x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




@cibermonfi

El periodismo como camuflaje

Publicada el 17/04/2019 a las 06:00 Actualizada el 16/04/2019 a las 21:25
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En diciembre de 1957, Albert Camus viajó a Estocolmo para recoger su Premio Nobel de Literatura. Una vez allí, la Embajada francesa le organizó una conferencia de prensa, en cuyo transcurso una periodista le preguntó por las razones que le habían llevado a dejar Combat, diario del que había sido redactor jefe entre 1944 y 1947. Camus le respondió con un aplomo pimentado de ironía: “Dejé Combat, madame, porque el diario necesitaba capitales, y en la historia del periodismo los capitales nunca vienen sin servidumbres. Rechacé las servidumbres a la par que los capitales”.

Desconfíe usted, amigo lector, de cualquier periodista que no sepa distinguir entre el periodismo y las empresas periodísticas, entre nuestro noble oficio y los dueños de los diarios, radios y televisiones en que lo ejercemos. El periodismo, que la mayoría abrazamos vocacionalmente, nos impulsa a contar todo lo que sepamos de modo fehaciente sobre asuntos que son relevantes para la opinión pública; las empresas privadas que nos pagan tienen su propia ideología (se le llama línea editorial) y sus propios intereses políticos, comerciales y económicos. La relación entre el periodista y su empresa es siempre tirante y compleja, e incluso puede llegar a tan conflictiva que se salde con un despido o una salida voluntaria.

Y sin embargo, cantidad de colegas, algunos muy notorios, están dando un penoso ejemplo de tartufismo aquí y ahora al presentar como ataques al periodismo lo que no son sino críticas a grandes compañías mediáticas. Vamos a ver, levantar un diario impreso, una cadena radiofónica o un tinglado televisivo requiere millones de euros de inversión, algo que tan solo está al alcance de gente rica. Y, salvo algunas excepciones, los ricos suelen ser tan conservadores políticamente como ávidos de beneficios empresariales. Precisamente por eso muchos pensamos que, para conseguir un mínimo pluralismo en materia de información y opinión, se necesitan medios de comunicación públicos que tengan la profesionalidad como exigencia suprema.

Trabajé durante tres décadas para una gran empresa privada de comunicación, y tengo que decir que de un modo generalmente satisfactorio para las dos partes. Reivindico todo lo que allí publiqué con mi firma, pero no todo lo que allí se publicó durante esos treinta años. Hubo titulares y enfoques de informaciones con las que yo no tenía nada que ver que no me gustaron, y hubo editoriales con los que me identifiqué más bien poco. Y, por supuesto, siempre tuve meridianamente claro que sus grandes accionistas tenían agendas políticas, económicas y vitales que no eran exactamente la mía. Estuve allí mientras pude ejercer el periodismo según mi conciencia, y añado que la empresa me trató bien mientras fue lo suficientemente vigorosa como para aceptar una amplia variedad de puntos de vista en su seno.

Confundir el periodismo con un determinado formato, un determinado medio o una determinada empresa es aberrante. Como lo es considerar periodista a todo aquel que dice serlo. No soy corporativo, creo que no se precisa ninguna titulación especial para ejercer nuestro oficio, solo ganas, fuerzas y talento para salir a recoger historias verídicas que la gente debe conocer. En mi opinión, cualquiera que hace tal cosa es periodista, incluido el que se expresa a través de redes sociales. Pero también les digo que fui corresponsal en varias guerras y me topé con gente que usaba el disfraz de periodista cuando en verdad trabajaba para servicios de espionaje. Y que ahora veo en los medios españoles llamarse periodista a gente que solo es portavoz de tal o cual partido político. O, lo que aún es más repugnante, a ratas de las cloacas del Estado.

No me siento ultrajado por las críticas de Pablo Iglesias a empresas mediáticas concretas. En cambio, me siento profesionalmente insultado por la presencia en medios televisivos de cierto individuo especializado en camuflar como periodismo las calumnias fabricadas por policías pagados con los impuestos de todos pero al servicio del partido más corrupto de España. Tengo claro que esos medios son muy libres de seguir ofreciéndole un altavoz a semejante individuo –el capital manda en la empresa privada periodística, como recordó Camus en Estocolmo–, pero también tengo claro que yo soy igualmente libre de tenerles o no aprecio profesional a esos medios.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

36 Comentarios
  • Ataio Ataio 20/04/19 21:05

    Enhorabuena, gracias y ánimo Javier.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • phentium phentium 18/04/19 11:11

    El problema es algo más profundo.

    El problema es que hay un público ávido de noticias sin importarle que sean falsas siempre y cuando sirvan como argumento para esgrimir frente al contrario.

    Esta clase de público es el que premia y estimula esas actitudes que nada tienen que ver con el periodismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    6

    • Aserejé Aserejé 18/04/19 18:15

      Tienes muchisima razon en lo q dices.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Lola Reverter Lola Reverter 17/04/19 19:30

    Totalmente de acuerdo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Isabelle0651 Isabelle0651 17/04/19 16:11

    Así se reactiva a las Cloacas del Estado...

    https://ctxt.es/es/20190410/Firmas/25559/@CervantesFAQs-tribuna-inda-Podemos-medios-cloacas.htm

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    5

  • bidebi bidebi 17/04/19 15:33

    2.2
    Lo importante de todo esto se encuentra en el receptor del mensaje manipulado o falso.
    Y entonces cabe la pregunta : Si casi todos los medios de información (desinformación) están en manos del poder financiero que obviamente no quiere cambiar lo establecido, ¿hay alguna posibilidad de cambio si la opinión del votante la forman esos medios enemigos del cambio?. La respuesta parece evidente.
    Sin información fiable ni tenemos poder, ni tenemos libertad ni estamos en situación de producir un cambio. Somos marionetas de esos poderes que poseen la información.
    Por eso, precisamente, el liberalismo consiste, como bien dice Valenzuela, en proponer la libertad de prensa consistente en que el que tenga muchos millones pueda comprar un medio para la desinformación de los que no tienen muchos millones.
    Es decir, la libertad desde la desigualdad económica. Con lo que conseguimos multiplicar por mil la desigualdad inicial. Y así nos va. A todo ello le llaman LIBERTAD con mayúsculas y la mayoría se lo cree.
    ¿Soluciones? : n.p.i.. Pero por lo menos ser conscientes de cómo venimos siendo estafados. Que no es mucho pero por lo menos salvamos cierta dignidad que la mayoría ha perdido por el camino.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    9

  • bidebi bidebi 17/04/19 15:32

    ¿Cuál es la verdad del periodismo, la que nos cuenta Wilder en Primera Plana o El Gran Carnaval, o la denuncia que hace el Post sobre el NYT en Los Papeles del Pentágono?.
    “Habrá de todo”, solemos responder cuando no sabemos que responder.
    Pero lo que me parece cierto es intenta no caer en la gilipollez de considerar al periodista como un apóstol en busca de la verdad. Un periodista, como un carnicero, es una persona que entra en el mundo del comercio y que en pocos años se transforma en un buscador de fama, poder y dinero. En este sentido el Inda es un ejemplo claro pero a lo bestia y sin freno. La personalidad Inda me parece totalmente repelente, pero sin embargo en algunas fases de su vida se le podía considerar un periodista del Post. Y en épocas mas recientes viene siendo el director de Primera Plana, abandonando cualquier escrúpulo ético, embarcado en hacerse famoso, conseguir poder y ganar dinero. Como cualquiera de otra profesión en la que se destaque, pero que en esta del periodismo puede que tenga mayor repercusión en la ciudadanía. ¿O no?, porque si supiéramos cómo nos envenena, por ejemplo, la industria cárnica, lo de Inda lo consideraríamos, quizás, un asunto menor. Una clave quizás esté en rechazar el idealismo de considerar al periodista como un apóstol y no como un comercial que quizás es lo que es. Como en las demás profesiones.

    Responder

    Denunciar comentario

    9

    7

  • micanuto micanuto 17/04/19 14:32

    ¡Jo. Sr Valenzuela, que gusto leerle¡. Cundo algún amigo me dice, ¡Vaya facha¡, le digo, es que el pobreciilo/a tiene que ganarse el sobre. Para las ratas, le digo que si, que aunque parezca mentira existen, como suele decirse, la realidad imita al arte

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • senenoa senenoa 17/04/19 14:00

    Estoy de acuerdo contigo Javier. Por eso mismo tú y yo nos fuimos de El País (tú como periodista, yo como lector fundador). La vida termina de poner a cada uno en su sitio. 

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    15

  • Argaru Argaru 17/04/19 12:21

    Amanuenses y periodistas (sic) tóxicos abundan en las tertulias de las televisiones, pero quisiera romper una lanza en favor de Eduardo Inda. Vaya por delante, que no siento ni la más mínima simpatía por este señor pero hay algo que lo diferencia de Marhuenda o Claver, por poner solo dos ejemplos. Si conocen la parábola de la rana y el alacrán que quieren cruzar el rio, Inda sería el alacrán, NO PUEDE EVITAR SER COMO ES, ES SU NATURALEZA. Por esta razón, el director de O.K Diario destapó muchos chanchullos de un partido, al cuál, paradójicamente, cabe la posibilidad de que les vote. También es verdad, que ha participado en intoxicaciones desde las cloacas del poder contra otros partidos. ¿Tenía conocimiento de todo esto último? No lo sé pero desde las cloacas del poder no NECESITAN informar de todo a todas sus RATAS. El tonto útil suele ser más útil si no tiene todos los detalles. Esto no quiere decir que sea el caso de Inda o, tal vez, si. Repito, no lo sé. Lo que si sé, es que todos los TRAPOS SUCIOS DEL PP que sacó a la luz Eduardo Inda si se los hubieran filtrado a otros periodistas (sic) de los llamados tóxicos, esos “trapos sucios” no hubieran salido a la información pública y estarían guardados en un cajón. ¿Creen que Claver o Marhuenda hubieran publicado esas informaciones o todavía hay clases? ¿Ustedes que opinan?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    3

    4

    • GRINGO GRINGO 17/04/19 19:45

      No me fío un pelo "del patillas", ni creo que haya tanto periodista de investigación. Más bien creo que es "el brazo mediático de las cloacas, tanto del Estado como de ciertos empresarios interesados en mangonear".

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      8

      • Lunilla Lunilla 18/04/19 16:07

        "Aprende a dudar recapacitando, de este modo premia Dios al escéptico y al creyente. Despacito y buena letra, que el hacer la cosas bien importa mas que ele hacerlas" Converso con el hombre que siempre va dentro de mì y me guía, quien habla solo, y espera siempre dar con la verdad cada dia.". Cuatro principios a tener en cuenta: "Lo contrario es también frecuente; "no basta mover para renovar. No hay nada que sea absolutamente empeorable .El hombre dicen que no es hombre mientras ye su nombre de labios de una mujer". -Hay dos clases de hombres, los que viven hablando de la virtud y los que se limitan a tenerla." -Para dialaogar pregunta primero y despue escucha. "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y luego despertar." Tengo varios amigos;En mi soledad "Cuando estoy con ellos aprendi, que todo necio confunde 'valor y precio'... Un Cordial saludo ...Lunilla y El DIablo Cojuelo....PD: Enviado a Editar a las 4,05 h a/m. !Gracias

        Responder

        Denunciar comentario

        3

        2

    • HEREJE HEREJE 17/04/19 14:21

      La característica esencial del periodismo amarillo es jugar a todos los palos. Inda es un alumno aventajado de Pedro J, más amarillo que los lazos catalanes. La credibilidad la ganan con algunas noticias reales que descubren o les filtran. Eso les da colchón para colar todo lo falso que les enriquece en sus cuentas B. Eduardo Inda, vergüenza del periodismo nunca da puntada sin hilo.

      Responder

      Denunciar comentario

      6

      11

    • Isabelle0651 Isabelle0651 17/04/19 12:43

      Había que potenciar a su brazo derecho VOX y su brazo izquierdo Cs. No hay tanto pan para repartir entre tanto chorizo. ¿Cuál es la diferencia entre esos tres? Salvo la carrera de corrupción del PP por ser más viejo en política, sus dos brazos ya tienen en sus filas experiencias, que se lo pregunten al zurdo, verá cuántos "casos aislados" tiene pendientes.

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      8

  • Isa... Isa... 17/04/19 11:33

    Ese cierto individuo, ese semejante individuo, supongo que se refiere a Eduardo Inda Arriaga. En cuanto a los medios, somos responsables individualmente de sintonizar lo que la parrilla de cadenas privadas ofrece. Es nuestra elección. Si existe audiencia es porque se demanda. No estamos obligados a su consumo. Reinvidico una televisión pública ecuánime, objetiva, responsable y saludable. Ayer presencié un debate, Xabier Fortes demostró valía como moderador, opinión personal! Demando también periodismo de investigación sobre las cloacas de Estado, creo que está en marcha el proceso. Es trascendental el periodismo de investigación que requiere contrastar información y aportar pruebas. Paciencia y perseverancia. Y nuestra aportación, es utilidad cìvica, también. Salud!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    7

    • Isa... Isa... 17/04/19 11:57

      Eduardo Inda Arriaga. Sin camuflaje! Buen día!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.