x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

No pidan perdón, hagan que no vuelva a pasar

Publicada el 02/04/2019 a las 06:00 Actualizada el 01/04/2019 a las 20:39
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

"No son las cañas las que se tornan lanzas, sino las banderas".
 
Aterrizo en Madrid, donde me espera la muerte de Rafael Sánchez Ferlosio, con el cansancio de las muchas horas de un viaje de Córdoba a Asunción y de ahí a España, pero con el buen recuerdo que me ha dejado una ciudad de gente amable, exquisita, volcada en los actos culturales que había llevado a sus teatros, sus cabildos y sus salas el Congreso Internacional de la Lengua Española. El público fue extraordinario, generoso, atento, participativo… Y lo fue a pesar del mal momento que está pasando, otra vez, Argentina, donde nada sobra porque después de una crisis llegan al poder otros que resultan ser los mismos y que hacen lo mismo de tantas veces: cobijarse a la sombra del monstruo neoliberal, que tiene entre sus enemigos, como siempre ocurre con los movimientos totalitarios, a la cultura: la gente que piensa les parece subversiva, la que informa también y la que lee, igual. El desembarco de los tiburones en el periodismo y en el mundo editorial no es ninguna casualidad, sino parte de una estrategia que resume un modelo de invasión de guante blanco: quien maneja la información, dirige la realidad; quien condiciona, secuestra o amordaza la opinión, acaba con la disidencia.


Estos días en Córdoba, una de las polémicas era la que constituían las palabras del presidente de México, sobre la necesidad de que España pidiera disculpas por la conquista de América. Y también se comentó en los pasillos, más que delante de los micrófonos, y casi siempre en voz baja, la respuesta de Mario Vargas Llosa a López Obrador. A mí también me tocó hablar de eso en La Sexta, justo antes de irme al aeropuerto, y por pura coherencia, repetí lo que he dicho en otras ocasiones similares: me parece ridículo andar pidiendo perdón por cosas ocurridas hace siglos, prefiero que se busque la justicia para los que aún están aquí y ahora; me da igual que la iglesia católica pida o no pida perdón por la Santa Inquisición, lo que quisiera es que persiga a los curas pederastas de hoy, que los expulse y ayude a ponerlos a disposición de la justicia; me da igual que la dictadura que asoló nuestro país durante treinta y ocho años pida o no pida perdón, lo que hubiera sido de ley es que a los torturadores se los encarcelara, en vez de condecorarlos; que a quienes los sufrieron, eso o el asesinato de sus familiares, se les dieran las coberturas sociales que merecían, incluidas las pensiones que les han estado negando unas veces y rebajando otras; o que el siniestro funeralísimo dejara de tener un lamentable monumento en el Valle de los Caídos, que no cayeron, los tiraron a balazos los sediciosos y quienes los aplaudían y sostuvieron. Me da igual que el Partido Popular pida o no pida perdón por el saqueo sistemático que ha llevado a cabo allá donde gobernó, lo que celebraría de verdad es que devolviesen lo robado, que con todo lo que ha sido, entraríamos en superávit. La lista podría ser interminable, pero con esos ejemplos me parece que queda clara mi manera de pensar, en lo que se refiere a ese territorio.


Vivimos buenos tiempos para la lírica y malos para el pensamiento, que cada vez es menos libre porque minuto a minuto crecen los intolerantes, los que vigilan, sentencian, reparten carnets de demócrata, de liberal o de lo que sea. Cualquier argumento que se salga de los carriles que se le han puesto, se recibe con una lluvia de descalificaciones, insultos, condenas… Y viendo esas personas que en Córdoba, Argentina, disfrutaban tanto de las jornadas del CILE, abarrotaban los espacios donde se leían poemas o se daba una conferencia, a la vez que a la salida te explicaban, en un estado de indignación controlada, por así decirlo, lo que una vez más les habían decepcionado aquellos en los que la última vez creyeron, uno tuvo la impresión de que aquí, y más aún en un momento de debate electoral, sería bueno que todos nos quitásemos la camiseta, metiésemos la bandera en el armario y nos comportásemos de la misma forma que les pedimos que lo hagan a nuestros políticos: con ideología pero sin sectarismos; con más hechos y menos palabrería. 


Lo que se vuelve a ver y oír cuando tu avión toma tierra, sin embargo, es lo de siempre: aspirantes a la Moncloa que a las doce invocan el espíritu de la Transición y a las doce y cinco hacen la lista de todos los adversarios con los que, suceda lo que suceda en las urnas, jamás llegarán a ningún acuerdo. Ya sabemos que es mentira, que pactarán con quien sea que les facilite sentarse en los bancos azules del Congreso. Y también sabemos que la demagogia es una moneda de curso legal y una corriente de discurso muy extendida. Imagínense, si quienes más claman en el desierto contra ella, se llaman el Partido Popular.

Tengamos cuidado, porque el histerismo es contagioso y lo que se tornan lanzas no son las cañas, sino las banderas. Y que no se nos olvide que, contra el poder, cultura: cuantos más libros lee una persona, menos fácil es de engañar. Por cierto, que el viaje de vuelta lo hice con Mario Vargas Llosa, siempre tan amable, tan educado, tan buen conversador y, eso no hay ni que decirlo, tan gran escritor. No necesito estar de acuerdo con sus ideas para disfrutar de todo eso. Ni él con las mías para que seamos amigos. A quienes ya estén sacando el cuchillo verbal, les recomiendo un ejercicio de tolerancia, ya verán qué bien se sienten al acabar el tratamiento.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

37 Comentarios
  • Rafael Santana Rafael Santana 06/04/19 12:34

    Soberbio discurso o alegato, artículo vamos.
    Que bien me sienta eso de la tolerancia en el avión, qué buen ejemplo nos has dado.
    Desde luego, cuanto más leamos, mas amplio y diverso, más difícil será darnos "gato por liebre".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Gulberri Gulberri 04/04/19 12:27

    Prado, por enésima vez, gracias por existir: oxigenas mi vida, me reconfortas, me reconcilias, me provocas, me estimulas. Y, algunas veces, como hoy, me dejas sin palabras, sin necesidad de añadir comentario alguno

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • menchones menchones 03/04/19 13:45

    Que bueno eres como escritor y como persona. Te esperamos en Murcia ésta semana. Gracias por estar ahi.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Argaru Argaru 02/04/19 22:04

    Vargas Llosa es un gran escritor y nadie lo discute como escritor. Como persona no le conozco pero sé cómo piensa. En los principales países europeos, el ciudadano tiene un gran acceso a la educación, a la cultura, a la sanidad, a la justicia y un largo etcétera y, por lo tanto, ese ciudadano tiene un amplio abanico de opciones políticas, tanto de izquierdas como de derechas, sin que “chirríen” en el contexto social. Cualquiera que haya visitado el Perù sabe que allí la realidad es bien distinta. Evidentemente, Vargas Llosa es un referente muy importante en el pais andino y no le vamos a pedir que apoye a los “zumbados” de Sendero Luminoso, pero ser un defensor de las políticas neoliberales resulta VERDADERAMENTE obsceno. No obstante, la tolerancia gana por goleada al “cuchillo verbal” y defiendo la posición de amistad que reivindica el autor de este magnífico artículo ya que, no me cabe la menor duda, de que el premio Nobel hispano peruano es una persona más que sobresaliente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Kai㊙ Kai㊙ 02/04/19 19:48

    Instructivo, ecuánime, excelente artículo. Gracias por tus palabras Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • CinicoRadical CinicoRadical 02/04/19 18:49

    ..será eso pues,que falta más plática,más conocer al otro.Ánimo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Orlinda Orlinda 02/04/19 17:02

    Que vuelva a pasar lo mismo, Benjamín, no puede ser y lo que no puede ser es imposible.




    Yo también tengo amigos/as de derechas y muy de derechas. Más que ser tolerante con ellos, palabra que no me gusta nada, porque supone dar a entender que cuentan con mi consentimiento para existir, algo que no me corresponde; asumo que además de las diferencias hay otras cosas que nos unen, que van más allá de la amabilidad y la educación. 
    Tu tendrás con Vargas Llosa tus motivos para ser amigos, pero los que no lo somos sólo podemos valorarlo por lo que nos llega que dice y mi valoración es negativa. 
    A propósito de la carta de AMLO dice:
    “Debió responderse (LO) a la pregunta de por qué México, que desde hace 200 años es independiente y soberano, tiene todavía tantos millones de indios marginados, pobres y explotados”.
    López Obrador sabe la respuesta y Vargas Llosa también debería saberla: a causa de sus compinches de derechas y de los últimos 36 años del neoliberalismo que él defiende. Asentados en la estructura que dejaron 300 años de dominio español.
    Con las consideraciones que hace sobre lo que se llevó a América con la lengua, tal como cultura, valores, ética, como si los indios no tuviesen!! a Vargas Llosa le asoma el supremacismo occidental por los poros de la piel. Me sugiere lo que me acabo de enterar que decía Sánchez Ferlosio de él, “da un poco de risa. ¡Es malo!”. Porque es ser malo, retar a LO a que en su legislatura mejore la situación de los indígenas que no lograron (ni buscaron conseguir) sus amigos. 

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 9 Respuestas

    1

    14

    • luzin luzin 02/04/19 17:51

      Vargas Llosa es supremacista? Como Sánchez Ferlosio dijo que era malo, o eso dice el titular del periodista, entonces es supremacista? Puede usted aportar alguna prueba de ello?
      Y seguro que eso fue por causa de los españoles? antes de los españoles no tenían problemillas? no había personas y pueblos sojuzgados y explotados? Claro, es que eran de derechas y ya eran neoliberales hace 600 años o 1000, o tal vez 2000 años ... Menuda demagogia panfletaria ... Amlo lo que busca son votos y no causas ...

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 8 Respuestas

      14

      1

      • luzin luzin 02/04/19 19:39

        Y creo que la calificación de Ferlosio hacia referencia al talento literario de Vargas LLosa ...

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        2

        2

        • Orlinda Orlinda 02/04/19 21:15

          Lo dudo mucho.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          0

      • Orlinda Orlinda 02/04/19 18:46

        Que sí, Luzin, que sí. Que todos los pueblos hacen lo mismo y tratan de dominar y explotar a otros. 
        Y total, ¿por qué pedir reconocimiento a España? Con lo que sucede ahora mismo de violencia, corrupción, desaparecidos, miseria para los indígenas y campesinos. Ahora mismo con el neoliberalismo que apoya este señor tan culto y educado.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 5 Respuestas

        2

        3

        • luzin luzin 02/04/19 19:23

          No,pues no, no todos los pueblos tratan de explotar u oprimir a otros... ni siquiera llegó Colón con ninguna de esas ideas ... no sabía ni dónde estaba... y no digamos Cortes en México, o Nueva España como la llamaron tras la caída de Tenochtitlan ... a veces pienso que algunos consideran que la "conquista" de América fue un proyecto imperial a la manera de la Guerra de las Galaxias, Cortes con su sable laser descabezando pacíficos indígenas ... esos españoles embarcados en destructores imperiales ...pero nada de eso ...es la historia de penurias y de luchas, de traiciones, conspiraciones, alianzas, mezclas ... y también grandeza y miseria ... Creo que se debería ofertar para turistas avanzados viajes en Carabelas hasta Cuba y penetraciones en territorios selváticos y/o desconocidos para comprender algo ... sin duda un viaje de terror ...

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 4 Respuestas

          9

          1

          • Orlinda Orlinda 02/04/19 20:22

            No sabrían lo que se iban a encontrar, pero en cuanto lo encontraron, arramblaron con todo. Y cabezas no sé, pero manos si que cortaban a los indios que no extraían el oro que debían.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 3 Respuestas

            2

            4

            • luzin luzin 02/04/19 21:13

              Ni tenían la fuerza ni la intención de arramblar con todo ... se encontraron una situación de lucha y enfrentamiento, de persecuciones y odios, y la aprovecharon para auparse desde una minoría al poder. Cortes se hizo con el poder gracias al apoyo de una amplia coalición de diferentes pueblos indígenas donde los españoles eran unos cientos, una minoría minoritaria ...

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 2 Respuestas

              3

              1

              • luzin luzin 02/04/19 21:17

                Y puede leer las cartas de Cortés, tal vez pueda entender lo que este hombre estaba descubriendo ... me encanta su descripción del volcán y la de su primer encuentro con Moctezuma ... http://www.biblioteca.org.ar/libros/134.pdf

                Dónde ustedes ven proyecto imperial no se ve más que alucine y sorpresa ...

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 1 Respuestas

                2

                1

                • Orlinda Orlinda 02/04/19 21:37

                  No tenían intención de arramblar. Entonces será que la Católica sufragó el viaje por amor a la ciencia, a la aventura, al conocimiento. 
                  No tenían intenciones genocidas, eso es cierto, pero el resultado fue el mismo, millones de muertos. Tantos, que tuvieron que echar mano de nuevos servidores traídos de África. A Cortés se debe que revivió la esclavitud y perduró durante siglos. ¡Ah! Pero sin intención. Menos mal!

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  3

                  3

  • bidebi bidebi 02/04/19 15:21

    2.2

    Claro que los actuales jóvenes norteamericanos no intervinieron en guerras coloniales del siglo pasado, ¿y?. Es evidente que el actual imperio americano está basado en genocidios coloniales de los que se siguen beneficiando los actuales ciudadanos.
    Lo que el presidente de México quizás quería decir, y perdón por la osadía de interpretarlo, es que los países coloniales necesariamente han de modificar su RELATO de la historia. El PERDÓN consiste en cambiar el RELATO falso e imperialista.
    No se trata de arrodillarse, sino de cambiar el relato y reconocer robo, pillería y crímenes donde hasta ahora había descubrimiento, evangelización y civilización.
    Es decir, dejar de falsear la historia y relatar la verdad de lo acontecido. Esa es la mejor manera de pedir perdón. Me temo que la España de siempre todavía no ha llegado al estadio de reconocer su propia historia sin manipulaciones.
    Yo le diría al presidente de México que se cargue de paciencia, porque si un estado como el español todavía oculta su historia más reciente y la manipula hasta el vómito, es muy difícil que esté preparado para reconocer su propia historia de hace siglos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    3

    11

    • BASTE BASTE 02/04/19 18:59

      Totalmente de acuerdo , el hacerles cambiar su relato es imposible y menos cuando se vuelve a tender a lo de "una grande y libre con destino en lo universal donde nunca se pone el sol".Menos mal que hay otros relatos en los que ilustrarse.

      Responder

      Denunciar comentario

      2

      4

    • Orlinda Orlinda 02/04/19 17:29

      No, no eres osado interpretando a AMLO. Al menos teniendo en cuenta lo que se ha publicado o yo conozco que se ha publicado de la carta. Efectivamente, no se trata de pedir perdón de rodillas, sino de un reconocimiento de lo que sucedió:

      “…un trabajo bilateral, en una hoja de ruta para lograr el objetivo de realizar en 2021 una ceremonia conjunta al más alto nivel; que el Reino de España exprese de manera pública y oficial el reconocimiento de los agravios causado y que ambos países acuerden y redacten un relato compartido, público y socializado de su historia común, a fin de iniciar en nuestras relaciones una nueva etapa plenamente apegada a los principios que orientan en la actualidad a nuestros respectivos Estados y brindar a las próximas generaciones de ambas orillas del Atlántico los cauces para una convivencia más estrecha, más fluida y más fraternal.”

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • bidebi bidebi 02/04/19 15:20

    Lo que “España” (la institucional) ha respondido a la propuesta del presidente de México de “pedir perdón” es lo más parecido al dicho de coger el rábano por las hojas.
    De la misma forma que decir que es preferible “que no vuelva a pasar” no es decir mucho, porque en el caso concreto los “descubrimientos” se hacen solamente una vez y ya no hay lugar cuando la cosa ha sido “descubierta”.
    ¿Lo que el presidente de México quería decir era que el rey ilegítimo de España se arrodillara a sus pies y le pidiera perdón por el pasado?. Evidentemente no.
    Pero claro, en un país acomplejado como España en su historia, y razones no le faltan, lo último que puede admitir un acomplejado es pedir perdón. Por eso las risas.
    Un país no es solo su presente, un país es su historia. Cualquier país no sería el mismo que es ahora sin su historia. Y España tampoco.
    De la misma forma que la España imperial debe de reconocer su historia genocida, la debe reconocer la Inglaterra imperial o los USA actuales. ¿Es que estaría de más que el imperio americano reconociera su genocidio en Vietnan o en otras docenas de paises?.
    ¿O también sobra la petición de perdón de la putativa romana por su colaboración con el fascismo español?. En el fondo, lo que subyace en el imaginario español es que aquello fue un descubrimiento de los elegidos por algún dios de tierras salvajes a las que llevar el mensaje de la cruz. Una verdadera gilipollez.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    8

  • Copito Copito 02/04/19 11:02

    Magnífico artículo, como siempre obligas a desfocalizar el foco y a ampliar los puntos de mira. Muchas gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.