x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

Ni esconderse ni insultar

Publicada el 10/07/2020 a las 06:00

Esconder el problema nunca es una buena solución. Quitarse de en medio y desaparecer puede ser una buena táctica de escapismo, pero el problema seguirá ahí, aunque te esfumes, y antes o después habrá que abordarlo y solucionarlo. Para eso hace falta valentía, cierto, asumir que vas a correr riesgos y que, incluso, puedes perder. Pero créeme que eso será mucho mejor que mirar para otro lado y hacer como que aquí no ha pasado nada.

Estos días se apuntaba a la posibilidad de que Don Juan Carlos acabe marchándose a vivir fuera de España para evitar dañar más a la Corona. Fernando Garea contaba que Moncloa y Zarzuela trabajan para minimizar los daños colaterales que pueda sufrir Felipe VI tras el aluvión de detalles y noticias que se van conociendo del rey emérito y de su fortuna oculta. Barajan varios escenarios y entre ellos el del exilio de Don Juan Carlos. Quitarlo de en medio, apostar por su olvido. Pero es complicado olvidar todo lo que hemos sabido estas semanas.

Las cifras y las fechas son lo que más duele en toda esta historia. Cuándo se maniobró y se movió ese dinero, y la cantidad de millones de euros que se ocultaron justo cuando el país peor lo estaba pasando. Hace unas semanas escribía aquí que quizás el problema fue siempre de origen: haber dejado las cartas boca arriba desde el principio, haber definido el papel de la monarquía de una forma más clara y establecer una retribución en función de sus gestiones, hubieran evitado todo esto. Me dirán que eso ya está contemplado, que para eso cobran los miembros de las Casa del Rey esa asignación de los presupuestos generales. Sí, de acuerdo. Pero si cientos de empresas se beneficiaron durante años de las gestiones y contactos del Rey para conseguir contratos suculentos, deberían haber establecido otras reglas de juego. Es así de sencillo: transparencia. Cuando las cosas se hacen con luz y taquígrafos, nada puede fallar. Nadie puede malinterpretar gestos, declaraciones, ni hay que viajar con dinero oculto en maletines.

Pero esta semana creo que nos ha dejado varias lecciones para repasar este verano cómo deberíamos afrontar esta nueva etapa. La lección de cómo nos tratamos entre nosotros.

Insultar no te va a dar la razón. El insulto sólo esconde falta de argumentos, falta de capacidad para debatir y confrontar ideas. Descalificar al de enfrente no lo debilita a él, al contrario, es un efecto boomerang y dependiendo de quién seas y qué cargo ocupes, el insulto te acaba perjudicando a ti. Creo que la crítica, respaldada con datos, cifras, argumentos, ideas, puede ayudar a mejorar un proyecto o un equipo. Los que trabajamos en equipos grandes lo sabemos: saber escuchar, saber aceptar ideas diferentes a las tuyas, te enriquece. Y saber admitir errores, te hace mejor profesional. Porque equivocarnos, nos equivocamos todos. Cuando asumes puestos de responsabilidad, esto se hace casi obligatorio. Señalar a quien no comulga contigo, en la oficina o en la vida pública, es esconderte tras un muro de cobardía. Porque aunque tú no lo hagas, sabes que vendrá otro a escupir, insultar o amedrentar a quien has señalado.

Queremos crecer como sociedad, yo al menos lo deseo. Tras los meses más duros de los últimos años, muchos creemos que tenemos una oportunidad perfecta para poder hacerlo. Un estudio de Kantar Media para Deustche Bank publicado estos días asegura que el 39% de los españoles sale de esta pandemia con más optimismo y con más ganas de cumplir sus sueños. Vayamos a por ello, entonces. Sólo es cuestión de voluntad.

Más contenidos sobre este tema




10 Comentarios
  • Antonio LCL Antonio LCL 15/07/20 08:29

    Todos deberíamos querer crecer como sociedad, pero hay a quien le ha venido muy bien poner obstáculos de todos tipo. Y estamos en lo de siempre. A muchos no les interesa crecer porque supone mermar en privilegios. A otros, la mayoría (en muchos casos silenciosa), como a la que pertenecemos tu y yo nos gustaría crecer, en dignidad, derechos, responsabilidad,.. Vamos a ello Helena, poco a poco, con determinación. Nos está costando y nos encontraremos con muchos obstáculos, pero vamos a ello¡¡

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • UGE47 UGE47 12/07/20 09:58

    La señora Resano, me confirma un dicho popular "PERRO NO COME PERRO". Señora Resano, usted sabe muy bien que cuando se informa no se debe opinar, al igual que cuando se opina no se informa. La deontología periodística no prohíbe ser famoso y ganar dinero pero todos sabemos que un periodista ecuánime no se hace rico. cebrianes, Pedrojotas, etc son un claro ejemplo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • SUA SUA 11/07/20 11:46

    "Ni esconderse ni insultar" De acuerdo con la frase, llevada a la práctica a mi entender es que, "no esconderse" es MANIFESTAR públicamente la no conformidad con el corporativismo y defensa de un compañero, cuando es criticado por alguien que ante las insinuaciones públicas se siente agredido o insultado.
    Poniendo nombres para su mejor comprensión sería en el caso del Sr. Vallés cerrar filas en su apoyo sin tener en cuenta que la crítica venía por dar su opinión en lugar de información.
    Por otro lado este Sr. nos tiene acostumbrados a meter entre col y col lechuga; domina el lenguaje,no hay duda de ello pero, hay que tener el filtro muy fino para que no te cuele su basurilla.
    Helena sobre este asunto, si parece que miras para otro lado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Dver Dver 10/07/20 21:27

    Uno de los peores aspectos que aún prevalecen en españa, y seguramente también existen en otros países e incluso en organizaciones internacionales, es el corporativismo. En todas partes cuecen habas, y amparase en el trabajo de uno, bien o mal hecho, para que un colectivo salga entromba en general contra quien puede haberlos criticado, ofendido o insultado, no dice nada en favor del colectivo. Es más, justamente los colectivos ejemplares, sean los de la policía, los de los abogados, de los médicos o los de los cantantes o zapateros, son aquellos que ponen mayor cuidado en señalar a aquellos de sus miembros o colegas que meten el remo. Si mantienes limpísima tu casa, puedes tirar piedras a cualquiera. da la casualidad que hay bastantes personas que se definen periodistas y que son unos faltones, además de mentirosos, y no veo a la profesión increpándoles bastante ante sus obscenidades. Así, que menos exaltarse por un insulto de más o de menos de cualquiera, porque la procesión la llevan ellos bien a las claras, y, en cualquier caso, siempre tienen la ventaja del ventajista: quedarse con la última palabra porque la pluma y la rotativa es de ellos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Julián Rumbero Julián Rumbero 10/07/20 17:44

    Lo siento pero por muy empático que me propongo ser con la periodista Sra Resano sigo advirtiendo corporativismo. ¡Ni la más mínima crítica a su colega sr Vallés cuyo comentario cuestiona la mis existencia de las cloacas, esas de las que Felipe Gonzalez dijo, a cuenta de los GAL, que todo estado tiene así que España no iba a ser una excepción. Triste sra Resano, triste

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    13

  • Valldigna Valldigna 10/07/20 13:38

    Valldigna.Ya va siendo hora de que los medios de comunicación sean mas transparentes y que digan las cosas por su nombre.Claro que hay que pasarle factura a la Corona.También decir las cosas por su nombre .El caso Valles para mi ha sido penoso y sectario.Se hizo algo con Cintora , Ruiz entre otros?Espero que seamos más trasparentes, dejemos las viejas costumbres franquistas.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    15

  • Pelias Pelias 10/07/20 10:27

    Y eso también indica, Mirandero, la dudosa profesionalidad de tanto periodista titulado, a los que la deontología informativa les interesa bastante poco. Todos esos están mostrando lo que defienden y desde luego no es la libertad de expresión, sino algo muy distinto y alejado.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    20

  • GRINGO GRINGO 10/07/20 10:22

    Lo que vamos conociendo ahora de la Casa Real os hace responsables a TODOS los periodistas, no de la misma manera, pues los más veteranos tendrán más responsabilidad, y los de cierta ideología todavía más, pero TODOS habéis callado mientras aplaudíais al "Demérito Campechano", y a la democracia exportable que teníamos gracias a la Transición.....

    Sí, ya sé que es fácil acusar, y la pregunta se vuelve contra uno mismo, "habría hecho yo algo diferente", pues probablemente NO, porque nadie se quiere jugar su medio de vida, pero de ahí a ser un "aplaudidor enfervorizado" que los llamaba Forges, hay un trecho, y hemos tenido demasiados aplaudidores enfervorizados..., y poca información crítica que, para eso están los "medios de comunicación e información".

    Si son culpables esos medios de comunicación, no lo son menos los partidos que han sustentado semejante atropello (PSOE-PP) al pueblo español, mientras se disputaban el tamaño de la bandera y otros símbolos, económicos y de otro tipo.

    En cuanto a desterrar el insulto, cuanto antes mejor, pero llevamos, lleváis muchos años tolerando a un colega de profesión que vive del mismo (FJLS) y que por vuestra "tolerancia" ha creado escuela y cada vez hay más...., aunque amparados por la "libertad de expresión" según el juzgado que toque.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    27

  • paco arbillaga paco arbillaga 10/07/20 07:49


    «Señalar a quien no comulga contigo, en la oficina o en la vida pública, es esconderte tras un muro de cobardía.» Pues habrá que admitir que hace falta un inmenso muro para proteger de su cobardía a tantos políticos, periodistas y tertulianos que no hacen otra cosa que señalar lo malos que son los demás y lo buenos y listos que son ellos. Son tan ridículamente narcisos como ridículos ególatras. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    26

  • Mirandero Mirandero 10/07/20 06:53

    ¿El espíritu corporativo que refleja la defensa cerrada que está haciendo el periodismo con Vicente Vallés, está normalizando que se se camufle la opinión subjetiva en la información objetiva?

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    32

Lo más...
 
Opinión