X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la tramoya

Aprobado con pinzas en covid

Publicada el 28/08/2020 a las 06:00

El 54% de los españoles cree que España ha hecho un buen trabajo ante la pandemia. Es una mayoría pequeña, porque el 46% piensa que la respuesta ha sido mala. España es el país con el peor nivel de aprobación, sólo después de Estados Unidos (47 bien/52 mal), y Reino Unido (46/54). Los países nórdicos, Holanda, Alemania, Australia, Corea del Sur y Canadá están todos ellos con niveles de satisfacción superiores al 80%. Los resultados proceden de una encuesta en 14 países realizada por Pew Research (aquí) entre junio y julio (estoy seguro de que los datos para España habrían sido mucho peores con un trabajo de campo hecho en agosto).

Es muy interesante ver que la aprobación no tiene mucho que ver con la incidencia real de la enfermedad, porque tanto en mortalidad como en ingresos en cuidados intensivos por cada cien mil habitantes, España está más o menos igual que muchos de los países europeos, es decir, bien en comparación con los datos de marzo o abril. Los datos pueden consultarse en la revisión semanal que hace la Unión Europea (aquí).

La valoración tampoco tienen correlación con las medidas adoptadas por cada Administración. Es conocido que en Suecia las medidas de contención han sido ligerísimas: los centros educativos no han cerrado, no ha habido confinamiento y casi nadie utiliza la mascarilla. El 71% de los suecos aprueba la gestión que se ha hecho en respuesta a la pandemia. La ausencia de medidas drásticas, por el contrario, en Estados Unidos se traduce en un 52% de rechazo.

Son solo ejemplos que demuestran la importancia extraordinaria que la comunicación adquiere en situaciones de crisis como la que atravesamos. Yo intuyo que en ese bajo nivel de aprobación que obtiene “España” (entrecomillo porque en la pregunta de Pew no se pregunta por el Gobierno, sino por el país), se debe a tres factores fundamentales.

En primer lugar, el incremento del número de pruebas que se hacen en nuestro país, y que ha sido espectacular en julio y agosto, ha elevado el número de casos positivos reportados en niveles alarmantes. El propio informe de la Unión Europea lo advierte para el conjunto de países: aumentar el número de pruebas incrementa la detección, y eso es imprescindible para contener la expansión del virus. Pero ese mismo incremento de la detección puede generar en las poblaciones una alarma desproporcionada. Los reportes del número de casos detectados cada día, e incluso del “número de brotes” en mapas nacionales que dan pavor, están generando un miedo innecesario.

La probabilidad de que un español caiga enfermo de cierta gravedad por el virus es ínfima (de que muera es del 0.2%, tres veces menor que la de morir en un accidente de tráfico). Sin embargo, pareciera que la enfermedad y la muerte rondaran en cada esquina, una sensación que no se tiene paseando por Portugal y menos aún por el norte de Europa. La mascarilla (utilizada en España más que en ningún país de la Unión Europea [aquí se ve]), las medidas drásticas y absurdas, como prohibir fumar en cualquier espacio público en Baleares o cerrar los parques por la noche en Madrid, no hacen sino incrementar esa sensación de pánico, a pesar de que la situación sanitaria, siendo preocupante, no es en absoluto apocalíptica como a veces parece.

Por supuesto, la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas se someten a la penuria de que les cierren los bares a la una de la noche, de llevar la mascarilla, de que les tomen la temperatura al entrar en el cole, e incluso de que en su empresa les castiguen con un expediente de regulación temporal de empleo, si eso sirve para que el virus desaparezca. Como todas las señales externas van en la dirección contraria –estrictas restricciones, miles de rebrotes por doquier …– entonces la gente hace una deducción muy sencilla: nuestro sacrificio no sirve para nada y, por tanto, algo debemos (debe el Gobierno) estar haciendo mal. Si siendo el país más estricto, la sensación que cunde es que somos lo peores en número de casos y sufrimos además las peores consecuencias económicas, entonces es evidente que no lo estamos haciendo bien.

En segundo lugar, el desconcierto y la sensación de desgobierno se ha extendido en los últimos meses, desde que terminó el Estado de Alarma y las comunidades autónomas empezaron a hacer frente a la pandemia sin el mando único del Gobierno nacional. Se abrió entonces una suerte de competición entre las autoridades para ver quién era más drástico en la adopción de medidas. Si un día una alcaldesa anunciaba el cierre de la piscina municipal por la existencia de un caso de coronavirus, entonces el alcalde del pueblo de al lado hacía exactamente lo mismo. No vaya a ser. Y por esa precaución extrema y desproporcionada, al final los propios gobiernos autonómicos asumen medidas drásticas. Y luego viene el Gobierno central para unificar. Por supuesto, la unificación se hace siguiendo los ejemplos más duros, no los más ligeros. Porque, de nuevo, no vaya a ser….

Y en tercer lugar, la polarización política que hemos experimentado en España en los últimos meses, y que la pandemia no ha aliviado, ha contribuido sin duda a generar una sensación de fracaso que otros países no sufren. La encuesta de Pew Research pregunta explícitamente si “nuestro país está ahora más dividido o unido que antes del surgimiento del coronavirus”. El nuestro es el país con una mayor percepción de incremento de la división (59% más dividido/39 más unido), solo detrás de Estados Unidos (77/18 respectivamente). La encuestadora explica que esa sensación de división es mayor entre los populistas de extrema derecha.

En la gestión de la comunicación pública hay una variable fundamental: las expectativas. Si permites que en una población se extiendan falsas expectativas, por exceso de optimismo (o de pesimismo, como es el caso), entonces la gente te evaluará no solo por los resultados objetivamente medibles, sino también por la percepción distorsionada que se hace de ellos.

Más contenidos sobre este tema




17 Comentarios
  • EstherR EstherR 28/08/20 12:33

    Gracias por el articulo.  Ya es hora de que los periodistas que han contribuido y siguen contribuyendo a este estado de alarma permanente empiecen a poner las cosas en perspectiva. Ya tocaba!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    7

  • Ozaez Ortega Ozaez Ortega 28/08/20 11:31

    Un buen articulo , en general y sin entrar en detalles , porque me ha hecho hacer un ejercicio de perspectiva que es algo que nunca me gustaria perder

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • Silk Road Silk Road 28/08/20 10:51

    ¿De dónde sale eso de que la posibilidad de morir de COVID19 es tres veces menor que la de morir en un accidente de tráfico? Desde enero de este año no llegan a 400 los muertos en accidentes de tráfico. La suma de todos los fallecidos por causas externas (accidente, suicidio, asesinato...) no llega a los 18.000 al año.

    Muertos por coronavirus, casi 30.000.

    ¿De verdad crees que estamos exagerando y que no hace falta tomar tantas medidas?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    3

    • jorgeplaza jorgeplaza 28/08/20 11:59

      Estoy de acuerdo con su objeción, pero no con su valoración. En primer lugar, aunque seguirían siendo menores que los muertos por COVID este año, los muertos por accidente de coche son varias veces más un año normal que este, porque también el tráfico es superior. En segundo lugar y más importante: en España mueren a diario por todas las causas unas 1.100 personas un año normal sin COVID, es decir, unas 400.000 muertes anuales. Las 30.000 de COVID son menos de la décima parte y, además, por doloroso que sea admitirlo, son en una proporción muy alta adelantos de muertes que se habrían producido poco tiempo después: ancianos ya muy enfermos a los que la COVID precipitó la muerte.

      Cabe preguntarse si un incremento de menos del diez por cien de la mortalidad normal justifica las drásticas medidas de reclusión y paralización adoptadas. Por comparación, durante la gripe asiática de 1957, que fue comparable en número de víctimas, no se tomó ninguna medida especial que yo recuerde (yo ya vivía y mi madre la tuvo), aunque es cierto que entonces no se habían ni siquiera inventado las UVIs, que es como se llamaron inicialmente las actuales UCI. Si se compara con la Gripe española de 1918, que mató en menos de tres años a 100 millones de una población total de 2.000 (¡el 5% de la población mundial de entonces!) queda claro que esta epidemia de ahora es órdenes de magnitud menos intensa: mata a cinco o seis mil personas al día (un millón y medio al año o algo más) de una población cercana a los 8.000 millones.

      Así que, sin menospreciar la epidemia, cabe dudar si el remedio aplicado no será por lo menos igual de malo que la enfermedad y en eso me parece que coincido con Arroyo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      3

      2

      • Silk Road Silk Road 28/08/20 15:38

        Así que los que han muerto se iban a morir de todas formas y las vidas de los que se han salvado gracias a las medidas tomadas no valen los esfuerzos que la sociedad ha hecho por ellos. Usted no tiene muchos amigos, ¿verdad?

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        3

      • BASTE BASTE 28/08/20 12:23

        Ya, puestos a comparar, podemos hacer una evaluación con la peste negra o,para más exactitud,con las glaciaciones.Dejémonos de presentismos y atengámonos a lo que está pasando,de lo que se puede inferir lo que puede pasar a futuro,y pongámonos las pilas para atajar este problema que es,netamente,sanitario y no se puede interferir con los daños colaterales acompañantes (dineros varios).Toda medida que impida la transmisión y contagio debe ser tomada con resolución,las medias tintas no funcionan nunca.las cifras expuestas son muy inexactas,se acercan más a la realidad otras que calculan los muertos en más de 45.000.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • Larry2 Larry2 28/08/20 10:45

    Hay que decir que Spañistan is diferent. Aquí en vez de remar todos en la misma dirección, pues cada uno a lo suyo. Además el no reconocimiento de la derecha española de este gobierno ha ayudado a acrecentar más el estado de pandemia creando crispación y desorden. esta clarísimo solo hay interés político a costa de lo que sea, nos debemos de dar cuenta de si no hay unión no saldremos bién, y gestionaremos mal esta situación, más luego lo que nos viene encima, la recuperación económica, y social, agur

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • GRINGO GRINGO 28/08/20 10:21

    Para que las encuestas tuvieran un mínimo de validez los encuestados deberían tener un mínimo de criterio, y no digo nada más........

    Bueno sí, que las empresas que hicieran las encuestas no estén buscando un resultado ad hoc, dependiendo de su "profesionalidad".

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    5

  • MIglesias MIglesias 28/08/20 09:29

    A D. Luis le ha debido dar un ataque de amnesia y no recuerda como estaban los hospitales hace tres meses. El problema de esta pandemia no es su mortalidad sino la presión hospitalaria que desborda la sanidad. Hospitales y sanitarios que no dan abasto y miles de personas que no pueden ser atendidas de otras patologías. No es miedo D. Luis, es tener los pies en el suelo y ver lo que ocurrió y puede volver a ocurrir, tan malo es excederse en el miedo como hacer que aquí no ha pasado nada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    2

    11

    • jorgeplaza jorgeplaza 28/08/20 12:00

      Le ruego que examine mi respuesta a Silk Road. En ella encontrará algunas cifras que pueden ilustrarle.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      3

      2

      • MIglesias MIglesias 28/08/20 12:16

        Gracias D. Jorge, sigo diciéndole que esas cifras no son el problema.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        1

  • BASTE BASTE 28/08/20 08:58

    En primer lugar,comentar que las cifras en las que se basan los cálculos no son de fiar,en segundo que los índices que se puedan extraer son,como diría un catalán,més a més,es decir,se suman a los existentes por otras causas,no los disminuyen.Luego está la clara distinción entre miedo (causa de prevención) y pánico (causa de desastre).El virus no ha perdido ninguna de sus características y sigue entre nosotros,ergo toda medida a tomar para contenerlo,hay que tomarla,ninguna es irrelevante en su totalidad.La política española es un vector cainita con dos sentidos (hacia adentro de los partidos y hacia fuera frente a otros) y el coronavirus no es el causante original,simplemente puede ser un factor,entre otros, de aumento.La gestión de la pandemia ha sido mala,aunque podría haber sido peor con otros actores,no obstante,nunca es tarde para corregir.Lo que tenemos que ponderar es,a futuro,como vamos a votar en próximas elecciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    2

    5

    • jorgeplaza jorgeplaza 28/08/20 12:07

      Cómo vamos a votar en las elecciones... será, primero, si las hay (que las aplazan ilegalmente cuando les conviene y restringen el voto como les parece: Galicia y País Vasco); y, en segundo lugar, si seguimos vivos, que yo ya soy viejo y no las tengo todas conmigo.

      Creo, Baste, que te ha traicionado el "subconsciente". Resulta que todos, hasta el muy alarmista Mliglesias, damos por supuesto que va a haber elecciones y que vamos a llegar a ellas aunque luego algunos se pongan muy circunspectos con lo de salud es lo primero y tal. Yo no tengo muy clara ninguna de las dos cosas. Suponiendo que la respuesta sea sí a las dos cuestiones, ya tengo decidido qué hacer: me haré un selfi de la mano haciendo señales con el dedo medio y la introduciré en el sobre. Voto nulísimo, pero no tan nulo como nuestros queridos políticos de todos los partidos (derecha, izquierda, separatistas, constitucionalistas y hasta Panteras Grises) y de todas las administraciones: central, autonómica y municipal.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      4

      2

      • MIglesias MIglesias 28/08/20 17:48

        Con su permiso D. Jorge, yo de elecciones no he hablado ni para bien ni para mal, su afirmación sobre mi opinión es una suposición suya.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

      • BASTE BASTE 28/08/20 14:51

        La ponderación esa futuro,luego está el llegar o no,a nuestra edad no solo mata el covid,aunque con la atención sanitaria que acapara, es fácil caer por otra cosa que dejen de lado.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 28/08/20 08:21

    Dices que se exagera el pesimismo, es sôlo una intucion pero pienso lo mismo, me parece que la columna de Jose Miguel titulada "Covid: lo que no queremos aprender" es excesivamente alarmista. Tambien es verdad que a menudo se nos infunde miedo para que tengamos un comportamiento mâs prudente.
    Ahora lo mâs importante es que el año escolar empiece de buena manera.
    Por lo demâs una convocatoria de elecciones en Catalunya me agradarîa ya que asî hablarîamos un poco de otra cosa... Y sin embargo no hace mucho estaba hasta la coronilla de oir hablar del tema catalan jajaja !!!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    4

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 28/08/20 08:21

    Dices que se exagera el pesimismo, es sôlo una intucion pero pienso lo mismo, me parece que la columna de Jose Miguel titulada "Covid: lo que no queremos aprender" es excesivamente alarmista. Tambien es verdad que a menudo se nos infunde miedo para que tengamos un comportamiento mâs prudente.
    Ahora lo mâs importante es que el año escolar empiece de buena manera.
    Por lo demâs una convocatoria de elecciones en Catalunya me agradarîa ya que asî hablarîamos un poco de otra cosa... Y sin embargo no hace mucho estaba hasta la coronilla de oir hablar del tema catalan jajaja !!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

 
Opinión