x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
En Transición

Desescalar y diseñar "planes B" realistas

Publicada el 27/04/2020 a las 06:00

La palabra de moda es desescalada, y con ella emerge el alivio de poder sacar a los pequeños a dar una vuelta, de salir –quizá, ojalá– a hacer deporte, o de ir recobrando cierto dinamismo, sobre todo en el ámbito rural, que esta vez va a aventajar claramente al urbano. La desescalada nos sitúa en lo inmediato, como debe ser, pero hoy es inevitable quedarse bizco, es decir, un ojo pendiente en el hoy y el otro en el medio plazo. El largo ya se ha comprobado que no existe.

La cautela que impone reconocer que esta es una situación inédita, donde la comparación con otros momentos de la Historia ha de hacerse con extremo cuidado, exige una actitud permanente y continua de observación, estudio y valoración de las medidas tomadas y de sus resultados. La sociedad ha de aprender a aprender, y en ese sentido es fundamental contar con liderazgos que sepan hacerlo y faciliten que el resto lo haga. Basta con ver la cotización negativa del barril de petróleo West Texas esta semana para recordar aquello de Blade Runner: "he visto cosas que vosotros no creeríais". El seguimiento del día a día, por tanto, es fundamental. Pero quedarse en lo de hoy supone perder el camino y acabar sin saber dónde se quiere ir.

En la mirada de medio alcance es fundamental ganar todo el tiempo posible y para eso conviene ir dejando claro que la vuelta a cierta normalidad tardará. Esto no va de un par de semanas, ni siquiera probablemente de un par de meses. Una cosa es la situación de confinamiento actual y otra que las restricciones que ha de llevar aparejada la desescalada impidan recuperar muchos de los aspectos de una forma de vida de la que dependen sectores económicos enteros. Algunos estudios como los reflejados en este artículo del MIT Technology Review hablan de plazos en torno a 18 meses, otros lo extienden a dos años, otros a no menos de 12 meses, coincidiendo con lo previsto para poder administrar de forma segura la vacuna. Lo curioso del tema es que estas previsiones coinciden a grandes rasgos con lo percibido por una parte importante de la población. Según un reciente estudio del Instituto de Estudios Sociales Avanzados del CSIC, "una vez valoradas las principales consecuencias políticas y económicas de la pandemia, las personas encuestadas han estimado el tiempo necesario para que España se recupere, y el grupo más numeroso (39,8%) ha señalado que hará falta entre 1 y 3 años para recuperar una vida parecida a la que teníamos antes de la crisis sanitaria. Un 28,8% considera que será necesario entre 6 meses y un año, y los más optimistas reducen ese tiempo a menos de 6 meses (6,1%). En el lado contrario, un 12,4% de las personas encuestadas realiza proyecciones de entre 4 y 8 años para recuperar una vida parecida la que teníamos en España antes de la pandemia; otro 4,4% considera que harán falta más de 8 años para alcanzar dicha situación, mientras que un 4,1% afirma que no nos recuperaremos nunca."

Si las previsiones, –con todas las cautelas, como no me cansaré de insistir–, hablan de plazos en torno al año, y la percepción ciudadana ya ha asumido que el margen temporal puede ser de esta dimensión, la siguiente tarea, al mismo tiempo que se gestiona la desescalada, debe ser la de facilitar que cada cual pueda crear "planes B", algo en lo que los responsables políticos tienen un papel clave dando a conocer escenarios realistas. Conviene no olvidar que uno de los factores a los que se atribuye el incremento del apoyo a Merkel ha sido precisamente el de dar información clara y realista anclada en sólidos cimientos científicos.

La inevitable improvisación en la respuesta de los distintos sectores sociales y económicos al inicio de la pandemia debe quedarse en esta primera etapa y no ir más allá. Para ello, es vital contar con horizontes temporales más o menos claros. Es decir, si existen posibilidades –bastantes al parecer– de que el próximo curso no se inicie con una vuelta a las aulas en condiciones de normalidad, la comunidad educativa debe evaluar desde ya cómo han funcionado las medidas que se han ido tomando, cómo mejorarlas, y cómo planificar los meses siguientes. Aquí unas ideas. Por el contrario, dar a entender que los chavales podrán volver a las aulas a final de mayo no sólo es especular sin base alguna, sino que es generar un falso espejismo que impedirá planificar los escenarios más duros.

De la misma forma, si el sector de la hostelería y el turismo van a tener que seguir manteniendo fuertes restricciones, además de gestionar ERTEs y garantizar protección social a los trabajadores, tendrán que saber en qué margen temporal se mueven para decidir si comienzan a cocinar para hacer envíos a domicilio, venden bonos por adelantado a servicios que harán más tarde, o qué estrategia ponen en marcha durante este tiempo. No todos los establecimientos podrán eliminar mesas, y las barras de nuestros bares inconcebibles con mamparas. Quizá porque ya lo saben, aunque nadie lo ha dicho de forma clara, el sector se ha puesto ya manos a la obra. El número de establecimientos de hostelería adheridos a plataformas de envíos a domicilio ha crecido notablemente, se multiplican las iniciativas de plataformas que piden comprar bonos de un servicio que se recibirá quién sabe cuándo, de la misma forma que bodegas o ganaderías que habitualmente proveían a restaurantes ahora han optado por la venta online a particulares como forma de sacar el stock. Si estas estrategias, que han partido del impulso de la sociedad civil, contaran con visión estratégica, apoyo institucional y un enfoque a medio plazo, lo que hoy es una reacción desesperada para paliar la situación puede convertirse en un aprendizaje para encarar el futuro.

Llevado al plano político, también sería conveniente empezar a pensar qué ocurriría si el 25 de septiembre, fecha en que terminan las sesiones ordinarias parlamentarias tanto en Euskadi como en Galicia, no se hubiera podido acudir a las urnas. Todos los actores políticos implicados en las elecciones vascas y gallegas estuvieron de acuerdo en estimar que la restricción de movimientos y el cierre de establecimientos por el estado de alarma eran una causa de fuerza mayor que hacía imposible la celebración de los comicios el 5 de abril. Los decretos de 17 y 18 marzo dejaron sin efecto las elecciones previendo que éstas se convocaran de forma inmediata tras levantarse el estado de alarma. ¿Qué pasaría si para esta fecha se estuviera en un estado de alarma prorrogado en uno nuevo decretado tras un rebote? ¿Y si, aunque no mediara estado de alarma alguno, las medidas de distancia hicieran imposible acudir a los colegios electorales con garantías? Algunos expertos, como el catedrático de derecho administrativo de la Universidad de Zaragoza Fernando López Ramón, se decantan por creer que en tal caso continuaría la situación de fuerza mayor que impide celebrar campaña y votaciones, y al mismo tiempo afirma que resultaría conveniente estudiar las posibilidades técnicas de unas elecciones con voto a distancia, y regular expresamente la cuestión en una ley orgánica como corresponde.

En síntesis, si gestionar la desescalada es una prioridad que requiere del máximo esfuerzo y compromiso del conjunto de la sociedad, diseñar los "planes B" que se puedan poner en marcha en cada escenario no lo es menos. Y para ello, es necesario contar con información clara y realista. Como el margen de incertidumbre va a seguir siendo grande y las certezas van a seguir escaseando, parece que lo más inteligente es prepararse para lo peor. De esta forma, cualquier escenario más favorable podrá ser gestionado más fácilmente y mejor entendido por la población.

Más contenidos sobre este tema




7 Comentarios
  • Isa. Isa. 27/04/20 11:33

    Artículo realista y oportuno. Yo dejé en reposo el plazo hasta el 2022. Mientras tanto indago qué posibles cartas puedo barajar para lidiar económica y saludablemente en la presente situación personal y colectiva ifamiliar inmersa. Tarea incierta.

    Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/04/20 07:20

    Carta abierta a Cristina Monge.

    1. Lo que he visto de más positivo en el debate parlamentario para la tercera prórroga del estado de alarma ha sido la solidaridad demostrada por los dos partidos que componen el gobierno actual. Va a haber dificultades pero tengo muchas esperanzas de que esta unidad entre el PSOE y PODEMOS se va a mantener durante toda la legislatura.

    Mirando al otro lado del espectro político vi que era Edmundo Bal quien hablaba en nombre de Ciudadanos y cadaz vez que intervenía Pablo Casado yo me ponía a pensar que la ausencia o discreción de Inés Arrimadas estaba resultando tremendamente provechosa para ella.

    En el corto espacio entre las elecciones legislativas del 28 de abril y las del 10 de noviembre de 2019 Ciudadanos pasó de ostentar 57 diputados y 4.136.600 votos a tener 10 diputados y 1.637.540 votos, lo que supuso una caída vertiginosa.

    En la columna titulada “Cuando la politica es inútil, gana la extrema derecha” publicada el 11 de noviembre de 2019, usted expresaba:
    La noche del 28 de abril Rivera tomó la decisión equivocada, y optó por intentar convertirse en el líder de la derecha en lugar de jugar el papel de bisagra y transversalidad que le ayudó a obtener excelentes resultados en comicios anteriores. Hace seis meses Ciudadanos podría haber optado por gobernar con PP y PSOE en ayuntamientos y comunidades autónomas, y haber facilitado la formación de gobierno en el Congreso de los Diputados. Se equivocó, dejó de ser útil para buena parte del electorado, y su deriva a la derecha facilitó el traspaso de votos hacia la extrema derecha de Vox.

    Aunque la decisión de Albert Rivera de no intentar una coalicion con el PSOE parecía rayar lo suicidario a corto plazo yo pensaba que su vision de que el espacio natural de Ciudadanos se encontraba en la derecha era plenamente acertada y justificaba “in fine” su apuesta tan arriesgada. Pero era tan extendida la idea de que Rivera había actuado como una especie de tontolaba que no me atreví a hacer ningún comentario que ponía en tela de juicio su valoracion del lider de Ciudadanos temiendo ser arrollado por una avalancha de desaprobaciones...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    1

    3

    • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/04/20 07:23

      2. Creo que ahora se está abriendo una verdadera oportunidad para Ciudadanos. Si Inés Arrimadas y los suyos contribuyen con su granito de arena al pacto propuesto por Pedro Sánchez y aprueban los presupuestos generales del Estado de 2020, entonces se despejará bastante el horizonte para el asentamiento de una opción liberal y laica en la derecha española.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      1

      3

      • Isa. Isa. 27/04/20 11:38

        Comparto lo que expresas en general. Leeré nuevamente la columna del 11 de noviembre de 2019.

        El comentario 2 escribes "Creo que ahora se está abriendo una verdadera oportunidad para Ciudadanos..". Entiendo lo que quieres decir, pero la oportunidad es para todo el sistema político, social,..y universal

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        1

        1

        • @tierry_precioso @tierry_precioso 27/04/20 12:40

          Incluso para la izquierda es mâs confortable tener un adversario tan carca como el PP.
          Es que no hablo para el interes de la izquierda sino para el del sistema politico español en general.
          Como bien dices, serîa una mejora para todos tener una opcion de derecha nitidamente distinta del antiguo nacionalcatolicismo.
          Buen dîa, Isa!

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          1

          1

          • Isa. Isa. 27/04/20 13:33

            Si! Buen día, tierry!

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            0

      • Isa. Isa. 27/04/20 11:38

        Comparto lo que expresas en general. Leeré nuevamente la columna del 11 de noviembre de 2019.

        El comentario 2 escribes "Creo que ahora se está abriendo una verdadera oportunidad para Ciudadanos..". Entiendo lo que quieres decir, pero la oportunidad es para todo el sistema político, social,..y universal

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

 
Opinión