x

Nos gustaría enviarte notificaciones de las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

5 días son muchos y 10 muy pocos

Publicada el 11/09/2020 a las 06:00

Sí. La semana pasada decía que 5 días me parecían muchos para esperar el resultado de una PCR. Fue lo que tardaron en comunicarnos el positivo de mi hija desde el centro de salud. 5 días en los que no hubo una llamada de rastreador ni nada que se le pareciera. Y este miércoles, 10 días después de hacerse la PCR y sólo 3 desde que nos confirmaron su positivo, nos llamaron para decirnos que, si ya estaba bien, en dos o tres días le darían el alta. Ya no tiene síntomas, la fiebre hace días que ha desaparecido e incluso ha recuperado el gusto y el olfato. Se acaba por tanto su confinamiento domiciliario. 10 días y a la calle, eso sí, con su mascarilla y manteniendo las mismas medidas de seguridad y prevención que antes de contagiarse. Y, ¿qué quieren que les diga?, a mí las cuentas no me salen: 10 días para pasar la enfermedad se me hace demasiado poco. Así que, de momento, aquí sigue, aislada con nosotros.

Fernando Simón confirmaba este lunes que efectivamente desde Sanidad se está planteando rebajar de 14 a 10 días el aislamiento domiciliario de un positivo. Al parecer, según me contaban quienes saben de esto, tienen comprobado que al décimo día la probabilidad de contagio es muy baja. De acuerdo, aceptemos esa teoría. Pero también admiten que, en el caso de los jóvenes, les está resultando muy complicado que completen los 14 días de aislamiento: en cuanto se empiezan a sentir bien (en torno al décimo día) empiezan a hacer pequeñas salidas a la calle.

Al margen de esto, el problema es que médicamente no se está comprobando que efectivamente ese paciente al que se le da el alta ya está sano. No se hacen segundas pruebas para negativizar la enfermedad: el alta, en nuestro caso, se da por teléfono, tras un cuestionario del médico preguntando por los síntomas que tiene. Y sin un segundo test es imposible saber qué carga vírica tiene esa persona, si sigue siendo portadora de la enfermedad o no. La clave aquí, en este caso al menos, no es ya cómo está el enfermo o enferma, sino qué posibilidades tiene de seguir contagiando. Me parece fundamental para poder darle bandera blanca a su confinamiento. El problema es que con el colapso que hay para confirmar los positivos, lo de corroborar que ese positivo ha superado la enfermedad se deja un poco a ojo de estadística (la media dice que a los 14 días, pues ya está). Y repito, no es un problema de cómo hacen su función los sanitarios, que están desbordados, acumulando muchas horas de trabajo, sin dar abasto. Es un problema de gestión, del protocolo que se ha establecido.

Me temo que después de lo que hemos vivido y visto lo visto, lograr el éxito en esta pandemia va a depender mucho de la responsabilidad individual de cada uno. Asimilar que cuando te contagias, aunque tus síntomas sean leves, es básico para cortar la transmisión de la enfermedad ser estricto en los tiempos y en el aislamiento. Aunque te encuentres bien, aunque creas que ya está, que todo ha pasado. Y no sólo si te contagias: porque no se trata de llevar mascarilla y de lavarse y desinfectarse las manos. Las restricciones sociales son fundamentales para no expandir la enfermedad. El director de un hospital de Madrid me decía esta semana que hablamos poco de esto en los medios. Me pedía ayuda porque admitía que están en una tensa espera estos primeros días de septiembre. “Juntarte con los amigos en tu casa para ver el fútbol es peor que no ponerte la mascarilla en el autobús”. Y es así. Hemos aceptado de muy mala gana esto de restringir las comidas familiares, las quedadas con amigos, las barbacoas del verano…

El colmo es el caso de la surfista de San Sebastián que veíamos esta semana: con su positivo confirmado se fue a la playa de Zurriola a hacer surf tras haber dejado a su hijo en el colegio. Hizo un pleno al quince, vamos. Se fue a la puerta del cole, coincidió con otros papás y otros niños y después, se cogió su tabla y se fue a coger olas. Estaba de baja, es socorrista, y por lo visto, negacionista, ha tenido varias amonestaciones por no llevar la mascarilla puesta. Nada de todo esto le ha hecho entrar en razón. Ni que la grabaran, ni que la detuvieran. Al contrario, ha estado amenazando a la persona que colgó su caso en las redes. Bueno: descerebrados los ha habido siempre, el problema es que, en este caso, esos descerebrados juegan con la salud de todos. Cuídense.

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




13 Comentarios
  • jorgeplaza jorgeplaza 11/09/20 23:04

    No sea más papista que el Papa, señora Resano. ¿No se da usted cuenta de que el Gobierno ya NO cree que vaya a haber un segundo brote ni de lejos comparable al de la primavera? Hace meses que no lo cree. Se fueron de vacaciones tranquilamente, por ejemplo. La reducción del tiempo de cuarentena ya se ha puesto en marcha en algunos países, incluso hasta de solo cinco días. La mayoría de positivos no contagian. De hecho, van a cambiar de PCR (que amplifica partes del virus para detectarlo) a pruebas de antígenos, más rápidas. Después del miedo que nos metieron en el cuerpo, ahora el Gobierno no sabe cómo quitárnoslo a los ciudadanos y a los gobiernos autonómicos, que no están dispuestos a perder ni un voto aunque se pierdan muchos días de clase.

    Además, Simón tenía razón: los datos mejoran, las subidas de ingresos en UCI y muertes diarias tienden a estabilizarse incluso en Madrid, al menos según los datos que de lunes a viernes da el Ministerio.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    1

    • jorgeplaza jorgeplaza 12/09/20 10:11

      Una muestra bien cercana de la "reducción de pena" de que hablaba: https://elpais.com/sociedad/2020-09-11/francia-reduce-el-periodo-de-aislamiento-de-14-a-siete-dias.html

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • MIglesias MIglesias 11/09/20 14:01

    Una pregunta, Helena, ¿os hicieron las pruebas a la familia?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • luzin luzin 11/09/20 13:28

    Me ha gustado mucho que Fernando Simón ya no es el doctor Simón. El NO doctor, No científico, No especialista Tonto Simón ya no tiene títulos, es un simple enchufado nombrado a dedo, un inútil de tomo y lomo principal responsable de la calamitosa gestión que nos hace encabezar el ranking de los peores países del mundo.

    También me ha gustado mucho lo de la surfista, para completar decir que tras amenazar al que difundió el vídeo en redes sociales le "invitó" por ser madrileño a largarse de su "tierra" Euskal-Herria sin Nafarroa y trozo de Francia y tal y tal ... es lo que tiene cuando se convence a auténticos energúmenos que el hecho de nacer en un determinado lugar es un "hecho diferencial" y una "verdadera identidad" ... y además los muy subnormales, que si acaso son propietarios de un pisito, se creen propietarios de un país, y país en el sentido tradicional: paisaje con sus paisanos ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    3

    • MIglesias MIglesias 11/09/20 13:54

      Te guste o no, sigue siendo doctor. RAE: Doctor, ra "3. m. y f. Médico u otro profesional especializado en alguna técnica terapéutica, como el dentista, el podólogo, etc. U. frec. como tratamiento.".

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • irreligionproletaria irreligionproletaria 11/09/20 12:33

    Gracias, Helena.

    Difiero de tus planteamientos/conclusiones, pero, desde el respeto, ahí estamos todos padeciendo 'este mojón inolvidable' 2020.

    http://rebelion.org/encrucijada-histórica/
    L.E. Sabini Fernández/11/09/2020.Opinión.
    http://revistafuturos.noblogs.org

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Pelias Pelias 11/09/20 11:50

    Gracias de nuevo, Helena.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El Diablo Cojuelo El Diablo Cojuelo 11/09/20 10:47

    OtroSiDigo : "Un solo pelo, en la cabeza, es poco..."Pero en la sopa es mucho: El Diablo Cojuelo; Dixit" / PD: ha sido enviado a EDitar a las 10,46 h. a/m ;"Y es para hoy: ¡Ahora!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • M.T M.T 11/09/20 10:08

    Sí Helena, suscribo y comparto lo que expresas en tu columna de hoy, de principio a fin.
    Sigue el virus y la pandemia ¿ y es tan difícil entender que no podemos conducirnos igual que antes, como si este virus no estuviera entre nosotros? El modo de relacionarnos ha cambiado: no suempre podemos vernos tantos como quisiéramos, ni tocarnos ni abrazarnos.
    Y la atención sanitaria, con sanitarios desbordados en su quehacer, nos guste o no ha ido a peor. Las más de las veces están solo para urgencias, es lo que pueden atender. La asistencia presencial habitual ya es una excepción y no sé si también la atención por teléfono.
    ¿ No están cambiando las cosas?
    Lo has explicado muy bien. Así lo vivo y lo veo.
    Y gracias por exponerlo.
    Cordiales saludos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Vbis Vbis 11/09/20 08:59

    10 le parecen pocos, y 14 bien? Por qué no 24? Si usted no es médico ni conoce los motivos, por qué juzga sin saber y dando lecciones morales?
    Si 10 son suficientes, pues no seamos más papistas que el papa, más guays que nadie. Ayudaría a la adherencia de la gente que no se obligue a la gente a hacer mas cuarentena de la necesaria. O es q al salir de la cuarentena no hay que seguir igualmente todas las medidas?

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    1

    • MIglesias MIglesias 11/09/20 13:57

      Debería volver a leer el artículo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • paco arbillaga paco arbillaga 11/09/20 07:27


    «…esos descerebrados juegan con la salud de todos», pero a la mayoría les sale gratis el poder propagar la pandemia mientras que a los «descerebrados» titiriteros en principio ¡les acusaron de terrorismo! por una gilipollez.

    Y lo mismo ocurre con esa caterva de políticos, que mienten más que hablan cuando tocan el tema de la pandemia, ¡y sin ninguna consecuencia penal!

    LA JUSTICIA NO ES IGUAL PARA TODOS. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • MASEGOSO MASEGOSO 11/09/20 11:47

      Que la justicia no es igual para todos es lo que deberían pensarse ese atajo de inútiles del PP.
      Si no quieren entrar en negociación con la renovación judicial es por la causa, ya sabida, de que los jueces que favorecen al PP.
      Acaba de decir que Rajoy no sabia nada de las cloacas ¿Quién las autorizó? posiblemente el padre de Domingo Ortega.
      Salu2 osasuna2

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

Lo más...
 
Opinión