x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Esos cinco hombres

Publicada el 06/11/2019 a las 06:00 Actualizada el 05/11/2019 a las 21:38
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

  1. Segundas elecciones generales en 2019. La imagen que se lanzó en el debate fue clara y homogénea: el alto poder debe seguir sujetándolo un hombre, mejor si ronda entre los 40 y los 50 años. Tal vez haya algo transversal y fundamental en todos ellos y sea algo que les une más que les distancie aunque jamás serían capaces de verlo. Ninguno ha dado el paso (aunque sea simbólico o estético) ¿hacia atrás?
 
  1. Me escribo unas líneas con un amigo que vive en Brasil. Me dice que le ha comprado a su hija aquel juego, ¿Quién es quién? Me dice que de las 24 fichas que tiene cada jugador, solo 5 son mujeres. Recuerden, para ganar, deben adivinar cuál es el perfil que le ha tocado al otro a través de preguntas: ¿es hombre? ¿lleva gafas? ¿usa sombrero? Le digo: que te toque una mujer es malo. Nos reímos del doble sentido. Sí (qué risa). Intento recordar si fui consciente de niña de la desproporcionada representación en aquel tablero. Pero no recuerdo nada: el mal azar se resume en esas cinco mujeres. Busco el juego en internet. En 2018, una familia polaca inventó una nueva versión, Who’s she? Ellas son: Frida Kahlo, Amelia Earhart, Valentina Tereshkova, Sor Juana Inés de la Cruz. Querida niña, aprende: para representarnos, tendrás que ser una heroína. Tendrás que ser excelente.
 
  1. A estas alturas, ninguno de los hombres candidatos me parece excelente. ¿Lo son? Supongamos.
 
  1. No es fácil hacer encajar a las mujeres en una estructura que, de entrada, está codificada como masculina. Cambiar la estructura significa que hay que ver el poder de forma distinta, separarlo del prestigio, pensar de forma colaborativa, creer en el poder de los grupos y no solo de los líderes. Lo explica Mary Beard en Mujeres y poder.
 
  1. Algunos de esos cinco hombres hablaron de igualdad en el debate, de forma leve y sin profundidad. Lo que allí se dijo fue que las mujeres somos hijas de esos hombres. Que las mujeres somos madres. Que las mujeres somos viudas. Que las mujeres necesitamos protección.
 
  1. Reviso en un libro de historia la que parece ser nuestra última heroicidad y a la que constantemente aludimos: la Transición de la dictadura a la democracia. Un relato escrito casi exclusivamente por ellos: un rey, Adolfo Suárez, Santiago Carrillo, todos aquellos solemnes padres de la Constitución. Desde entonces, y gracias a la Ley de Igualdad de 2007 y las cuotas de género en las listas, la última legislatura fue la más paritaria de nuestra historia, 166 mujeres frente a 184 hombres.
 
  1. Una librera me cuenta cómo los libros con personajes masculinos protagonistas son leídos por niños y niñas por igual, por hombres y mujeres por igual. Sin embargo, es difícil que un niño (construimos muy temprano las imágenes que representarán nuestro mundo) sea capaz de empatizar con los personajes protagonistas femeninos. “Ese libro es de niñas”, le dicen. Mientras escribo esto, mi hijo, sentado a mi lado, ve unos dibujos animados acerca de las aventuras de una patrulla de perros. El equipo lo componen un niño (varón), cinco perros y una perra. Cada uno de los perros tiene una cualidad y un defecto. Solo la perra, con su traje rosa, no tiene ningún defecto.
     
      La perra ya es perra.

 
  1. Lo vamos a ver: la noche del 10 de noviembre, habrá un hombre feliz (saltará, bailará o sonreirá) porque ha ganado unas elecciones que, tal vez, le lleven a investirse como Presidente del Gobierno y habrá una mujer, esposa, portavoz, segunda, a su lado, aplaudiéndolo.
 
  1. Solo 10 mujeres son jefas de Estado en todo el mundo. 10 de 153. ¿Qué significa esta desproporción?

      ¿Qué significa que una mujer represente a un hombre?

 
  1. ¿Por qué queremos mujeres en los parlamentos? Las queremos porque es injusto y es una discriminación flagrante que no estén. No las queremos para que toquen temas que supuestamente corresponde tocar a las mujeres. Las mujeres no tenemos temas. Pero queremos estar también en la cabeza de las listas porque nos incomoda, nos avergüenza volver a ver a esos cinco hombres sobre fondo gris en nuestra pantalla. Que sea la última vez.
     
       Sabes de sobra que vamos muy tarde.
Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

5 Comentarios
  • Isa. Isa. 06/11/19 15:38

    Pertinente artículo. Las palabras y los hechos que relatas, me constan. Ese juego que citas..Recuerdo que se lo habían regalado a mi hija. Y reconozco no valoré la desproporcionalidad en aquel momento. Para nada, y lo jugué con ella, era entretenido. A mi y a mi hija nunca nos gustó jugar a las muñecas, si, que en alguna ocasión nos regalaron, sin más, algún tipo de juguete para "niñas" pero coincidimos ambas en nuestras peticiones hacia los juegos de construcción o puzzles.. Me detendré en los comentarios, que los leí por encima y me han parecido muy constructivos. Gracias.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 06/11/19 11:25

    Un gran art Sra. Moreno, con enjundia. Lástima, como refiere ArktosUrsus, con 4 entradas.

    Citado Arktos, quiero responder a un punto de su comentario: "... Por eso sería tan bueno que los hombres (todos) diéramos un paso atrás y que las mujeres (todas) tejieran una sociedad realmente colaborativa con las magníficas herramientas de que disponen"

    ¿Un paso atrás? No. Desde la igualdad de oportunidades, compitamos y que gane el mejor.
    'competir' 2. Estar [algo o alguien] en condiciones de ser comparados con otros, por poseer una determinada cualidad en grado igual o semejante a estos. Mucho que agradecer a las leyes de paridad.

    JP, con quien comparto el tenor de su comentario; una vez mas, incide en: "empezando por las mujeres de bandera dispuestas a hacer feliz a cualquier viejo con tal de que sea millonario (e.g. : Melania Trump)."
    Punto 8 del art que comentamos: " Lo vamos a ver: la noche del 10 de noviembre, habrá un hombre feliz (saltará, bailará o sonreirá) porque ha ganado unas elecciones que, tal vez, le lleven a investirse como Presidente del Gobierno y habrá una mujer, esposa, portavoz, segunda, a su lado, aplaudiéndolo."

    También habrá un hombre, aplaudiendo a otro hombre, o, una persona trans aplaudiendo a otro hombre... Hoy, todos los hombres/mujeres, no tienen por compañera/o otra persona del sexo contrario. Puede darse el mismo sexo, en hombres y mujeres. Igualmente, en en 'la opción social' que refiere JP.

    El juego que citas, Aroa, podría ampliarse, mujeres extraordinarias en todos los campos, tenemos 'hoy' ingentes ejemplos para ser base de juegos culturales, los que fueran o fuesen, en todas las disciplinas del conocimiento...y, las que están llegando a las puertas de la excelencia. En igualdad de condiciones: 20 doctorandos, 10 hombres/10 mujeres, obtienen Cum laude: 8 mujeres y 5 hombres. Persistiendo los tribunales, a día de hoy, conformados mayoritariamente por hombres. Rectorados,decanatos, cátedras, etc.

    Corolario personal: mi hija, obtiene reconocimiento, publicando con su propio nombre. No necesita, utilizar un seudónimo masculino. Inimaginable. La sociedad, es muy diferente, hemos avanzado, pero, necesitan más tiempo. tock, tock..

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • ArktosUrsus ArktosUrsus 06/11/19 10:14

    Estimada señora Moreno: sorprende que su artículo no cuenta con la ristra de comentarios que habitualmente jalonan esta parte de los artículos de otros de sus colegas. Se ve que el enfrentamiento entre machos alfa (y alguna amazona, es verdad) no rinde los mismos réditos al ego que hablar sesudamente del gobierno. El cambio del gobierno ha sido siempre materia de risa. Desde el famoso "el año que viene si dios quiere auuuuu" del primigenio Hermano Lobo a "la semana que viene hablaremos del gobierno" de Tip y Coll. Pero me desvío. Gracias por su artículo cuyo contenido suscribo y me declaro imperfecto luchador por lo que pide (pesan sobre mí muchos tic Pavlovianos del machismo). Pero me encanta el tino de su punto 4. En todas las especies animales, los grupos en los que no se trabaja de forma colaborativa suelen estar comandados por machos alfa, de efímero reinado ya que lo alcanzan por simple fuerza derrotando en combate al anterior. Suelen imponer un régimen de violencia que no desaparece con la ascensión de otro macho al poder: simplemente cambia de manos. Muchas de nuestras instituciones son calcos más o menos civilizados de esa naturaleza. Cuando preguntas a un votante de un partido determinado, casi siempre te responde con las consignas que marca el líder. No trates de que te explique o razone un punto del programa. No suele conocerlo. Cuando nos preguntamos por qué funcionan los dictadores del mundo nos olvidamos de un reflejo ínsito en nuestro inconsciente colectivo: obedecer al líder. Por eso sería tan bueno que los hombres (todos) diéramos un paso atrás y que las mujeres (todas) tejieran una sociedad realmente colaborativa con las magníficas herramientas de que disponen (ocultas tras el velo de violencia de la sociedad patriarcal animal) y desterraran culturalmente un instinto que daña a más de la mitad de la humanidad. Ese es el cambio real: abandonar las formas de relación basadas en la dominación y la violencia y abrazar las basadas en colaboración, imprescindibles para una sociedad más justa, más humana. Sin ese cambio dará lo mismo (casi) quien mande, porque al final será elegido quien se golpee el pecho más fuerte.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 06/11/19 10:14

    La respuesta a la pregunta es simple: hay más hombres en puestos de mucho poder porque los hombres pelean más por el poder que las mujeres. No porque sean más listos, más inteligentes, más buenos o padezcan menos de diabetes o lupus eritematoso, sino porque son mucho más peleones y agresivos.

    Es más sencillo ser Presidente de EE.UU. o CEO de un gran banco de inversión que hacer un programita de ordenador que calcule e imprima bien a la primera la tabla de multiplicar hasta el 9. No exagero: ¿quién podía asegurar que la decisión de invadir Irak era un disparate en el mismo momento de realizarla? Hubo quien lo dijo, pero solo el futuro lo demostró. Misma pregunta para las hipotecas basura que colocaban los fenómenos de los financierazos de la época: hasta que no quebraron unos cuantos bancos y la mitad de la economía mundial no se tuvo la demostración palpable de que aquello era una barbaridad (y ni siquiera así, porque la práctica financiera no ha cambiado mucho desde 2008). En cambio, el programita de ordenador se puede ver inmediatamente si ha salido bien y, si no, echarle la culpa al desgraciadete del programador. Por tanto, no hace falta tener razón ni ser decente ni inteligente para tener poder y, además, el poder recompensa con dinero, honores y sexo, empezando por las mujeres de bandera dispuestas a hacer feliz a cualquier viejo con tal de que sea millonario (e.g. : Melania Trump). Lo único difícil que tiene el poder es conseguirlo porque, siendo el mayor chollo del mundo, hay mucha demanda para tan poca oferta: por lo tanto, hay que pelear por conseguirlo y es ahí donde interviene la testosterona.

    Una pregunta con una respuesta facilísima.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Marian Nieto Marian Nieto 06/11/19 06:59

    Muy de acuerdo con tu opinión.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.