x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

A la democracia la mata más la equidistancia que la militancia

Publicada el 02/06/2020 a las 06:00 Actualizada el 02/06/2020 a las 11:00
“No hay mejor cómplice de los que gritan que quienes guardan silencio”

 

Lo contrario de los argumentos es el ruido, que no se hace para decir algo sino para impedir que se oigan las razones del otro. Eso es lo que hace la actual oposición en España: proclamar el apocalipsis, golpear las cacerolas donde guisa la rabia de algunos ciudadanos, lanzar insultos, amenazas y, en su extremo más ultra, cantos de sirena a las Fuerzas Armadas, instándolas a la rebelión. Quien se extrañe de eso será porque quiera o le beneficie: la extrema derecha siempre querría dar un golpe de Estado, porque no cree en la democracia y por eso a los diez minutos de declararse la emergencia del coronavirus ya estaban pidiendo un Gobierno de concentración nacional. Sus servicios de propaganda, entre ellos los que creen que ser editorialista es editar la realidad, en ocasiones echan tierra sobre el asunto y otras veces dejan la brocha de blanquear y agarran el hacha en cuanto alguien se atreve a llamar a las cosas por su nombre. Hasta ahí podíamos llegar. Yo sospecharía de esa gente que tiene que recurrir a insultos tan antiguos como “bolchevique” para desacreditar a sus rivales y que a todas luces no quiere curar sino resucitar –hoy la ETA, mañana Franco, pasado Luis Roldán y al otro el FRAP–, seguramente porque sobre el día de hoy no tiene nada que decir ni solución alguna que proponer. Su táctica está clara como el agua: hay que condenar al país y luego ofrecerse a salvarlo. Cuanto peor, mejor, ya se sabe.

Defender lo indefendible no te convierte en abogado sino en cínico. En el lado de la política, si para derribar la puerta de La Moncloa hay que justificar a un general relevado por hacer un informe sobre el 8M lleno de embustes, chapuzas, fallos y manipulaciones, que omite información relevante y conocida de sobra, pone citas textuales inexistentes, confunde fechas clave, ofrece datos equivocados, se hace eco de noticias falsas y criminaliza al Gobierno, el PP saca el megáfono y proclama que despedirlo es "el ataque más grave a la independencia del Poder Judicial ocurrido en España", sin acordarse de que Mariano Rajoy cesó en 2013 al máximo responsable policial que investigaba los gravísimos casos de corrupción de su partido, el comisario García Losada. En el lado del periodismo, si tras su penúltima salida de tono hay que subir en un pedestal a la portavoz Álvarez de Toledo, a quien ya no soportan ni los suyos, hartos de su arrogancia y su indisciplina, se la jalea sin sonrojo.

La hipocresía está por todas partes. Por no cambiar de ejemplo, el forense de la investigación sobre el 8M por el que se pretende acusar al delegado del Gobierno en Madrid de propagar la expansión del virus, dio ese mismo día una conferencia a los Legionarios de Cristo que fue un éxito porque en las fotografías del acto se ve al público muy apretado. Sabemos que su informe se parece sospechosamente al de Pérez de los Cobos, porque también está lleno de bulos, noticias falsas, cifras no contrastadas y demás. Lo que no sabemos es si estaría allí para aplaudirle su hermana, una terapeuta que en 2019 fue sancionada con veinte mil euros por dar cursos para “curar la homosexualidad”; que pagó la multa con una suscripción popular a la que se sumaron algunas organizaciones conservadoras y que este año ha vuelto a ser denunciada al ofrecer una vez más los mismos servicios, que consisten en ayudar a quienes ella debe considerar enfermos a encontrar “el camino a la heterosexualidad.”

El vocerío también tiene otra misión: que no se vean los fallos propios de la gestión del PP, en cuyas manos estaba y volverá a estar la Sanidad de la Comunidad de Madrid, epicentro de la pandemia en España. Sin ir más lejos, ellos mantuvieron abierto el Metro y la red de autobuses cuando, según dicen, ya se sabía el peligro que corríamos. Yendo más lejos, son los máximos responsables del estado de las residencias geriátricas en la región, por eso parece que ya hay más de doscientas familias de víctimas que preparan querellas contra la presidenta, el consejero de Sanidad y varios directores de centros de mayores. Hace unos días, un diputado del mismo PP trató de utilizar a uno de los fallecidos contra el ministro de Sanidad y sus allegados le respondieron de forma inequívoca: “Este señor ha utilizado con propósito ventajista y oportunista la situación y el nombre de nuestra familia para hacerse publicidad política. Dicha declaración no solo es oportunista y de la más remota vileza de una mente retorcida y sin escrúpulos, sino que sus palabras están llenas de falsedad.”

El nivel de intoxicación es tan elevado que este domingo, cuando la cifra oficial de defunciones por coronavirus en España era de 27.127, Pablo Casado la elevó a 40.000 en un tuit. ¿Lo hizo porque le hacen falta más muertos o porque tiene información privilegiada de las Comunidades donde gobierna el PP? Si es así, su obligación sería hacerlos públicos. Quizá es que no se le ocurre otra cosa para buscar aire en el abrazo del oso que le dio Vox, en cuyas manos tuvo que ponerse tras fracasar en todas las elecciones a las que se presentó. O que no ha superado sus fracasos. En el segundo aniversario de la moción de censura contra Rajoy, su sucesor insiste en que fue injusta y, por extensión, en que les robaron el poder. Más bien, se lo vendieron ellos mismos por doce monedas a los cabecillas de la Gürtel y a los implicados en los otros casos delictivos con los que se financiaban irregularmente o se enriquecían en negro.

Menos mal que el PP sí va a apoyar el Ingreso Mínimo Vital, distanciándose en eso del único socio que le queda, porque a Abascal, que lo llama “paguita”, le parece un dispendio, y no como cuando a él le llenaba Esperanza Aguirre el cazo de la sopa boba con 82.000 euros de dinero público por dirigir un chiringuito que jamás tuvo actividad alguna. La FAES de Aznar también está en contra y considera innecesaria y dañina una prestación que ya existe en Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal, Italia, Países Bajos, Finlandia, Polonia o Luxemburgo. Es que hay quien sólo busca en Europa y en el mundo ejemplos con los que compararnos cuando cree que vamos a salir perdiendo. No son patriotas, son ladrones de banderas que tratan de apropiárselas para luego quedarse con el país entero.

Como ha recordado en un vibrante discurso la canciller Angela Merkel, los límites de lo tolerable en democracia lo marcan los movimientos totalitarios, las ideologías excluyentes que utilizan los instrumentos del Estado de Derecho para abolirlo. Hay quien no la querrá oír y tratará de situarse en la neutralidad; pero cuidado, porque la militancia es menos peligrosa que la equidistancia cuando en España crece, tolerado y alimentado por el PP, un movimiento involucionista al que acaban de calificar en The New York Times como “la peor derecha de la democracia y la más peligrosa". Que se lo piensen dos veces, porque no hay mejor cómplice de quien grita que quien guarda silencio y mira para otro lado.

Más contenidos sobre este tema




51 Comentarios
  • JIRS JIRS 05/06/20 17:04

    Soy recién llegado: Gracias por este artículo Benjamín. Hace reflexionar.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • jagoba jagoba 03/06/20 18:42

    Arratsaldeon Benjamín.
    Un placer leerte.
    Algunas reflexiones respecto al trío Aznar, Casado,Abascal.

    El partido PP y VOX, van a asaltar la Moncloa, y utilizan los medios de comunicación como herramienta para dar el golpe de estado. Lanzan bulos constantemente, y falsean la realidad, con su 95% de medios de comunicación, 24 horas diarias.
    Algunos señores del 1%, tienen pensado hacer reformas estructurales en la economía española. Han nombrado a Aznar, "sargento chusquero" del golpe. Creo que habla suajili en la intimidad, y va a coger su "dragón rapide", en Tanzania o quizás coja el ave Marbella-Madrid , dejando atrás su chaletazo y su moreno bereber, para "arrejuntarse" con sus secuaces, Pepe Gotera y Otilio, mamandurrio y fracasado. Su "millan astray", Sánchez Drago, le espera en las Cibeles, disfrazada de bombera torera.
    Una cosa te digo, sargentucho Ansar, el Drago, ya ha elegido generalísimo al mamandurrio (por su cara de gilipollas montando a caballo, con su culo gordo eternamente disimulado), "asin" que a ver cómo te montas el trío. Mamandurrio, chusquero y fracasao. Como madrina de cama , llamamos a la burraquesa.

    Una pregunta:
    ¿El franquismo es una de forma de gobierno legal? Vino de un golpe de estado militar ."Paquita la, culona" gobernaba con golpistas , asesinos genocidas y muchos marqueses.
    ¿Todos los que lucharon contra el franquismo son terroristas? ¿Todos los partidos políticos, todos los sindicatos, todas las bandas armadas?
    ¿Todos los que luchamos contra el PPVOX, somos terroristas?
    ¿Todos los que quieren comer, a diario, y necesitan una pensión mínima vital, son terroristas?
    ¿Es una nueva teoría?


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    1

    • jagoba jagoba 03/06/20 19:00

      Aznar, Casado, mamandurrio y la burraquesa, adoran un estado sin constitución sin libertades, sin democracia. Un estado como un monopoli de juguete, done puedan intercambiar negocios sucios, por bolsas de billetes de 500, con las que petar sus cajas fuertes de Panamá.
      Adoran un estado del ordeno y mando, y han fichado a Steve Bannon, que les lleva la campaña, para enredar todos los conceptos. Ellos que son fascistas y herederos de un estado fascista, criminal y genocida. Tocan dos cacerolas y son luchadores por la libertad contra un estado opresor social comunistas.¡¡Toma Bannon, moreno!!
      Ellos adoran un estado donde las marquesas, son tratadas con cortesía. Donde estas ejercen de "su día de la limosna", cuando declaran a hacienda. No quieren pagar a hacienda, quieren dar una limosnita un día al año. El mismo Aznar hizo trampas.
      Ellos quieren un país, donde un señor, con el don de lamer culos mejor que nadie, le den todos los títulos y máster que quiera.
      Quieren un país donde un sinvergüenza, que no ha trabajado en su vida, ni conoce el concepto(apreciar las fotos de su despacho, en la segunda está con un apple sin encender, fingiendo que escribe), le den mamandurrias, de más de 80000 euros año.
      Quieren un país donde puedan asesinar a un pueblo que tenga armas de destrucción masivas, o no , sin pestañear , con tal de hacerse fotos en las Azores. Un país donde colocar a tus amigos al frente de empresas nacionales ricas para luego venderlas por cuatro euros a otro amiguitos, o sus dueños del 1%.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      2

  • rmortales rmortales 03/06/20 09:24

    Españolito que vienes al mundo, te guarde dios, la DERECHA de siempre ha de helarte el corazón

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Argaru Argaru 03/06/20 04:49

    El principal partido de la oposición es el partido más corrupto de Europa y, no sólo no se ha disculpado por ello, sino que no soporta haber perdido el poder político, porque lo consideran su “Derecho divino” y su manifestación “Terrenal” es, obviamente, el sempiterno “derecho de pernada” que les corresponde por pureza de sangre. España es su Club exclusivo o, más bien, su “coto de caza” privado y particular. El hecho de que gran parte de sus dirigentes deberían estar jugando al mus con Bárcenas y Rato, se considera “peccata minuta” entre los actuales inquilinos de Génova 13. Por lo que se ve, a su electorado tampoco les preocupa mucho el tema, sobre todo, a los que viven de forma altiva en el opulento y “ruidoso” barrio de Salamanca. Esta derecha casposa y carpetovetònica se comporta como “un perro de presa”, por lo tanto, no es de extrañar que hayan nombrado como portavoz en el parlamento a “una dogo argentina”, una de las razas más peligrosas del mundo. Más de una familia ha pagado muy caro tener una “mascota” de ese perfil. Núñez Feijoo ya se ha dado cuenta del “peligro” que tiene. El problema que tiene Casado es que un “pitbul” anda rondando su finca y puede, como no espabile, que se acabe acabe adueñando de ella y también, de la perra.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    3

    • G.Samsa.Samsa G.Samsa.Samsa 03/06/20 17:18

      Estoy de acuerdo. En España la derecha aún está en el califato o la Edad Media, donde el gobernante es vicario de Dios y sus decisiones no se discuten porque manan de una autoridad superior.


      Muy lejos está nuestra derechona tripartita de sus homólogos alemánes y holandeses. Allí, aunque no es el paraíso, están más acostumbrados al pacto, a la coogobernanza y a las transacciones. Aquí no. Aquí, tras un cambio de orientación política en las urnas, el gobierno entrante deshace por ley todo lo que hizo el gobierno anterior (véase las leyes de la educación desde 1970: LGE 1970; LOECE 1980; LOGSE 1990; LOCE 2002; LOE 2006; LOMCE 2013; LOMLOE ¿2021?). Pero quién menos negocia en el poder o la oposición, es el PP. Véase la hemeroteca para tener medida de lo antisistema y hooligan que puede llegar a ser el PP. Cuando pasa a la oposición, deslegitima desde el día uno al gobierno entrante. Así... malamente se hace país (que somos todos).

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • mcjaramillo mcjaramillo 03/06/20 01:38

    Sr. Prado: la equidistancia no está en la gente sino en algunos medios de comunicación muy conspicuos y con mucho crédito de imparciales.
    Gracias por su artículo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Mmagi Mmagi 03/06/20 00:26

    Chapó Benjamín, cien por cien verídico, sí señor

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Mascarat Mascarat 02/06/20 22:44

    Perfecta descripción de la pútrida democracia (?) española salvo por un detalle, el picoleto destituido de la comandancia de Madrid, el tal Pérez, no es general todavía, era teniente coronel cuando fue a cagarla a Cataluña por el 1-O y de resultas de la cagada fue, cómo no, ascendido a coronel. 

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    4

  • Pepe R. Pimentel Pepe R. Pimentel 02/06/20 20:21

    Esta mañana, Iñaki Gabilondo terminaba su comentario en la cadena Ser de esta manera: "... Trump es un peligro para los EE.UU. Trump es un peligro para el mundo. A Vox le gusta Trump".
    Terrorismo y golpismo no caben en La Constitución. Un partido que contemple el terrorismo como medida de acción, no podría ser legalizado.¿Y un partido que incite a la rebelión al ejército sí cabe en La Constitución? ¿No hay nadie, en el Poder Judicial, que, al menos, contemple la posibilidad de que Vox practique doctrina política contraria a La Constitución? ¡Claro! para ello habría que desenmascarar a muchos "tapados", que existen en los distintos niveles sociales, políticos, económicos, judiciales, mediáticos...
    La extrema derecha, en España, ha representado el 10% de la población total. Exceptuando el período de Fuerza Nueva, la extrema derecha siempre ha estado, fundamentelmente, en el seno de la entonces Alianza Popular, actualmente Partido Popular. Hoy tiene "vox" propia y sus frutos son conocidos, porque no tienen ningún complejo de nada: son todos, si me permiten la expresión, "muy machos".

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • elpontondelaoliva elpontondelaoliva 02/06/20 20:07

    E S P A N T A J O
    *
    Soy un parásito de la soledad
    vivo dentro de la burbuja social
    rodeado de estrofas retoricas
    que anhelo una historia inconfundible
    en recuerdo del enigma perdido.

    Disparo la escopeta de palabras
    con la fuerza del testimonio vivo
    a las aves errantes de mal agüero
    enlodadas en el insulto fácil
    del vertedero que acoge la carroña.

    La extravagancia oculta en el ropaje
    impregna mirada en el observador
    descubre populismos del momento
    en el tiempo fácil del despilfarro
    balcón de frontera de los caprichos.

    Miro el calendario de la pasión
    encuentro los versos desconocidos
    al albur de misterios encallados
    donde nunca estuvo la farola roja
    alumbrando voces desprotegidas.

    En estos lugares de cachivaches
    sueños olvidados que regresan
    con ilusiones nuevas agitadas
    contagiadas al grito por la calle
    sí se puede, sí se puede… ya, ¡hagámoslo!
    *

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    2

  • d'plata d'plata 02/06/20 18:41

    La equidistancia no significa estar en silencio. La equidistancia, o la mesura, o mantener una actitud de diálogo y concordia no significa renunciar a la ideología, ni a dejar de denunciar las afrentas cometidas por el otro. El principal problema que tenemos en la actualidad, en todos sitios, pero quizás más en España, es el frentismo y el cerrilismo.

    La situación es muy preocupante porque mientras veamos como principal problema a quienes están enfrente en el espectro ideológico, no se podrá dar solución de manera mínimamente eficaz a los serios problemas a los que nos enfrentamos (economía, medioambiente, inmigración etc. etc.). Si no estamos unidos como sociedad, sino metidos en querellas interminables que responden más a la emoción que a la racionalidad, nunca podremos resolver nada. Ese enfrentamiento nos anula.

    No me sirve la lista de denuestos de la derecha en la oposición, que los hay, sin duda. Los asuntos deben tratarse en el terreno del diálogo. No podemos vivir contra ellos, ni ellos contra nosotros. Eso nos lleva a la degradación como sociedad.

    La desinformación y la manipulación ha sido una herramienta usada por todos. Aunque hoy pueda parecer falsamente un arma exclusivo de la derecha, hay otros registros. Jean-François Revel en La connaissance inutile allá por 1990 criticaba como los medios de izquierdas ocultaban o suavizaban las atrocidades de los regímenes comunistas o como se magnificaban las acciones de los grupúsculos de extrema derecha en los años 80. No le faltaba razón. En el pasado, decir que Stalin era un sanguinario o que en la URSS había un régimen totalitario no estaba bien visto.

    En todos lados se cuecen habas. Yo seguiré votando a los partidos de izquierda, seguiré abonado a los medios progresistas, seguiré manifestándome en foros, reuniones y asamblemas, pero no podré ver otra solución a nuestros problemas que el sentarme con ciudadanos que mantienen una ide

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3



 
Opinión