X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Desde la casa roja

¿Es la cultura esencial? Sí

Publicada el 11/11/2020 a las 06:00

En La mujer rota, Simone de Beauvoir escribió: «Niña, adolescente, los libros me salvaron de la desesperación; eso me ha persuadido de que la cultura es el más alto de los valores, y no logro considerar esta convicción con mirada crítica». Teniendo en cuenta que esto forma parte de un pensamiento del primer mundo donde, aun golpeados por la incertidumbre no nos faltan ni los hospitales ni el alimento, donde tenemos luz y techo, la cultura –no solo su industria y no solo sus objetos, no solo las librerías, la red de teatros, conciertos y salas de cine o el acceso a las plataformas audiovisuales– ha permitido que el conocimiento necesario que nos salvará de esta crisis haya viajado a través de los tiempos para llegar hasta este noviembre.

Otoño de 2020. Se abre el debate en Europa. Hace unos meses, frente a la catástrofe inevitable y su medida más drástica, el confinamiento, el Gobierno decidió por nosotros qué era lo esencial y qué no lo era. En Bélgica, por ejemplo, recientemente confinados, decidieron que eran también comercios esenciales las chocolaterías. Hay más de 2.000. En Italia, las peluquerías y salones de estética. En Francia, las tiendas gourmet de vino y pasteles, pero no las librerías. En Alemania, están abiertos los concesionarios de coches. La producción de automóviles aporta allí un 4,7% del PIB. El presidente del Gobierno de España nos pidió hace unas semanas que nos moviéramos lo imprescindible de casa, mientras se dejaban abiertas las puertas de los bares. Todavía recordamos que antes llegaron los alemanes a Mallorca que la gente que vive en otra provincia diferente a la de origen a ver a sus familiares. Es fácil pensar que lo esencial para cada país, a veces, no es tan necesario para sus ciudadanos como para sus economías.

La cultura, la red de la que forman parte más de 700.000 personas en España, es un bien esencial y necesario, aunque tal vez no urgente, o extremadamente urgente, cuando entras en una sala de cuidados intensivos. No es urgente, no a vida o muerte, cuando sales de casa para comprar alimentos. No lo es cuando entras en una farmacia para paliar el dolor de cabeza o comprar mascarillas que te protejan. Pero sí será urgente, y para eso es necesaria su supervivencia, cuando volvamos a abrir las puertas y quitemos ese cartel de «cancelado» sobre el que ha llovido desde la primavera. Cuando afloran las tensiones que han contraído nuestras vidas, esa ola de nuevas soledades y dolor que ha embestido contra tantas familias, nuestras emociones en permanente incertidumbre tanto tiempo. Y para eso, hoy es el momento de cuidar su tejido.

Así como la educación contiene la llave que nos dará la oportunidad de ser otros y trascenderá para integrar nuestros errores y aciertos como comunidad, la cultura, la que nos sitúa en unas coordenadas concretas, nos ayuda a desentrañar la ráfaga de noticias que permanentemente nos golpea. Gracias a ella, sabemos lo que es el pensamiento crítico, y a veces, incluso lo practicamos, y somos capaces de asumir conscientemente el mensaje y las recomendaciones sanitarias que nos mantienen a salvo durante las pandemias.

La cultura nos ha permitido, durante este 2020, pensarnos y entender nuestro comportamiento. Nos ha conectado no solo con el grupo, sino con una sensibilidad hasta ahora desconocida para descifrar las literaturas anteriores, las músicas que ya escuchamos bajo el acorchamiento de las rutinas. Nos ha dejado conectar con una raíz, no solo personal, también social. Gracias a la cultura podremos leer en un futuro qué nos pasó durante la crisis del coronavirus como especie y corregiremos nuestros errores. La cultura seguirá su viaje más allá de nosotros y les dirá a nuestros nietos quiénes fuimos hoy.

Más contenidos sobre este tema




9 Comentarios
  • λόγος λόγος 12/11/20 23:53

    Agradecido por los artículos, éste de A. Moreno y el de C. Monge sobre ética y filosofía en el Sistema Educativo, también agradecido por los comentarios: ambos reflejan modelos ideales de subjetividades reales. Es mi contacto con la polis.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • El analista de Marilyn El analista de Marilyn 12/11/20 03:31

    ... inteligente, sensible, equilibrada, esencial

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • ARexP ARexP 11/11/20 20:41

    En cultura, lo que es esencial o no es una cuestión subjetiva. Lo que llamamos Cultura abarca demasiadas cosas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Maritornes Maritornes 11/11/20 18:56

    La educación y la cultura son lo que permite y favorece la convivencia en democracia. Si solo tenemos cubiertas las necesidades biológicas, es fácil convertirse en una civilización tipo Mad Max, donde la gente no se hace preguntas ni tiene su propio criterio más allá de esas necesidades biológicas.
    A lo mejor "humano" es hasta un insulto, pero es lo que somos (qué remedio), y la cultura nos hace diferentes de los otros animales que, al igual que nosotros, son desgraciados cuando no se les permite ser lo que son.

    Ahora que lo pienso, creo que el ideal último del neoliberalismo es un "mundo-Mad Max" donde la única ley es la del más fuerte ("laissez faire"), y para rebajar violencia (que suele dañar propiedad privada), sustituimos educación y cultura por "Masterchef" y videojuegos.
    Como aquello de "pan y circo", pero sin pan.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Anitota Anitota 11/11/20 18:09

    La Cultura es esencial porque también nos nutre, nos resguarda, nos acompaña, nos conmueve... Es esencial por que promueve y desarrolla los aspectos que nos conectan con nuestra humanidad y nuestra identidad.
    Es esencial que nos demos cuenta que tras la música que escuchamos, los libros, artículos que leemos, las películas y series que vemos... Hay muchas personas que han visto como sus puestos de trabajo desaparecían. Es esencial que les apoyemos, y reconocer su importancia es un tipo de apoyo, para que continúen creando, interpretando, escribiendo, componiendo,... Porque les seguimos necesitando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • elcapitantan elcapitantan 11/11/20 16:22

    Esencial para vivir es poder alimentarse, hidratarse, dormir y respirar.
    Todo lo demás es accesorio.
    Y aun hay millones de personas que no pueden conseguir lo esencial, por eso unas emigran a otros paises y otras mueren de miseria en el suyo.

    Lo siento mucho pero la cultura no es esencial.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    2

  • nosé nosé 11/11/20 12:55

    CULTURA, si en mayúscula, porque la cultura ha de ser bien administrada, bien enseñada, haciendo a las personas libres, hacerlas libre pensantes, hacer que cada uno de nosotros tenga un criterio propio, un criterio autónomo, que sepa discernir lo que compete a la sociedad, a la comunidad y a su propio criterio. Enseñar a los dicentes a LEER EL MUNDO como proclamaba Paulo Freire, a hacer personas que miren por si mismo, pero siempre mirando al futuro que es innato con un futuro en sociedad común.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Pirichi Pirichi 11/11/20 12:43

    Aprender?
    A ser cada día peores.
    Nada aprendimos de la gripe española, bueno, sí, de ahí salió la idea de sanidad universal, para después que haya quedado como una idea comunista, que también lo fue.
    Los de siempre se están forrando, una vez más, con la pandemia.
    Esto es el día de la marmota permanentemente.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • paco arbillaga paco arbillaga 11/11/20 07:54


    ¿Cultura? Sí, claro, ¡pero con honradez! Hay mucho culto que son unos sinvergüenzas. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

Lo más...
 
Opinión