X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

La segunda ola es igual que la primera cuando no sabes nadar

Publicada el 06/10/2020 a las 06:00 Actualizada el 16/10/2020 a las 19:57

“La única forma que se le ocurre al necio de saber quién abandonaría su barco es hundirlo”.

Sincronizados como una pareja de bailarines que interpretara el vals de la muerte, Donald Trump dice en Washington que al estar hospitalizado por covid-19 “ha aprendido la lección y lo ha entendido”, es decir, que para que él se enterase ha tenido que haber doscientas mil víctimas en Estados Unidos, e Isabel Díaz Ayuso dice en Madrid que “no se trata de confinar al 100% de los ciudadanos para que el 1% contagiado se cure”; o sea, que las casi setenta mil muertes que podría causar, en el peor de los casos, “que el 99% salga a la calle a buscarse de vida” tampoco le parecen tan significativas. Igual es porque sigue pensando que antes se morían los viejos y ahora los pobres, y que, en consecuencia, la cosa no es para tanto. Tal vez por eso en la primera ola pasó lo que pasó en las residencias geriátricas y en la segunda la comunidad que ella gobierna es la más golpeada por la pandemia en toda Europa, junto con Navarra.

Y qué más da una que otra cuando no sabes o no quieres nadar. Porque sabemos que el reto al que se enfrenta el mundo es difícil, pero su comportamiento deja claro que ante uno más fácil lo haría igual de mal, porque lo único que ha hecho es tirar piedras a los cristales del vecino, mentir sobre los rastreadores, los sanitarios y los maestros que iba a contratar y nunca contrató; presentarse como objeto de una cacería porque se endurezcan las restricciones de movilidad en Madrid lo mismo que se hace ya, con un índice menor de contagios, en Roma, París, Nueva York y en otras muchas localidades de España; o, por cerrar una lista de maniobras de distracción que podría ser interminable, dar otra vuelta de tuerca al mismo argumento para decir que lo que se le hace a su comunidad obedece a una estrategia política de los socialistas contra el PP, cuando resulta que ocho de las diez localidades afectadas las gobierna el PSOE y que en otros lugares, por ejemplo en Castilla y León, su propio partido acaba de confinar Palencia y León. En mitad de este despropósito sin fin, algunos de sus socios empiezan a saltar por la borda y otros amagan con un motín. A lo mejor es que la única forma que se le ha ocurrido de saber quiénes abandonarían su barco es hundirlo.

Sin duda, Ayuso tiene de su parte a Aznar, que asoma para hablar de un ensañamiento contra Madrid, y también a su jefe directo, Pablo Casado, que va de aquí para allá sin rumbo fijo, repite durante semanas el eslogan de que la responsabilidad exclusiva en la lucha contra la pandemia es del Gobierno, exige a La Moncloa que actúe sin perder un minuto y, cuando esta lo hace, cambia de discurso y, con la misma rotundidad, denuncia que comete una injerencia en los asuntos de la región. El cinismo siempre acaba en la incoherencia; y a este paso, también en la inconsistencia, ya que la formación de la calle de Génova cada vez pierde más terreno ante sus socios de la ultraderecha, que vuelven a crecer a su costa en los últimos sondeos, que señalan que desde julio unos han perdido 18 diputados y otros ganan 13, siempre hablando de intención de voto.

Su reacción ya está preparada: dirán que es el PSOE quien alienta el crecimiento de Vox, para perjudicarlos a ellos. Una justificación como otra cualquiera que empieza a correr por los pasillos: lees o escuchas y ya hay quien está lanzando eso al aire para que otros jueguen al tiro al plato con la intención de que el ruido de los disparos y el olor de la pólvora distraigan la atención sobre otros asuntos, como el sálvese quien pueda que ha provocado la trama de corrupción y manejo de fondos de reptiles del caso Kitchen, convertido en un cuadrilátero en el que los antiguos y los nuevos dirigentes del PP luchan todos contra todos; o las dudas sobre el dinero que costaron los aviones que Ayuso mandaba y traía de China en busca de mascarillas y respiradores, que según una investigación de Manuel Rico en infoLibre casi monopolizó una empresa que cobraba de media 1.015.133 euros por viaje, el doble que los otros contratistas. Más negocios sospechosos. Más nubes negras cargadas de rayos y truenos. Y si las latas atadas al parachoques no consiguen su cometido, siempre van a tener en la despensa la monarquía, el separatismo y Venezuela, de las que ya tiró el otro día el propio Casado, que en los recreos del máster no debía de jugar al fútbol y no aprendió que, cuando tratas de hacer siempre el mismo regate, te quitan la pelota y te hacen gol. Él se ha metido tantos en propia puerta que este partido se lo va ganando la derechota machota. Entre otros motivos, por no saberla dejar en fuera de juego, por no entender que la tarea de una oposición no es oponerse a todo, sino ofrecer alternativas. Eso no lo han comprendido.

La enfermedad es fuerte y necesita un enemigo igual de fuerte para ser derrotada. No valen las palabras huecas, un García Egea puede soltar ante los micrófonos que las medidas del Ministerio de Sanidad son “el primer acto de campaña de Salvador Illa para las próximas elecciones catalanas” y eso les puede sonar bien a sus seguidores y hacer que se lo jaleen, pero no ayuda en nada a la contención de la amenaza que ha puesto una espada de Damocles sobre cada cabeza de este mundo y, sin embargo, demuestra que el gran error de la oposición en nuestro país es seguir actuando exactamente igual que si el coronavirus no existiese o como si ellos y sus partidarios fuesen inmunes a él. Se sentirán así al ver que el máximo daño lo sufren, por regla general, las personas más humildes, pero aquí nadie es invulnerable, nadie está a salvo: las palabras de Trump con las que empezaba esta columna, al fin y al cabo, las dijo desde el hospital. Que no se nos olvide.

Más contenidos sobre este tema




33 Comentarios
  • Epi Epi 08/10/20 17:40

    De una manera o de otra, debemos de estar por encima de esa masa (Vox, PP,...) ignorante y grosera, pero con el ojo avizor. Gracias Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Zulma Zulma 07/10/20 00:42

    " La segunda ola es igual que la primera cuando no se sabe nadas " .....o no se quiere nadar. Isabel Díaz Ayuso, Pablo Casado, Vox, según mi parecer van más allá: - A los que saben nadar o intentar nadar lo mejor posible....LES INTENTAN HUNDIR (Gobierno, expertos en epidemias, personal sanitario, investigadores....) desde el punto de vista de salud. - A los ciudadanos....NOS INTENTAN AHOGAR , intoxicar y asfixiar. Si había algún bote salvavidas, lo pinchan (desescalada más pausada,rastreadores, atención primaria...). Si había alguna posibilidad de que hicieran alguna autocrítica de su actuación deshumanizada en la primera ola y actuar de forma honesta y arrimando el hombro han continuado intoxicado con sus soflamas, mentiras y dialécticas disparatadas desde cualquier punto de vista sanitario, económico, institucional. - La empatía, desconocen su significado y sino no lo viven en su propia carne, no comprenden.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • svara svara 06/10/20 19:29

    Qué vergüenza de PP, que merma neuronal mas extrema la de sus dirigentes, Casado, Egea, Ayuso, Asnar. Entre esta banda y la enjundia que los ampara, España desaparece del mapa para aparecer en la mas inhóspita inopia.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    5

    • GRINGO GRINGO 06/10/20 22:04

      Ellos no serían tan dañinos si no les votaran tantos sinvergüenzas...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

  • VICTORIA BALERDI VICTORIA BALERDI 06/10/20 16:14

    Comparto su artículo por muy indigesta que sea la realidad expuesta. Gracias Sr Prado.
    ¿Pero, hasta dónde tenemos que llegar para que pare esta marea de malevolencia que nos lleva de nuevo al oscurantismo? ¿Qué podemos hacer? ¿Llegaremos a las elecciones, y después? Hasta entonces tenemos que lidiar las noticias falsas, contrarrestar las trifulcas de patio, intentar enderezar las mentes corrompidas, o sea, evitar el descarrilamiento de nuestra democracia. La que hay. No hay tiempo que perder. Entiendo que nuestros hijos y nietos tengan la tentación de saltarse lo impuesto. ¿Somos de fiar? Políticos que marean a propósito, cuya única tarea es instilar el miedo, sin proponer soluciones a los verdaderos problemas. ¿Qué credibilidad tienen? Pero sigo pensando que no todos son iguales y sigo tarareando la canción de Paco Ibáñez “El mundo al revés”, ya saben, lo de la bruja hermosa y del pirata honrado….

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • GRINGO GRINGO 06/10/20 14:22

    En la primera ola la cara predominante era de pánico, en la segunda ola de pánico y de tontos, porque, viendo la capacidad de gestión de éstas "bandas organizadas", es para echarse a temblar.

    Menos mal que siguen defendiendo la economía, pero se olvidan de que la pieza principal de la economía son los "consumidores", si no hay consumidores no hay economía.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • Alfa Alfa 06/10/20 14:05

    Por lo menos los madrileños deberían estar corriendo  a gorrazos este PP miserable, embustero, cambiante y despreciativo con la vida. Me dan asco por la manipulación despreciable en la que se desenvuelven.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18

  • Almudena RI Almudena RI 06/10/20 13:41

    Solo quieren el poder. El mandar y si es x encima de contagiados y muertos, les da igual. A la vista está. Q poca humanidad y etica tienen . Asco dan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • MIglesias MIglesias 06/10/20 11:46

    No sé que tiene que pasar para que dejemos de ser ovejitas domesticadas y salgamos en tromba a defendernos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    22

    • Zulma Zulma 07/10/20 01:14

      Me temo, que los ciudadanos somos mucho más responsables que IDA / Casado/ Vox.Somos conscientes de que hay una pandemia y no salimos en tromba a la calles.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

  • Larrauri Larrauri 06/10/20 11:23

    Lo peor que se puede hacer es cruzarse de brazos y resignarse. Alla donde surja la oportunidad y con lo que parece nuestra limitada capacidad individual en nuestros circulos proximos se pude generar un estado de opinón distinto. No solo se trata de dejarles en evidencia pues ya parece que no les afectan ni muertos ni nada ni la realidad a la que ignoran. Nuestro comportamiento y civismo son la mejor arma para derrotar al virus y a los que lo ignoran y siguen con sus ansias de poder. Adherirse a cualquier iniciativa cercana, firmar y apoyar a los cientificos son cosas a nuestro alcance. Nuestra sociedad y política necesita importantes transformaciones y no podemos esperar que quien no nos representan aunque debieran hacerlo lo hagan. Me estoy acordando de Ghandi , Luter KIng...puede parecer muy romantico y anacronico pero debemos aprovechar las nuevas tecnologias para hacer las cosas de otra forma pero igual de efectivas....y la más elemental cuidado a quien votamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    18

    • yokin yokin 06/10/20 13:41

      En eso estamos, compañero, pero debemos ser pocos los "románticos anacrónicos", porque éstos siguen ahí, enmierdandolo todo y no se vislumbra ninguna reacción, Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      9

    • yokin yokin 06/10/20 13:41

      En eso estamos, compañero, pero debemos ser pocos los "románticos anacrónicos", porque éstos siguen ahí, enmierdandolo todo y no se vislumbra ninguna reacción, Saludos.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • yokin yokin 06/10/20 10:46

    Como ha dicho, no olvidemos que a estos desalmad@s lo hemos puesto ahí los ciudadanos, por lo tanto hemos de asumir nuestra parte de responsabilidad en lo que está sucediendo, los elegimos una vez, y otra y otra... y no es que escondieron sus intenciones, han ido desmontando y mal vendiendo lo público, obteniendo en el trasvase beneficios inmorales y muchos de ellos, a pesar de que sus colegas de la justicia los niegue, ILEGALES, espero que en esta ocasión, que tanto dolor y muerte está causando, nos abra los ojos y pensemos cuando haya que votar, mientras tanto a seguir padeciendo y sufriendo a estos bichos, los que no vemos porque son virus y a los otros, que sí son visibles y tienen nombre y apellidos, todos sabemos quienes son, por desgracia muchos y poderosos. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    21

    • Cascarrabias Cascarrabias 06/10/20 20:32

      Hola yokin. Suscribo lo que acertadamente dices.
      Un saludo.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      1

      • yokin yokin 08/10/20 21:35

        A galopar hasta enterrarlos en el mar. Salud y paciencia

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0



Lo más...
 
Opinión