x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Qué ven mis ojos

A veces tropezar en la misma piedra te hace avanzar y otras veces sólo te hace caer

Publicada el 23/07/2019 a las 06:00 Actualizada el 22/07/2019 a las 22:22
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

"Un cruce de amenazas no es un diálogo"
 
“El progreso no es irreversible”, terminó ayer advirtiendo Pedro Sánchez, que había empezado justo por el otro extremo, calificando a Albert Rivera de “reversible, como las chaquetas”. Al líder de lo que queda de Ciudadanos, o de lo que fue o decía ser ese partido, le dio igual, no había ido a eso, sino a encumbrarse como la cabeza visible del centro-ultraderecha, mientras las otras dos se mordían la lengua. Gracias sobre todo a él, que ha convertido la pérdida de papeles en un método discursivo, la sesión fue más bate que debate y menos investidura que embestidura. Ninguna sorpresa, estaba cantado.

El problema de Rivera es que de tanto darle la vuelta al traje, se ha quedado sin vuelta atrás, porque a fuerza de meter tijera hay un momento en que el tejido ya no aguanta, la misma aguja que lo cose lo agujerea y lo va debilitando, ahora por la izquierda, ahora por la derecha, nada por aquí, nada por allá, y así hasta que te quedas sin hilo y al desnudo. Eso es lo que le ha ocurrido al jefe naranja, que como es capaz de cualquier cosa con tal de llegar al poder o sus alrededores, desató a un PP enredado en la corrupción, lanzándole desde la orilla un auténtico balón de oxígeno, y peor aún, también a Vox, que está aquí, en gran parte, porque él se lo ha traído de Cataluña al grito de que viene el lobo. Y vino, por supuesto.

Después, Rivera usó esa misma cuerda para hacerle un cordón sanitario al PSOE y jugar a la comba ideológica, pero su último salto ha sido mortal y él y sus fieles se han quedado al otro lado, en un desierto desde el que dar voces y donde él se mueve en círculos, ha olvidado de dónde se supone que venía y no sabe dónde iba. Sus huellas se han borrado y muchos de sus compañeros de viaje ya no le siguen. Quién podría culparlos.

Repitió ayer Rivera que él lidera la oposición, pero eso es nada más porque, una de dos, no sabe contar o sí sabe pero como no le salen las cuentas, decide cambiarlas, como el mal estudiante que falsea sus notas: sólo así se explica que olvide que Pablo Casado y su PP recibieron más papeletas en las urnas y que hablara una y otra vez de sus “cuatro millones trescientos mil votantes” en las últimas elecciones, lo que supone inventarse alrededor de ciento cincuenta mil. Tiene que cambiar de asesores que le hagan ver que las palabras a veces se ponen del lado del mentiroso, pero los números, nunca.

El tono de Rivera fue cualquier cosa menos moderado, que es el tercer adjetivo con el que le gusta describirse a sí mismo, tras centrista liberal, aunque cada vez se parece menos a Adolfo Suárez y más a José María Aznar, que dijo algo parecido, sólo que con más gracia: “Humildemente, creo que he hecho Historia”. El líder de pega de la derecha española llamó “banda” a cualquiera que esté dispuesto a apoyar al PSOE, incluyendo en esa caterva de presuntos delincuentes al PNV o Compromís; y en su particular juego de patriotas, dio la impresión de insultar a Sánchez y ningunear a Casado pero, más que nada, de luchar contra Abascal por la silla de mando del extremismo dialéctico, por eso su discurso fue crudo, violento, demagógico, repetitivo y por momentos tabernario, dando la impresión de que el fin justificaba los medios y que a él todo le vale, desde el terrorismo y sus víctimas, al sistema judicial, la sepultura de Franco, los impuestos, la economía... “Yo no voy a insultar ni voy a bajar al barro”, sentenció, mientras intentaba salpicar con él a todo el hemiciclo. No se le escapó una palabra, eso sí, sobre su otro aliado de la plaza de Colón, que ha venido a la política nacional para sabotear la democracia, a los parlamentos autonómicos para destruir nuestra organización territorial y a nuestras vidas para empeorarlas. “El no a Sánchez es un sí a España”, dijo Rivera, pero lo podría haber dicho Abascal. Con esa falta de credibilidad, cómo va a dar a nadie lecciones de nada.

El otro gran combate de la noche lo libraron los supuestos socios Sánchez e Iglesias. El primero había dicho que los retos a los que se enfrentará el próximo Gobierno son “el desempleo y la precariedad, la revolución digital, la transición ecológica, la discriminación de la mujer, la desigualdad social y el futuro de Europa" Pero el caso es que en esa lista falta lo que las y los ciudadanos de España consideran, en estos momentos, el segundo gran problema de nuestro país: los políticos. ¿No será por el ejemplo que están dando el PSOE y Unidas Podemos? Porque que baje Dios y lo vea si realmente se le puede llamar “negociar” a ofrecerle una coalición a UP mientras le suplicas una abstención al PP y C’s, de hecho, muy parecida a la que él se negó a darle a Rajoy, prefiriendo renunciar a su acta de diputado.

“Nos une la promesa de la izquierda”, dijo Sánchez a Iglesias, minutos antes de amenazarlo: “Cuidado con lo que vota, que acabará del lado del PP y Vox”. Su rival aceptó el intercambio de golpes: “Si usted es incapaz de llegar a acuerdos con nosotros, temo que tampoco llegue a ser presidente de España”. La verdad es que viendo el nivel de los oradores de este primer asalto, uno se pregunta si es comprensible que en Ferraz se permitan el lujo de prescindir de un aliado como Iglesias, ayer de nuevo el más claro, más directo, menos demagogo y más de izquierdas de todos los que subieron a la tribuna. Aparte de que tenerlo en el Consejo de Ministros sería una forma de poner en su sitio a las famosas cloacas del Estado, que lo espiaron y calumniaron, para demostrar que en ocasiones no ganan los malos. Puede que no lo haga y puede que sea una lástima. A veces tropezar en la misma piedra te hace avanzar y otra veces sólo te hace caer.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

99 Comentarios
  • PedroGL PedroGL 25/07/19 13:24

    Pues visto lo visto,nos van a fastidiar a todos,que creo que va a ser lo menos malo; si vamos a elecciones votaremos lo mismo porque no tenemos la opción de botarlos a todos ó tendremos un gobierno de la derecho y más de lo mismo para otros añitos.Por favor poneros de acuerdo,frenar está negativa a acuerdos de la izquierda dejar la cabeza que la tenéis en otro sitio y usar el corazón ,los sentimientos y los pensamientos de cuando éramos pequeños y queríamos un mundo bueno. Venga ser buenos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 25/07/19 08:21

    Lo que está en juego es más importante que unas carteras ministeriales. Pero resuta dificil llegar a un acuerdo cuando el único fundamento común es la desconfianza en la lealtad del otro. ¿Cómo se ha llegado a esta situación? Sin duda como consecuencia del comportamiento personal de cada uno. Y, ya se sabe, "el otro es siempre el que tiene TODA la culpa". Saber bajar las exigencias al mínimo es una muestra de inteligencia; saber no poner un mínimo que resulte excesivo, también lo es. La pregunta fundamental es: ¿se quiere permitir que un gobierno de izquierdas gobierne España o se quiere correr el riesgo, no nulo ¡y sería la segunda edición!, de que gobierne otra vez la derecha ahora mucho más montaraz que la de antes? Porque si malo fue permitir que gobernara Rajoy, ¿se imagina Vd. lo que puede ser que gobiernen Casado y Abascal? Gobernar exige tragar sapos. ¡Tráguenlos y disminuyan sus exigencias!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 24/07/19 22:42

    Leo en El País:
    Sánchez ofreció a Iglesias una vicepresidencia social y tres ministerios: Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo y el Ministerio de Igualdad.

    Podemos debería apoyar esta oferta bastante generosa para un partido que acaba de perder mâs de 1 millón y medio de votos..
    Lo contrario es dar alas a Casado y no tiene nombre.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    2

  • SUA SUA 24/07/19 16:56

    No me atrevo a hacerle una recomendación a UP. Por una parte si no consiguen en la negociación lo que suponen se les debe en justicia, podrían votar SI, y no aceptar entrar en el Gobierno para erigirse en la oposición de la Izquierda, que los dejaría en evidencia constantemente; en el Psoe no hay nivel de LIBERTAD para debatir contra UP.
    Por otra parte, aunque me duele decirlo, nuestra sociedad debe ser más reflexiva, para que no le ENREDEN el sentido común y vean claro quien está por el "bien común" si se llegase a nuevas Elecciones y quién está detrás del mantra de "todos son iguales".

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • svara svara 24/07/19 13:22

    Para poner en práctica las políticas sociales, Pedro Sánchez tendrá muy buenos asesores en el partido de Iglesias. No veo posible que Pedro y su partido no sucumban a las corruptelas de la derecha en su intento solos de poner en práctica  tales políticas. Esta demostrado que una parte de ese partido ni es obrero ni es socialista lo que ayuda muy poco en la iniciativa social de sus políticas y sé pierden en los devaneos más vacíos, no prácticos y sangrantes para los intereses del reparto de la riqueza con justicia en las clases más desfavorecidas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • M.T M.T 24/07/19 13:14

    De niña escuché repetidas veces, ante mis frecuentes tropiezos, no siempre caídas la frase siguiente: " el que tropieza y no cae, adelanta terreno".
    ¿ Será lo mismo en política?
    Un cordial saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    4

    • Recluta patoso Recluta patoso 24/07/19 17:17


      Sin duda, es una muy buena forma de verlo.
      Precisamente para eso, la vida inventó los tropiezos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Larmon46 Larmon46 23/07/19 22:24

    Precisamente por estar mss a la izquierda es negativa la inclusión de Podemos en el CM. Si se saltan puntos del programa del PSOE será este quien pierda credibilidad. Y no digamos que pretendan un referéndum decisorio en Catalunya existiendo una máquina de propaganda brutal a favor de la secesión. Soy federalista y si no se respeta el Estatut con los 2/3 de votos para cambiarlo ninguna credibilidad en nada se merecerá quien lo acepte

    Responder

    Denunciar comentario

    12

    2

  • Argaru Argaru 23/07/19 21:38

    El problema es que el PSOE es la PIEDRA, la piedra ANGULAR que sujeta todo el sistema. Sin el apoyo de los dirigentes socialistas, todo el SISTEMA se viene abajo. Por esta razón, Sánchez y compañía JAMÁS van a pactar con el enemigo del sistema que ellos, PP, Ciudadanos y algunos más, de la misma cuerda, defienden. La mayor parte de los militantes, simpatizantes y votantes, en teoría, son otra cosa diferente. Acaso, ¿todos estos militantes, simpatizantes y votantes, lo saben? Y si lo saben, ¿pasan del tema o piensan tomar cartas sobre el asunto? Como dice la biblia, “por sus hechos, les conoceréis”. La impresión es clara y meridiana: de momento, LA DIRIGENCIA SOCIALISTA NO TIENE NI LA MÁS MÍNIMA INTENCIÓN DE PACTAR CON UNIDAS PODEMOS. Militantes, simpatizantes y votantes, ¿tienen ustedes algo que decir?, porque el dilema es claro y meridiano: “o gobierna pactando con su izquierda o gobierna pactando con la derecha. NO HAY MÁS. Lamentablemente, se intuye de qué pie cojea el aparato. ¿De que pie cojea los que los sustentan? Espero y sospecho que es el izquierdo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    11

  • Ángel S.B. Ángel S.B. 23/07/19 20:14

    Los políticos que tenemos son de muy baja catadura ética e intelectual,unos más que otros,....pero son absolutamente necesarios en el sistema que actualmente convivimos....Dicho esto y teniendo una mínima información honesta y cierto sentido crítico no hay nada más que oír lo que unos y otros proponen y los que otros proponen y han hecho y hacen para tener claro la opción más aproximada a lo deseo.......No me conduce otra demagogia,espectáculo e imposturas......Salud y República Laica!! Nuevo Proceso Constituyente!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • bidebi bidebi 23/07/19 20:07

    ITNAS, supongo de te refieres a la política profesional. Y a los profesionales de la política, no que nos han tocado en suerte, si no a los que se corresponden con la sociedad en la que ejercen y a la “inteligencia” de esa sociedad. Entrecomillo el concepto porque también tendríamos que definir “inteligencia”. Si una de sus aceptaciones podría ser mejor adaptación al medio, entonces los que tenemos son inteligentes en su adaptación al medio podrido.
    Pero es que en España dejó de existir la política. Si nos fijamos en el hacer de los políticos veremos que han renunciado a la política y dependen de otros para “solucionar” los conflictos. Judicializan los conflictos, dependen de las encuestas semanales y están a las órdenes de los técnicos del marketing. Por eso se eligen a los mas guapos y se les viste de armani. Porque ni se espera ni se quiere que piensen, solamente son bustos agradables a los que se les dice lo que tienen que decir.
    Te he leído tu comentario de esta mañana y tu imaginación para explicar fenómenos sin aparente explicación no tiene límites. Universos paralelos y otras cosillas que por lo menos a mí me superan mucho. Pero me ha hecho recordar una entrevista de hace pocos días a JL Arsuaga de Atapuerca, que también hablaba de la “realidad” :

    «No queda otra. ¿Pero sabes qué pasa? Que la gente necesita encontrar un sentido a su vida. En la prehistoria la vida de los que andaban por ahí tenía sentido, todo lo que hacían tenía un sentido en el mundo mágico en el que habitaban, en su matrix. Todos vivimos en nuestra matrix, la que da sentido a nuestra vida, nadie vive en la realidad, vivimos en una realidad imaginaria que compartimos con otros».

    Acabo de empezar su último libro de este año: “Vida, la gran historia”.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    8

    • itnas itnas 23/07/19 21:56

      Agradezco tu comentario. Sí, me refería a la política pedestre. Del paleo-antropólogo ay! tengo dudas.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

    • GRINGO GRINGO 23/07/19 20:10

      No necesitábamos "políticos", se turnaban PP-PSOE y éso era suficiente, para qué más.......

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      5



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.