x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la tramoya

Elogio de Sánchez, sin peros

Publicada el 17/05/2019 a las 06:00 Actualizada el 16/05/2019 a las 19:41
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

José Miguel Contreras lo ha descrito con brillo hace poco. El PSOE tiene un problema de peroísmo: “Un empeño generalizado en considerar que el resultado está bien, pero…”. Yo lo extendería más allá de la evaluación de resultados. Los socialistas tienen una propensión a ponerle a las cosas un sonoro “pero”. “Sí, pero…” Ves a los aguerridos defensores de Vox, del PP o incluso de Podemos, y parecen gladiadores jugándose la vida en la arena pública. No hay peros ni matices. Por el contrario, los socialistas defienden sus posiciones como de puntillas, poniéndole a todo un matiz.

Pues bien, la victoria de Sánchez en las elecciones generales, como señala Contreras, merece un elogio sin pero alguno.

Hace ahora cinco años Pedro Sánchez era un aventurero diputado socialista, desconocido por la población general, que había obtenido su escaño tras la renuncia de su anterior titular. Sin ningún apoyo inicial – el de algunos líderes territoriales, como Susana Díaz, vendría después– cogió su coche y se empeñó en reanimar a una militancia socialista deprimida, presentándose a unas elecciones primarias en las que compitió con Eduardo Madina y con José Antonio Pérez Tapias.

Las zancadillas empezaron a los pocos días de su elección como secretario general del PSOE, en el verano de 2014. Como yo recorrí parte de ese camino con él, y también me alejé de él en algún momento, puedo elogiar al presidente con cierta autoridad.

Como es muy reciente, no es necesario detallar el tortuoso camino que Sánchez recorrió hasta llegar a la Presidencia del Gobierno. Ataques despiadados de sus propios compañeros y de los medios de comunicación. Golpe de mano de la dirección de su propio partido y expulsión de facto de la Secretaría General. Gestora. Abandono del escaño. Silencio y desprecio de sus compañeras y compañeros, y particularmente de todos y cada uno de los líderes socialistas históricos, que se volcaron en el apoyo a Díaz. La travesía del desierto más árido.

Y el renacimiento: la militancia socialista asesta un duro golpe a la mayoría de los barones y baronesas torciendo democráticamente la voluntad de los cuadros, para reelegir al defenestrado líder y reponerlo en su cargo. Ni eso fue suficiente: los socialistas aún andaban convalecientes tras la crítica segunda Legislatura de Zapatero y las derrotas electorales subsiguientes. Ya se sabe que en la política, cuando solo pueden repartirse migajas, los interesados matan por ellas. Ahora lo experimentan el PP y, algo también, Podemos. Sánchez tuvo que recomponer un partido que se deshacía en las peores circunstancias posibles.

Cinco años después de su famosa ruta por las agrupaciones y habiendo resistido aquellos embates brutales, Pedro Sánchez es no sólo el presidente del Gobierno de España, sino también el líder socialista con mayor respeto por parte de sus colegas europeos. The Progressive Post, el órgano de difusión de las ideas y las novedades de la socialdemocracia europea, ha hecho esta misma semana un alto elogio del presidente.

El reconocimiento que Pedro Sánchez merece no sólo ha de venir por la evidente resistencia personal que exhibe. Ese es un mérito, pero al cabo un mérito menor. En mi opinión, Pedro Sánchez merece el elogio por haber gobernado España durante nueve meses en los que –superando errores menores iniciales de presidente recién llegado– a pesar de la debilidad parlamentaria y una oposición de la derecha agresiva y excesiva ha logrado al menos cinco cosas.

Ha ejecutado, a pesar de la debilidad parlamentaria de su partido y del bloqueo presupuestario, un programa nítidamente socialdemócrata. Subida del salario mínimo, vuelta a la universalidad de la sanidad pública, subidas de impuestos a los más ricos, ecologismo, feminismo, europeísmo convencido, recarga de la memoria histórica… Las medidas no gustan, como es natural, ni a los conservadores, ni tampoco a los comunistas. Pero no pretenden gustar a todos, precisamente porque son nítidamente socialdemócratas.

Segundo, ha mantenido un gobierno formado por personas preparadas, honradas, moderadas, nada excéntricas. Hubo dos dimisiones iniciales bien conocidas, pero es un hito que ninguna de las ministras, ninguno de los ministros, haya dado la nota de manera grave. En España, el Gobierno más corto de la historia, ha sido también el más discreto y el más bien avenido. Los errores han sido menores, especialmente en un contexto tan difícil.

Sánchez, en tercer lugar, ha gestionado con habilidad las casi imposibles relaciones con la actual Generalitat de Cataluña y con los independentistas en general. De nuevo, los conservadores y los fascistas pueden poner el grito en el cielo porque se recibe al president que entra en Moncloa con el lazo amarillo en la solapa, o porque se aceptan unas flores amarillas en la reunión de Barcelona. Pero eso forma parte del guión de quien sabe que tiene que tragar algunos sapos menores si quiere normalizar unas relaciones deterioradas y agotar –como hizo en su momento Zapatero con Ibarretxe– a su adversario por la fuerza de la legalidad y los hechos consumados.

Cuarto, Pedro Sánchez se ha hecho respetar como jefe de Gobierno por sus colegas del mundo. Hubo algo de sobreactuación inicial, pero hoy el presidente español es recibido con sumo respeto y admiración en cualquier lugar. Es el primer presidente que puede charlar con sus homólogos sin un intérprete al lado y proyecta la imagen de un país progresista políticamente rejuvenecido.  Para Europa, Pedro Sánchez es ya una referencia indiscutible.

Y quinto, Sánchez ha devuelto el orgullo y la esperanza a muchos progresistas que se fueron y ahora vuelven a casa. Los que le han dado una contundente victoria en las elecciones generales.

Los críticos de ayer deben reconocer que menospreciaron la capacidad de aprendizaje y de superación del presidente. No hablo de impresiones, de filias o fobias personales. Hablo de hechos. Pedro Sánchez, es un hecho, ha levantado a los socialistas españoles y les ha colocado en el mundo como un referente de progreso. Es esa la constatación quizá más evidente de que merece un elogio sin peros.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

44 Comentarios
  • vicoposa vicoposa 20/05/19 09:25

    Generalmente tacho a L. Arroyo de muchas cosas, pero hoy he de reconocer que estoy de acuerdo con él, (aunque él debería reconocer que parte del éxito de su política estos 9 meses se debe al apoyo-presión de PODEMOS.)

    . Salud y res publica

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • . . 19/05/19 23:01

    Han modificado la Wikipedia !!!!
    Grandes estrategas de la historia: Carlomagno, Napoleón y ...Pedro Sánchez!!!!
    Has sido tú, Luis Arroyo?... Aaay que chico tan travieso!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • RFripp RFripp 19/05/19 13:50

    Por ultima vez y van muchas, el PSOE ha impedido que la derecha gobierne este país. Creo que a dia de hoy esto, solo ocurre en Suecia, Grecia y Portugal. Hace menos de un año, estabamos abocados a un Gobierno de Rivera. Algo se habrá hecho bien.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Isa... Isa... 18/05/19 15:03

    Me parece que si de elogio debe escribirse, le pertenece dicho reconocimiento únicamente a la participación de la ciudadanía en el trayecto, que requiere algún comienzo de reflexión política. Y en esa reflexión, menos elogio y más trabajar!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    5

  • Atea Atea 18/05/19 12:40

    Sin ser votante del PSOE reconozco que Sánchez resurgió como el ave Fénix , también es cierto que el viento ha soplado en su favor en muchas cuestiones, pero sean por los motivos que sean, ha conseguido una memontada de su partido que lo ha llevado a ser presidente del gobierno y me parece que su gestión al frente en estos meses no ha sido mala, ahora bien, no ponerle ningún pero es una tontería como la copa de un pino y más propia de fieles abducidos que de un experto en comunicación, y creo que cuando se hacen estas defensas tan absolutas en política, al final se consigue el efecto contrario y aportan poca credibilidad a quienes las hacen. Las medidas adoptadas no es que no gusten, es que están incompletas, y las quejas serán reiteradas hasta que se completen del todo si lo hacen algún día. Y me parece una chorrada decir que es recibido con respeto en cualquier lugar del mundo porque no sé si hay algún presidente a quien se haya recibido o se reciba de otra manera. No he visto escupir a nadie aunque más de un@ lo merecería.
    Personalmente no conozco nada ni nadie que no tenga algún “pero” y suelo desconfiar bastante de quienes no ven ni uno solo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    5

    9

    • Wildthing Wildthing 18/05/19 23:18

      Estimado Atea, creo que tu comentario es muy acertado y te pregunto si sabes ¿en qué ha consistido el trayectoria del autor en el PSOE? En ello es la clave del motivo de este artículo. 

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      1

  • luzin luzin 18/05/19 11:13

    Para un retrato más certero del personaje: https://www.vozpopuli.com/opinion/oscenidad-pedro-sanchez-rubalcaba_0_1246076465.html

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Excomulgado Excomulgado 18/05/19 10:21

    PERO que pelotas eres Luis Arroyo. Pedro lo ha hecho bien a nivel interno y los socialistas de base se lo han premiado con sus votos, me parece muy bien. Pero Pedro no es superman, ha sido un Quijote dentro del PsoE. Si quieres que te de un "puestito" diselo y enviale este artículo, ( u otros similares de los que tienes un montón).

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    7

  • . . 18/05/19 09:31

    Pues en mi casa hemos sustituido una litografía de Chillida, por un busto de Pedro Sänchez.
    Chúpate esa, Luis Arroyo!!! A ver si lo mejoras!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    10

    • Wildthing Wildthing 18/05/19 23:19

      ¡ha ha ha!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Sorcière Sorcière 18/05/19 09:26

    Ya veo que el asesor sigue a lo suyo de siempre.
    Yo oí gritar a mis amigos sociatas “SÍ SE PUEDE”.  Mi jolgorio era máximo porque,  además,  me siguen diciendo que exigen pacto con esos de los que el asesor siempre se mofaba.
    Es decir , Unidas Podemos.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    9

  • SUA SUA 18/05/19 09:14

    Muy bien por Pedro Sánchez, pero no olvide Sr Arroyo que detrás de algunos logros estaba Podemos.
    Respecto a devolver "el orgullo y la esperanza" a progresistas que ahora vuelven a casa, no nos engañemos que quizá el resultado electoral ha sido un préstamo de otros progresistas para alejar a la derecha; el Sr. Sánchez tendrá que contar con ello e ir amortizando el préstamo.
    Por otro lado Pablo Iglesias dijo en alguna reciente ocasión (no son palabras textuales) que si Pedro Sánchez ha de realizar determinadas actuaciones, Podemos tiene que estar muy cerca porque, en el tira-soga del Psoe la parte "baronil" podría arrastrarlo y allí UP tiene que echar una mano
    Suerte a la izquierda y nos veremos el 26 de Mayo

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.