X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Telepolítica

¡Illa, dimisión! ¡Illa, sigue!

Publicada el 13/01/2021 a las 06:00

La idea de que Salvador Illa encabece la candidatura del PSC en las elecciones catalanas ha trastocado todo el panorama político. Las encuestas aparecidas estos últimos días parecen mostrar un crecimiento del PSC insospechado hace apenas 15 días. Que a nadie le extrañe que el independentismo quiera aplazar las elecciones. Seguramente, tanto el PP como Ciudadanos estarían encantados con el aplazamiento. Sus resultados apuntan a considerable desastre. La tercera ola del covid-19 podría servir como justificación. Seguro que no pararán las elecciones del Barcelona, pero las del Parlamento catalán son otro asunto que al parecer podría esperar.

A la espera de ver si hay aplazamiento electoral, lo más llamativo ha sido la primera reacción de todos sus contrincantes políticos pidiendo la inmediata dimisión de Salvador Illa como ministro de Sanidad. Creo que no tiene sentido alguno tal pretensión por diferentes razones.

  1. La primera y más evidente razón es que ni siquiera es seguro que las elecciones vayan a celebrarse ahora. Carecería de todo sentido que dimitiera de su actual responsabilidad y quedara perdido en el desierto político a la espera de que el actual Gobierno independentista catalán decidiera su estrategia. Por tanto, mientras no esté confirmada la cita a las urnas para el 14 de febrero ni siquiera tiene sentido la discusión.
     
  2. Siempre que hay elecciones, aquellos candidatos que forman parte del Gobierno siguen en funciones en sus cargos. Tiene toda la lógica que un proceso electoral no paralice la actividad gubernamental. El propio Pere Aragonés, actual president en funciones de la Generalitat, seguirá lógicamente en su puesto hasta que se elija en el Parlament a su sucesor. No tiene consistencia que se invente una norma específica para el caso de Illa.
     
  3. Salvador Illa, como ministro de Sanidad, se ha convertido en una figura capital en la batalla frente al covid-19. Numerosas voces han criticado la posibilidad de que abandone esa responsabilidad, pese a que, en la mayoría de los casos, sean las mismas que pedían su dimisión inmediata por incompetente hasta hace unos días. Parece lógico que dada la trascendencia de su responsabilidad actual, si se va a producir un cambio se haga mediando un período de transición que garantice la perfecta continuidad de la lucha frente a la pandemia. Si se confirman las fechas anunciadas, Illa dispone de más de un mes para traspasar su gestión a su sucesora. Por otra parte, si es Carolina Darias, buena parte de este trabajo de transición será muy sencillo puesto que ambos ya coordinan conjuntamente todo el proceso de relaciones con las administraciones autonómicas que gestionan directamente tanto la vacunación como la atención sanitaria.
     
  4. La política implica ante todo fijar prioridades de actuación. Está más que anunciado por todos los expertos que vamos a vivir en las próximas dos semanas un serio crecimiento del número de contagios y de hospitalizaciones como consecuencia de las fiestas navideñas. Su previsión es que esta tercera ola tienda a apaciguarse hacia finales de mes, si todo funciona sin nuevos sobresaltos. Reforzar la atención sobre esta tercera ola del coronavirus debe prevalecer sobre la participación en una actividad virtual previa a la auténtica campaña electoral que, en caso de tener lugar, se concentraría en las dos primeras semanas de febrero.
     
  5. En base al mismo argumento, no sería admisible que se mantuviera como ministro de Sanidad si no tiene absoluta dedicación a esa función. Por tanto, durante la campaña electoral deberá haber delegado ya sus funciones en el Gobierno. En esta campaña habrá media docena de debates y otras muchas entrevistas concentradas en apenas dos semanas. Además, se realizarán numerosos actos clásicos de visitas a diferentes lugares de Cataluña. Incompatible esos días con llevar una importante responsabilidad de gestión sanitaria.
     
  6. Si Salvador Illa dimitiera hoy mismo, todo el mundo se lanzaría a su cuello con la razonable justificación de que no es admisible abandonar el puesto de ministro de Sanidad cuando se esperan dos o tres próximas semanas de agravamiento de la pandemia. Por contra, hay quien entiende que su actual posición le facilita una mayor atención mediática que a sus competidores. Esta apreciación es tan razonable como la de entender que efectivamente ésa es su actividad profesional. No hay trampa alguna.
     
  7. El electorado catalán conoce de sobra a Salvador Illa y tiene ya su opinión formada sobre él. Sus rasgos principales derivan de su capacidad o incapacidad de gestión política ya contrastada y de la evidencia de que es el único candidato que tiene entre sus atributos el de facilitar por vía directa una relación fluida entre la Generalitat y La Moncloa. Ambas características están ya asentadas en su imagen pública. Nadie las va a descubrir como nuevas a lo largo de este mes.
     

Para terminar, hay un último aspecto que tiene poco fondo político pero que es pura condición humana. La batalla electoral es confrontación. Los votos son los que son. Lo que una candidatura obtenga es porque se lo ha arrebatado a alguno de sus rivales. Es decir, en unas elecciones todo aquello que beneficia a uno, perjudica a sus contrincantes. Por tanto, si todos los partidos rivales a los que se va a enfrentar Salvador Illa desean que dimita ahora, seguramente se debe a que creen que sería lo mejor para sus intereses y peor para los del PSC. Aunque suene a disparate, que nadie se extrañe si las elecciones se aplazan poniendo la pandemia como excusa. Las encuestas favorables a Illa han hecho temblar a demasiada gente.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




28 Comentarios
  • Artero Artero 15/01/21 23:39

    LOS TIEMPOS EN POLÍTICA A VECES, SUELEN SER IMPREVISIBLES, POR TANTO, LA CONTENCIÓN ES LO MAS CONVENIENTE

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Nepas Nepas 14/01/21 19:49

    Suponiendo que la excusa, o la razón, para aplazar las elecciones es la pandemia hay que deducir que la Generalitat es un organismo incompetente para garantizar unas elecciones limpias en medio del contagio. Portugal vota presidente el 24 de febrero, EEUU acaba de votar (más de 150 millones de personas) y Corea del Sur igual. En Cataluña no están preparados para ello, no saben ¡¡¡y se quieren independizar porque dicen que España tiene déficit democrático!!! Vamos, vamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 14/01/21 06:17

    Y a Margarita Robles como la vas a agasajar? ...Le dirás : " Margarita , bonita , eres MONARQUITA y por eso proteges con esmero al emérito ladrón ". ..y no quiero que ni cristo y menos un lamebotas como es este " periodista ?" me hable de ' presunción de inocencia ' de un tipo que huye con nocturnidad y alevosía y trata de hacer una complementaria en hacienda con cerca de un millón de euros...que nadie lo haga porque le acusa re de complicidad con un evasores fiscal.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 13/01/21 23:16

    Hasta que no empiece la campaña electoral, mejor que no dimita Illa. Excelente columna como siempre de José Miguel.

    Responder

    Denunciar comentario

    2

    3

  • @tierry_precioso @tierry_precioso 13/01/21 23:16

    Hasta que no empiece la campaña electoral, mejor que no dimita Illa. Excelente columna como siempre de José Miguel.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    1

  • Mascarat Mascarat 13/01/21 21:09

    Panfleto publicitario del Psoe, ese partido que no es socialista, no es obrero y tan sólo es español, muy español y mucho español.
    Ninguna novedad en el caso del vocero Contreras, para eso le pagan. Como siempre confunde análisis con explicitar sus deseos.
    Illa es tan nacionalista como Abascal, así que aunque mejore los resultados de Iceta, cosa bastante fácil, quedará en nada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    10

    6

    • JMG51 JMG51 17/01/21 11:29

      Que Cataluña está peor con un gobierno de independentistas, siempre a la gresca por ver quién trinca más, es una realidad. Vosotros mismos os estáis cargando vuestro país. Ánimo lo estáis haciendo de cuyons.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • Petín 1 Petín 1 13/01/21 19:53


    Me encanta escuchar a los que pedían la dimisión de Illa por incompetente, que, ahora, critican que anuncie que dejará su puesto.

    Esas bolas a contrapié, como las que mete Nadal en el tenis, me encantan verlas, me hacen reír y sí, además, están pensadas y avisa con tiempo para que se preparen todos, mejor.

    Yo creo que la lumbrera de Casado ha asustado a Pedro y por eso este le hace caso, ¡ejem!

    Sobre las olas de la Pandemia, esto ya parece una mar brava, no se ha producido la tercera y ya se habla de una cuarta.

    Sobre la “plena dedicación a la función”, bien se podría decir lo mismo al alcalde-portavoz, tal y como está de abandonado Madrid y Pepito Martínez, diciendo tonterías defendiendo a la bobita.

    Salvador Illa es un ciudadano que ha demostrado hasta la saciedad ser tranquilo, trabajador y que da la cara y no huye, no todos pueden decir lo mismo de los suyos.

    No sería de extrañar que hiciesen alguna variación de normas en medio del juego, ya lo saben hacer.

    Buen artículo, está escrito tan claro que creo que lo ha entendido hasta IDA la bobita.

    Responder

    Denunciar comentario

    3

    6

  • jorgeplaza jorgeplaza 13/01/21 18:48

    Muy buen artículo. Estoy muy de acuerdo con casi todo lo que en él se dice. No había leído los comentarios y al hacerlo veo que coincido en lo esencial con Basanta: no me extraña, nos pasa con frecuencia. Supongo que no es raro que, partiendo de puntos de vista similares, se llegue a conclusiones similares, pero sirva este ejemplo de confirmación de que esos puntos de vista son sinceros, no impostados. (Dicho sea de paso: también suelo estar de acuerdo con los artículos de Contreras y Arroyo por las mismas razones por las que lo estoy con Basanta. No es que el PSOE actual sea para tirar cohetes, pero sí se le puede aplicar aquello de San Agustín: si me analizo, me apeno; pero si me comparo, me ensalzo).

    Un saludo, don Antonio.

    Responder

    Denunciar comentario

    4

    6

  • Antonio Basanta Antonio Basanta 13/01/21 18:16

    Excelente el comentario del sr Contreras. Los mismos argumentos que expresé el otro día, en un comentario Infolibre sobre las opiniones de la ministra de Trabajo, la sra Díaz, pero infinitamente mejor escritos que yo y mejor sintetizados. En efecto sr Contreras, los comentarios de la sra Diaz, del PP, de Vox y de los dos partidos secesionistas que parecen sincronizados entre ellos son la expresión del electoralismo, del partidismo y de su deseo de ganar votos y de que los pierda el sr Illa. Exactamente pecan en demasía de aquello de que acusan al sr Illa. Aunque la sra Diaz expresase que ella estaba en campaña electoral, lo cierto y lo legal es que no hay campaña electoral y que solo dura 15 dias desde que empieza y no sabemos cuando va a empezar.

    Responder

    Denunciar comentario

    7

    6

  • deabajo deabajo 13/01/21 13:44

    Un capitán no abandona a su tripulación en mitad de una tormenta. Creo que al PSC la jugada de Illa le va a salir mal. Perderá prestigio como ministro y será enterrado como político en Cataluña.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    8

    8

    • Petín 1 Petín 1 13/01/21 20:09

      Yo no pienso igual, creo que deja el barco, que no se está hundiendo, sino que está capeando el temporal, con tiempo suficiente para que el segundo de a bordo siga llevándolo a buen puerto a pesar de que parte de la tripulación no colabore en las labores de a bordo y aún agiten más las olas.

      Los catalanes saben mucho de barcos y tripulaciones, no creo que se dejen engañar.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      6

      3

      • Paco I  el viejo. Paco I el viejo. 14/01/21 06:25

        El PSOE lleva engañando a sus votantes desde la noche de los tiempos y parece que ninguno aprende. ..La última mentira con la que os agasajó fue de Pedro Sánchez y fue :" la reforma laboral la derogó nada más llegue al gobierno. ..ya sabe usted cual es el resultado , pero con la ley mordaza otro tanto de lo mismo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        4



Lo más...
 
Opinión