X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Diario de una confinada

Leer la vida, vivir los libros

Publicada el 23/04/2020 a las 06:00

“Todas las penas pueden ser soportadas si las conviertes en una narración”. Estas palabras están en la primera página de Teatro de la caricia, el libro de un genio, Finzi Pasca. Desde que leí esta afirmación, la llevo en mi interior como una jaculatoria a la que me aferro cuando llega el desconsuelo.

Los libros tienen ese inmenso poder de abrazar y acoger –hablábamos ayer de Galdós– y también tienen el poder de construir, como arquitectos de la emoción, mundos en los que puedes confinarte durante el tiempo que dure su lectura, o su relectura…

Sumergirte en los libros y dejarte acariciar o despertar gracias a lo que otros dedos escribieron. Despegar a través de ellos para volar a otro tiempo, a otros lugares o a otras vidas. Largarte a otro universo y, al abandonar la atmósfera que te rodea, sentir que te desprendes de la gravedad de tu realidad, que flotas en otras.

En este peculiar 23 de abril no paseará Sant Jordi por las calles de Barcelona, ni habrá actos en las librerías de toda España. Las conexiones virtuales tratarán de sustituir ese sensual roce entre autor y lector, sí, pero no será lo mismo. Nos perderemos el bendito contagio de la lectura y el acercamiento social de quienes acuden a una firma o a la búsqueda de tesoros de papel.

Leer nunca es tiempo perdido, ni gastado, ni derrochado, leer es ganar tiempo, invertirlo, ensanchar nuestra vida y nuestra experiencia. Porque los libros no nacieron para sujetar puertas sino para abrirlas, no para decorar estanterías sino para amueblar cabezas y abrigar almas.

En este extraño Día del libro sumo a mi devoción por la lectura la que tengo por escribir, aunque a veces duela, como la vida… Hace justo un año estaba en plena escritura de mi tercera novela Los sabores perdidos y en el inicio de un duelo. Confinada en mi dolor, pero bajo el consuelo impagable de poder abandonar la gravedad de mi realidad durante un rato, para dar vida a otros personajes. ¿Y quién iba a decirme, a decirnos, cómo sería la vida un año después?

Nadie puede saber ahora cómo serán los capítulos que no hemos leído aún de esta historia de terror, pero soñemos hoy con que el relato del próximo 23 de abril sea de puertas abiertas, luces encendidas, roces entre autor y lector, libros jóvenes en parques, libros viejos releídos y sabores reencontrados… Y leamos, aunque a veces duela.

"Cuentan que cuando apareció, el público quedó muy impresionado. Estaba muy viejita, frágil. La acompañaron hasta un sillón y le ayudaron a sentarse. Ella tomó un poco de vino y empezó a contar historias. Las recordaba y las volvía a contar sin ningún papel entre sus arrugadas manos. Los jóvenes que estaban allí la miraban asombrados y silenciosos; la anciana era como una aparición. ¿De dónde vendría? ¿Quién sería? Hoy no importa. Basta con recordar que ella dijo una vez. 'Todas las penas pueden ser soportadas si las conviertes en una narración'".

Teatro de la caricia, de Finzi Pasca.

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • Isa. Isa. 23/04/20 23:55

    Seguro que las emociones estarán salpimentadas con enriquecedoras recetas de vida, en el libro 'Los sabores perdidos' de Raquel Martos. He llegado justita, pero en tiempo! Feliz dìa.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • tarrul tarrul 23/04/20 18:29

    Otra alegría mas. Gracias Raquel

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Medina Medina 23/04/20 18:24

    Raquel. Retazos de la vida, que se está escribiendo cada día, es lo que somos. Páginas en blanco cuando nacemos. La tinta… no siempre negra… a veces tan sólo obscura por la incertidumbre del futuro... se torna gris; como grises y encanecidos cabellos, arrugas en la piel madura ajada por el paso del tiempo, acercándonos al último capítulo de nuestra vida.
    Cada página pasada es una vivencia de un momento que no volverá. Diego Manrique relataba que “Las vidas son los ríos que van a dar a la mar” Y el libro de nuestro devenir... terminará en una estantería... deseando que alguien lea nuestras vivencias y renazcamos en su lectura.
    Nuestro libro vital está sazonado de brillantes momentos… luces y sombras, pies de página que no nos molestamos en leer. Capítulos que cobran distinto significado cuando los releemos años después, cuando somos otra persona. Quizá el libro más bonito sea donde inocentemente se plasman las primeras palabras escritas por el niño, encerrado en casa y quejándose de no poder salir a jugar. Parvulito que está aprendiendo a leer y escribir y no sabe, ni tan siquiera es capaz de imaginar… que las páginas más bonitas de sus vida las va a ir escribiendo, letra a letra, coma tras coma… sin darse cuenta.
    Como decía el poeta Kavafis (Viaje a Ítaca), la aventura es el viaje en sí mismo, sin habar llegado aún a ninguna parte. La emoción del libro es leerlo, pasando páginas deseando que la historia no termine mil y una noches. Creo que la vida es hoy, ahora, este instante, la taza vacía sobre la mesa, el paisaje -gris cielo y verdes prados tras mi ventana- Escribo esto para que el paisaje, el momento y el sentimiento asociado trascienda mi memoria -que no deja de ser un libro con erratas y faltas de ortografía- y permanezca. Que pueda compartirse al leerlo y que otros puedan sentir este atardecer gris cielo, verdes prados de una primavera que no vemos... e imaginamos más bella que nunca... más allá de nuestras ventanas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Harry Treleaven Harry Treleaven 23/04/20 17:00

    Leyéndote, Raquel descubro que hoy, 23 de abril Joan Margarit iba a recibir un premio algo importante.
    ¿se nota la coña?


    Estoy hasta las narices (libres creo de coronavirus) de que el mercado determine cuándo, cómo y en qué medida se festeja el consumo de este o aquel producto. Hoy no compraré ningún libro -tampoco rosa- aunque tengo fichados unos cuantos en mercado de segunda mano. La inversión está hace tiempo programada. En libro de papel.


    Y continúo soñando con volver a recorrer mi ciudad. Hace días pedíamos volver a recorrer las calles de Santiago (de Chile). Me conformo con las de mi ciudad (cualquiera que sea) y con Quintín Cabrera ir a sus libros.
    “Las ciudades son libros” una de las canciones de “Naufragios y Palimpsestos” (el canto emigrado de América Latina, 2008).

    Salud. Mucha más para la buena gente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • M A N O L O M A N O L O 23/04/20 10:46

    Los escritores son dioses: Crean universos.
    Los lectores hombres (y mujeres) sin pecado original: No somos expulsados de sus paraísos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Valldigna Valldigna 23/04/20 09:53

    Valldigana.Gracias Raquel por tu artículo .Feliz dia del libro, con ellos siempre soñamos!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • paco arbillaga paco arbillaga 23/04/20 08:54


    «Leer nunca es tiempo perdido, …» si eliges lo que te gusta, como es el caso de leer tus diarios confinamientos. Hay escritos, libros, que son indigestos.

    «Todas las penas pueden ser soportadas si las conviertes en una narración», aunque luego no lo lea nadie. Las letras, las palabras, son unos buenos archivos donde guardar nuestras ideas, nuestros sentimientos.

    Gracias, Raquel, por el regalo que haces escribiendo algunos de tus pensamientos. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Beita Beita 23/04/20 03:59

    Maravilloso trocito de vida el que nos regalas hoy Raquel

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Azalea Azalea 23/04/20 01:37

    " Porque los libros no nacieron para sujetar puertas sino para abrirlas, no para decorar estanterías sino para amueblar cabezas y abrigar almas .
    Qué bonito y cuánta verdad !!
    Ahora estoy aprovechando para leer.
    Muchas gracias Raquel , por compartir con nosotrxs tu diario.
    Saludos cordiales!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

 
Opinión