x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




En Transición

La Transición de nunca acabar

Publicada el 14/10/2019 a las 06:00 Actualizada el 13/10/2019 a las 18:33
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

En estos días coinciden dos acontecimientos de alto voltaje simbólico y político en lo que ha sido el devenir español de las últimas décadas: la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés y la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos. Ambos indican que, como siempre en la historia, los periodos no son compartimentos estancos. Así le sucede a la Transición española a la democracia de 1978, un momento aplaudido por unos y denostado por otros, que sigue vivo y arrastra cuentas pendientes cuarenta años después. No entraré en el debate de si se podía haber hecho más, porque las valoraciones difieren entre actores políticos y sociales. Lo que asombra a cualquier observador es que, cuatro décadas más tarde, algunos de los asuntos pendientes siguen estándolo.

La exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos no es sólo la retirada del dictador de un edificio monumental que debería haberse convertido hace tiempo -como ocurre en países donde han gestionado la memoria con políticas más coherentes- en un centro para que la memoria no se olvide. Es, además, la voluntad de la política de poner en vigor, mediante procedimientos ajustados a derecho, las leyes y valores democráticos por encima de esa pequeña, pero existente y reactivada, España franquista que se manifiesta amenazante; por encima del prior del Valle de los Caídos y su conocida simpatía fascista; y por encima de la familia Franco, que parece no haberse enterado de que los tiempos han cambiado.

Lo realmente llamativo es que no haya existido determinación política suficiente para haberlo hecho antes; que cuando se ha iniciado, buena parte de los partidos conservadores hayan mirado hacia otro lado pretendiendo hacer ver que es un gesto demodé; y que, aún hoy, haya sido necesario más de un año de gestiones, trámites, recursos y resoluciones, para que al fin el dictador sea retirado de un espacio público y monumental sostenido con fondos públicos. En el fondo, todas las dificultades que la exhumación se ha encontrado por el camino indican a las claras que no toda la sociedad española asumió la transición democrática, que existen pequeñas pero significativas resistencias a ello, y que pese a ser minoritarias mantienen una enorme carga simbólica y un poder no desdeñable. Suficiente como para que haya sido preciso esperar cuarenta años para abrir la faraónica tumba del dictador.

El otro gran acontecimiento político de la semana será la sentencia del procés. Aunque se han ido publicando informaciones que adelantan el grueso de la decisión del Supremo, habrá que esperar a conocerla y poder estudiarla. Las distintas posibilidades que el alto tribunal baraja, como puede verse aquí, abrirían caminos diferentes para la deriva del conflicto, que dependerán en buena medida de cómo gestionen unos y otros el fallo. Lo más importante que se le puede pedir a este es que devuelva el asunto donde siempre debió estar: al debate político. Eso supone articular procesos de diálogo y buscar soluciones a un conflicto de naturaleza política que no terminará con una sentencia, sea cual sea su contenido. Vías de acuerdo se han ido buscando por parte de expertos, estudiosos o think tanks, como las que plantea Daniel Innerarity en este artículo o las que recoge el Instituto El Cano en este informe (por citar algunos). Más allá de que se compartan o no sus propuestas, demuestran que salidas viables hay y que existen foros fuera donde se está pensando en ello.

El modelo de organización territorial del Estado fue uno de los temas que en el 78 consiguió una solución intermedia, válida para ese momento pero insostenible en el tiempo. Las tensiones que ha generado en los distintos territorios han desembocado en unos casos en conflictos graves como el vasco en su momento y el catalán ahora; en otros, en dinámicas de agravios entre comunidades autónomas, y casi siempre en procesos de negociación obviando el interés general que han dibujado un mapa lleno de arreglos unilaterales, desigualdades y desequilibrios. Si la opción federal no era planteable en su momento por las susceptibilidades que podía levantar  en la parte más reaccionaria de la sociedad de la época, llama la atención que cuarenta años después aún no pueda abordarse de forma abierta en partidos mayoritarios, y quede relegada a asociaciones, fundaciones o think tanks como como Federalistas, o Federalistas de Esquerra, compuestos en buena medida por personas progresistas que no ven en sus partidos una apuesta clara por esta opción.

Los dos elementos que van a protagonizar la actualidad en los próximos días indican algunas de las cosas que quedaron pendientes en el 78 y que siguen estándolo, pero señalan, además, -y es mucho más preocupante- que sigue habiendo resistencias para poder gestionarlas ahora.

Los avances que ha hecho España en estos 40 años son innegables, por supuesto. Pero ningún demócrata debería caer en el conformismo de imaginar que no podría haber sido mejor. La buena noticia es que aquello del fin de la historia era mentira, y por lo tanto este sigue siendo un buen momento para abordar los retos pendientes.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

9 Comentarios
  • GRINGO GRINGO 14/10/19 14:08

    Mencionar "la Transición de nunca acabar", cuando Franco murió hace 45 años y lleva en el Valle desde entonces, es no querer entender ni plantearse que dicha Transición no se empezó en serio o se hizo de forma muy laxa....

    A pesar de ello, y viendo que el tiempo no arregla nada si no que lo complica todo, se sigue apostando por ésta fórmula, caiga quien caiga....

    Ahora y con la sentencia del process recién emitida, se vuelve a repetir hasta la saciedad el rollo del Estado de Derecho, la Constitución que defiende todos los derechos, salvo el de rectificación o modificación de ella misma, y así un largo etcétera de clichés que no arreglan nada, si no todo lo contrario, y que se encargan de repetir cansinamente los medios de comunicación y políticos de siempre.

    "Falta política, falta educación y sobra provocación", y ésto es aplicable a las imágenes que se están repitiendo hoy de forma insistente, donde una señora que asiste a una manifestación pacífica, provoca de forma reiterada bailando delante de los manifestantes exhibiendo una bandera española, hasta que un impresentable imbécil se la quita de mala manera, y cuando ella trata de recuperarla recibe un bofetón, no un puñetazo como repiten de forma descarada en ARV a pesar de repetir y repetir las imágenes.

    No ven lo que hay, no merece ningún reproche el bailecito de la señora, es éso razonable en un ambiente que se supone está cargado ???.

    Tiene todo el derecho a exhibir la bandera española, pero pongámonos en el caso contrario, una manifestación en Madrid con banderas españolas, y una persona bailando y pitorreándose de los manifestantes, mientras exhibe una bandera separatista.....

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    4

  • Herbert Herbert 14/10/19 10:41

    Estamos en una democracia irreal puesto que todavía no se han cerrado las heridas de los familiares de los derrotados por el golpe de estado de Franco (en su faraónica pirámide y los asesinados en las cunetas de nuestra "piel de toro Hispánica".
    Ni el PP ni el PSOE quieren cerrar la transición (a) "todo atado y bien atado en 1978", cómo tampoco actualizar la Constitución Española (la del Aguiluchu- anti-constitucional, 3 años más tarde de su obituario), e ítem más el articulado desfasado en plena segunda década del siglo XXI.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Grever Grever 14/10/19 08:44

    Añado un asunto a esta transición inacabada 41 años después: La Constitución. El mérito de la del 78 no debería hacernos olvidar en qué circunstancias se gestó y aprobó: 40 años de dictadura militar y un ejército del que nadie, con motivos, nos fiábamos (Galaxia, 23F).
    ¿Podría haberse hecho mejor? seguramente si. ¿Podemos hacerlo mejor en adelante? ahí está el reto.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • paco arbillaga paco arbillaga 14/10/19 08:31


    Estas personas sí hacen algo por intentar cambiar el país, tanto el de la Transición-78 como el del aplatanamiento reivindicativo del siglo XXI: «24 horas con los pensionistas camino de Madrid»:

    https://blogs.publico.es/juan-tortosa/2019/10/13/24-horas-con-los-pensionistas-camino-de-madrid/

    «Cuando iniciamos la etapa de este sábado 12 de octubre María, jienense del Sindicato Andaluz de Trabajadores, ha decidido no sentir dolor por muy reventados que lleve los pies. Como la mayoría de compañeros de caminata, su currículum de lucha es largo: marcha por la dignidad, ocupaciones de fincas, multas judiciales… Esto merece mucho la pena, me dice, somos gente pequeña haciendo cosas pequeñas, pero así es como dice el refrán que se consiguen las cosas grandes, ¿no?» Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 14/10/19 08:21

    Me parece que la opción de Federalistes d'Esquerres es lo mâs rechazado por los indepes.

    Se dice que en Alemania se ha hecho muy bien el trabajo de memoria y hace pocos días un hombre matô a dos judíos en una sinagoga, la historia es complicada...

    Mi opinion es que la clase política española actual estâ bastante lejos del nivel de Suarez, Gonzalez, Carrillo y demás... Pero a los políticos actuales les deseo buena suerte, esto no por bondad sino por interés porque después todos pagamos las consecuencias lo que han hecho!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    7

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 14/10/19 08:27

      porque después todos pagamos las consecuencias DE lo que han hecho!

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      6

  • paco arbillaga paco arbillaga 14/10/19 07:36


    Por supuesto que a cualquier observador le tiene que asombrar que muerto el dictador, cuatro décadas más tarde de aquella transición, «algunos de los asuntos pendientes siguen estándolo».

    Esa realidad pienso que es así porque en esos cuarenta años transcurridos, en la sociedad española, empezando por los políticos y acabando en el pueblo, no ha habido voluntad para rematar lo que entonces se inició.

    Lo que se consiguió en aquellos años costó varios centenares de muertos en las reivindicaciones (algo que parece olvidarse) y miles de personas represaliadas con cárcel, multas o pérdidas de los puestos de trabajo. Ahora que la represión no es tan grande, tan brutal, ¿qué se reivindica?) (reconocimiento para los jubilados que desde el N y el S se acercan a Madrid).

    Es evidente, y quienes tenemos unos años lo sabemos muy bien, que «no toda la sociedad española asumió la transición democrática» y que el franquismo siguió enraizado (¿y sigue?) en cuerpos importantes del Estado y en una parte de la población. De que esto sea así la responsabilidad es de algunos que nos han gobernado y de quienes hemos aceptado y callado ante su no actuación en arreglar esas cuestiones.

    En cuanto al problema catalán, la gente se «entiende», o soporta: hablando, o a hostias. Esperemos que sea hablando. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    4

    • BASTE BASTE 14/10/19 07:50

      Totalmente de acuerdo y añadir que todas las naciones europeas han avanzado en estos últimos 40 años y que de "pequeña" nada, es muy considerable y enraizada en estamentos fundamentales del estado.Es lo que pasa cuando se quiere aplicar una ley de punto final.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 14/10/19 00:53

    ¿Para cuando se cumplirá el art. 14 CE78 y se declaraá inconstitucional el Título II?


    Hasta que eso ocurra seguiremos viviendo bajo la designación del Jefe del Estado por el dictador y genocida General Franco, abuelo putativo de Felipe VI. Es decir, bajo las leyes del Movimiento Nacional

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    10

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.