x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

La foto de la semana

Publicada el 14/09/2019 a las 06:00 Actualizada el 13/09/2019 a las 17:58
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En medio de tanto ruido, de tanta llamada, de tanto no pacto, de tanto no acuerdo, de tanto Brexit y de tanta alerta, hay una foto que en este río de información se ha colado en redes y periódicos y ha logrado hacerse viral. Una foto que desgarra el alma, que pellizca el corazón: la de una niña de sólo cinco años apoyando su mano en la espalda desnuda de su hermano de cuatro años y que está sobre la taza del baño, en pañales, intentando vomitar y completamente calvo. El pequeño tiene leucemia y su hermana, con sólo cinco años, 15 meses mayor que él, ha aprendido que a su hermano pequeño las medicinas que le dan para curarle su enfermedad le hacen sentirse mal. Así que si en mitad de sus juegos él necesita parar, se marea, tiene náuseas, ella se va con él al baño, para ponerle su manita sobre la espalda, para acompañarle, para demostrarle que esta batalla no la va a librar solo.

La foto la ha colgado su madre para contar lo que muchas veces no se dice de esta batalla, cómo afecta al resto de la familia. Cómo los hermanos o hermanas tienen que aprender a vivir echando de menos a su hermano, a sus padres, porque pasan más tiempo en el hospital que en casa. Pendientes de cada síntoma, de la evolución de una enfermedad que da miedo pronunciar su nombre pero que está ahí, comiéndose la infancia de su hermano.


Una imagen que deja todo lo demás en la categoría de absurdez, porque hablar de egos de políticos, de estrategias electorales, de juegos de equilibrios parlamentarios suena tan soez delante de esa foto que avergüenza. Porque mientras todo ese ruido sigue ahí fuera, en otra parte hay un montón de gente que lucha por seguir con su día a día. Por sobrevivir, por lograr que su precaria estabilidad familiar no se vaya al traste con una enfermedad que amenaza con devorarlo todo. También los afectos, las relaciones, las parejas, los sueños.


Desgraciadamente igual usted lo sabe, a mí también me ha tocado vivirlo de cerca, y de hecho, desde hace unos meses lo sigo viviendo. Gente valiente que aprende a hacer de esta batalla una oportunidad para cambiar su vida. Suena surrealista, y sí, absurdo también. Pero ocurre. Un diagnóstico así te hace pararte en seco y mirar dónde estás, preguntarte por qué sigues ahí, por qué te cabreaste tal día con aquella persona, por qué perdiste el tiempo en plantearte que lo mejor no era lo que tenías sino lo que te faltaba, sin saber ver que lo tenías todo y lo peor es que no eras consciente de ello.

Dos mujeres luchadoras me han dado una lección con esta enfermedad. A la primera también le tocó lidiar con ella teniendo la edad de Beckett, el niño de la foto, cuatro añitos. Fue en aquel momento cuando yo entré en su vida y en la de su familia. Ahora es toda una mujer que se come la vida a mordiscos, que valora cada momento, que busca la felicidad en cada situación. Y que, como Beckett, creó tales lazos con sus hermanas durante los meses y años que duró la enfermedad, que ahora las ves y las tres son una roca sólida, inquebrantable, puntal de la familia y una fuente de energía inagotable para muchos. La otra mujer sigue luchando, con una sonrisa de oreja a oreja, dejándonos cada día con la boca abierta, aprendiendo que esta batalla la va a ganar porque al lado tiene a gente maravillosa y a un equipo de profesionales que dan lo mejor de sí mismos cada día.

Porque de esto no se habla, de esto no se negocia en los despachos, no está entre los puntos inamovibles en las posturas de unos y otros, pero la investigación es necesaria, urgente y vital para esos enfermos, para seguir teniendo esperanzas, para seguir soñando, para sobrevivir. Investigación que sigue recayendo en manos privadas y que gracias al esfuerzo de laboratorios y profesionales que viven por y para su profesión, están dando minutos, días, años de vida a estos enfermos.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

17 Comentarios
  • Republicano1944 Republicano1944 16/09/19 19:34

    Humanidad, solidaridad, empatía... están aún el diccionario?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Gusalo Gusalo 14/09/19 19:01

    No había visto esa foto antes de leer tu artículo, Helena; pero no creo que me hubiera producido tanta impresión. Dicen que “una imagen vale más que mil palabras”. En este caso no has necesitado ni doscientas para pulverizar el tópico. Terminado el primer párrafo, ya no necesitas ver la foto para sentir ese 'desgarro del alma' (cuatro años y cinco años, “su manita sobre la espalda”…). No es que sobre el resto del artículo; es que casi no puedes seguir leyéndolo. No es la foto (o no basta con la foto); es –en palabras de Damas– “ese tipo de mirada”.
    Enhorabuena por el artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Makoki-2 Makoki-2 14/09/19 18:59

    Gracias por este espaldarazo de ánimo. Las cosas pueden ser mejores si cada uno de nosotros lo queremos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • bayardo bayardo 14/09/19 16:45

    Un artículo humano que sienta como una bocanada de aire fresco frente a tanto "monotema" -que en definitiva es el mismo: política-.
    Me permitirá la autora que añada un inciso. Hablar de la lucha contra la enfermedad, cómo saca a veces lo mejor de las personas me parece estupendo. Y también la visión contraria.
    De la misma manera que ese clásico, pero real, de las personas procedentes del áfrica profunda que se maravillan cuando ven una vivienda occidental con 3, 4, 7 grifos que de todos sale un chorro de agua y potable, que todas las habitaciones tienen una luz eléctrica estupenda, nosotros, los que tenemos la suerte de -a día de hoy- NO haber tenido problemas serios de salud deberíamos hacer un alto en el camino cada cuanto, un "ayuno" de vanidad, ego y de creernos inmortales, y dar gracias.
    Con la salud ocurre lo mismo que santa bárbara: nos acordamos cuando nos "truena".
    Muchas enfermedades -no todas- tienen que ver con la herencia, gestación y crianza.
    Es la lotería de la vida. La primera herencia que recibimos es la genética. Y si es buena o muy buena, da gracias y cuida lo que no es tuyo, te lo prestaron.
    En vez de eso nos empeñamos en echarlo a perder, porque como nunca nos enfermamos...
    De momento.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • jmfer jmfer 14/09/19 16:26

    Durante varios años una foto muy parecida la podría haber hecho yo en mi casa. Gracias Helena Resano. Chapeau!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Damas Damas 14/09/19 12:51

    Helena Resano, sólo decir que este tipo de miradas conecta con lo que en mi escala de valores e importancias está entre lo más alto.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    2

    7

    • Isa. Isa. 14/09/19 18:01

      Desgarradora la vida. Y lo tuyo, me consta, pildorita. Te quiero!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      9

      • Gusalo Gusalo 14/09/19 19:14

        ¿Y lo tuyo, Isa?

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        5

        • Isa. Isa. 14/09/19 19:44

          Gusalo! Con tratamiento y buena actitud. Un abrazo fuerte!! Gracias, de corazón!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          7

          • Damas Damas 15/09/19 10:13

            Buen y luminoso domingo. Isa. :-)

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            3

  • Valldigna Valldigna 14/09/19 09:48

    Valldigna.Grácias Helena por dar un puntazo de humanidad en tus artículos, ya lo dijistes, pero es necesario siempre recordarlo.En un ambiente tan enrarecido se agradece mas.Feliz fin de semana!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • paco arbillaga paco arbillaga 14/09/19 07:54


    Gracias Helena, por comentar la vida, y no traernos esas disputas de machos alfa, que a veces parecen machos omega. Llevamos en este país meses (¡parecen años!) que casi solo se oye hablar en los medios de los problemas de los dirigentes políticos, o los de sus partidos, mientras que los problemas, algunos gravísimos de las personas, casi ni se comentan o duran pocas horas en los medios.

    En vez de pedir, exigir, remedios para mejorar la vida de la gente parece que nos inducen a que estemos todos los días hablando de este o aquella, bien sean políticxs o futbolistas u otros deportistas. Mientras hablamos de eso, por ejemplo, millares de criaturas han empezado otro año el curso escolar ¡en barracones! ¿Muchos comentarios de ello en los medios? Parecería que no importe esta «minucia» teniendo cientos de puestos del Gobierno para repartirse. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    10

    • MASEGOSO MASEGOSO 14/09/19 08:32

      Y la concertada llevandose la parte del león en lospresupuestos de Educación.
      Así es la vida cuando la derecha oculta o a la vista) gobierna en España.
      Salu2 osasuna2

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      10

  • MASEGOSO MASEGOSO 14/09/19 07:07

    Posiblemente en medios privados sea factible hacerlo y que estos medios esten al alcance económico de la familia.
    ¿Salud pública? Es un ente que no existe nada más que para dar algún que otro calmante y paños calientes ficticios.
    El SCS (Servicio Canario de Salud) ha estado negando, durante varios años, el acceso a una mochila de oxigeno para que una persona de 74 años tuviese algo de vida fuera del hogar y dejar, durante algunos minutos, el sillón al que estaba anclada por tener necesidad de respiración asistida mediante concentrador de oxigeno.
    Para que hablarte de la dependencia, inexistente en esta Comunidad.
    El SCS deriva, según datos aportados por este mismo medio, más de un 27% de pacientes públiucos a la sanidad privada.
    Si tienes en cuenta que en Canarias habitamos unos dos millones y medio de personas, posiblemente menos, y que Madrid Ciudad y entorno (31% de derivación a la privada) y Barcelona y Área Metropolitana (30%) podemos obtener el dato de como funciona aquí la sanidad y lo que tenemos que soportar las familias para dar algo de vida a quien se la está negando.
    Gracias por estos articulos de cruda realidad que nos ponen la verdad a la vista de todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    8

  • mpf mpf 13/09/19 23:22

    No estoy de acuerdo con el último párrafo: ¿Investigación que sigue recayendo en manos privadas? Cientos de investigadores/as en Universidades y centros de investigación públicos, financiados (seguramente infrafinanciados, no lo dudo) con fondos públicos aportan grandes descubrimientos y avances que curan y ayudan a mucha gente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8



 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.