X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la tramoya

Callar ante los fascistas

Publicada el 23/10/2020 a las 06:00

La más grata sorpresa de las sesiones de debate de la moción de censura fue el silencio con que todos los grupos parlamentarios escucharon las barbaridades de Vox. El paradigma de esa actitud fue Aitor Esteban, que guardó silencio incluso en su turno de palabra, liquidando su intervención en minuto y medio y afirmando que "el PNV no contribuirá a darle protagonismo a esta patochada de moción de censura".

En ese lugar habitualmente follonero que es el Congreso cuando hay plenos relevantes, el silencio de las diputadas y los diputados no era en esta ocasión signo de respeto, sino un símbolo contundente de ninguneo y de desprecio hacia los portavoces de Vox. Había un acuerdo no escrito gestado en la M-30, el anillo semicircular paralelo al hemiciclo.

El sueño de Vox era un debate en la algarada: el fascismo se crece en la bronca y en la violencia. Pero una gran mayoría del pueblo, a través de su representación en las Cortes, le respondió con silencio y desdén. La decisión, añadida al acierto del PP al votar "no", y en general a concentrar sus críticas en quien proponía la censura (Vox) y no en el censurado (el Gobierno), generó un duro correctivo a la pretendida audacia de los ultraderechistas.

No debió ser nada fácil para Pablo Casado y para el PP asumir que esos dos días había poco que hacer, pero acertaron no uniendo su coro al de Vox, como habían hecho desde hace meses, sino entonando su propia partitura: "No somos como usted porque no queremos ser como usted", dijo Casado, para marcar distancias, como nunca lo había hecho, respecto de su ex compañero de partido, el chulesco Santiago Abascal. Tardó el líder del PP en encontrar su oremus, pero el aplauso cerrado de su bancada al terminar, que sonó muy sincero, demostró que finalmente lo halló. Otra cosa es lo que puede durarle.

Porque el distanciamiento de Casado con respecto de Vox tiene sus riesgos y su éxito dependerá del cabreo adicional que vaya inoculándose en la sociedad española, ya hoy muy indignada. La sensación generalizada es que la gestión de la pandemia, en sus dos dimensiones, sanitaria y económica, está siendo un desastre. Es difícil para muchos encontrar al culpable, porque lo cierto es que la gestión es común a las comunidades autónomas y al Gobierno central. Pero la psicología política lo constata: la gente tiende a culpar al máximo responsable político de los desastres de la nación, aunque de hecho no sean culpa suya. La sensación de desconcierto, de hartazgo, de desesperanza y de cansancio erosionan la confianza en las autoridades nacionales. Aunque los indicadores electorales no se vean perjudicados –porque los electores no encuentran opciones mejores– el PSOE y Podemos pierden confianza y apoyo mientras se extiende el enfado entre la población.

Este fin de semana, en definitiva, el presidente Sánchez y el PSOE –y Unidas Podemos también– pueden descansar, porque la censura sobre su gestión se ha convertido en una censura de la ultraderecha. Pero de seguir el caos sanitario y la penuria económica, las consecuencias pueden ser imprevisibles. También pueden descansar los líderes del PP, porque el miércoles y el jueves lograron despejar el peligro de convertir su relato en subsidiario del de Vox.

Pero no creo que la moción haya dejado a Abascal del todo insatisfecho. Por mucho que nos cueste creerlo, hay en España un tercio de la población que compra el ridículo relato conspirativo de Vox, y una cuarta parte que cree en la historia reescrita según la cual la Guerra civil y la Dictadura no empezaron con el golpe de 1936, sino con el "golpe" de 1934 en la llamada Revolución de Asturias.

Sí, así es: lamentablemente para la izquierda y para la derecha moderada, el relato de Vox es asumido en todo o en parte por un tercio de la población española. Por ejemplo, el 37 % de los españoles creen que el covid-19 fue creado por ingenieros en un laboratorio de Wuhan, China, según un estudio publicado por la Royal Society británica. Las conspiraciones se construyen de forma monológica, es decir, quien cree que China es el origen del virus, como afirman Abascal, Trump, Bolsonaro u Orban, tiende a creer también que el magnate Soros está detrás de la maniobra, que el objetivo es implantar el Nuevo Orden Mundial de una dictadura progresista, que para ello los conspiradores utilizarán el 5G y otras estupideces similares.

En pocas palabras, el fascismo, conocido por su narrativa maniquea en blanco y negro y por la búsqueda de enemigos imaginarios que se supone que conspiran en la sombra contra la nación, tuvo sus dos días de pretendida gloria en el escenario y se expresó con rotunda claridad. Nada une más que un enemigo común. Hicieron bien sus enemigos en unirse en el desprecio. Pero el huevo de la serpiente sigue vivo y no va ser tan sencillo aplastarlo.

Más contenidos sobre este tema
Relacionados




14 Comentarios
  • Ambon Ambon 24/10/20 12:17

    Lo que sucedió el otro día en el Congreso de los Diputados, es decir, el discurso de Casado, buscando distancia con VOX no es otra cosa que la toma de posición de los que mandan de verdad, esos, los del IBEX, por mucho que añoren a Franco saben que con las cosas de comer no se juega y que la autarquía y lo de "Santiago y cierra España" dan muchos menos dividendos que la globalización y el neoliberalismo y por tanto han llamado al orden. Recordar que la patronal está pactando con los sindicatos y con una ministra de trabajo comunista y lo hacen disimulando su satisfacción, saben que sin clientes no hay negocio y no quieren romper la cuerda que sujeta las escuálidas clases medias y una cierta población trabajadora, la de los contratos "normales", a los que están mas abajo los dan por perdidos.

    Los que mandan conocen las encuestas que citó Pablo Iglesias en relación al numero de votantes de unos y otros que apoyaban la moción de censura, las bases y los votantes del PP y de C's son muy de derechas tanto que unos 5 millones están en VOX, pero el poder económico no quiere que triunfe VOX, quiere gobiernos que no hagan ruido y a ser posible del PP, por eso sabiendo que el actual gobierno tiene cuerda para dos años como mínimo, ha decidido romper ahora con la ultraderecha para tener tiempo de preparar el lavado de cara y retirar el tufo y la porquería fascista que dejó en las derechas la foto de Colón.

    Desde la izquierda se debe aprovechar esa necesidad de moderación de las derechas para avanzar en la consolidación del Estado del Bienestar, blindando en la Constitución y las leyes lo conseguido en materia de protección a las clases medias y trabajadoras, sanidad, educación, pensiones dependencia públicas, salario e ingresos mínimos, reforma fiscal progresiva, para que paguen mas los que mas tienen y/o mas ganan y bajadas del IVA y otros impuestos especiales en productos básicos que cometen la injusticia de cargar por igual al que tiene y al que no tiene, en definitiva para hacer políticas de izquierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Juanjo Seoane Juanjo Seoane 23/10/20 19:52

    Casado es un hipócrita maligno. Va a mantener los pactos con VOX.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Fortunato Fortunato 23/10/20 19:00

    No es fascismo. El fascismo tiene una estética, siniestra pero la tiene. Es populismo antisistema, xenófobo, eurófobo, homófobo, misógino...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Argaru Argaru 23/10/20 16:23

    Cuando uno escucha las sandeces del argumentario de un dirigente fascista, lo primero que se le viene a la mente es, ¿cómo es posible que alguien con dos dedos de frente pueda llegar a tragarse toda esa retahíla de basura ideológica que no tiene ni el más mínimo sentido? Luego llegan unas elecciones y podemos comprobar que la estupidez humana no tiene límites. ¿Cómo es posible todo esto? Todo es posible, cuando desde las altas instancias del poder se piensa que un ciudadano con un nivel político bajo es más fácil de gobernar. Los partidos grandes, con responsabilidad de gobierno, lo saben y utilizan  esta despolitización en beneficio de sus intereses partidistas. Lo malo de esta forma de “educar” a la población es cuando se produce una crisis y muchas de esas “cabezas de chorlito”, que han “fabricado”, abrazan ahora ideas políticas que son pura bazofia. Si la crisis es una pandemia médica ya sabemos lo que pasa. El resultado es que una parte importante de nuestra juventud sigue alimentando “al bichito”, mientras sus abuelos siguen muriendo. ¡Y eso que se presume de tener unas nuevas generaciones mucho mejor preparadas! ¿Llegaremos, alguna vez, a ser conscientes de la importancia de educar a la ciudadanía en valores éticos y morales democráticos? Sólo con una educación pública fuerte y democrática se puede evitar que la “mierda ideológica” cale en la mente de la población, sobre todo, en las capas más humildes, donde el fascismo tiene un gran reservorio. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    16

  • jorgeplaza jorgeplaza 23/10/20 14:43

    Nota al margen:

    No debo de ser monológico porque yo también creo, o mejor, sospecho, que el origen del virus es China. Hay pocos centros que manipulen virus en el mundo y, mire por donde, uno de ellos está en Wuhan (primer centro chino de nivel de seguridad 4, abierto en 2015 en este centro). No creo que se haya tratado de un plan deliberado, pero es perfectamente posible que haya habido un escape no deseado. Es verosímil que el virus, localizado realmente en murciélagos, se conservara en el Instituto de virología de Wuhan para estudiarlo, modificarlo o lo que fuera. Un trabajador, científico o no, se contaminó accidentalmente. Asustado más por el castigo que pudieran infligirle que por las consecuencias sobre su salud, se calló. No tenía síntomas, así que continuó con su vida normal, pero de esa manera contagió a otros. Algo así pudo haber pasado y es bastante más verosímil que creer en la casual aparición de un virus nuevo justo en una ciudad en la que hay un centro especializado en el estudio de virus. ¿Tengo pruebas? No, claro que no. Pero tampoco hay pruebas en absoluto concluyentes de que la versión oficial china sea cierta. Me parece más verosímil creer en el escape o contaminación accidental o incluso en un sabotaje deliberado de algún empleado que en la casualidad.

    Leo que en San Antonio de Tejas hay un laboratorio más o menos similar. Si el virus se hubiera diseminado desde San Antonio de Tejas, ¿descartaríamos con tanta facilidad que su centro de investigación estuviera involucrado como hemos descartado al de Wuhan?

    Por lo demás, muy de acuerdo con Arroyo, como casi siempre.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 4 Respuestas

    11

    4

    • Frangom Frangom 23/10/20 19:02

      ¿Sabe qué? Me fascina que sus comentarios tengan siempre más votos en contra que a favor. No suelo comentar la actualidad de InfoLibre, pero sí leo con avidez lo que publica y la opinión de sus suscriptores. Y resulta que encuentro con gusto sus comentarios: sospecho que lo suyo no se trata tanto de llevar la contraria (¿así lo creen tantos pulgares rojos?) como de pensar que, tal vez, las verdades que tan machaconamente se nos repite (con una insistencia sobre la que ya quisiera uno pedir responsabilidades en el futuro, por una cuestión de integridad mental; vaya, minucias), puedan ser otra cosa; o sea, no tan de verdad. Me encantaría pensar que los suscriptores de InfoLibre no solo piensan o pensamos como lo hace o debe hacerlo “la izquierda”. Sospecho que hemos metido en el mismo saco al fascismo y a las teorías de la conspiración, pero también a los discursos que disienten de las versiones de las fuentes oficiales (¿“es la economía, estúpido”?). Negar sistemáticamente determinadas hipótesis es otra forma de totalitarismo. Y hay días en los que me canso, porque esto es un diario independiente y crítico que puede y debe averiguar hasta qué punto es verdad lo que se nos dice. Eso es de primero de Periodismo, yo lo sé bien. Luis Arroyo también lo sabe y por eso no me lo pierdo. Así que, en fin, siga usted sembrando pulgares rojos, jorgeplaza. Salud. 

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      2

      7

      • jorgeplaza jorgeplaza 23/10/20 19:58

        Me deja usted de piedra porque, como en la copla flamenca, "Estoy tan hecho a perder / que cuando gano, me enfado". Sí soy discutidor, lo reconozco, pero es cierto que mi intención es sobre todo pensar por mi cuenta y sembrar dudas --o directamente contradecir, si estoy suficientemente seguro--, todo aquello que me parece falso o tendencioso, lo diga quien lo diga, sea supuestamente de izquierdas o de derechas, se trate de un punto de vista "políticamente correcto" o todo lo contrario. En el caso de la izquierda, me desespera particularmente el conformismo, cuando no el sectarismo, que parece animar a muchos de sus militantes o simpatizantes si juzgo por los comentarios de este y otros periódicos similares.

        Le agradezco el comentario. Procuraré seguir dando la tabarra en mi línea, pero le advierto que si sigue usted por la suya, le puede caer la del pulpo. A mí me divierten los negativos más que otra cosa, pero hay quien se los toma muy en serio y hasta se desmoraliza.

        Un saludo.

        Responder

        Denunciar comentario

        5

        4

    • GRINGO GRINGO 23/10/20 15:36

      Los EE.UU, los USA, tienen un largo historial de "modificar la realidad a su antojo", y nosotros, España, también lo sufrimos hace unos cuantos años.

      Me fio lo mismo de los McDonald's que de los "rollitos de primavera".....

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      8

    • jorgeplaza jorgeplaza 23/10/20 15:10

      Según leo aquí https://es.wikipedia.org/wiki/Nivel_de_bioseguridad#Espa%C3%B1a no hay más que un puñado de laboratorios de nivel de seguridad 4 en todo el mundo, lo que me reafirma en mis sospechas. Es verdad que el nivel de seguridad debería garantizar que no se puede producir un escape, pero es mucha casualidad que habiendo no más de 50 lugares en todo el mundo que cuenten con un centro así, el virus haya ido a pasar de murciélagos (o pangolines o lo que fuera) a humanos justamente en uno de ellos y por casualidad. A mí me cuesta mucho trabajo creerlo aunque eso no quiere decir que defienda que se trató de una conspiración o un plan premeditado: también hay accidentes y sabotajes. Me sorprende la credulidad que en este asunto tiene la izquierda en contraste, por ejemplo, con la extrema desconfianza hacia cualquier instalación nuclear, a pesar que la radiactividad se puede rastrear con muchísima más facilidad que un virus. Es mucho más difícil, por no decir que es imposible, esconder un escape radiactivo que uno biológico, pero es verdad que la fe es un don gratuito.

      Responder

      Denunciar comentario

      10

      1

  • GRINGO GRINGO 23/10/20 11:59

    En un país tan acostumbrado a ver como las palabras se las lleva el viento, que no nos ciegue el arrebato de FraCazado.

    La oportunidad se le presentaba clara, y era, o reaccionar como hizo o hundirse un poco más en el apodo de "derechita cobarde", que por el simple hecho de lo que se vio ayer no dejará de serlo, por lo menos a ojos de VOX.

    FraCazado ayer reaccionó como el que revienta después de aguantar el bullying durante meses, y a pesar de que no tiene ese carácter se enfrenta, porque es, "matar o morir".

    Habrá dormido tranquilo durante un periodo, después de las palmadas en la espalda de sus "amigos y enemigos" internos, pero luego se habrá despertado preocupado de intentar adivinar por dónde saldrán los de VOX, y si corren riesgo los gobiernos compartidos, ahí se verá de facto la postura real del PP.

    Por cierto, no nos olvidemos de dónde proceden los votantes y los dirigentes de VOX, y que, cuando discuten dos fascistas uno no deja de serlo por ese motivo....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • jorgeplaza jorgeplaza 23/10/20 10:44

    El PP no va a romper con VOX ni VOX con el PP: las alianzas en CC.AA. y ayuntamientos no se van a romper. Quedó confirmado ayer.

    El PP no va a cambiar sus antidemocráticas exigencias para pactar la composición del CGPJ. También lo confirmó Casado ayer mismo y, aunque no lo hubiera hecho, el PP no puede permitirse el lujo de tener jueces algo menos favorables porque se le vienen encima juicios en los que sufrirá su reputación como partido, por decir lo menos malo que le puede pasar. (Ya sabe quien haya leído alguno de mis comentarios la escasa simpatía que siento por UP, pero Casado no tiene ningún a derecho a vetar a un partido, unos dirigentes y unos diputados igual de legítimos que los del PP: por eso son antidemocráticas sus peregrinas exigencias para pactar. Las reglas son iguales para todos y la ley del embudo siempre ha sido injusta).

    Así que, muy bonito el discurso pero, creo yo, nada ha cambiado realmente. Estas palabras de Casado, ojalá me equivoque, también se las llevará el viento. Sánchez, pasado un periodo prudencial, no tendrá más remedio que reactivar la propuesta de ley que ayer paralizó.

    Responder

    Denunciar comentario

    5

    17

  • BASTE BASTE 23/10/20 08:56

    Si eres el máximo responsable político y las cosas salen como salen, también eres el máximo culpable,no se puede desligar, van aparejadas. Respecto al asunto Abascal,tengo mis dudas sobre su fracaso,llevamos más de 72 horas hablando solo de él y creo que la posición de Aitor ,con el que discrepo en más de un 90%, fué la más inteligente.Pero mi impresión general,ante la que viene,es que no tenemos a los dirigentes apropiados para resolver el problema,hay que intentarlo (que no garantiza el resolverlo) con otros, en nuestro voto está el poder hacerlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    6

  • paco arbillaga paco arbillaga 23/10/20 07:52


    «Nunca discutas con gente estúpida; te arrastrarán a su nivel y entonces te ganarán por su experiencia» (Mark Twain). Es lo que hizo Aitor Esteban, y debieran haber hecho los demás grupos parlamentarios que están contra el fascismo de VOX.

    La largada de Casado me la creeré cuando la vea correspondida con hechos, como por ejemplo que rompan con sus hijos políticos donde gobiernan con sus votos. Las palabras se las puede llevar el viento, y estos días lo hay, y muy fuerte, en varios lugares de la península.

    Ayer, casi a la fuerza, tuve que ver parte de las intervenciones, y por lo que percibí parece que la pandemia no exista en este país. ¡Qué vergüenza! Mientras estamos sufriendo una de las mayores calamidades de las últimas décadas, quienes reciben su sueldo para intentar resolver el problema, ¡hablando solo «de sus cosas»! ¡Qué desvergüenza la de ellos, y la de nosotros por soportar en sus poltronas a quienes así se comportan! Osasuna y República Libertaria.


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    2

    15

    • paco arbillaga paco arbillaga 23/10/20 08:04


      https://www.youtube.com/watch?v=QGrZxOxoar4

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

 
Opinión