x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

Atontándonos poco a poco

Publicada el 15/02/2020 a las 06:00

Puede que alguna señal ya hubiéramos percibido, que algunas de las cosas que vemos cada día lo corroboraran y no supiéramos identificarlo y que el nivel del debate público de los últimos años fueran la evidencia que buscábamos, pero ha sido un estudio el que lo ha puesto negro sobre blanco, con toda su crudeza: cada vez somos menos inteligentes.

La caída es brutal en las últimas 4 décadas. Hasta más o menos 1975 el coeficiente intelectual había ido creciendo progresivamente año tras año. Nada más terminar la Segunda Guerra Mundial los estudios detectaron lo que denominaron el “efecto Flynn”. La curva era ascendente en prácticamente todos los países occidentales. La necesidad de ser mejores, de crecer, de crear, fue una especie de motor para nuestro intelecto. Las circunstancias nos retaron intelectualmente y eso fue todo un aliciente para mejorar en parámetros como cálculo, pensamiento, vocabulario o razonamiento visual. Pero algo empezó a fallar a partir de los años 80 porque poco a poco los estudios corroboran que la curva empezó a ser descendente y que sí, suena duro decirlo, cada vez somos más tontos.

Somos incapaces de realizar cuentas sencillas mentalmente, o apenas podemos concentrarnos plenamente en una sola tarea. Y si lo piensan, es cierto que hemos generado una sociedad hiperactiva, que pasa rápidamente de una actividad a otra, en la que hay poco espacio para la reflexión, para el sosiego, para la pausa. Todo lo queremos ahora, y lo queremos de una forma efímera. Pocas cosas son ya para siempre. Y la pregunta que se estarán haciendo seguramente es ¿y por qué hemos llegado hasta aquí? ¿Qué factores han hecho que cada vez perdamos más coeficiente intelectual?

Los expertos descartan que las causas sean genéticas y sí más de entorno, de nutrición, comemos peor y ojo, aquí está una de las claves, también hay causas culturales. Cada vez leemos menos, los sistemas educativos han cambiado y hay un elemento que ha revolucionado nuestras vidas, nuestra forma de aprender y de trabajar: las nuevas tecnologías. Han facilitado determinados procesos hasta el punto de que hemos dejado de practicarlos. ¿Quién se pone a hacer una división de 4 dígitos teniendo a mano la calculadora? Los expertos creen que ya no trabajamos igual y que incluso, ya no aprendemos igual. Las nuevas herramientas tecnológicas logran que memorizar determinados nombres, listados, fórmulas, ya no sean imprescindibles para desarrollar un tipo de tarea.

Y aquí es donde los expertos creen que quizás, la forma en la que se medía cuánto de inteligentes éramos hace 100 años, no puede servir para medir cuál es nuestro coeficiente intelectual de ahora. Quizás los test de memorizar números, palabras no sean los más fidedignos para determinar si hemos evolucionado a mejor o a peor. Es nuestro único elemento al que agarrarnos para no echarnos a llorar: echar la culpa a los test, decir que se han quedado caducos. Es nuestra única esperanza para no deprimirnos y pensar que nuestros padres, nuestros abuelos, fueron mucho más inteligentes (yo estoy convencida de que sí).

Yo insisto en que cada día nos encontramos ejemplos de que quizás, hemos ido a peor. Puede que nos ayude la definición de inteligencia que ha hecho una de las expertas que ha elaborado este estudio. “Es una práctica multifactorial que representa tu habilidad mental para sobrevivir en la sociedad”. Habilidad mental para sobrevivir en la sociedad. Va a ser algo que vamos a tener que trabajar mucho, desarrollar habilidades suficientemente inteligentes para que la ola no nos supere. Ánimo.

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




20 Comentarios
  • unlector unlector 15/02/20 23:44

    hoy día con las redes un niño o un joven "compite" con todo el planeta. Nuestros padres, yo ya no, fabricaban un juguete con una tabla y cuatro ruedas. El que más corría con él o hacía mejores piruetas del barrio era el rey, aunque fuera por un rato. Hoy en youtube ves genios que a más de uno pueden echar atrás, antes siquiera de intentarlo. Para qué esforzarse si siempre habrá uno mejor por ahí. Con eso el ingenio se duerme.
    Por otro lado tenemos los juguetes electrónicos. Ahí si algo no te gusta pasas página, cambias de juego, de vídeo, de historia. No te merece la pena esforzarte por entender algo hasta el fondo si arrastrando el dedo por la pantalla encontrarás seguramente algo 'mejor' y más fácil de entender. Lo mismo con la TV. Antes había dos canales o una radio. Si algo no te gustaba, o le prestabas más atención hasta sacarle jugo o apagabas el aparato. Hoy tienes infinitas opciones a un click.
    Esa forma de funcionar se nos graba en el cerebro, acomodándolo. Si algo no nos gusta no buscamos la forma de hacerlo agradable, sencillamente cambiamos de página, de canal, de juego, de lectura, de pareja. Todo rápido, como escarbando cada vez más profundo hasta encontrar aquello que podamos entender con poco o ningún esfuerzo. Aquello que nos hable claro de una vez sin hacernos consultar ni el diccionario. Queremos TODO YA.

    Aún con todo, creo fervientemente que poco a poco volveremos a aquella vida de antes. La vida rural v3.0 nos llamará poco a poco con su silbidito hoy casi inaudible. Tu casita, tu huerta, y siempre con cosas que hacer... Y los niños jugando en el campo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • M.T M.T 15/02/20 20:56

    Pues no sé yo si esta medida o enfoque de lo que se entiende por inteligencia no tendrá que ver con las modas y lo que se lleva en cada época respecto al desarrollo de esa inteligencia o aprendizajes. Parece ser, por lo que oigo y observo en las 1as etapas escolares, de aprendizaje, que ahora se habla de inteligencias múltiples. Como no soy neuropsicóloga, ni pedagoga, desconozco los estudios quw funadamentan tal o tales enfoques y tipos de inteligencia: desde la inteligencia emocional, la comunicativa o la que tenga que ver con el desarrollo matemática. Y no sé si estoy utilizando un lenguaje preciso.
    Entre esas modaa que contribuían al desarrollo del intelecto, recordaremos épocas en que la memoria estuvo totalmente denostada.
    Ni obstante, los de mi generación y época, generación de lis 50, a nuestros 10 añitos, si queríamos acceder a unos estudios primarios se nos exigía el examwn de Ingreso, de destrezas básicas: lectura, escritura y cálculo y ¡ mucho cuudado con " cometer faltas de ortografía", que no se hablaba de frustración si no ingresabas en los estudios primarios.
    ¿ Era necesaria la memoria? Ya lo creo! Y prefiero no hablar del método.
    ¡ Menos mal que en algunos aprendizajes, incluida la tecnología, si la memoria te falla, mal andamos.
    Desde aquí gracias a la paciencia del amigo Itnas en su enseñanza tecnológica, para con una alumna tan poco diestra en esos menesteres.
    Para el aprendizaje de idiomas ( vocabulario incluido) también es necesaria.
    Sigamos con el desarrollo de la o las inteligencias.
    Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    4

    • M.T M.T 15/02/20 21:01

      Desarrollo de la matemática, quise decir.
      ¿ Fallos de memoria y de la tecla?
      No lo duden. Perdón.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • itnas itnas 15/02/20 18:41

    ¿Un estudio? ¿Cuál estudio ha mostrado semejante conclusión? Me parece grave no dar referencias. Respecto a la definición 'multifactorial' de inteligencia es curioso leer que la habilidad para sobrevivir en una sociedad cada vez más compleja vaya decreciendo y no obstante se siga sobreviviendo en sociedades cada vez más numerosas (¿será que los tontos que sobreviven tienen una forma de inteligencia aún no conocida?). Claro que como bien dice 'gualdo' habrá que replantearse que haya genios independientemente de su supervivencia o adaptación a la sociedad que les toque vivir. Esperemos que enlaces como el siguiente nos protejan y ayuden a adaptarnos a cualquier sociedad incluidas las tecnológicas (la madre de todos los males que nos acechan): https://youtu.be/QECFTmK8k_o

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    1

    2

    • MASEGOSO MASEGOSO 15/02/20 21:27

      Respuestas por partida doble.

      Según los matemáticos, la ciencia que imparten y/o aplican, desarrolla el discernimiento de la mente humana pero se traduce, a veces, en un lenguaje que para los no incitados (excepto la matemática comercial) nos suenan raros.

      Así pues, a ambos, M.T. en lenguaje e Itnas en matemática, os haré una pregunta sencilla.

      ¿Donde se puede encontrar la capacidad para entender el lenguaje de los algoritmos y aplicarlo a esas maquinitas que sin algoritmos no producen lenguaje y sus lenguajes algorítmicos son incomprensibles?

      Gracias a ambos por, de vez en cundo, poder leer vuestros comentarios cada vez más escasos.

      Un fuerte abrazo a ambos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      2

      • M.T M.T 16/02/20 11:35

        Otro abrazo para ti, Masegoso.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Orlinda Orlinda 15/02/20 19:03

      A esta noticia hace referencia Helena:

      https://www.bbc.com/mundo/noticias-44504603

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Orlinda Orlinda 15/02/20 18:37

    No existe unanimidad sobre qué es la inteligencia. De acuerdo a la definición por la que has optado, “Habilidad mental para sobrevivir en la sociedad”, no es posible medirla por el CI ni de otra manera. Si lloras porque esos test dicen que somos más tontos (¿quiénes? supongo que no los africanos, que no veas cómo sobreviven) quizá es que le has dado a los test más importancia de la que tienen.
    Sí sabemos que la inteligencia no es una cualidad individual con la que se nace, que está en relación con el ambiente, las experiencias y circunstancias particulares y que por tanto tampoco es fija a lo largo de la vida. Entonces, aparte de porque ahora se hacen menos operaciones aritméticas, están dando una opinión personal sin ninguna base diciendo que somos más tontos que nuestros padres cuando en realidad lo único que hacemos es algunas cosas diferentes.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    2

  • Ambon Ambon 15/02/20 18:31

    La pregunta es, ¿Somos más tontos o nos atontan más?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    5

    • jmam jmam 15/02/20 18:39

      Nos dejamos atontar.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      3

  • Queso Tierno Queso Tierno 15/02/20 15:12

    ¿Será por eso que los cargos importantes de la política y de la sociedad parecen estar en manos cada vez más tontas?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • jorgeplaza jorgeplaza 15/02/20 14:41

    Coincide ls decadencia con el auge de los psicopedagogos. ¿Casuslidad?

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • BravoA BravoA 15/02/20 14:39

    No sé si las nuevas generaciones vamos teniendo menos coeficiente intelectual, pero lo que parece obvio es que cada vez tenemos menos recursos intelectuales para resolver los problemas cotidianos. Ejemplo, tengo 20 años, me tropiezo en la calle, al caer me hago daño en una muñeca, y que hago?, pues llamo a una ambulancia. Aunque haya 20 personas alrededor, a nadie se le ocurre parar un taxi que te acerque a un hospital. Así con todo

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    4

    • Dver Dver 15/02/20 20:22

      Creo que das en el clavo. La superprotección crea ciudadanos inutiles. Tambien la famiiar crea hijos estúpidos. Cuando era pequeño, en el pueblo, pasábamos todo el día por ahí. Tenías que tener precaución de no ahogarte en el río, de aprender a trepr a un arbol sin caerte, de que no te pillara el guarda cuando robabas albaricoques, y de llegar a casa a la hora de la cena sin ningún rascón pues ya sabías lo que te esperaba. Estabas atento. Atento a la vida, a su dificultades a las cuales vencías, o no, sin la ayuda indebida. No estoy diciendo que se tenga que volver a la época de la pobreza, por favor; solo digo que se deje un espacio a los niños para el libre albedrio, con sus riesgos y aventuras. Me parece muy dañino ese sentido de "esto es mío, y con lo mío hago lo que quiero" refiriendose principalmente a los hijo, ese control exhaustivo a todo quisque de todo lo que hace, lo que conlleva una dejación mental del implicado pues alguién piensa por él y resuelve sus problemas. En mi opinión no se trata de si las máquinitas resuelven cosas técnicas o no, es otra forma de hacer las cosas, lo importante es conocer que problemas de la vida le resuelve a uno la maquinita. Espabilar, por decirlo con una sola palabra. Solo que los padres y las normas no dejan que nadie espabile por su cuenta.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

    • Orlinda Orlinda 15/02/20 19:23

      En mi opinión no es que tengamos menos recursos, es que estamos instalados en un medio o ambiente en el que se considera que toda mi obligación como buena ciudadana consiste como mucho en llamar a una ambulancia, siempre sin implicación directa ni personal, que es meterse en líos, en problemas ajenos, además llevo prisa, ya llamará otro a la ambulancia. Estamos desvinculados de lo que sucede alrededor.
      Me has recordado un artículo que me gustó mucho que hace referencia a esto, aunque es posible que a ti no te lo parezca.

      https://www.infolibre.es/noticias/opinion/2017/05/19/carpa_diem_65250_2002.html

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      3

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 15/02/20 14:13

    Yo creo que se trata de la capacidad de solucionar problemas. Y en estos momentos ya no lo hacemos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • paco arbillaga paco arbillaga 15/02/20 07:51


    «La caída es brutal en las últimas 4 décadas. HASTA MÁS o MENOS 1975 el coeficiente intelectual había ido creciendo progresivamente año tras año.» Le encuentro una explicación, por lo menos para España: vivir en el franquismo (el dictador murió ese año) requería grandísimas dosis de inteligencia, de ingenio, sobre todo para las mujeres, y más para las madres, ya que muchas de ellas, sobre todo en los primeros años del franquismo, se cargaron de hijos a los que había que alimentar y vestir con muy escasos medios. Había que tener un master de economía para llevar adelante una familia. La cosa suena a broma, pero ¿habrá que agradecerle algo a aquel régimen?

    Hablando en serio, habría que definir qué es inteligencia para entrar a opinar en ese tema. Hablando de inteligencia individual, si significa la manera en que cada persona utiliza la información que tiene y ese uso le sirve para vivir más o menos de acuerdo con sus principios, no me parece a mí que hoy se sea menos inteligente que antes pues para hacer muchas operaciones mentales, como cálculos o memorización de datos, hoy disponemos de maquinitas que nos las resuelven en el acto porque SABEMOS DÓNDE RECURRIR a resolver esas necesidades. ¿Es que para ser un poco «vago», para ahorrarse esfuerzos en especulaciones mentales no se necesita una dosis de inteligencia?

    En cuanto a la inteligencia colectiva de la humanidad mi opinión es que, apoyada en la inteligencia que nos dejaron nuestros antecesores, va creciendo continuamente conforme pasan los años. Otra cosa es que los beneficios que produce esa inteligencia nos alcancen a todos o se los apropien, los compren, «los listos de siempre». Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    4

    • MASEGOSO MASEGOSO 15/02/20 09:38

      Según te leo hoy amigo, la aplicación del intelecto humano es la forma que nos servimos de las cosas para aplicarlas en un momento determinado de la existencia que, por aquello del tiempo y el espacio, se puede alargar más o menos.

      Tu canto a la inteligencia de aquellas madres de las post guerras es una afirmación que se le ha estado negando a las mujeres muchos años (aún se les niega en algunos sectores extremos) Es, Paco, que la necesidad agudiza la mente, extrema el ingenio y en definitiva saca ese genio creador que todos llevamos cdentro y unos lo utilizan y otros no.

      Ahora bien, haré una afirmación a lo expresado por la Sra. Resano. Tanta maquinita, móvil, etc. está dando tantas facilidades que el destello, o "bombillazo" iliuminatorio de la mente se va dando, con el paso del tiempo, con menos frecuencia. Las ayudas al cálculo matemático con aparatos electrónicos es un gran avance y, eso, nos da calidad de vida y ¿nos aleja? acaso de la demencia senil. ¡¡¡¡vete a saber!!!!!

      Aporovecha uno de esos inventos del hombre, el autómovil, para seguir disfrutando de esos maravillosos jardines que adornan la geografía por la que te mueves y que, tanto tú como tu compañera, sabéis disfrutar tanto.¡¡¡¡¡ Ah!!!!!, se me olvidaba, y esos "almuercicos" que me regalas, fotográficamente hablando, que están en mis antipodas por aquello del exceso de azúcar.

      Un fuerte abrazo para ambos.
      Salu2 osasuna2

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      3

      • paco arbillaga paco arbillaga 15/02/20 13:22


        MASEGOSO: Pues sí, Masegoso; cada cual empleamos nuestros conocimientos, nuestra inteligencia en la manera que nos parece más conveniente, ¡y demasiadas veces de la manera en que nos dejan usarlos!

        En donde más disfruto yo, y donde aprendo mucho, es observando, disfrutando de la naturaleza. ¡Primitivo que es uno! Osasuna2 salu2 (bajados ayer del Pirineo).

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión