X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

Son nuestras compañeras, coño

Publicada el 01/12/2020 a las 06:00

No voy a hacer otra columna sobre las mil polémicas que surgieron en torno a la muerte de Diego Maradona el Día Internacional contra la Violencia de Género. Está todo dicho, lo mío también en este espacio, y espero que nos haya servido a todos para, al menos, pegarle una pensada. Pero sí que creo que hay algo que añadir. 

Algunas veces me llegué a plantear la posibilidad de militar en un partido político. Se me pasó rápido. Aunque creo que sí que entiendo el valor del compañerismo y pienso, también, que uno de los grandes males de los partidos de izquierdas en España ha sido la absoluta falta de un mínimo de disciplina para tomar según qué decisiones personales que han dinamitado proyectos colectivos, uno tiene que tener claras sus limitaciones y saber hasta dónde puedo llegar. Yo sé que en un partido me pegaría tantas hostias y sería tan incapaz de asumir según qué dictados, que no dudaría dos días. Así que mejor dejar pasar la idea.

Pero digo yo, y lo mismo esta es una idea muy loca, que militar en un partido es respetar a tus compañeros de filas. Y, tachán, a tus compañeras. Y no era difícil adivinar, incluso para el menos avispado en la asignatura de empatía, que una loa libérrima y una sarta de eufemismos sonrojante para hablar de las virtudes y los defectos de Maradona en, repito, el Día Interacional contra la Violencia de Género no le iba a sentar bien a las mujeres militantes (y muy mayoritariamente feministas) de los partidos políticos de la izquierda española. A vuestras compañeras, amigos políticos. Si por lo que sea necesitabais una señal divina para sospecharlo, el hecho de que la ministra de Igualdad se echara a llorar por la mañana en una rueda de prensa puede dar una pista de que, vaya usted a saber por qué, ese día significa cosas para ellas. Vuestras compañeras.

Hay que decir que hacer el homenaje a Maradona ese día no nos aportaba nada. No, la familia del Diego no se iba a sentir más reconfortada con el tuit de Pablo Iglesias. Sí, Argentina podía pasar el día sin la loa de Íñigo Errejón. De verdad, Boca Juniors no le iba a poner una cruz a Pedro Sánchez si se hubiera metido el teclado en los cojones. En serio, la Revolución Cubana no vería como una traición que Izquierda Unida hubiera pasado por alto el tema. Es decir: que lo hicimos para posturear, ganar cuatro likes en redes, hacernos los guays y decirle al mundo lo que se nos pasaba por la cabeza sin darle media vuelta a que a las mujeres, nuestras compañeras ideológicas e incluso de (vuestra, políticos) militancia, les podía molestar. 

Este pecado, en concreto, fue exclusivo de los señores de izquierdas. Porque no, no reivindicaban al mejor jugador de todos los tiempos, porque de ser así los halagos hubieran llegado de cargos de izquierda y derecha. Reivindicamos a un icono político y social y decidimos hacerlo sin ponerle medio pero. Y tengo para mí que la inmensa mayoría de las mujeres que se enfadaron ni siquiera nos pedían no hacerlo: nos sugerían dejarlo para el día siguiente o, de hacerlo, no obviar o llenar de eufemismos sus episodios de violencia contra las mujeres. No era mucho pedir. Como escribió Beatriz Gimeno en su blog, "ya sabemos que renunciar a ser el centro del universo es algo que la inmensa mayoría de los hombres no van a hacer con facilidad". Cuando lo leí reconozco que agaché hasta la cabeza y me dio vergüenza propia. Cuánta verdad.

No quiero enmendarle la plana a nadie, que bastante tengo yo con lo mío, pero sí recomendarles a nuestros próceres progresistas patrios que la próxima vez que tengan el arrebato de ganarse cuatro likes, miren a sus compañeras. 

Y si no les convence el que tengan razón (que en esto la tienen y mucha), quizá les convenza otra cosa. Según un estudio de Sociométrica para El Español, en las elecciones de mayo de 2019 el 54,8% de los votantes del PSOE fueron mujeres. Creo que, entre otros factores, por el buen trabajo de las mujeres de ese partido. Y solo el 35,9% de quienes votaron a UP fueron mujeres. Me temo que, en parte, por el mal trabajo de los hombres de ese partido en este terreno. Teniendo en cuenta que el 60% del electorado es de género femenino y que votan bastante más a la izquierda, y si añadimos a la coctelera que el primer partido entre los varones de menos de 30 años en las últimas elecciones fue Vox, igual hay que tomar nota. Igual, aunque ya sea porque sin ellas nos vamos a la más absoluta mierda, los señores de izquierdas tenemos que respetar a las señoras de izquierdas. Si que tengan razón no vale, que sirva que nos va la vida en ello.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




56 Comentarios
  • Mila Bodas Mila Bodas 02/12/20 08:56

    Gracias, Quique. Esta reflexión te hermana con tus compañeras, mujeres que comparten contigo la Vida en una u otra parcela. No sabes cómo agradecemos ese tirón de orejas a los "próceres de la izquierda" que no es que miren para otro lado, es que, sencillamente, no han interiorizado la batalla que las mujeres libramos cada día con el machismo más ultramontano y el micromachismo más incapacitado. Los hombres que obran como Iglesias o Sánchez, representantes del progreso social, no tienen en cuenta el alma de sus mujeres. Tristeza.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • JOECAR JOECAR 02/12/20 00:22

    Diego Armando Maradona, el pelusa etc.., fue siempre un descerebrado y sobre todo desde que se metió en la droga de lleno, cuando jugaba en el Nápoles. Los argentinos, que son unos fanáticos del futbol, sabían muy bien de que pie cojeaba, pero lo endiosaron por oponerlo a Pelé, que como Brasilero era el rival natural. Como buen descerebrado que fue, no se le puede pedir más de lo dio de si. Otra cosa es hacerlo un mito, cuando no aguanta ni un capitulo de una serie latinoamericana.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • FIngerlady FIngerlady 01/12/20 22:20

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Hammurabi Hammurabi 01/12/20 21:40

    Tratándose de fútbol, me vienen a la cabeza deportistas que bien podrían ser referentes, tanto deportivamente, como a nivel de comportamiento. Lo cierto es que a rasgos generales, no es el mejor campo para abonar la educación de nuestros hijos. El comportamiento de muchos padres es sencillamente bochornoso, y no solo a nivel de machismo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Jotaechada Jotaechada 01/12/20 20:10

    Este QUIQUE PEINADO escribe bien, con un desparpajo bastante insólito (en tiempos de escaseces, tanto de desparpajo como de INSOLENCIAS). ¡Gracias, escritor! Yo te sugiero que aumentes, sin contemplaciones, el ataque a los impresentables lideretes de las derechas; son los peores de los últimos 45 años. Y añadiré, de paso, que los ministros del actual gobierno son buenos, excelentes algunos. Y más aún las ministras, todas ellas sin excepción. La de Trabajo singularmente.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • GRINGO GRINGO 01/12/20 19:18

    "Reivindicamos a un icono político y social ", ni por esas Quique, no estoy seguro de que Maradona distinguiera a la primera, sin hacerle un croquis, que era ser de "derechas o ser de izquierdas".

    ÉL era muy básico, aunque los pelotas de turno que revoloteaban a su alrededor seguro que le hacían creer lo contrario.

    Que él procediera de un estrato social muy pobre, no le hizo volcarse en la ayuda a los más necesitados, si no a malgastar el dinero como acostumbran estos "ídolos de barro", cayendo en el exceso sin un límite, porque además tenía a un país entero riéndole las gracias, y a medio mundo también, aunque luego lo mismo le ridiculizaban que le ensalzaban.

    Un títere.

    Y, hablando de respeto, también deberíamos respetar a las mujeres de derechas, que seguro que las hay muy respetables, y no tienen nada que ver con la imagen que nos proyectan desde determinados partidos, donde parece que si no insultas tan gravemente como los hombres del partido no tendrás oportunidades.....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    11

  • bidebi bidebi 01/12/20 18:38

    Y nos creíamos que el feminismo había calado. Nos creíamos que la mayoría de hombres asumían la igualdad con las mujeres. Pero en esto llegó el comandante Maradona y con su muerte mandó parar. Ese día los hombres hablaron del gran futbolista y muchas mujeres de lo putero y maltratador que era. La división seguía existiendo. El radical distinto enfoque sobre una persona muerta era el mismo que hace un siglo.
    ¿Ha sido todo un espejismo, una moda, una pose, porque el hombre sigue siendo machista, misógino, putero y muchas veces maltratador?. Seguramente que sí.
    Quizás la prueba esté en la muerte de Maradona. Para algo ha servido.
    Quizás hayamos estado en un espejismo y las cosas, de verdad, no hayan cambiado tanto. Quizás haya sido cosa de las modas y de las pose, de la “necesidad” del macho de convertirse en feminista por supervivencia ante un entorno femenino que ya no soporta ciertas actitudes.
    Como digo, me parece definitiva la percepción de hombres y mujeres ante la muerte de un mito. Ahí se ven las diferencias mentales que siguen existiendo. El hombre glorifica la figura del mito dentro de uno de los deportes más machistas. Muchas mujeres hacen referencia a su ser como persona.
    Que me perdone Peinado, pero también los titulares suelen llevar mucha carga. “Son nuestras compañeras, coño”, también dice mucho. ¿Y si no fueran nuestras compañeras u otros tuvieran compañeros, no seguiría siendo un asunto de justicia social?.
    Que no es fácil desprendernos de nuestra educación machista y patriarcal, aunque algunos lo intenten de verdad. En cuanto nos distraemos, zas!!!, aparece nuestra vena machista. Y con la muerte de un dios para muchos nos hemos distraído.
    Estamos ante un hombre desorientado, acojonado, con miedo a sacar su venita machista en cuanto se distrae. Hasta el punto que los más honestos se ven obligados a pedir pedón, que no es poco. Pero qué es, ¿miedo o convicción?. Esperemos a la próxima oportunidad de distraernos, que la habrá.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    9

  • Atea Atea 01/12/20 18:32

    Solo puntualizar dos cosas. La primera es que IU sí que medio rectificó el tuit, los demás que yo sepa, no. Ni Iglesias, ni Sánchez, ni Prado ni tantos otros a quienes se les olvidó que ser feminista es un compromiso ético al que se falla no por meter la pata, sino por no corregir el patinazo. Tu “pensada” Quique, ha sido breve y superficial, las feministas, no es que nos haya sentado mal las loas a un futbolista, lo que nos ha decepcionado es que no haya habido mención a su parte machirula y más siendo el día contra la violencia machista, día que las mujeres esperábamos y a los hombres se les olvidó en cuanto amaneció.
    La segunda es que los señores de izquierdas no tenéis que respetar a las señoras de izquierdas. Los señores de izquierdas y de derechas tienen que respetar a las señoras de izquierdas y a las de derechas. Y si no les convence “que tengamos razón”, tenías que haber aprovechado el artículo para darles razones tú, en lugar de actuar como un acusica y usarnos a las mujeres como tantos por ciento de votos.
    No sé si ibas por lana pero…

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16

  • mituca mituca 01/12/20 18:02

    Perdón, ponernos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mituca mituca 01/12/20 18:00

    Genial, Quique. El machismo, en cuanto nos "despistamos", nos sale por todos los poros de nuestra mente. Saludos Quique, gracias por ponernis ante el espejo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5



Lo más...
 
Opinión