x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




Desde la casa roja

Otra novela sobre la Guerra Civil

Publicada el 04/12/2019 a las 06:00 Actualizada el 03/12/2019 a las 20:54
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

El domingo por la noche, desprevenida, volví a ver La voz dormida, el largometraje de Benito Zambrano basado en la novela de Dulce Chacón (Zafra, 1954-Brunete, 2003) sobre la represión a las mujeres en las cárceles franquistas durante la posguerra. De la posguerra hace un poco menos que ochenta años. Del franquismo un poco más de cuarenta. Y de las ideas fascistas, en fin, cuente usted.

Lloré la película casi entera. Incluso sabiendo perfectamente hacia donde iba ese personaje entero y brutal que es Tensi. Ha querido la casualidad que justamente la semana pasada viajara hasta Zafra (Badajoz), al pueblo donde nació la escritora. Y ha querido también que durmiera en un hotel junto a la plaza Grande que alguna vez fue parte de la casa familiar de los Chacón. Cuenta la escritora Inma Chacón, gemela de Dulce, que con todo el material que su hermana recabó, armó los personajes, pero que tuvo que suavizarlos: las historias reales superaban en terror a la ficción y resultaban inverosímiles.  

De la novela de Chacón llego a Tomasa Cuevas (Brihuega, 1917-Barcelona, 2oo7) quien un día se hizo con un magnetófono y salió a recabar el testimonio de las compañeras presas que, como ella, sufrieron la represión en cárceles y comisarías o sobrevivieron después en la clandestinidad y el exilio. Su libro Presas: mujeres en las cárceles franquistas, publicado en tres volúmenes en los años ochenta, está escrito más que con ningún afán literario como resistencia contra el olvido de aquella crueldad, de aquellas torturas y vejaciones. Cuevas entrevistó a más de 300 de todo el arco político de la izquierda. No solo eran mujeres que habían participado activamente, también detenían a familiares de políticos o maquis para forzar su entrega. Muchas arrastraron secuelas por las palizas y torturas, algunas perdieron la posibilidad de ser madres en el futuro. Padecieron el machismo más inhumano del sistema. Frente a la amnesia histórica que impuso la Transición, incluida la de algunos de sus propios compañeros, que tanto molestaba a la autora, quien no dejó que se aligerara ninguno de los testimonios, Cuevas evidenció que, si el franquismo fue un periodo oscuro para España, fue aún más tenebroso para ellas.

Otra mujer que documentó aquello fue Juana Doña (Madrid, 1918-Barcelona, 2003). Doña fue detenida en la primera resistencia comunista, en 1947, y condenada a la pena de muerte por la acusación falsa de la instalación de explosivos en la embajada argentina en Madrid. La visita de Eva Perón a España permite que se le conmute la pena a 30 años, de los que cumplió 20. En Desde la noche y la niebla: mujeres en las cárceles franquistas, Doña recuerda de forma nítida a algunas que murieron de hambre, de avitaminosis, de enfermedades no registradas o en pelotones de fusilamiento.

Es interesante el reconocimiento que hace Doña de su relato como un libro donde la perspectiva feminista está ausente. Dice en el prólogo: “De haberlo escrito hoy, hubiese profundizado más en las raíces de por qué las mujeres se llevan siempre la peor parte, hubiese reflejado que hay toda una gama de atrocidades y opresiones que se ejercen sobre la mujer por el solo hecho de serlo”.

Un trabajo de vocación parecida, pero en otro contexto y con herramientas más literarias, lo llevó a cabo la escritora y experta en literatura rusa Monika Zgustova en Vestidas para un baile en la nieve (Galaxia Gutemberg, 2017) con las mujeres que habitaron los gulags. En él, hace un esfuerzo de recuperación de los testimonios de mujeres que sobrevivieron al mayor sistema de campos de trabajo forzado de la historia y a la represión brutal del régimen estalinista.

No son malos estos días para revisar según qué creaciones, según qué libros. Algunas de las vidas. Allí por donde la Historia oficial pasó de largo, algunas personas hicieron un trabajo que hoy nos permite conectar con la raíz de lo que sigue siendo un problema político. La semana pasada, no hay que levantar muchos periódicos, el Ayuntamiento de Madrid, por ejemplo, retiró del cementerio de La Almudena las placas con los nombres de los allí fusilados durante el franquismo. O dos días son los que ha durado el memorial que los propios vecinos de Carabanchel instalaron con sus manos y aportaciones en las vallas de lo que fue la cárcel en espera de que se le dé un sentido histórico al solar donde se erigió un presidio que fue símbolo hasta el final de la dictadura contra sus presos políticos.


¿Seríamos capaces en estos tiempos de negacionismo, de extremo cuidado con no participar de la ofensa, incluso a los fascismos, de escribir una obra comprometida y emocionante sin tener en cuenta los discursos del olvido que desde atrás se imponen y que muchos mantienen? ¿No fue necesaria entonces aquella novela, después película, para llevar a través de una historia pequeña a la reflexión total sobre la situación olvidada de las mujeres en las cárceles? ¿No lo fue la documentación anterior del terror para la creación de la ficción y no fue la ficción necesaria para regresar a aquellos trabajos testimoniales? ¿Cuando decimos “otra novela sobre la Guerra Civil” quién habla por nuestra boca? ¿A quién le interesa la desconexión entre la emoción que una obra produce y la búsqueda de narrativas históricas documentadas?

Gracias a estas mujeres y a otras tantas que, allí donde los estados no tuvieron interés en registrar la injusticia y la oscuridad posterior que vivieron, tomaron la palabra para armar una memoria, dando a muchas de las víctimas una parte de la luz que todo proceso de memoria colectiva exige.

Más contenidos sobre este tema




Hazte socio de infolibre

11 Comentarios
  • GRINGO GRINGO 04/12/19 13:30

    Los hechos que comenta Aroa, no han salido de unos Archivos Secretos que por fin ven la luz, ésos hechos "se conocían", forman parte de la memoria del pueblo, de ése pueblo al que traicionaron los que firmaron la T78, como un "borrón y cuenta nueva" que perdura hasta nuestros días.

    "Que barato salía matar durante la dictadura franquista".

    Tuvieron y tienen tan poca vergüenza, que ni hoy en día son capaces de retractarse.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    9

  • HEREJE HEREJE 04/12/19 11:59

    La historia de Juana Doña, dirigente del PCE, fue especialmente rocambolesca y "afortunada", ya que fue condenada a dos penas de muerte y cuando iba a firmarlas nuestro "amado caudillo", con ese sentido del humor que le caracterizaba cuando se trataba de asesinar, dijo: "¿La vamos a matar dos veces? Para que se vea que somos piadosos, le perdonaré una". Luego, la llegada de Eva Perón y su solicitud de perdón, hicieron que se conmutase la segunda pena de muerte.

    Esta historia está recogida en "Carta a Eva", una miniserie española de dos episodios dirigida por Agustí Villaronga.

    Juana Doña murió en octubre de 2003 a los 84 años. Tiene una calle dedicada en Madrid.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 04/12/19 11:56

    "Tres facetas de la llmada Festividad de la Patrona de los Presos.

    'Misa solemne, donde también canta
    el sacerdote toda la excelencia
    de las 'Mercedes' y con imprudencia
    notoria las pasiones solivianta;
    pues el rojismo habla y levanta
    escozor en la herida. La experiencia
    pasada ni un adarme de ciencia
    histórica añadió a esa santa
    teología, cerril y reaccionaria,
    que sólo en imponerse pone empeño
    y en gozar ambiciosa el presupuesto
    estatal, aunque sea la victimaria
    del prójimo rebelde; porque el dueño
    en ese vil papel su gloria ha puesto.

    Se oye en la tarde infantil alborozo.
    Al instante los niños abrazados
    a sus padres, se muestran animados;
    pero también se escucha algún sollozo,
    y hay niños ante el padre acongojados
    Y es que en aquel ambiente están el gozo.
    La tristeza y nostalgia entreverados,
    piensan que no saldrá del calabozo
    si no es con el piquete incluido.
    Entre tanto, escuchad, la radio suena.
    Jiménez Caballero es el que habla:
    'No lloréis; vuestro padre ha delinquido
    y por eso la patria le condena;
    pero ella así vuestra fortuna labra'

    Y, en efecto, no en balde presentían
    los tiernos corazones algo grave;
    pues a las nueve oímos que la llave
    de la cancela se abre, y que traían
    la lista de la saca, y cual solían.
    Se ponen a leer nombre, con suave
    y calmosa parsimonia. Se sabe que
    son varios los que habían
    de rendir su tributo aquella noche;
    por tanto, en la sala se cernían
    las alas de los cuervos sordamente.
    Después, de madrugada, parte el coche...
    de vuelta de la fiesta... ¿Qué dirían
    los huérfanos, así cristianamente)"

    Carcel de Polier (Madrid) -Festividad de la Merced del año 1940- en la galería de los condenados a muerte. [Historia del franquismo. Republicanos de catacumbas. DEMOCRACIA. Régulo Martinez]

    Ley de Amnistía 46/1977, 15 de octubre, en vigor el 17 octubre:
    Artículo primero.
    1. Quedan amnistiados:
    a) Todos los actos de intencionalidad política, cualquiera que fuese su resultado, tipificados como delitos y faltas realizados con anterioridad al día 15 diciembre 1976.
    b) Todos los actos de la misma naturaleza realizados entre el 15 diciembre 1976 y 15 junio 1977, cuando en la intencionalidad política se aprecie un movil de ....etc.

    Gracias

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    3

    • irreligionproletaria irreligionproletaria 04/12/19 12:03

      Gracias Aroa por otro espléndido art.

      NOTA. La Ley de amnistía, es extensa, imposible transcribirla. Pero en el BOE núm. 248 de 17 octubre 1977, pueden leerla, detenidamente.

      Es interesante leer también los antecedentes y el objetivo social que la movió; mejorable, siempre, pero, reconocible, también.

      Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      2

      • MASEGOSO MASEGOSO 04/12/19 14:07

        Gracias Irreli por estos datos que hoy nos acercas.

        Cada noticia en este sentido me hace daño, me pone triste por lo que tuvo que soportar la generación, anterior a la nuestra, esa que algunos llaman la última generación del hambre (posiblemente por ser consecuencia de la Gran Depresión de 1929 en los USA)

        Pensabamos que ya se había superado ese retazo del tiempo y volvemos,con los mismos, a soportar sus barbaridades.

        Es triste estar toda una vida peleando y pensar e que se acabó aquella represión.

        ¿Quien levantá el puño de nuevo en una revolución que ponga al capitalismo y sus mambucos de una vez por todas bajo tierra?

        Salu2 osasuna2

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Republicano1944 Republicano1944 04/12/19 11:10

    El fascismo sigue bien vivo en nuestra sociedad cainita, gracias al capital corrupto, a los políticos corruptos y a la mafia vaticana, llena de fascistas con sotana y casulla. .

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • woodyape woodyape 04/12/19 10:52

    Vivimos una "Democracia de mierda ", que no ha sido capaz de juzgar a todos los criminales del Franquismo, por sus torturas y crímenes cometidos con las presas , durante y después de la guerra civil.

    Y que me dicen, del torturador profesional Billy el Niño, que se pasea tranquilamente por Arguelles, mientras cobra una pensión, aumentada en un importe del 50%,por las medallas que le dieron por torturar precisamente.

    A estos elementos de la extrema derecha, como no se les paren los pies,acabaran haciendo lo mismo. ATENTOS QUE NO ES BROMA, recuerden los comentarios de VOX sobre las 13 Rosas.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • El chipionero El chipionero 04/12/19 10:23

    Gracias, Aroa, por tan maravilloso artículo. La crueldad, que utilizaron la Falange fascista, junto a la Guardia Civil, durante el golpe y después del golpe, no es conocida por las nuevas generaciones. Para que esa crueldad no vuelva a repetirse y para devolver a sus familiares las decenas d miles de víctimas que aún yacen en fosas comunes y en cunetas, es muy necesario MAPARIZAR ESPAÑA, señalando en cada pueblo dónde hay fosas comunes; contar la historia de cada víctima y las pócimas de aceite de ricino que les daban a las mujeres, paseándolas por el pueblo para vejarlas. Una vez que las nuevas generaciones conozcan el terror que sembraron los golpistas en este País, estarán en guardia para que no vuelva a repetirse, pues "el pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • paco arbillaga paco arbillaga 04/12/19 08:30


    Acongoja leer lo que transcribe este escrito sobre el sufrimiento, y la muerte, de tantas miles de mujeres por el solo hecho de pensar diferente a la ideología franquista, por ser rojas, y sobre todo POR SER MUJERES.

    También asusta que conocidos esos hechos, en la actualidad haya quienes aún los nieguen, les quiten importancia, o lo que es peor, nieguen la violencia machista que aún sufren en este país miles de mujeres (¡de qué nos quejamos si hay países donde aún están peor!). Quizá sería necesario escribir una novela sobre la realidad actual de maltrato, de desigualdad, que sufren miles de mujeres. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    8

    • Atea Atea 04/12/19 09:46

      Permíteme Paco una recomendación al respecto y de una autora que menciona el artículo " Algún amor que no mate", una historia desgarradora que muestra las situaciones por las que pasa una mujer maltratada, empezando por la dificultad para el reconocimiento mismo del maltrato hasta la soledad que la rodea.
      También es muy interesante la historia de Nadia Murad, una mujer irakí que fue esclava sexual y que ahora es activista por los derechos humanos, el libro se titula "Yo seré la última. Historia de mi cautiverio y mi lucha contra el Estado Islámico".
      Eres un ejemplo de que el feminismo no es cuestión de edades ni géneros sino de concienciación. Gracias Paco por tus comentarios al respecto siempre.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      5

      6

      • paco arbillaga paco arbillaga 04/12/19 10:40


        Atea: Agradezco tu recomendación. He tenido la suerte, o la desgracia, de conocer relatos de personas muy cercanas a mujeres víctimas de la guerra incivil que aquí en Navarra sufrieron violaciones, vejaciones, maltratos, desprecios, por no ser adictas a los sublevados, o porque sus parejas o familiares tampoco lo eran.

        Algunas de ellas quedaron viudas, con hijos, despojadas de sus pocos bienes, despreciadas por muchos de sus vecinos, y así vivieron hasta que llegó la democracia. Para más inri, algunas, muy mayores, cobran unas pensiones miserables. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4

 
Opinión
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.