x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
A la carga

Una (ligera) envidia

Publicada el 05/02/2020 a las 06:00

El debate sobre el Brexit, dentro y fuera del Reino Unido, es uno de los más tóxicos que he visto nunca, por la vehemencia y exageración de muchas de las posiciones que se enarbolan. Diría que es comparable al debate sobre la crisis catalana en cuanto a sectarismo y exaltación. Son dos “monotemas” que los ciudadanos califican de extenuantes pero de los que nadie está dispuesto a renunciar a su dosis diaria.

Los enemigos del Brexit consideran que los partidarios de abandonar la UE son unos descerebrados, incapaces de tomar decisiones sobre asuntos complejos, manipulados por unas élites sin escrúpulos, presos de un nacionalismo primario, excluyente y xenófobo, nostálgicos del pasado imperial de su país; van, en suma, contra el curso de la historia. Por el contrario, quienes apoyan el Brexit creen que sus rivales son unos arrogantes, que se creen en posesión de la razón, que defienden los intereses de las élites cosmopolitas y de los ganadores de la globalización, que desprecian a las clases populares y que han abandonado todo compromiso político con su nación.

Cada bando acusa al otro de mentir y los dos tienen razón. Tanto en la campaña del referéndum de 2016 como en los debates posteriores, los defensores de salir de la UE inventaron cifras absurdas sobre lo que se ahorraría el Estado británico saliendo de la Unión, mientras que quienes apostaban por la permanencia amenazaban con consecuencias económicas apocalípticas si el Reino Unido dejaba de ser miembro de la UE.

Tratemos de olvidar la retórica y las malas artes que han envuelto el endiablado problema del Brexit y vayamos a lo fundamental. En Reino Unido había, desde hace décadas, dos visiones enfrentadas sobre la relación de su país con la Unión Europea. Para algunos, la integración europea era el destino natural que le correspondía a una antigua potencia imperial como la británica en tiempos de globalización. Para otros, sin embargo, la UE suponía un orden constitucional ajeno al sistema político del país que ponía en cuestión la capacidad del Reino Unido para tomar decisiones autónomamente.

Por debajo de estas posturas laten diferencias profundas sobre la soberanía política. Los partidarios de la permanencia piensan que apelar a la soberanía popular a estas alturas de los tiempos es un anacronismo. Según este punto de vista, la soberanía estatal pertenece a otra época, hoy no queda más remedio que aceptar que los Estados han perdido protagonismo y que sólo pueden logran sus objetivos haciendo frente común con otros Estados, formando alianzas y creando instituciones que no pueden estar sometidas a los controles democráticos del Estado-nación clásico. Los otros, en cambio, creen que la soberanía política es irrenunciable, que el tipo de sociedad en el que viven los británicos debería ser el resultado de las decisiones que tomen los propios británicos y no de acuerdos intergubernamentales y de regulaciones impuestas por la Comisión Europea.

Al margen del juego sucio y de la demagogia en la superficie de la política británica, se trata de una cuestión fundamental en el orden político. Es casi un asunto existencial. Por eso era importante someterla a referéndum y darle la palabra a la ciudadanía. Todos tuvieron oportunidad de exponer sus razones y de criticar las ajenas. Y el resultado fue una victoria del Brexit (51,9% frente a 48,1%, con una tasa de participación del 72,2%).

Ha habido muchos intentos de deslegitimar el referéndum y de intentar bloquear su implementación. Se ha dicho, por ejemplo, que una decisión así no se puede tomar por mayoría simple, lo cual resulta razonable, siempre y cuando se aplique a todo referéndum europeo, no sólo a este, y se anuncie de antemano. Recuérdese que prácticamente todos los referéndums sobre asuntos europeos (sobre el Tratado de Maastricht, sobre la fracasada Constitución europea, etc.) se han resuelto por mayoría simple y en muchas ocasiones por un margen mínimo. En Francia, en el referéndum del 20 de septiembre de 1992, el “sí” a Maastricht venció por un 51% frente a un 49% de noes y nadie pidió un segundo referéndum ni se cuestionó seguir adelante a pesar de lo ajustado del resultado; con un sistema de mayoría reforzada, el Tratado de Maastricht habría fracasado y el euro no habría tenido lugar nunca.

El Reino Unido es un país con una larga tradición democrática y liberal y con una economía muy potente que se puede permitir el “lujo” de dejar en manos de la ciudadanía la decisión de continuar o no en la UE y respetar la voluntad expresada en las urnas. La victoria resonante de Boris Johnson se explica en última instancia porque encarnó ante la inmensa mayoría de los votantes conservadores y de una parte importante de los laboristas el compromiso de llevar a término lo que se había decidido en referéndum (Get Brexit done).

Podemos argumentar que los británicos se han equivocado, que pagarán cara su osadía y su soberbia, que el Reino Unido ha escogido la dirección equivocada, que su aislamiento le condena a una decadencia inevitable. Puede que todo ello sea cierto. Pero no debemos olvidar que la democracia ha funcionado. Y que la democracia significa que la gente puede errar, pero que ese es un asunto que deben resolver a lo largo del tiempo los propios ciudadanos.

El establishment europeo no ha podido ocultar su condescendencia con el “espectáculo” que ha dado la política británica en estos años. A mí me parece, más bien, que la política británica, pese al caos de estos años, ha vuelto a demostrar su fuerte raigambre democrática. Aunque, en lo personal, esté más próximo a los defensores de la permanencia, no puedo dejar de sentir una (ligera) envidia por cómo el sistema político británico ha afrontado el problema.

Más contenidos sobre este tema




45 Comentarios
  • CRJ CRJ 07/02/20 22:45

    Aunque en lineas generales estoy de acuerdo en que el Reino Unido tiene un mayor nivel democratico que nuestro pais, me cuesta alabar el proceso del Brexit como un gesto democratico. Vivi alli casi 20 anhos y me marche en parte por la ola xenofoba que iba creciendo. Los argumentos utilizados por los pro Brexit han sido siempre de tipo visceral y xenofobo. Uno de sus lideres mas visibles, Farrage, tiene un lenguaje muy xenofobo y extremadamente arrogante. La gente que conozco que voto a favor dicen abiertamente que fue por los emigrantes y otros por volver a su epoca imperial. Ademas durante la campanha no nos deberiamos de olvidar de las mentiras ni de los metodos, recordemos Cambridge Analitica. Creo que resolver problemas importantes y que dividen al pais en un referendum esta muy bien, pero casi todo lo que rodeo a la campanha contenia muy poco espiritu democratico.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    1

    • Hammurabi Hammurabi 09/02/20 19:28

      Una buena intención, puede ir acompañada de un mal procedimiento, y viceversa.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Sotram Sotram 05/02/20 23:14

    Totalmente de acuerdo, Sr. Sánchez cuenca; ya quisiéramos los españolitos tener una democracia sólo parecida a la británica en todos los aspectos. Incluso equivocarse lo hacen democráticamente

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    5

  • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 19:00

    Supongo que tiene que resultar muy incómodo que, a partir de lo que expone S Cuenca, comentaristas como Bidebi o Mascarat, recojan lo que ellos entienden de sus opiniones, las simplifiquen y extremen de forma brutal y desplieguen el habitual catálogo de insultos y desprecios a la democracia española y a los legionarios, gilipollas, brutos, ignorantes e intoxicados que mayormente la componemos. Y cuyo delito es no pensar como ellos. Es decir, que, afortunadamente, no todos somos tan necios. Si los conservadores ganan, si triunfa la mentira, si los medios más consultados están en unas pocas manos, si se impone el nacionalismo o la nostalgia imperial, la xenofobia, menos derechos para trabajadores y consumidores, más desregulación del mercado y se favorece el dumping fiscal y los espacios gratos para las grandes fortunas y multinacionales, suele ser para ellos manifestación de que la democracia no existe o es una farsa controlada por grandes empresas o el Ibex. Pero, claro, si pasa o pasase en España. Si pasa en UK, el país de la UE donde es más extrema la desigualdad social, entonces es una gran democracia. Han hecho un referéndum y eso es lo que cuenta. La democracia es votar. Pues sí, señor Bidebi, esto es la democracia. Y aunque son muchas más cosas, votando puede suceder esto: que gane Boris Johnson, Trump o Rajoy, que triunfe la mentira, los intereses de los poderosos, el nacionalismo excluyente o el Brexit. Votando y por obra de la soberanía popular hasta se puede acabar con la democracia. ¿Por qué no y por qué no por un solo voto de diferencia? Si trasladásemos las absurdas e insultantes tesis de Bidebi, en UK habrían ganado los legionarios, los nacionalistas, los manipulados por los tabloides más importantes, los más brutos, los gilipollas, pero…Lo que es su prueba del nueve de que la democracia no existe y, en España, ni siquiera la “liberal”, es ahora la demostración de cómo es o debe ser una democracia. Votar todo y lo que sea y basta con ser uno más. Lo que Bidebi extrae no es lo que dice S Cuenca, al que imagino en las antípodas, pero lo favorece y mucho con sus simplificaciones y maniqueísmos habituales.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 17 Respuestas

    14

    12

    • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 19:03

      Una vez más, nos empaqueta un artículo que, con oposiciones falsas o maniqueas, va dirigiendo hacía la conclusión preestablecida. Inclinando con sutileza todos los planos de las discusiones posibles para que las aguas, y todas las aguas, circulen por el mismo cauce y viertan a donde las quería llevar. Tal como lo analiza, lo del Brexit parece una excusa para colarnos un mensaje en clave interna, del que no se apea y al que parece dedicado obsesivamente: la (ligera) envidia de como se ha abordado en UK “el problema”. ¿No debería ser esa la fórmula siempre para abordar “los problemas” y, en concreto, “el problema” de España ahora, el catalán? Sus aplaudidores así lo han entendido y rápidamente.
      Pero vayamos al final: “se ha abordado un problema”. Pasamos por alto y es mucho pasar, la caracterización del “problema”, quién lo creo y por qué, cómo llega algo a ser “problema” y cómo y quién lo alimenta y engorda. Tenemos nuestro caso catalán. ¿Cómo llega a ser “problema” el autogobierno, si antes de empezar a discutir la reforma del Estatut , el autogobierno no estaba entre las 10 primeras preocupaciones de los catalanes? Da para muchas reflexiones sobre los problemas y la capacidad que tienen de crearlos las agendas de élites políticas y nacionalistas, los medios, intereses económicos o corporativos. Según S Cuenca, el problema en UK no era cualquier cosilla y debió surgir, como en Cataluña, de abajo, era ¡existencial! Vaya tela y esto no es dramatizar ni desbarrar, “existencial”: ¿de vida o muerte, cuchillo o hacha? Pero sin sumergirnos en estas profundidades y obviando definiciones tan caricaturescas y simplificadas en extremo de los “problemas”, tendríamos que, si se ha “abordado un problema” es que se ha solucionado y la solución ha sido el referéndum. Quienes son más y quienes menos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 16 Respuestas

      13

      13

      • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 19:06

        Problema, solución. Lo que se planteaba con el “problema” se repite con “la solución”. ¿A qué se le llama solución y qué soluciona? ¿Soluciona el sí los problemas y temores de los trabajadores británicos por la globalización y la perdida de peso político y económico de UK en el escenario mundial? ¿De verdad vamos a ir resolviendo así los problemas, al sí o el no sobre cuestiones trascendentales, que parten las sociedades en dos mitades casi iguales y donde ni el sí ni el no, tan restrictivos y excluyentes ambos, son incapaces de albergar soluciones a problemas complejos? La democracia, la soberanía popular, la democracia directa, concebido así, puede ser la mejor manera para acabar con ella y para no encontrar soluciones a casi nada. La mayoría de problemas y su complejidad, se resisten a ser reducidos a este talibanismo democrático o ecuación tan simple. Hay otras alternativas más allá del sí o el no. Y “la solución” ser la fuente de más y más graves problemas. Habría que hilar más fino con esto señor S Cuenca y desmenuzar mejor aquello a lo que se le llama “problema” o “solución” para ver que encierran realmente.
        Pero la discusión sobre esto, que pueden ser ideas de fondo sobre las que existen muchas opiniones, se complica cuando, además, se frivoliza y se reducen las exigencias respecto a estos procedimientos de decisión. ¿Mayoría simple, por qué no? Y en vez de discutir sobre la importancia de requisitos que den consistencia y garanticen mejor ciertas decisiones, recurrimos a los habituales argumentos instrumentales, polivalentes y reversibles de la lucha política. Si así se aprobó el Tratado de Maastricht en algunos países ¿por qué exigir esto ahora? Suele ser fascinante esta manera de argumentar. Se igualan todas las situaciones, decisiones y momentos o se eleva a razonable y justificado lo que estaría mal o seria reprobable. Es una constante histórica y un argumento de lo más perverso y estirable.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 15 Respuestas

        11

        12

        • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 19:08

          Si prescindimos de las mayorías cualificadas para determinadas decisiones y lo que importa es votar y la soberanía popular ¿por qué no votar todos los años o cada seis meses? Igual en ese periodo, los cien votos que habían decantado una decisión pueden ser al contrario. Y si un territorio decide secesionarse pero los favorables están en una provincia y en otra al contrario ¿puede secesionarse a su vez esa provincia del territorio secesionado? Y así, vamos solucionando. Con referéndums y con las menores exigencias. Mayoría simple si pero todos los años no. Yo decido sobre “mi territorio” y me separo pero niego a “mis territorios” el derecho a la secesión. UK era ejemplo de democracia porque autorizó una consulta en Escocia pero ya no lo es porque no autoriza otro. Si la mayoría simple vale no se entiende que no se puedan hacer todos los años o cada dos. Misterios, holgura por allí y restricciones por acá a la soberanía popular.
          Para acabar quiero destacar uno de los argumentos que utiliza S Cuenca. Dice que ambas partes mintieron por igual. Unos dieron cifras absurdas y otros anunciaron un apocalipsis que no se ha producido. Es incierto y truculento. Si se dieron cifras absurdas y reconocidas como mentiras. El apocalipsis no se anunció y si hubo informes de muchos organismos como el Banco de Inglaterra que estiman impactos en el PIB, en la balanza comercial o en el empleo. Estas estimaciones se pueden cuestionar porque, normalmente, nadie sabe en realidad lo que va a pasar. Y lo que se teoriza puede tener muy poco que ver con lo que luego pase. Al Reino Unido le puede ir bien o mal. La cuestión es que unos argumentos eran mentira y los otros estimaciones que pueden parecer más o menos razonables pero indemostrables.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 14 Respuestas

          12

          11

          • BASTE BASTE 06/02/20 09:54

            Cuando hay que escribir tanto para tratar de explicar una opinión a un artículo, algo falla. Un asunto como el Brexit se puede enredar tanto como se quiera, pero la solución más sencilla para resolverlo sigue siendo la navaja de Ockham, que, en este caso, se llama referéndum. Por supuesto que cada bando hará la publicidad que pueda de sus razones y todo lo publicitario esconde una parte, mayor o menor, de falsedad, serán los ciudadanos los que examinarán esas razones y extraerán sus conclusiones, sean acertadas o no y, conforme a ellas, darán su opinión (voto). Y la mayoría siempre es 50+1, todo lo demás son apaños. Hay países que todo lo someten a este sistema y les va muy bien a pesar de las grandes diferencias entre sus ciudadanos, por ejemplo, la Unión Helvética. Sigo pensando que lo más sencillo es lo mejor, el reunir sanedrines para que elaboren el futuro no suele ser un buen camino. Es mi opinión y creo que el artículo del Sr. Cuenca es compatible con ella.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 7 Respuestas

            5

            7

            • Arkiloco Arkiloco 06/02/20 11:10

              Es muy basto esto que dices Baste y creo que no lo has resuelto con la navaja de Ockham. Que no es un principio o navaja científica y solo una observación aguda que puede ser interesante aplicar en la observación de algunos problemas. Lo aparentemente complicado puede ser sencillo a veces. Pero tú no estás hablando de eso y sí de una navajilla de esas presuntamente suizas que se compran en los chinos y con la que cortas el salchichón cuando vas al monte. Y te vale también para las mandarinas esas de piel tan prieta que venden ahora. Si la longitud de una opinión que responde a otra opinión debe ser corta o algo falla, nos sobrarían miles de kilómetros de letra impresa que la humanidad ha dedicado a opinar de formas diversas y a discrepar, a observar los problemas de maneras diferentes y a polemizar. Tú le das un tajo a esto y hay que opinar como opinas tú, con brevedad y acierto seguro por ser breve. Lo que no sabemos es porque escribir mucho para responder es demostración de que “algo falla” y eso no se aplica a los artículos. Sánchez Cuenca estaría fallando por no exponer sus ideas con las diez líneas que empleas tú con tu navajita suiza. Según tú y con otro navajazo, a Suiza le va bien porque hace muchas consultas. Como bien ironiza José Luis, son mayormente para ver cómo se ordeña mejor a las vacas pero también sobre cosas más serias como el hacer casi inaccesible el ser ciudadano de país tan selecto y exclusivo. Lo que no está claro es que aquello de las consultas sea la causa de que les vaya tan bien o que explique las peculiaridades de ese país. Igual les va bien por esa neutralidad histórica de a mí no me importa que otros se maten luchando contra los nazis y yo a lo mío, a guardar dinero venga de donde venga. Judíos que no pase ni uno no sea que me invadan pero no me importa que depositen sus billetes y su oro. O quizás les vaya bien por ser ese paraíso fiscal donde tanto les gusta vivir a los ricos. No sé, la cosa se alargaría y empezaría a fallar y serán los relojes y sus afamadas navajas. Y, por supuesto, las consultas. Así será Baste. A seguir afilando esa navajita que no falla y te deja monda y lironda cualquier mandarina.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 6 Respuestas

              7

              7

              • BASTE BASTE 06/02/20 21:07

                Ese es el problema,que de esos km. de letras impresas que mencionas están llenos los recuerdos olvidados en el pasado y solo quedan unas pocas frases en este presente que eran las más sencillas y más interesantes para tratar de solucionar problemas que no son nuevos pues van impresos en la forma de ser del primate avanzado que somos. No trates de confundir con navajillas pela mandarinas un principio filosófico aplicable a toda solución.No obstante,sigo viendo muy acertado el artículo del Sr. Cuenca en su exposición del comportamiento del estado inglés que demuestra que votando se impone lo que piensa una mayoría y un espíritu constructivo debe apoyar lo votado aunque vaya contra su propio voto,eso es la democracia,luego,con extensas parrafadas,habrá gentes no contructivas que alegarán otros tipos de mayorías de malos perdedores y argumentos de todo tipo para desvirtuar lo votado,retorciendo palabras y frases hasta poder llegar a tener razón.Y,ciertamente,para ciertas mentes, es muy vasto lo que digo,pero trato de resumirlo.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 5 Respuestas

                0

                4

                • Arkiloco Arkiloco 06/02/20 21:30

                  Así será. Tu vastedad tan resumida es muy vasta para ciertas mentes y nada de basta. Sobre el referéndum ya he escrito bastante y nada hay que discutir contigo que te remites a Cuenca. Nos queda que las letras impresas mencionadas por mí son recuerdos olvidados del pasado, asi y en general, y que hoy en día todo se dice brevemente y resumido. Lo del primate no lo acabo de entender y no sé qué pinta aquí ese señor. Una pena que lo de Ockham, que no es de ayer precisamente y casi de anteayer, sea un recuerdo que no haya que olvidar pero que se use tan poco. No habría problema que no estuviese solucionado o tuviese solución. Será que no es fácil el manejo de tan virguera navaja. Y, que quieres que te diga, a mí que me da que te has equivocado de charrasca y que esto te resulta muy vasto y lo quieres abastar…Pero no hagas caso, una tontería o cosas de mi faca. Que lleva sacacorchos, destornillador y lima. Una pasada.

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 4 Respuestas

                  3

                  3

                  • BASTE BASTE 07/02/20 11:09

                    Pinta que es un primo hermano,más cercano para algunos que para otros.No es mala tu cheifa, aunque,y eso me hace comprender algunas cosas de tus comentarios, hecho en falta que tenga una tijerilla que corte bien.En esta realidad,que no es si no una foto fijada por el observador,tan vasta, igual es mejor ser un rey de baraja que una sota. Y respecto a los referéndums, lo único discutible es el quiénes tienen derecho a intervenir y la pregunta,no el resultado ganador que es (x/2)+1,todo lo demás triquiñuelas.En cuanto a Ockham, solo fíjate en que se resume la física macroscópica, que no la cuántica, en E=mc2,creo que es un buen ejemplo.

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    Ocultar 3 Respuestas

                    0

                    1

                    • Arkiloco Arkiloco 07/02/20 14:45

                      La cosa avanza y la navajita suiza del chino se sustiuye por el machete de poco filo y más bien basto pero que sirve para ir abriendose paso entre los vegetales de la selva a mamporrazos. Y se puede maltratar lo que sea y a quien sea. El caso es salir de la selva en el que el personaje se ha metido y ahora no sabe salir, con afirmaciones arbitrarias, despectivas, muy sobradas y bastante tontas. El defensor de lo resumido o "algo falla" y que cree avalado por una lectura precipitada y superficial de la "navaja de Ockham" en la Wikipedia, elevando un principio metodologico y usado en lógica, a ciencia, es también devoto del lenguaje criptico y los juicios de intenciones . Así aún se resume mejor. Se manda al adversario al limbo o a los cerdos con sugerencias misteriosas ("ahora comprendo mejor algunas cosas" ???? ) y cancela cualquier discusión sobre lo que se discute con el más fiel estilo del librepensador y su gran espíritu crítico: mire usted, esto es así, como digo yo y aquí no hay nada discutible. Esto es así y lo demás "triquiñuelas". Menudo machetazo de este ilustrado a lo que se considera intelectualidad, pensamiento crítico, filosofico o científico y del que alardea conocer sus fundamentos y distinguir entre unos y otros. Solo lo debe entender el y ese oscurantismo del que al final se reclama la mención al ¿primo hermano, el rey y la sota y que la "realidad la fija el observador"? ¿Habrá que hablar de la posición del observador y de las "posiciones aparentes" para descubrir al primo hermano y si es pariente del rey o de la sota? Lo que cree vastedad de su pensamiento es un pensamiento basto, un batiburrillo de cosas que suenan y se sueltan, sin sentido la mayoria pero que parecen tenerlo con lenguaje criptico, despejes al ancho y reducción de cualquier discusión al muy estimado e intelectual principio de "esto es así y la Ley de Claridad Canadiense triquiñuelas". Por ejemplo. Lo que faltaba por leer es que la complejidad que encierra la ecuación E=mc2 y que tanto a costado verificar es algún resumen de aquella navaja y prueba de su cientificidad y nos sirve para zanjar cualquier discusión sobre democracia y referendums.

                      Responder

                      Denunciar comentario

                      Ocultar 2 Respuestas

                      1

                      1

                      • Arkiloco Arkiloco 07/02/20 14:53

                        En fin, Baste, ¿de qué iba esto o cuantos machetazos más necesitas para salir de esta jungla en la que te has metido? De la navajita suiza al machete oxidado y de ahi ¿al lanzallamas? Si tienes tiempo ya nos presentarás al primo hermano. De momento, me parece que estoy haciendo el primo tratando de razonar sobre un pensamiento vasto en vanidad e insensatez. Mejor que polemizar sería revisar las afirmaciones que haces y la arbitrariedad con la que resuelves cualquier duda o discrepancia.

                        Responder

                        Denunciar comentario

                        Ocultar 1 Respuestas

                        2

                        0

                        • BASTE BASTE 07/02/20 21:11

                          Tendría que transcribir lo leído en mis 75 años para poder poner a nivel este debate-La realidad no es lo que vemos ud y yo. son infinidad de cuantos en movimiento en el espacio-tiempo insituables,solo podemos usar índices de probabilidad para aproximarnos,que (y aquí la lógica cartesiana no funciona) están en varios sitios al mismo tiempo,incluso en diferentes universos,nosotros,como observadores,influimos en esa realidad y extraemos una foto fija de la misma,una foto muy pobre ya que nuestros medios de observación también lo son,pero como el cuadrumano del que venimos,va avanzando,en unos casos más que en otros,vamos conviniendo esa realidad para entendernos y la vamos comprendiendo mejor.La ciencia,aplicando el principio filosófico del abate ya citado,trata de llegar a una teoría unificada,es decir busca la sencillez.Pero el tema a tratar aquí es saber si el brexit va bien o mal y,la verdad,nadie tiene la bola de cristal para verlo,pero lo que sí se puede ver es lo democráticamente que se ha llegado a ello y,eso,es lo que produce una ligera envidia al señor Cuenca,que,en mi caso la siento contagiosa.Sencillamente eso es lo que quería expresar con mi comentario,lo demás es responder al léxico gimnasta y retorcido que quiere convencerme de lo contrario y quiere extrapolarlo,con intereses de parte, a la piel de toro.Olvídese de escenas de "Objetivo Birmania" y piense en los jardines de la Alhambra, en las selvas,dialécticas, se meten los que tratan de dar explicación a lo inexplicable.Por cierto,la ecuación de marras no está,todavía,enteramente verificada,quizás,algún día le pase lo mismo que a las tres leyes de Newton y eso será avanzar más.Y,por otro lado,no desprecio a ninguno de mis parientes,sean eucariotas o procariotas,es decir,a ninguno de mis compañeros de viaje en este instante que me toca vivir.

                          Responder

                          Denunciar comentario

                          0

                          2

          • José Luis53 José Luis53 05/02/20 20:37

            Una anotación sobre este párrafo de usted. Es obvio que si Cameron convocó el referéndun sobre Escocia fue porque sabía que lo podía ganar, igual que el del Brexit, pero le salió rana:no es lo que estaba en el guión. Ahora no convocan otro sobre Escocia - y mira que sería apropiado- porque no están seguros del resultado. Conclusión: los muy democráticos ingleses convocan referendums cuando piensan que van a ganar los convocantes. Para encontrar referendums verdaderamente de consulta, hay que ir a Suiza, donde convocan un referendum cada seis meses. Sobre si alimentamos las vacas con pienso o alfalfa.

            Responder

            Denunciar comentario

            5

            7

          • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 19:08

            Y así siguen porque, evidentemente, el otro dia no hubo apocalipsis. Y es que todavía no ha sucedido nada y queda todo por negociar y concretar.Lo de las libras que perdían los británicos por pertenecer a la UE era mentira, los daños que pueda sufrir o no su economía se verán y no precisamente el año que viene. Luego esta oposición es falsa y no dice que todos han mentido igual. Decir esto le encaja bien en su argumentario y para ir inclinando todo hacia allá. Yo, ninguna envidia y si me guio por lo que cuenta y como lo hace, todo lo contrario. Su envidia nos sobra tanto como su falta de rigor.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 4 Respuestas

            11

            11

            • José Luis53 José Luis53 05/02/20 20:41

              Muchas gracias por sus comentarios, Arkiloco. Yo mismo los haria iguales....si tuviera tiempo y paciencia. Es decir, que los comparto casi al completo.

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              6

              5

              • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 22:59

                Gracias a ti Jose Luis. Un saludo

                Responder

                Denunciar comentario

                1

                1

            • jagoba jagoba 05/02/20 19:46

              Arratsaldeon Arki.

              Quita una mano roja y pon una verde.
              Se me ha ido el disparo. La costumbre.


              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 1 Respuestas

              3

              5

              • Arkiloco Arkiloco 05/02/20 22:58

                Gracias y no te preocupes. Yo estoy muy acostumbrado a recibir 5 0 6 antes de 10 segundos. Al final el problema va a ser el bigote y sin el nos entendemos mejor.

                Responder

                Denunciar comentario

                5

                7

  • Carmenave Carmenave 05/02/20 18:06

    Evidentemente, tiene Ud. toda la razón. Ha sido un ejemplo de democracia, aunque el resultado no nos guste. Negar lo que sale de las urnas, amparándose en cualquier disculpa, acaba siempre en golpe de Estado. Dos ejemplos evidentes, uno lejano y otro actual: el golpe de Estado de Franco y el de Bolivia. Puede que el uso de mentiras o medias verdades engañe a algún ciudadano, pero eso no quita legitimidad a la opinión de la mayoría. Corbyn, por desgracia, mantuvo una actitud dubitativa sobre el resultado del referendun y eso lo hundió ante la opinión de sus partidario, por otra parte convencidos de que la Unión Europea no tiene nada de social y sí mucho de neoliberal, lo que la convierte en una organización dañina para sus intereses. A veces los pueblos se equivocan, pero no tanto como algunas élites creen. Además, sólo el tiempo sentenciará sobre quien tenía la razón, democráticamente, el pueblo sabio emitirá el veredicto definitivo. Yo también tengo envidia de los británicos. Señor Cuenca, siga Ud con su campaña de educación cívica. Nuestros ancestros institucionistas estarían encantados por su persistente papel de educador de ciudadano. Si hubiese más como Ud en España no sólo habría ciudadanos en el texto constitucional, sino en la realidad.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    8

  • gualdo gualdo 05/02/20 15:26

    Muy discutible señor Sánchez Cuenca; yo al menos no siento la más mínima envidia. Los hechos no sólo se evalúan por el mero hecho de suceder sino también por cómo se suceden, por la forma, y el artículo da suficientes razones para pensar que esas formas no fueron idóneas en el caso del referéndum británico. Habida cuenta que el referéndum se planteó como una crisis interna del partido laboralista, con un Cameron que se vino arriba tras ganar el sí de Escocia, y que no respondía a una reivindicación masiva de los ciudadanos, yo dudo de su calidad democrática. Transformaron un problema interno de partido en un auge y reivindicación nacionalista. Si es la pura emoción  nacionalista, mucho más que la abstracta conveniencia de decidir por sí mismos (que, no lo olvidemos, afecta más que nada a los propios políticos, porque qué deciden directamente los ciudadanos salvo su elección), no entiendo tal emolumento al hecho mismo de votar como símbolo de la “gran democracia”. La democracia sólo funciona con votantes bien informados y educados, no sujetos a fake news de alto impacto emocional. Y si el resultado de esa votación no es revertible (o sólo lo puede ser después de muchos decenios) hay que tener mucho cuidado de cómo y con qué garantías se plantea.

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    6

  • Silk Road Silk Road 05/02/20 14:31

    He releído el artículo porque en una primera lectura no acababa de entender cuál era, concretamente, el objeto de la envidia del Sr. Sánchez-Cuenca y me parece que sólo se trata del hecho puro y duro de que han sometido a votación un asunto importante. ¿Es eso tan digno de admiración? Dice el autor que "...la política británica... ha vuelto a demostrar su fuerte raigambre democrática". Pero también dice que los defensores de ambas opciones han mentido, han desinformado, que la gente ha votado desinformada y con las vísceras más que con la razón y sabemos que el asunto no ha terminado aquí, que la ruptura social y territorial en UK continúa y que continuará por mucho tiempo. ¿Todo eso es muestra de fuerte raigambre democrática?

    Yo no creo que España sea mejor ni más democrática. Yo también pienso que las cosas se deberían votar, incluido el asunto catalán pero, visto todo, ¿envidia? Yo no.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    5

  • Silk Road Silk Road 05/02/20 14:31

    He releído el artículo porque en una primera lectura no acababa de entender cuál era, concretamente, el objeto de la envidia del Sr. Sánchez-Cuenca y me parece que sólo se trata del hecho puro y duro de que han sometido a votación un asunto importante. ¿Es eso tan digno de admiración? Dice el autor que "...la política británica... ha vuelto a demostrar su fuerte raigambre democrática". Pero también dice que los defensores de ambas opciones han mentido, han desinformado, que la gente ha votado desinformada y con las vísceras más que con la razón y sabemos que el asunto no ha terminado aquí, que la ruptura social y territorial en UK continúa y que continuará por mucho tiempo. ¿Todo eso es muestra de fuerte raigambre democrática?

    Yo no creo que España sea mejor ni más democrática. Yo también pienso que las cosas se deberían votar, incluido el asunto catalán pero, visto todo, ¿envidia? Yo no.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Grever Grever 05/02/20 12:36

    ¿Ligera envidia democrática? Lo siento pero si las decisiones para votar están condicionadas por informaciones falsas esa democracia no me causa ninguna envidia. Lo cierto es que los bresiteers mintieron sobre hechos probados mientras que los keepeers anticiparon funestas consecuencias y eso es una diferencia nuclear que resquebraja la democracia: mentir sobre los hechos frente a anticipar consecuencias.
    Apelar a los sentimientos nacionalistas, exacerbar latentes actitudes cuasi-supremacistas entre los súbditos ingleses del Reino Unido, no así entre los escoceses, tampoco me genera ni la más mínima envidia democrática.
    Espero y deseo que a no mucho tardar los hoy jóvenes votantes ingleses puedan revertir la decisión refrendada por sus mayores, los escoceses jóvenes y mayores puede que se les anticipen y en Irlanda del Norte está por ver qué va a ocurrir.
    ¿Qué hará o debería hacer Europa entonces? ¿Recibirlos con los brazos abiertos? ¿Denegar la tradicional postura inglesa de si pero no?
    PD. Nótese que distingo entre las naciones del Reino Unido: El reino de Inglaterra, el reino de Escocia, el principado de Gales y el territorio de Irlanda del Norte.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    6

  • Mascarat Mascarat 05/02/20 11:27

    En los países democráticos los problemas políticos se resuelven democráticamente, votando.
    Cuando la democracia es, en realidad, una farsa concebida para el mantenimiento de unas elites provenientes del franquismo engordadas con esa falsa izquierda de 'beautiful people' a la cal viva, las soluciones aparecen en forma de multa, falsas querellas, porrazos y cárcel.
    Ya quisiera la democracia española llegar a la suela de los zapatos de la británica. 




    Responder

    Denunciar comentario

    11

    12

  • bidebi bidebi 05/02/20 11:13

    En cuanto los nacionalistas españoles oyen la palabra referéndum les empiezan a salir sarpullidos en la piel para poco después empezar a despreciarlo porque sus propiciadores son borrachos o se tiñen el pelo. Causan risa y pena. Evidentemente es porque asocian todo ello con Catalunya y entonces sale la vena legionaria española.
    Acudir a la categoría personal de los políticos ingleses o a la manipulación de las masas dicho desde España resulta una broma. Criticar a esos políticos desde la presidencia de un tal Rajoy o de la jefatura de los borbones o de la intoxicación constante al pueblo español denota carecer de vergüenza. Que los españoles y sus instituciones se presenten como ejemplo de algo pues …
    Sánchez Cuenca intenta reflejar el fondo de las cosas, el fondo democrático de la discusión sobre el brexit, pero eso suele ser un intento vano con legionarios.
    Intenta, en definitiva, hacer pedagogía democrática, pero el campo en España no está abonado para la democracia. Está abonado para el “a por ellos” patriotero. Y si hay que hablar del brexit pues se acude a que tienen políticos borrachos o un pueblo gilipollas engañado, que para pueblo listo y no engañado el español en su unidad como destino en lo universal. España dando lecciones de democracia. Patético.
    El artículo lo que nos dice es que en democracia es precisamente la democracia lo primero, antes de cualquier otra cosa. Que nada está por encima de la voluntad popular, ni leyes ni reyes. Como digo en España esto no se comprende porque España es una advenediza a una imitación de democracia. Y claro que eso da envidia, claro. Pero oiga!, para chulos nosotros, ejemplo de democracia en el mundo. Se ha perdido el sentido de ridículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    13

    14



 
Opinión