X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

Si anteponen lo que les interesa a lo que importa, es que no les importamos

Publicada el 27/10/2020 a las 06:00

“Emergencia” viene de “emerger”, y esa raíz nos dice que una crisis siempre ofrece una oportunidad de asomar la cabeza y tomar aire, aprender de los errores y usarlos para mejorar, curtidos por unos problemas que nos han hecho mucho daño, pero que, a la fuerza ahorcan, a la vez nos han transformado en “una nueva versión de nosotros mismos”. Esa es la teoría que defiende Rebecca Solnit en Un paraíso en el infierno, una obra que al aparecer hace diez años la situó como “una de las pocas visionarias que están cambiando el mundo” y que ahora publica en España el sello Capitán Swing, en una edición aumentada que le da a su autora el espacio necesario para ofrecer su punto de vista sobre el covid-19 y escribir que ante una tragedia de esa magnitud “la perspectiva cambia, cambia lo relevante, lo débil se rompe bajo una presión inédita, lo que era fuerte resiste, lo que estaba escondido se hace visible. El cambio (…) es inevitable: nos arrolla y arrastra consigo. Cambiamos también nosotros, que ordenamos prioridades y una conciencia más acuciante de la propia mortalidad hace que abramos los ojos al preciado valor de la vida”. Creo que es difícil no estar de acuerdo con esa perspectiva y que sería fantástico si además también fuese cierto que “es en momentos así cuando observamos con renovada lucidez los sistemas –políticos, económicos, sociales, ecológicos– en los que estamos insertos y cómo se transforman a nuestro alrededor: vemos lo que es vigoroso, lo que es débil, los elementos corruptos, lo que importa y lo que no”. Si lees algunas de las declaraciones que han seguido a la promulgación del nuevo estado de alarma, dudas que eso sea verdad siempre y para todas las personas.

En un momento en que lo mejor que puede hacer la oposición es oponerse a sí misma, como hizo Pablo Casado en el debate de la moción de censura, y vemos con cierta esperanza cómo dos de los socios de la plaza de Colón, el Partido Popular y Ciudadanos, parecen haber movido el timón de un barco que se iba a pique para navegar hacia el centro, suponiendo que el centro no sea de la familia de Eldorado e Ítaca, es decir, un espacio imaginario, no hay nada peor que intentar nadar entre dos aguas. Por ejemplo, es difícil combinar la imagen de estadista con el apoyo a Isabel Díaz Ayuso, que sigue en su propia guerra y por libre, descalificando cualquier cosa que salga del Gobierno aunque lo haga con el apoyo de varios presidentes autonómicos de su propia formación, tal vez porque teme más que nada el momento en que las aguas se calmen y los tribunales miren hacia ella para clarificar su comportamiento durante la primera ola de la enfermedad y, más en concreto, su actuación en lo que se refiere a las residencias geriátricas. Porque avalar sin dudas a alguien en quien recaen sospechas del calibre de las que hay sobre ella, es, como mínimo, temerario.

Al otro extremo de Ayuso se supone que está Alberto Núñez Feijóo, supuestamente todo sensatez y mesura, y que aparece para sostener que “hablar de estado de alarma hasta mayo y de un mal llamado toque de queda es demoledor para la confianza de la economía y la reputación internacional de España”. ¿Y por qué de nuestro país, que no hace sino lo mismo que el resto de naciones de Europa? ¿O es que no hay restricciones de movilidad y limitación de horarios en Italia, Gran Bretaña o Francia? ¿No adoptó él mismo, en su calidad de máximo responsable de la Xunta de Galicia, medidas de confinamiento perimetral en Ourense? Las cosas están bien o están mal, pero no en función de lo que sean, no de quien las haga. Y añadir confusión y miedo a los que ya siente una ciudadanía muy golpeada por la pandemia es lo que menos nos hace falta. Porque la realidad ya es por sí misma bastante dura, al menos a ras de suelo: en la clase política no se conocen grandes cifras de mortalidad o incluso de contagio, eso ha ocurrido entre las y los profesionales sanitarios o entre las y los trabajadores que viajan cada mañana en transporte público...

Resulta desolador el modo en que vemos que los intereses se anteponen a lo que interesa, en primer lugar el terreno de la arena política, donde no parece que a muchos líderes les importe lo que ocurre, por dramático que sea, sino sólo lo que quieren que pase, que es, lógicamente, llegar al poder, en algunos casos por el camino que sea, por encima de quienes sea y aunque sea montando un circo como el de la ultraderecha en el Congreso, donde los leones les salieron rana e hicieron un ridículo que daba vergüenza ajena y, probablemente, marque el principio del fin de Vox; en segundo lugar, en el plano económico, donde a la pregunta clásica, la bolsa o la vida, no parece que nadie se atreva a responder lo que respondería cualquiera en su sano juicio: primero nos salvamos, luego nos recuperamos; en tercer lugar, en el territorio de la inversión, donde seguimos sin ver que diferentes administraciones cumplan sus promesar de poner más rastreadores, más personal sanitario, más UCI, ambulatorios reforzados… Por último, está la parte de la que son directamente responsables las y los ciudadanos, que en su mayoría se comportaron y seguro que volverán a comportarse de forma modélica ahora que hay que someterse a otro encierro domiciliario, aunque éste sea sólo nocturno en general, pero entre los que sigue habiendo grupos irresponsables que lo primero que han pensado al oír a Pedro Sánchez, ha sido: “¡Nos podemos ir de puente!”. ¿De verdad hay todavía alguien que no ha entendido la magnitud de la amenaza que tenemos sobre nuestras cabezas? Igual son los mismos que van por ahí diciendo que España es una dictadura, porque hablar es gratis.

Vivimos tiempos difíciles, en los que, como dice Rebecca Solnit en Un paraíso en el infierno, tal vez no sea momento para el optimismo, pero sí para la esperanza. “Entre todas las incertidumbres que nos depara el futuro, habrá batallas que merezca la pena luchar, e incluso podremos ganar algunas de ellas. Habrá que superar el peligro de creer que todo iba bien antes del desastre y que debemos regresar a ese estado. Antes de la pandemia, la vida de muchos seres humanos era ya un desastre de desesperación y marginalidad, una catástrofe ambiental y climática, una obscenidad de desigualdades. Aún es pronto para saber qué emergerá de esta emergencia, pero no para buscar oportunidades de contribuir a lo que sea que nos depare. Ese es el desafío para el que debemos prepararnos”. Son palabras que merece la pena oír.

Más contenidos sobre este tema




47 Comentarios
  • LorenzoSM LorenzoSM 27/10/20 21:34

    De verdad. Desde Galicia no entendemos ese amor castellano a Núñez Feijoo. Caer en gracia sin mérito conocido. No importaría si no fuera el responsable de las políticas que nos tocan de cerca y ya son muchos años gobernando para la élite económica primero y después, si queda algo, para los demás. Así es.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    10

    • GRINGO GRINGO 28/10/20 10:17

      Si te sirve de "consuelo", que supongo que no, desde fuera de Galiza tampoco entendemos porqué le votan y con tanto apoyo...

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

  • Argaru Argaru 27/10/20 20:59

    Anteponen lo que les interesa a lo que importa, les importamos más bien nada y, a pesar de todo esto, tienen el suficiente apoyo social para que sigan defendiendo sus intereses muy por encima de lo que es verdaderamente importante para el bienestar de todos. Y no podemos olvidar que esos mismos intereses, la inmensa mayoría de las veces, entran en conflicto con los de la mayoría. A pesar de todo ello, resulta totalmente incomprensible para alguien que tenga dos dedos de frente, que la derecha tenga un apoyo social muy por encima de lo que realmente merece. Si no eliminamos la estulticia de la ecuación política, la ciudadanía les seguirá apoyando. La única manera de frenar a los “verdugos” es quitarles la soga y esa soga es la educación, educación y más educación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • deabajo deabajo 27/10/20 19:33


    Enhorabuena por tu artículo. Quiero hacer una reflexión sobre una idea que apuntas:"suponiendo que el centro no sea de la familia de Eldorado e Ítaca, es decir, un espacio imaginario"
    Y es que el centro es un lugar imaginario que viene condicionado por las tradiciones políticas. Por ejemplo, el centro en los países del norte de Europa está situado alrededor de la socialdemocracia. Si aplicáramos ese baremo, el PsoE estaría a la derecha y el trifachito a la extrema derecha, mientras que Unidas-Podemos estaría en el centro. Por el contrario, si nos fijamos en España, el centro, dado lo atado y bien atado que lo dejó todo la transición y las políticas del bipartidismo, lo podemos situar en un neoliberalismo con toques progresistas que viene estando representado por el PsoE, mientras que PP y Ciudadanos se han alejado de él por su seguidismo de Vox, y Unidos-Podemos representaría la izquierda, una izquierda que es percibida intencionadamente por los medios de la derecha, cuyos dueños son la banca y fondos especulativos, como extrema izquierda, aunque, como ya he dicho, en la perspectiva noreuropea pasaría por un partido socialdemócrata.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    11

    • GRINGO GRINGO 28/10/20 10:23

      En el Centro está el que se inventó la preguntita que se hace a los niños, "a quién quieres más, a mamá o a papá", (lo que genera votantes futuros de Centro, o quedabienes)....."a los dos por igual", obligándoles a mentir (es broma), desde la más tierna infancia.

      Hay que definirse, tener las cosas claras, y cuanto antes mejor.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • nosé nosé 27/10/20 19:20

    No, no importamos. Dónde están los 1300 millones de €??? Qué importa mas la Salud de los ciudadanos o una foto? Seguro, la Foto. Un Hospital sin personal, hospitales con falta de personal, Centros de Salud cerrados por falta de personal, sin rastreadores, porque ese dinero no es visibles, no es fotográfico, el nuevo Hospital Sin Personal, si.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • palangana republicano palangana republicano 27/10/20 12:56

    GRACIAS BENJAMIN POR TU ARTICULO Y POR ESTAR A NUESTRO LADO YO COMO SOCIALCOMUNISTA BOLIVARIANO BOLCHEVIQUE CHAVISTA Y GENTE DE MAL VIVIR PERO COMO DIGO SIEMPRE IRE A CONFESAR MIS PECADOS PARA NO IR AL INFIERNO BENJAMIN CADA VEZ QUE ESCUCHO HABLAR A ESTA INDIVIDUA SIENTO VERGUENZA AJENA LO DE EL HOSPITAL ES PARA SALIR CORRIENDO UN BRAZO DE UN PECADOR DE UP SALUD PARA TI Y PARA TUS SERES QUERIDOS SALUD PARA LA GENTE DECENTE

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • "Maga" "Maga" 27/10/20 12:41

    Soy de la opinión , que ya sea. ante emergencias de extrema gravedad, necesidad por cualesquiera de los apartados contenidos en en el desarrollo del derecho Constitucional a declarar EL ESTADO DE ALARMA,SIEMPRE debemos considerar que vivimos bajo la PROTECCIÓN de un ESTADO DE DERECHO.
    Por tanto, el Gobierno debería dar cuenta al CONGRESO de la la gestión realizada durante el plazo pertinente de 15 dias.
    A priori, proponer 6 meses de Estado de Alarma me parece UNA IDEA PEREGRINA , ANTiDEMOCRATICA e incluso, INCONSTITUCIONAL,- ya tenga un carácter proteccionista, dictatorial, autoritario. , etcétera la ampliación. de dicho Estado de Alarma de forma automática, sin constatación de la aprobación de la mayoría r constitucionalmente requerida.
    Salud!
    PD. INCONDICIONAL APOYO A LOS SANITARIOS, A QUIENES deberíamos proteger y VOLVER A ANIMAR , AGRADECER LA INMENSA ENTREGA Y DEDICACIÓN .
    EXIG REFUERZOS, RENOVACIÓN CONTRATOS, RASTREADORES. ...para cumplimiento OBJETIVOS. Entre todos podemos conseguir controlar la COVID-19..
    MAYOR GRADO DE COMPROMISO. DE LOS POLÍTICOS CON LOS SANITARIOS Y LOS CIUDADANOS EN GENERAL.(Olvídense de sus INTERESES PARTIDISTAS PARTICULARES para alcanzar el PODER)

    Responder

    Denunciar comentario

    10

    3

  • GRINGO GRINGO 27/10/20 11:56

    "Creo sinceramente que estamos en ese momento de Renovada Lucidez", yo por lo menos confieso que SÍ, y que se produce como consecuencia del primer Estado de Alarma, y la previsible consecuencia de no haber sido tratado con la necesaria rotundidad, propiciando el segundo Estado de Alarma.

    La inmensa mayoría de españoles nos equivocamos al no votar al PP, no cabe duda, "ellos tienen la solución a ésta pandemia y demás problemas de índole social y no digamos económica", pero a pesar de ello no les dimos nuestra confianza, que majaderos somos !!!.

    No obstante gobiernan en unas cuantas Comunidades Autónomas, entonces, porque no aplican allí "esas recetas mágicas que lo curan todo" ??.....mejor oportunidad de captar adhesiones y garantía de triunfo futuro no puede haber !!!, será que sólo quieren ser "oposición" ???.

    Lady Cocodrilo "no va por libre", nadie en el PP va por libre, todos siguen una estrategia de desgaste del gobierno, y se demuestra en la falta de medidas para corregir los errores anteriores, haciendo todo lo contrario de lo razonable.

    Yo también espero que, cuando pase ésta situación tan delicada, Lady Cocodrilo y algunos de sus colaboradores, pasen por el Juzgado a dar explicaciones sobre su manera de entender "la asistencia médica".

    Para ellos, para las derechas de éste país, los del TriColón, todo lo que se haga en España está mal, aunque sea lo mismo que se hace en otros países de la UE, "es su manera de generar confianza y esperanza", y para mayor demostración se solidarizan con todos los gremios, pero haciendo hincapié en el lado económico, no en el lado social, porque todavía no les he oído explicar "cómo se va a mantener esa economía sin consumidores sanos", si todos enfermamos, dónde irá la economía ???

    A pesar de sus golpes de pecho, les encanta que los datos nos sitúen entre los países más afectados, es "su manera de sentir el país", esa España que tanto exhiben en su merchandising particular.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    22

  • Larrauri Larrauri 27/10/20 11:44

    Lo tengo más claro, y digo más porque ya antes de la pandemia había motivos de sobra para echarse a andar; crisis institucional y política, desigualdad macabra, catastrofe ambiental etc. Pero con la pandemia nos han hecho una radiografia y como dices Benjamin han trabado con el carrito de los helados a una pequeña parte de iiresponsables y a una parte de la clase política para la que los ciudadanos son solo apuntes contables que hay que corregir para que su negocio, el poder y la poltrona no se vaya abajo.Me refiero sobre todo a la derecha por si acaso no se ha enterado alguien...aunque ojo, la demagogia la ejercen casi todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • Volvoreta Volvoreta 27/10/20 10:16

    La dureza de Feijoo, no es tanto porque esté en desacuerdo con el Gobierno sino porque, ahora que Casado ha dado indicios de vuelta al centro, ve peligrar su liderazgo a corto o medio plazo en el PP.
    Ourense lleva con unas restricciones duras desde casi todo el mes de Octubre y con "toque de queda" encubierto, solo reuniones de convivientes.
    Problema: los irresponsables que se mueven entre municipios y provincias con autorizaciones falsas.
    Ojalá seamos capaces de construir un "Paraíso en este infierno" y salgamos todos mejor.


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    18

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 27/10/20 14:02

      Bien visto, creo que eso debe de haberle influido. A ver si, al final, Casado no va a ser tan fácil de derribar de un soplo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

  • VICTORIA BALERDI VICTORIA BALERDI 27/10/20 10:07

    Un artículo más Benjamín Prado de los que dan el impulso para saltar las barreras de las mentiras. Algunos lo tenemos más complicado ya que en poco tiempo hemos pasado de mayores a viejos y entonces las articulaciones chirrían. La cabeza funciona más o menos aunque no esté tan bien amueblada como la que aparenta en la mayoría de sus lectores que despliegan tanto “saber” en sus respuestas. ¿Por tener menos edad o por ser más cultos, o los dos? Un lujo para todos.
    Leerle me aparta un momento de tanto auto-cacareo y de tanto desmadre devastador.
    ¡Claro que no les interesamos, a muchos! Los que no les falta de nada y que contrarrestan sin pudor lo que podría mejorar la vida de muchos. ¿ Las colas de la infamia no les dan vergüenza? ¡Qué tristeza y cuanta rabia!
    Complicado Intentar que no decaiga la esperanza., pero es lo que nos queda verdad.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 7 Respuestas

    0

    25

    • Benjamín Prado Benjamín Prado 27/10/20 14:03

      Muchas gracias, Victoria, y todo mi respeto. Cuídese mucho.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

    • paco arbillaga paco arbillaga 27/10/20 10:57


      VICTORIA BALERDI: «…hemos pasado de mayores a viejos y entonces las articulaciones chirrían.» Así es, así lo siento, pero aunque viejos, procuremos que no nos chirríe la dignidad ante «tanto auto-cacareo y tanto desmadre devastador» por parte de los de siempre.

      Aún se sienten ganadores de aquella guerra incivil y por ello se creen los dueños de esta democracia en la que o se actúa según su interés o son capaces de desestabilizar el país aun en plena pandemia. Osasuna2 salu2.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      19

      • VICTORIA BALERDI VICTORIA BALERDI 27/10/20 11:51

        Muy justo PACO ARBILLAGA. Muchos no saben aún lo que era la República. Un golpe de estado termino con ella. “Dominadores” con armas, el pueblo como botín de guerra, claro que se creen todavía los dueños. Dispuestos a todo, hasta volver a empezar. No, no, y no.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        18

    • MASEGOSO MASEGOSO 27/10/20 10:44

      Victoria: los viejos estamos en una situación con un solo problema; haber nacido hace muuuuuucho tiempo.
      Dicho problema no encierra, ni exclusión por discapacidad, inteligencia, conocimientos, capacidad de deducción, pensamiento crítico ............etc.

      Solo un fallo que repercute en casi todos, sobre todo a los poco andarines y montaraces, el ruido de las "bisagras".

      Un cordial saludo

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 3 Respuestas

      0

      11

      • VICTORIA BALERDI VICTORIA BALERDI 27/10/20 10:55

        Muy justo lo que dices Masegoso y sobre todo que nos falte aceite para las bisagras y sobre todo humor para reírnos de nosotros mismo !

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 2 Respuestas

        0

        10

        • Hammurabi Hammurabi 27/10/20 23:03

          En las neuronas tenéis engrase de sobra, repartirnos un poco a los menos viejos, tanto para las neuronas, como para las articulaciones.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 1 Respuestas

          0

          7

          • VICTORIA BALERDI VICTORIA BALERDI 28/10/20 06:51

            Gracias Hammurabi por esta sonrisa.

            Responder

            Denunciar comentario

            0

            3



Lo más...
 
Opinión