x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Muros sin Fronteras

España sin símbolos y sin emérito

Publicada el 11/06/2020 a las 06:00

Somos uno de los pocos países del mundo que lleva varios siglos discutiendo sobre las mismas cosas sin avanzar demasiado. Existe consenso entre los historiadores e intelectuales en que España descarrila tras el regreso del rey Felón en 1814 y la derogación de la Constitución de 1812. La Pepa fue un proyecto de modernización política y cultural en un país atrasado, sometido al fanatismo religioso y a una nobleza improductiva. No fuimos capaces de construir un Estado moderno y eficaz, unitario o federal, cuando tocaba hacerlo a finales del XIX. El siglo XX estuvo dominado por el trauma de la Guerra Civil y de una dictadura de 40 años. Fue una lobotomía. En los momentos históricos se impusieron las cadenas, no la Razón, y así nos va.

La España actual carece de símbolos comunes incontestables. La bandera no une, y eso es un problema porque se trata de un elemento esencial para tejer un sentido de pertenencia a una comunidad. Una parte de la izquierda rechazó la enseña constitucional en la transición por ser borbónica. En sus mítines y manifestaciones ondeaba la republicana. Los llamados padres de la Constitución pensaron que la sustitución del águila por un escudo que juntara los símbolos de los reinos medievales con el emblema de los borbones la limpiaría de simbología franquista.

Nos faltó sentido del humor, algo muy británico y poco habitual en España. Antes de que la frase desate tormentas, matizaré: somos excelentes en reírnos de los demás, menos en reírnos de nosotros mismos. Somos maestros en la crítica, sin cintura para recibirla. Hubiese sido una genialidad elegir la bandera republicana, mantener el rey al frente del Estado y seleccionar un himno con letra. Me gusta Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta.

Para considerar como himno potencial el pasodoble Y Viva España de Manolo Escobar, que gusta hasta en Corea del Norte, como demuestra el vídeo que abre este texto, habría que resolver otro problema: ¿Qué es España? ¿Qué son los españoles? ¿Es España el “Oe oe a por ellos” o es Antonio Machado, Clara Campoamor, Picasso, García Lorca, María Zambrano, Pardo Bazán y Santiago Ramón y Cajal? Siempre quedarían las alternativas de Suspiros de España o el pasodoble Paquito el chocolatero, nuestro haka más intimidatorio. Sería algo contracultural.

Aquí tienen una versión rock. Es un pasodoble perfecto para dejar de tomarnos tan en serio.

La extrema derecha representada por Fuerza Nueva y el búnker (así se llamaba al sector más integrista del régimen) mantuvo el águila y la parafernalia falangista. La derecha que buscaba un nuevo rostro abrazó la constitucional. Colocar la bandera de 1978 en el balcón era sinónimo de facha. (Somos buenos en adjetivos). Tras el 15M y el nacimiento de Podemos hubo un intento desde la izquierda por rescatar la enseña común, sentirla como un símbolo propio.

Aunque parece que hemos regresado al kilómetro cero de la tolerancia con las caceroladas del barrio de Salamanca, todo empezó a descarrilar en el intento de secesión de Cataluña en 2017. La guerra de las banderas también fue parte de la simbología en los tiempos duros en Euskadi. Ya lo dijo El Roto: “detrás de las banderas vienen los palos”.

Uno de los símbolos que nos unen es la Selección Nacional de fútbol, sobre todo en sus seis años gloriosos con dos Eurocopas y un Mundial. Sucede con los éxitos de otros deportistas españoles, sea en disciplinas de equipo o individuales. Un ejemplo de unidad fueron los JJOO de Barcelona en 1992. Eran escenarios en los que el sonido del himno (que es una marcha de alabarderos sin letra) y la bandera constitucional se integraban en el paisaje como elementos de una emoción compartida, que es su función. No había segunda lectura.

La llegada de los futbolistas a España, tras vencer en el Mundial de Sudáfrica en julio de 2010, desató la apoteosis. Decenas de miles de jóvenes agitaron banderas constitucionales libres de prejuicios y lastres. Era la de los Iniesta, la de todos.

La guerra del PP y Vox contra el Gobierno de coalición la ha secuestrado de nuevo, vuelve a ser un símbolo “facha”. Muchos tuiteros de izquierda se apresuraron a colocarla en sus perfiles para negar la rendición de un símbolo común. Han pasado 42 años desde la ratificación de la Constitución Española, y no hemos conseguido crear una relación emotiva con la bandera.

Tampoco con el himno, que ha transitado del chunda-chunda a los pitidos independentistas. Hay países en los que está tipificado como delito. En China, que no es una democracia, puede costar tres años de cárcel. Silbar forma parte del derecho de expresión, no hacerlo es parte de las buenas costumbres y del respeto.

En Alemania no se puede agitar la bandera en un acto de partido, solo en conmemoraciones del Estado. Es la común, no la de un partido. ¿Recuerdan el gesto de Angela Merkel? El problema es que en España no tenemos a nadie que se parezca a Merkel.

Todo lo anterior era para escribir sobre el rey Emérito. Desde el 23F hasta la muerte a tiros del elefante de Botsuana, el 14 de abril de 2012 (¡vaya fecha!), Juan Carlos había gozado de la simpatía del pueblo, el respeto de los partidos y el silencio de los medios de comunicación. Les recomiendo que sigan la serie de Álvaro de Cózar, Eva Lamarca y Tony Garrido en Spotify. Se llama XRey. Son diez podcast de excelente calidad y producción (están publicados cinco). Eso es periodismo de calidad.

El rey anterior ha sido durante décadas el único símbolo que nos unía. Empezó a estropearse en la crisis de 2008 y en el despertar del nacionalismo más independentista. Lo que nadie quiso ver quedó a la vista de todos. El campechano era un tarambanas y un manirroto.

Parece que existen indicios sólidos de corrupción por el cobro de comisiones ilegales. ¿Se extiende su inviolabilidad más allá de su reinado? ¿Es verdad que somos todos iguales ante la ley como proclamaba en el vídeo anterior? Está en juego un trono pese a que Felipe VI levantó un cortafuegos para salvar la institución. No sabemos si el entramado de comisiones u otras actividades salpica al hijo. Será difícil que nadie lo investigue, sean fiscales o medios de comunicación.

El PP y el PSOE tienen pánico a abrir un melón que podría acabar con la monarquía en España. El momento es delicado: tensión territorial, crisis sanitaria y crisis económica. Pueden añadir una derecha echada al monte con múltiples guiños a los militares y a la Guardia Civil.

Las personas tienden a confundir sus problemas con las instituciones. Dicen “pone en peligro la seguridad nacional”, cuando solo pone en riesgo el cargo de quien ha cometido ilegalidades. Un referéndum sobre la forma de Estado sería hoy una moneda al aire. El PSOE repetiría su “no pero sí” a la OTAN y trataría de movilizar el voto en favor de la monarquía. El Rey tiene de su parte a VOX y al PP, lo cual -tal y como están-, no es de gran ayuda. Le vinculan al Oe Oe.

La corrupción es el gran problema de España, un tumor histórico que nos impide avanzar, modernizar, crecer. La pandemia va a acelerar el final del mundo que se resistía a desaparecer. En ese mundo que se desvanece está incluido el derecho a ser rey por derecho de nacimiento. Pienso en la princesa Leonor y en la cantidad de idiomas que aprende para parecer simpática. Justo cuando puede reinar una mujer, se estropea la cadena del escalafón por los excesos del abuelo alfa. En desagravio podríamos elegirla primera presidenta del la Tercera República, otro golpe de humor. Sería la mejor manera de cerrar la puerta al hombrecillo insufrible.

La canción de cierre es un homenaje al movimiento Black Lives Matter. Se llama 41 disparos.

Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • Petín 1 Petín 1 13/06/20 13:25

    Don Ramón, yo creo que las traiciones al pueblo español vienen desde Carlos IV y la venta de los derechos dinásticos de él y de su hijo a Napoleón en las abdicaciones de Bayona, allá por el Siglo XVIII, más tarde y después de echar a los franceses y a José I vino la traición a la Constitución y el Golpe de Estado de Fernando VII, apoyado por sus generales y el clero, después el desastre de su viuda y Gobernadora María Cristina, comisionista, ladrona y golpista, después la hija Isabel II una ninfómana y comisionista, expulsada por “la Gloriosa” y planificadora de un nuevo Golpe de Estado asesinando a Prim y colocando de nuevo a la expulsada monarquía con su hijo Alfonso XII, ya en el siglo XX, el hijo de este, Alfonso XIII, se dio un autogolpe colocando al general Miguel Primo de Rivera al frente de una dictablanda, para más tarde cuando fue expulsado de España en 1931, planificar junto a su incondicional Calvo Sotelo, al hijo menor de Primo de Rivera, José Antonio como políticos ideólogos y los generales Mola y Sanjurjo, como brazo armado, su 2º Golpe de Estado que más tarde le arrebató Francis Franco, asesinando, dejando fusilar o suicidando a todos y proclamándose dueño absoluto de España.

    Queda por último la cesión del asesino y golpista Franco a la expulsada monarquía y la amenaza de esta en el 23 F con generales monárquicos, por si no acatábamos la Constitución redactada por “7 padres de la Patria” 4 monárquicos o de derechas, 1 de la minoría catalana abogado defensor de la infanta enamorada, 1 del PSOE no marxista y 1 del PCE con mucho miedo.

    A todos estos les ha bendecido el clero católico y hasta los papas.

    Comprenderá usted que todo símbolo que lleve una corona no sea bien recibido.

    Lo hemos tenido muy crudo los españoles con los Borbones y los Austrias

    Le recuerdo que la Constitución del 78 la votó el 59 % de los españoles y de ese 59 % un 12 % votó NO o lo hizo en blanco, con lo que dejó al SÍ en un 47 % incluidos los que tuvieron miedo a otra dictadura y a otra guerra.

    El resultado general fue que el 53 % de españoles no quiso saber nada de aquella Constitución y que va siendo hora de reformarla.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Sanidad Puclica Sanidad Puclica 12/06/20 12:22

    Un placer leerte siempre Ramón.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Pinolere Pinolere 11/06/20 23:54

    Y me pregunto ¿donde estaba el campechano el 23f que salió a las 23h balbuceando?Ojalá Labordeta estuviera entre nosotros, aunque le podía dar un ataque al ver lo que pasa ,me encanta la canción de la libertad, un himno maravilloso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • VENCEREMOS VENCEREMOS 11/06/20 19:14

    Estoy siemre de acuerdo con el Sr. Lobo. Consuela que haya aun periodistas como él y son pocos. De todas formas copio lo que está opinado en otro apartado pues me parece importante que empecemos a verle las orejas al "lobo" que coincidencia, y empecemos a despertar.
    Hablemos claro de una vez: La Justicia, incluido el tribunal Inconstitucional y el Contrapoder Judicial, está formado por jueces en su mayoría corruptos, codiciosos y soberbios, la Guardia Civil o Malemérita, esta formada en sus mandos por la mayoría de corruptos, ladrones, fascistas y degenerados, La Policía Nacional, Mosos, Euskalduna, tres cuartas partes de lo mismo, y el país nunca puede sentir ni seguridad ni justicia ni solidaridad mientras estos aprendices de golpistas sigan ahí gracias sobre todo al PSOE y el PP. El Rey emérito, a parte de mentiroso, y sinvergüenza se ha cargado la monarquía, que es el único bien que ha hecho a este pais. O todo lo limpiamos de una vez, incluidos los privilegios de la podrida Iglesia Católica con su desmanes. o nos enfrentamos a una minoria con mucho poder de fascistas involucionistas como pasa en América latina, con la inestimable colaboración de sus sicarios el PP. y Vox. A mi no me engañaron con la transacción, parece ser que la ignorancia es caldo de cultivo en los españoles. Ni tengo miedo ahora ni lo tuve cuando luchaba por cambiar este país. O empezamos ya o los deficientes mentales acabaran con toda esperanza de vida en el planeta, que esa es otra y con la mal llamada democracia. Es la hora de los valientes patriotas de verdad. Lo siento pero despues de lo del corrupto Constitucional admitendo una cuestión como el acatamiento a la mal llamada Constitución democrática, ya resuelto en el año 90, me parece que fue, lo políticamente correcto es repugnante. A las cosas hay que llmarlas por su nombre cuando las cosas son como son o cuando parece que son como realmente son. Fuera fascistas, ladrones, y demás gentuza de mi pais, del pais de la gente decente qe es la inmensa mayoría. Nos merecemos vvir bien y en paz, no de la caridad del un tal ciudadano Felipe con sus leche y aceite. hay que joderse con la aristocracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    13

  • Argaru Argaru 11/06/20 16:40

    ¡Cuáles son las razones por las que España ha sido siempre un estado fallido? Y, lamentablemente, va a continuar siendo, para regocijo de las fuerzas que quieren romperla, que quieren desunirla. Pero, ¿se puede desunir algo, que en el mejor de los casos, estaba unido por los pelos? Y, en mucho momentos, unida "a palos". ¿Cómo es posible que un pueblo de un perfil étnico indiscutible, con un ADN forjado a través de los siglos con la riqueza cultural de los diferentes pueblos, que dejaron aquí su semilla y que los romanos lograron cohesionar, se siga cuestionando como pueblo único? Un pueblo único con notables diferencias en sus costumbres, que hacen de España un país sin ningún parangón en el resto del mundo. Entonces, ¿en qué hemos fallado? Lo apunta muy bien, Ramón Lobo. A lo largo de nuestra historia hemos tenidos unos gobernantes, que les ha preocupado muy poco cohesionar un pueblo con la fuerza del convencimiento sí era más fácil hacerlo simplemente por la fuerza de las armas. Y en los últimos cuarenta años de democracia y modernidad, ¿qué han hecho Psoe y PP, en este sentido? Está más claro que el agua: "Nada de nada". Y aquí volvemos a la piedra angular para construir una sola sociedad libre e igualitaria y en democracia, la EDUCACIÓN PÚBLICA, la ETERNA asignatura pendiente de este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    20

    • renacimiento renacimiento 12/06/20 10:14

      Estoy contigo EDUCACIÓN,EDUCACIÓN Y EDUCACIÓN, de CALIDAD con trabajadores muy bien formados y PÚBLICA.
      Si nos entra la prisa por cargarnos la monarquia, siendo tan ignorantes como somos, nos volverá a pasar como en la Primera y Segunda REPÚBLICA. La Historia nos demuestra nuestras misarías, leamos, leamos y leamos pero la Historia escrita por investigadores científicos, que los tenemos y muy buenos.
      GRACIAS Sr. Lobo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

    • renacimiento renacimiento 12/06/20 09:44

      Estoy contigo EDUCACIÓN,EDUCACIÓN Y EDUCACIÓN, de CALIDAD con trabajadores muy bien formados y PÚBLICA.
      Si nos entra la prisa por cargarnos la monarquia, siendo tan ignorantes como somos, nos volverá a pasar como en la Primera y Segunda REPÚBLICA. La Historia nos demuestra nuestras misarías, leamos, leamos y leamos pero la Historia escrita por investigadores científicos, que los tenemos y muy buenos.
      GRACIAS Sr. Lobo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • MASEGOSO MASEGOSO 11/06/20 13:22

    Recordar donde pudimos comenzar a ser “otra cosa” es lamentar no haber estado vivo en aquel entonces.

    Se persiguió el “afracesamiento” por la ignorancia supina de un pueblo que solo aspiraba a vivir rodeado de cadenas y que añoraba a un rey que fue algo más que felón.

    No me considero un soñador pero con La Pepa acaso muchos países de hispanoamericanos hoy serían provincias españolas y algo nos cantase de otra manera. Ahora hasta los catalanes quieren independencia y, además, tiene un sentido correcto no querer pertenecer a este país por razones que algunos pueden considerar espurias pero que, en realidad, su visión de futuro está por encima (junto con Euskadi) del resto.

    No hemos sabido vivir sin el “amo” y a estas alturas de la vida y con los retos que ahora se avecinan veremos cómo nos vamos a entender.

    El trauma del siglo XX nos va a perseguir durante muchos años más, tal como siguen persistiendo otros fantasmas del pasado.

    Yo le haré una pregunta Sr. Lobo, solo por aquello de limpiar conciencias ¿Para cuando un artículo sobre esas alfombras sin remover desde hace más de cien años?

    Qué bonito sería ver cómo se sacan al aire limpio y se sacuden hasta que caigan todos los espíritus del pasado, aún adheridos a sus entramados.

    Gracias por estos artículos que deberían leer los que aún sueñan con fantasmas,

    Un cordial saludo.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    4

    15

    • Hammurabi Hammurabi 12/06/20 03:07

      Al igual que hace Ramón Lobo, acompaño tú escrito con el título de una canción: si yo tuviera una escoba.....

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Grobledam Grobledam 11/06/20 15:16

      Dice Vd: "Ahora hasta los catalanes quieren independencia..." y yo le respondo que en los últimos años un máximo del 48% de los votantes catalanes ( un treinta y pico con respecto al total) se han manifestado a favor de su independencia.
      Por la misma razón y con mayor fundamento podría decirse que "Ahora los catalanes no quieren la independencia..."
      Y como su afirmación es parte sustancial de su argumento; su argumentario cae por completo; es falso. ¡Basta ya de mentiras, falacias y medias verdades!. No somos giles.
      Y cuantas veces mientan, tantas veces los denunciaremos.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      6

      3

      • Grobledam Grobledam 11/06/20 16:25

        Por lo demás, en el resto de su comentario: totalmente de acuerdo.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 3 Respuestas

        3

        2

        • MASEGOSO MASEGOSO 11/06/20 18:58

          Grobledam:

          Desde el año 1200 ya, en Cataluña, siendo principado y no condado existían trabajadores por cuenta ajena libres.

          Si vas repasando la historia de la región verás que fue ella donde Grecia dejó lo mejor de su cultura en Iberia, donde el asentamiento romano fue el principio de la romanización ibérica que se extendió a los largo de cinco siglos y una serie de vicisitudes que hacen de ese pueblo, desde muy antiguo, algo distinto en su modo de ser.

          Con la llegada de los borbones a España Cataluña, más inclinada por la dinastía de los Austrias, se posicionó en contra de esta nueva familia real y desde ese momento comenzaron los problemas.

          Ignoro si eres catalán o no, veo, sin embargo, que no eres independentista y estas en contra de esa idea. Pero está ahí y es el sentimiento de una buena parte de ese pueblo que es, sin lugar a duda alguna, el más europeo de los españoles junto con el vasco en el que incluyo Navarra.

          No trato de hacer propaganda catalana ya que ni soy catalán ni nada que se le parezca, pero si tengo buenos amigos allá y los años que, por razones laborales, residí en Cataluña fueron, para mi, muy buenos.

          Un cordial saludo.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 2 Respuestas

          5

          7

          • Grobledam Grobledam 15/06/20 11:12

            Todos los pueblos son distintos y tienen en su historia ascendientes de diversos y variados pueblos y culturas. La helenización y la romanización de Hispania fueron procesos de siglos y dejaron impronta en muchos territorios. Pensar que el territorio de la actual Cataluña tuvo una situación privilegiada es desconocer la historia y abundar en una falacia monumental muy en boga en los mentideros separatistas. Ni con griegos ni con romanos Cataluña existió y ni unos ni otros jamás se refirieron en exclusiva a esta actual Comunidad Autónoma.
            Los griegos iniciaron su andadura en territorio peninsular en el en el siglo VII a.C. cuando el mercader Coleo de Samos fue milagrosamente conducido hasta las costas de Tartessos, lo que le permitió el acceso a una cultura y un comercio muy ricos. Los comerciantes de la ciudad jonia de Focea serían quienes obtuvieron los mayores beneficios del comercio con el rey tartésico Argantonio (sur peninsular); luego extendieron su presencia por las costas de Levante fundando diversos asentamientos: Malaka-Malaga, Soxi-Almuñecar, Baria en Almeria, Akra Leukis y Alonis en Alicante, Hemerokopelon-Denia, Sagunto en Valencia y en el territorio de la actual Cataluña: Emporion-Ampurias y Rhode-Rosas. Masegoso, los griegos dejaron lo mejor de su legado en todo el levante peninsular.
            Respecto a los romanos, más de lo mismo: iniciando la romanización de la península, que denominaron "Hispania", por el levante y sur dividiéndolo en dos regiones: la Hispania Ulterior (suroeste y sureste) y la Hispania Citerior (levante todo, sin subdivisión en la inexistente cataluña ni en los sueños del más delirante historiador). Y ya al final de su presencia subdividirían a Hispania toda en las regiones de Gallaecia, Lusitania, Baetica, Cartaginensis y Tarraconensis. Esta última aglutinaba las actuales Asturias, País Vasco, Navarra, Rioja, Aragón, Cataluña y Valencia ¡nada menos!. Quizás en los delirios imperiales de algún paranóico de los Països Catalans esté volver a esa subdivisión que nunca sería Cataluña o quizás aglutinar a todas las provincias romanas para ser, al fin y al cabo: Hispania.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 1 Respuestas

            0

            1

            • Grobledam Grobledam 15/06/20 11:30

              Masegoso, copieteando y adaptando tus palabras te respondo a una alusión directa hacia mi: "No ignoro que no eres catalán y no se si eres ciudadano español (DNI Y PASAPORTE); veo, sin embargo, que eres separatista y estas en contra del sentir español de más de la mitad de los catalanes. Pero está ahí y es el sentimiento de la mayor parte de ese pueblo que es, sin lugar a duda alguna, el más europeo de los catalanes (dado que los separatistas y su Cataluña independiente no formarían parte de la UE) junto con el separatismo vasco en el que excluyo obviamentey por razones evidentes y no delirantes a Navarra. Por cierto, en ninguno de los dos territorios el separatismo es mayoritario.
              Cansa tener que responder a comentarios y afirmaciones fundamentados en falacias, mentiras y una alta dosis de ensoñación delirante y poco racional. Ni los datos, ni la historia, ni la praxis jurídica ni política nacional, europea e internacional abalan ese delirio irracional.
              Decía Weber, del que ahora se conmemora su fallecimiento que en el principio del fascismo siempre se encuentra la irracionalidad. Confiemos en que ese sentir se quede en un sentimiento, respetable como cualquier sentimiento, teniendo en cuenta que como culo y cabeza, cada uno tiene el suyo y la suya.

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              1

  • Fernandos Fernandos 11/06/20 11:00

    Me ha emocionado escuchar el canto de Labordeta, yo voto a favor de hacerlo himno de España ya que el republicano se le atraganta a mucha gente con la que nos toca convivir.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • Republicano1944 Republicano1944 11/06/20 07:59

    Parece que la lectura en confinamiento de "Los episodios..." permite a Ramón Lobo parir esta clase de maravilla de la historia contemporánea. Insuperable. Incomprensible que este pedazo de escritor se empecine en ser forofo del "equipo merengue", el del régimen, el que da cobijo al hombrecillo indsufrible...

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    17

  • m1.guel m1.guel 10/06/20 23:57

    Hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con un artículo de opinión y no solamente por el texto. Ramón eres grande. Un placer y que no decaiga.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    32

 
Opinión