x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesion con Google Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




¡A la escucha!

Esto nos obliga a revisarlo todo

Publicada el 21/03/2020 a las 06:00 Actualizada el 20/03/2020 a las 21:17
Facebook Whatsapp Whatsapp Telegram Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios

Cuesta no hablar de algo que no tenga nada que ver con el coronavirus porque la vida, nuestro día a día, se ha infectado de todo lo que tenga que ver con ello. Cuesta también mantener a raya las emociones, cuesta seguir siendo optimistas cuando el número de fallecidos ha superado con mucho los mil, cuando vamos sumando cada día miles de contagiados, cuando los días de confinamiento se van sumando, cuando el goteo de despidos, temporales o definitivos, no cesa y cuando los expertos y los políticos nos repiten en cada comparecencia que, lo peor, está todavía por llegar. Pero toca tirar del carro y toca no desmoronarse. Ya habrá tiempo para pararse, para llorar a destiempo lo que nos emociona o angustia ahora. Lo que toca hoy, ahora, es arrimar el hombro, cada uno en su parcela, cada uno en su casa, en su trabajo si ha tocado ir, en su profesión si es esencial en este momento de crisis o en su entorno acompañando a los que están solos, aunque sea en la distancia.

Estos días tenemos más presentes a los familiares y a los amigos que cada día se visten de blanco. Los médicos, enfermeros, sanitarios, celadores, administradores, la gente que está ahí cada día, conteniendo el dique de las lágrimas y la impotencia porque no hay minutos que perder. Con algunos podemos hablar casi a diario, yo al menos lo hago con mi hermano y mi cuñada, médicos en Navarra y que, como todos los sanitarios, viven con preocupación la situación límite, la falta de los equipos de protección, la falta de mascarillas, de pruebas de diagnóstico. En La Paz, varios amigos médicos me cuentan que se ofrecen voluntarios en los turnos para echar una mano a sus compañeros de medicina interna. Dicen que lo peor es ver el sufrimiento de la gente, la soledad de muchos enfermos de Covid-19. La situación es límite y aunque tienen hijos, aunque tienen padres mayores, saben que ahora toca estar ahí, protegerse al máximo, ser más precavidos que nunca y extremar las medidas de higiene.

Leía el otro día que cuando todo esto pase deberíamos revisar quiénes son nuestros referentes. Cambiar la mirada y acordarnos de quiénes estaban estos días dándolo todo. Los médicos, los sanitarios, y también los cajeros de los supermercados, las personas de la limpieza que no paran de desinfectar espacios comunes, las fuerzas de seguridad que, sin apenas medios también, han estado vigilando y animando a los que están confinados. Cuántas veces hemos ido a hacer la compra y apenas hemos reparado en ellos. Y ahí están: yendo cada día a trabajar, también con apenas protección en muchos casos, haciendo muchas horas y procurando que nuestra obsesión por el papel higiénico quede saciada cada vez que acudimos al lineal de la celulosa. O los repartidores, que ahí siguen: llevando los pedidos que seguimos haciendo por internet, las cartas, los paquetes. Ahí están.

No nos olvidemos de ellos cuando esto pase, que pasará. Y a partir de ahora dejemos de seguir la vida insulsa de algunos personajes que lo primero que han hecho en esta situación es coger su dinero, su coche e irse corriendo a una casa fuera de la ciudad para protegerse. ¡Venga ya! Si algo bueno nos puede dejar esto es que acabemos con la absurdez del postureo en las redes. Hay por ahí un vídeo de un adolescente que les pide a los de su generación revisar todos sus valores, lo que les preocupaba hasta hace sólo una semana; que aprovechen estos días para recordarse lo importante que es vivir en el mundo real y no en el de las redes. Quererse más y exigirse menos. Esto es una lección para ellos, dice. Hay que darle perspectiva a todo esto. Una generación que lo tiene todo al alcance de una app: divertirse, comprar, moverse, de repente se ha visto paralizada por un virus, encerrada en su casa. Este chico, al que no conozco, se define como una generación débil mentalmente. No tenían preocupaciones, hasta ahora. Y ni si quiera en esta crisis han sido capaces de sentirse realmente preocupados hasta que ha llegado el confinamiento.

Miremos esto como una oportunidad. También nosotros como padres. Quedan muchos días por delante y quedan muchas lecciones que aprender. Queramos más, exijamos menos, respetemos más y compartamos más. Cuídense.

Más contenidos sobre este tema




12 Comentarios
  • Chuchi1 Chuchi1 23/03/20 12:37

    No seamos ilusos, ¿os acordáis de la primera crisis del 2000?, se iba revisar el sistema liberal y tal y tal.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Emanem Emanem 23/03/20 00:25

    La pr8mera y más importante medida que hay que revisar es una de una evidencia total: LA SALUD PÚBLICA NO DEBE ESTAR EN LAS CCAA  SINO EN LA ADMINISTRACIÓN CENTRAL DEL ESTADO.
    Cualquier entendido te los confirmará. Cualquier político lo negará.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Azalea Azalea 22/03/20 20:00

    Como siempre tan humana, muchas gracias por tu articulo Helena ,en estos momentos se agradece tu empatía ,para con todos aquellos que están en primera linea cuidándonos en la enfermedad y a los que hacen posible que no nos falten los alimentos ni los servicios básicos,Saludos cordiales.!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Santosb Santosb 21/03/20 23:54

    Helena, comparto todo lo que dices en tu artículo, algo aprenderemos al final de todo esto, y que nos demos cuenta de lo que realmente merece la pena, como apoyar a nuestra sanidad pública y que nuestros jóvenes aprendan también más de querer y aceptar más al otro, al diferente, más entrega a cambio de nada , no exigir tanto y dar más, salgamos de esta mejorados en valores, en respeto , en convivencia, en entrega a los demás , como nos demuestran día a día nuestros ciudadanos y compatriotas de la Sanidad.Gracias a ti por tu profesionalidad en tu buen trabajo de periodista, te sigo hace tiempo y últimamente en las noticias de la Sexta, fenomenal tu trabajo en Londres como corresponsal, días antes y durante la salida del Brexit del Reino Unido de la UE.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Raul Raul 21/03/20 19:03

    No se revisara NADA porque el pueblo NO MANDA. El pueblo se manipula  e idiotiza con la televisión  la radio la prensa y todos los mass mierda al servicio del capital. Seguirán  los recortes seguirán  acumulándose  miles de millones en paraisos fiscales y se seguirán  privatizando servicios y haciendo negocio de la salud y de la muerte COMO SIEMPRE HA SIDO La banca SIEMPRE gana. Nada cambiara salvo que cientos de miles habrán  muerto. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Raul Raul 21/03/20 19:01

    No se revisara NADA porque el pueblo NO MANDA. El pueblo se manipula  e idiotiza con la televisión  la radio la prensa y todos los mass mierda al servicio del capital. Seguirán  los recortes seguirán  acumulándose  miles de millones en paraisos fiscales y se seguirán  privatizando servicios y haciendo negocio de la salud y de la muerte COMO SIEMPRE HA SIDO La banca SIEMPRE gana. Nada cambiara salvo que cientos de miles habrán  muerto. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • coyanza coyanza 21/03/20 13:29

    Sí, seguramente nos obligará a eso que dice Helena, pero también a REPENSAR [cada uno en su intimidad] nuestra orientación del VOTO; y si procede, a funcionar como 'emisoras de fm individuales' para cotrarrestar la propaganda ultraliberal [¡es una mera denominación...!] que emplea la derecha para hacer de cualquier cosa un negocio. [ Por si no estaba claro, ahora se aprecia bien en con la sanidad: ningún hospital nuevo en los no sé cuantos años /privatizaciones/ reducción de camas / reducción de plantillas etc. Y ahora, hoteles -que se cierran el lunes como tales- y se arrienadan para transformar en hospitales... después se desinfectan y matarile..., hospital de campaña en Ifema [para quién ?]; y ...lamentos: ¡ayyy, no tengoo camas...!, Vaya]

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 21/03/20 11:13

    Respetar las normas es lo fundamental; PROTEGEN NUESTRO DERECHO Y EL AJENO. Por ello no debe menospreciarse a los más precavidos que antes de prohibirse los traslados se protegieron RESPETANDO LAS NORMAS y prudentemente se fueron a un lugar donde el riesgo fuera menor. De esa precaucion nació el Decamerón en tiempos de peste. Lo INACEPTABLE es la peticion de algunos sanitarios de que se establezcan procotocolos o algoritmos para dejar morir a los que tienen MENOS EXPECTATIVAS DE VIDA- ¿Debo pues pedirle a mi padre o a mi abuelo que no vaya a ocupar una cama en el hospital porque a lo mejor no hay suficientes para mí? ¿Alguno de esos sanitarios haría lo mismo con el suyo para dejarme la cama a mi que tengo MAS EXPECTATIVAS DE VIDA que su pade o su abuelo? Pues aunque fueran ellos tan desalmados como para hacerlo, NO TIENE NINGUN DERECHO para hacerlo con los mios. Hace falta ser mala persona. Homo homini lupus. A gente así hay que retirarla de donde pueda hacer daño. INMEDIATAMENTE. Son vedaderos ENEMIGOS PÚBLICOS. No se diferencian en nada de aquellas enfermeras que en algunos países asesinaron a la gente mayor ¡PARA QUE NO SUFRIERA!
    . La vida ajena exige el MAXIMO respeto y el MAXIMO RESPETO ES EL TOTAL RESPETO. No es difícil de entender.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    4

    2

    • BASTE BASTE 21/03/20 13:21

      ¡Despierte amigo!. Estoy seguro que todo el alto funcionariado (de rey a subsecretario o alto mando) se hanhecho el test,asimismo todos los altos mandos en la sombra (léase los ricachones) pagndo los eurillos que cuestan y seguro que todos tienen su UCI particular.Los pendejos que les votamos y les mantenemos donde están somos los que jugaremos a la ruleta de la vida /ellos son la casa y la casa siempre gana),una ruleta con menos de 6000 números para unos cuantos millones de jugadores. Y si les lleva la contraria en todos esos numeritos y cuentos baturros con los que nos deleitan en diversas comparecencias,prepárese para el garrote.Como dice el refrán ,"unos ... y otros miran" y nosotros somos los mirones,llevamos décadas tropezando con la misma piedra,¿cambiaremos esta vez?: lo dudo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Fernandos Fernandos 21/03/20 10:28

    La pandemia deberia abrirnos los ojos, hacernos hasta mejores y sobretodo con tanto tiempo para pensar, saber que parte de esta carencia de medios nos toca por votar los recortes, pero, me temo que no que volveremos a ser facilmente manipulables, como dice el refran, "el ombre es el único animal que tropieeza dos veces en la misma piedra" en realidad los politicos saben, de nuestra fragilidad de memoria y nuestra tendencia a la qbulia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • GRINGO GRINGO 21/03/20 09:46

    Si de éste confinamiento consiguiéramos salir con una sociedad más concienciada, se podría dar por buena la pandemia.

    Tenemos muchas horas por delante para poder pensar y evaluar nuestra situación personal, la de nuestra sociedad, lo que esperamos de ella y si podemos hacer algo por mejorarla...

    Hay muchos temas de desarrollo, pero yo propondría empezar a pensar en ésas personas a las que aplaudimos todos los días a las 20,00 horas, sus condiciones de trabajo y los recortes a los que han sido sometidos sus salarios, precisamente "por una parte importante de sus pacientes", votantes de partidos que quieren desmantelar la Sanidad Pública....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8



 
Opinión
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.