaría sobremanera a los demás de ser disto a como es, es que la labor de fiscalizar la realidad del periodismo es una rara avis. Independientemente del sesgo del que pregunte, de cómo lo haga, o si viene impregnada la pregunta de una subjetiva siempre maledicencia, la obligacion de quién concerta una entrevista es responder con la máxima honestidad y con lo que considera su verdad. Y ahora seguiré soñando....

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      2

      • PRey PRey 30/03/19 21:01

        donde escribo disto quise escribir distinto

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

  • Birth 4 Birth 4 30/03/19 19:25

    He visto los 26 minutos en versión original en inglés y no en español. Puede que haya alteraciones. En inglés, la referencia que hizo Tim Sebasti´n de Forcadell fue apropiada, haciendo la referencia por su condición de abuela, y su puesta en prisión preventiva. Las abuelas son respetadas y muy consideradas en tierras anglosajonas. Fue con empatía con la que trató el tema. Por otra parte, el periodista Tim Sebastián (no sé si habrá cambiado de nacionalidad), es británico y llevó por años el programa HardTalk, de la BBC. El periodista fue en todo momento respetuoso. No respondió a las acusaciones virulentas de Borrell, que lo llamó entre otras cosas mentiroso e ignorante. Simplemente el perioodista seguía con sus preguntas. Tuvo que soportar el lenguaje corporal agresivo y desdeñoso de Borrell. En un momento Borrell le acusa de preguntar tres veces la misma pregunta. Yo he visto repetir catorce veces la misma pregunta. Quizá fuera porque Borrell quiso evadirla y Tim Sebastián deseó que se aclarara. Borrell tuvo siempre la ocasión de contestar. Tim no lo cortaba como torcidamente le acusaba Borrell. . Y si Tim tenía datos erróneos, qué mejor momento para el ministro que aclararlas! Tengo que confesar que el comportamiento de Borrell me pareció Trumpeano. Acusando al periodista de todo lo que se le pasaba por la cabeza, tratando de provocarlo. Si lo ve más de una vez, Helena Resano, queda claro que lo que le irritó a Borrell fue no haber "sometido" al periodista, Encontrarlo inalcanzable a pesar de llamarlo de todo. Tim Sebastian, hombre de una enorme cultura, fue correcto, haciendo las preguntas que le interesaba. El comportamiento de Borrell fue grosero, soberbio, y pretensioso. Quedó claro la carencia absoluta de capacidad de diálogo, para no decir de negociación, Por lo tanto, no me extraña que haya añadido un punto más a la percepción de su audiencia alemana ((Deutsche Welle) con respecto al tema catalán... No digamos cuando toca el tema de Gibraltar y las aguas marítimas y la contestación de Borrell sobre el asunto. Creo que su tiempo como presidente del parlamento europeo le hizo perder contacto con la realidad. Y no ha bajado de las alturas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    9

    11

    • GRINGO GRINGO 30/03/19 19:43

      Nada que añadir, salvo que coincido al 100% con sus comentarios.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      10

  • GRINGO GRINGO 30/03/19 19:25

    Helena, por favor, no nos cuentes éstas milongas...., porque si realmente hacéis ésos cursos de formación en Atresmedia, no aprobará ni dios, o se aprueban como en la URJC.

    Las preguntas del periodista eran "preguntas normales", dentro de lo normales que pueden ser preguntas relacionadas con el procés, a las que se puede responder con serenidad, si no eres un soberbio, egocéntrico y además estás acostumbrado a marcar el ritmo de las entrevistas como les pasa a muchos políticos en España.

    Helena, te equivocas criticando a tu colega alemán, nunca te he visto criticar a muchos que son mucho más obscenos es sus comentarios, apreciaciones y afirmaciones.

    En general sois incapaces de conseguir que un político responda a lo que le habéis preguntado, salvo que sea una presa fácil, ahí si hay insistencia, y a veces hasta mala educación, y si no repasa alguna entrevista reciente a PI en La Sexta Noche.....

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    8

  • Mascarat Mascarat 30/03/19 18:09

    El señor Burrel ha recibido una lección de democracia de primera en toda su jeta, y van ya....
    Se ha mostrado como lo que es: el máximo representante de la diplomacia de un país en el que se reprime la democracia a porrazos, con cárcel, multas, exilio, etc...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    14

    17

    • GRINGO GRINGO 30/03/19 19:25

      Marca España o Carca España...........

      Responder

      Denunciar comentario

      9

      8

  • yoka yoka 30/03/19 13:13

    Discrepo del análisis que desde rel punto de vista periodistico haces en tus comentarios. El periodista debe ejercer su fubción con una Etica que inplica informar y acercarse a la verdad y a dar trasparencia al contenido.No lo es utilizar ataques,sofismas argucias y falta de respeto al entrevistado.para que digan que bueno y agudo soy,he acorralado a mi interlocutor.de todas formas en esta entrevista a Borrell hay un halo o perfume de Superioridad por parte del entrevistador que hemos sufrido muchos cuando hemos salido a otros paises que se creen mejores.poner en duda la mejor o peor democracia de un Pais con falsas informaciones,no es lo habitual en una entrevista a un ministro de exteriores que representa a ese pais.Seguro ue al Ministro de exteriores Aleman no lo hubiera tratado así.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    12

    9

    • Birth 4 Birth 4 30/03/19 19:36

      Yoka, quizá no sea un halo de superioridad sino de igualdad. Puede interpretarse que como Tim Sebastian no se amilana a pesar de la furia y salida inicial de la entrevista por parte de Borrell, este pierde el control. Cuando dice: "empezamos de nuevo", esperaba que el periodista hubiera recibido la lección y desistiera de hacerle preguntas que evidentemente no tenía preparadas y se encontró sin arguentos. Lo mejor fue cuando al final Borrell pretende darle otra lección y se refiere a que debería mejorar sus preguntas y Tim Sebastián le contesta tan magistralmente. Desvistió el caracter de Borrell. Y Borrel se sintió desnudo. Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      7



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.