x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

¿Y si antes de buscar oxígeno en Marte tenemos respiradores para todos en la Tierra?

Publicada el 07/07/2020 a las 06:00
“La democracia es dos cosas: que no todo valga y que no sobre nadie”

 

El tiempo no corre a la misma velocidad para todos. Para que miles de personas muriesen en las residencias geriátricas de Madrid bastaron una decisión política tomada a la ligera y los pocos segundos que hacen falta para firmar un documento que ordenaba no trasladar a los hospitales a ancianos con síntomas de coronavirus; para que se diluciden las responsabilidades de quienes manejaban los hilos del drama, la Comisión de Investigación encargada de hacerlo dispone de un año desde su constitución y, si no acaba su tarea en ese plazo, la Mesa de la Asamblea tendrá en su mano prorrogarlo lo que necesite. Los muertos seguirán muertos, pero el interés por el asunto se irá diluyendo, sobre todo si la pandemia ya ha sido superada y la anhelada vacuna se ha hecho realidad. Tenemos que mirar hacia delante, dirá algún estadista, y así, con el futuro como zanahoria, no se sabe si avanzaremos, pero pocos mirarán atrás y quienes lo hagan serán acusados de utilizar a las víctimas. El cantante Alejandro Sanz resumió lo que tanta gente piensa cuando dijo que lo ocurrido en esos centros debería avergonzarnos toda la vida, pero por desgracia no será para tanto.

Una parte de la tragedia ya la sabemos, y también tenemos bastante claros los papeles que ha representado cada uno de sus protagonistas, aunque haya actores que al llegar la escena del juicio traten de cargar a otros con el suyo, igual que si en mitad de una representación la reina le pusiera la corona al mensajero y empezara a recitar el texto de otro de los personajes, para despistar al público. Lo que ya se sabe evidencia que lo ocurrido en esos centros mayoritariamente privados o concertados ha sido lo peor dentro de lo ya de por sí espantoso, porque en ellos ha estado el gran foco letal del covid-19, y no sólo porque la edad de los damnificados fuera, lógicamente, un factor de riesgo, que es el argumento que desde el principio se utilizó en los discursos: “Son pacientes con patologías previas”, decían, lo cual era una obviedad que hacía las veces de cortina de humo: ¿Existe alguien que a partir de los setenta u ochenta años no tenga ninguna dolencia? Entre otras muchas cosas, una democracia tiene el deber de la empatía, también consiste en compartir el dolor de las y los ciudadanos, sin inmiscuirse en el territorio de los sentimientos privados, y no en limitarse a pedir a voces una declaración de luto nacional –naturalmente que estamos de luto– y un acto donde dejarse ver y en el que pedir el voto para su partido. “Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para alguna persona tú eres el mundo”, dijo Gabriel García Márquez, autor, por cierto, de una de las novelas más hermosas que se han hecho sobre la pervivencia de las emociones en la vejez, El amor en los tiempos del cólera.

No, el problema nunca fue exclusivamente ese, la edad empeoraba sin duda las perspectivas de los residentes infectados, pero muchos hubieran salvado la vida si los hubieran llevado a un sanatorio. Fue abandonarlos sin asistencia lo que causó el desastre. Faltaban camas, ucis y respiradores, porque toda la farmacéutica primaria había dejado de fabricarse en España y en casi toda Europa, para dejarla en manos de China y otros países; y faltaban también doctoras, médicos y enfermeros gracias a los recortes hechos en ese sector por el Partido Popular, que gobierna en Madrid desde 1995 y no ha dejado de hostigar a la Sanidad pública y de mermar sus dotaciones. Las competencias eran suyas, nunca les fueron retiradas sino, al contrario, se fortalecieron con la atribución de mayor poder dictaminada por el Gobierno y publicada en el BOE, y que traten de lavarse las manos significa que saben muy bien que las tienen manchadas. La Comisión no se sabe si llegará a alguna parte, pero la Justicia lo hará. No sabemos hasta qué despacho, pero que nadie dude que lo hará.

Sin embargo, hay otro ángulo de todo esto que pocos quieren iluminar, porque tal vez tengamos miedo de ver lo que oculta. Se trata de hacerse una pregunta más colectiva y cuyas respuestas bien podrían dejarnos en muy mal lugar como sociedad. ¿Qué estamos haciendo con nuestros mayores? ¿Nos hemos dejado arrastrar hacia un abismo moral, embaucados por las ideas de la prosperidad que nos hablan de un mundo en el que sólo hay lugar para los sanos, quienes producen, y no para quienes ya merecen un descanso tras tanto esfuerzo? ¿Qué quieren decir la o el ministro de Sanidad de turno cada vez que salen en los medios de comunicación lamentando el coste de las pensiones o el incremento de la factura sanitaria? ¿Quieren, tal vez, acusar a las mujeres y hombres que las cobran y lo generan de no morirse, de sobrevivir más de lo que le interesa a las cuentas del Estado? Ahora que el gasto en ese ámbito ha descendido por primera vez y se habla de un ahorro de 26.360 millones de euros, ¿habrá quienes interpreten eso, aunque no lo digan, como una buena noticia? Da miedo pensarlo.

Lo estábamos haciendo mal, muy mal, y debemos aceptarlo y evitar que se repita. No se puede usar y tirar a las personas, ni crear guetos, aunque sean de lujo, para apartarlas de la circulación como a un vehículo que ya no puede correr. Es indigno. Y cuando no sea posible evitar que alguien termine sus días lejos de los suyos, en una residencia, tendrá que ser de otro modo, sin que eso sirva nada más que para alimentar fondos buitre y a empresas para las que no van a ser más que una fuente de ingresos. Hablan de “medicalizar” las residencias y hay que darle la vuelta a ese supuesto descubrimiento: ¿Cómo es posible que no lo estuvieran? ¿Quién entiende que en un lugar donde hay seres que están en “la última curva del camino”, según la definió el maestro Miguel Delibes, y naturalmente aquejados de diversos males, no sea obligatorio que haya como mínimo una enfermería equipada con los elementos necesarios para que en caso de sufrir cualquier ataque puedan ser atendidos, estabilizados y derivados a un hospital?

Tendríamos que pensar en todo eso. Está muy bien ir a buscar oxígeno a Marte, pero antes hay que asegurar respiradores para todos en esta Tierra que, por ahora, es la única que tenemos.

Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Victor de Milan Victor de Milan 09/07/20 01:27

    Queremos volver a la normalidad, pero lo normal es la alteración. los cientificos no aseguran nada, y la mayoría de los que tenemos algunos años, sabemos de nuestra fecha de caducidad es real, deseamos que no sea al día siguiente. Hasta ahora, lo único que nos da respuesta es 1918, deberiamos tener presente lo ocurrido en esas fechas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Toño Inares Toño Inares 08/07/20 10:05

    Muchas gracias por el artículo. Es indigno que el precio en bolsa de una acción aumente por estabular eficientemente ancianos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Decrepitus Decrepitus 08/07/20 09:44

    Allá por el año 74,contaba yo con 21 añitos, y como amante de la Ciencia Ficción,me fui a ver con entusiasmo la recién estrenada Soylent Green (ahora que están tan de moda las distopías,os recomiendo su visionado),el final de la "peli" me impactó,pero pensé,que era algo que jamás llegaria a ver,ni siquiera imaginar.Lamentablemente ahora con 67 años he vivido un episodio deleznable,dejar morir literalmente a miles de personas ,que lucharon toda su vida por llevar una vida con  toda la dignidad que le permitían esos  mismos ¿congeneres? que ahora les han dejado morir miserablemente,en aras del Neoliberalismo.Repugnante...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    6

    • Grever Grever 08/07/20 13:55

      Gran película, en cualquier momento llegaremos a la estrategia final que en ella se plantea.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • yokin yokin 08/07/20 07:53

    Como siempre su artículo, empático y realista, GRACIAS, reconforta escuchar voces como la suya, que priorizan a las personas ante el beneficio, voces, pocas, que parecen clamar en el desierto, pero que son imprescindibles. Los políticos que lo quieren privatizar todo, PP , y en menor medida, pero también, PSOE, son nuestros representantes, puestos ahí por nuestros votos, habría que reflexionar acerca de la responsabilidad de tantos desmanes con lo público, los que hicieron , y lo que es peor, SIGUEN HACIENDO, de ello, TODOS SOMOS RESPONSABLES. Saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • MLVELASCO MLVELASCO 07/07/20 23:05

    Un artículo magnifico para reflexionar y para defender todo lo que dices

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • GRINGO GRINGO 07/07/20 19:20

    Lo que ha pasado en las residencias de mayores de la CM es más de lo mismo cuando el PP está por medio, "se oponen al aborto con fiereza ultra católica, pero si la niña se embaraza se la llevan de compras a Londres, están en contra del divorcio, porque lo que ha unido Dios que no lo separe el hombre, pero si la convivencia fracasa se buscan un recambio, etc,etc,etc.

    El triaje sanitario es habitual, si de situaciones límite se trata como ésta pandemia, y bien explicado lo apoyaríamos todos o casi todos, sólo se rasgarían las vestiduras los que se enfrentan a la eutanasia ferozmente, pero luego le dejan de asistir a estos mayores porque incumplen protocolos o tienen "patologías previas".

    No lo sé, y probablemente no se sabrá nunca, pero no me extrañaría que algunos de los que han fallecido habría deseado poner fin a una vida que ya no tiene sentido, que se ha convertido en una carga para sus seres queridos, pues han perdido la capacidad de comunicarse, de moverse, de ser minimamente independientes, aquejados por alzheimer y otras enfermedades degenerativas.

    Señores y señoras del PP, déjense de rituales en La Almudena y lágrimas de cocodrilo, y empiecen a desarrollar los límites de la Eutanasia Activa, tal y como se plantea en otros países.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Azalea Azalea 07/07/20 14:12

    Como siempre muy didáctico y empático Benjamín .
    Y desde luego suscribo plenamente el último párrafo : " Tendríamos que pensar en todo eso. Está muy bien ir a buscar oxígeno a Marte , pero antes hay que asegurar respiradores para todos en estaTierra que , por ahora es la única que tenemos.
    Muchas gracias por tu artículo . Saludos cordiales!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • pantera pantera 07/07/20 13:24

    Sí, sr. Prado, realmente perverso todo lo ocurrido. Digamos una vez más que a consecuencia de las gestiones privatizadas (que buscan la mayor rentabilidad posible para sus accionistas y propietarios escatimando salarios, personal y material). Pero esto no es más que el corolario del entramado neoliberal que propugnan los partidos de derecha basado en menos público y más privado y que afecta a todos los Servicios Públicos. Por eso los recortes en Sanidad, Educación... Por eso los "conciertos y externalizaciones" donde se admiten y naturalizan trasiegos de influencias y favores... Por eso se oponen a los impuestos progresivos...Por eso amenazan con las deslocalizaciones y pérdidas de puesto de trabajo...Por eso los recortes laborales...En fin, es el modelo económico y social.
    Sr. Prado, ante todos estos desatinos y desmanes organizados, me cuestiono la cultura política que disponemos la llamada mayoría social: ¿acaso no hay muchos ciudadanos, trabajares o propietarios de un pequeño o mediano negocio, tienda, cafetería...que no quieren oír hablar de impuestos? ¿Acaso no hay muchos ciudadanos que piensan que cada uno se pague lo suyo (seguro, escuela, residencia...), que ellos no están para pagar a nadie? ¿En el fondo no están defendiendo un modelo neoliberal? Si no, ¿cómo se explican los resultados electorales de la derecha? Ya sé que hay también mucha desinformación, mucho aparato mediático y generador de opiniones, mucha banderita y mucho nacionalismo; todo esto explica muchas cosas, pero si todo lo ocurrido en las residencias, en los hospitales y en general en la Sanidad Pública ... no es suficiente para optar por opciones mucho más dignas, solidarias, preventivas y protectoras, entonces, ¿qué estamos pensando?. Lo venimos viendo y lo veremos en próximas consultas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Carpio Carpio 07/07/20 12:11

    Te escribo desde los 71 
    Estoy totalmente de acuerdo me temo que tu artículo esté escrito en el viento

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Larrauri Larrauri 07/07/20 11:27

    Precisamente a Miguel Delibes hijo,Biologo e investigador con prestigio merecido y no por el apellido, le escuche plantear ese dilema con un profundo trasfondo ético sobre las enormes cantidades de dinero que invertian organismos como la Nasa en tecnologia e investigación espacial y planetaria mientras que aqui apenas eramos incapaces de frenar extinciones y degradar la Tierra e invertir en soluciones e investigación para salvarnos. Lo dicho no es más que la expresión macro(tal y como les gusta decir a los economistas) de nuestra ceguera para resolver lo que tenemos delante de las narices. Estamos en Marte no en Babia!!!

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    9



Lo más...
 
Opinión