X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

El oscuro negocio de la luz y del gas

Publicada el 26/01/2021 a las 06:00

 

“Las banderas cambian, pero el dinero es del mismo color para todos”.

Además de muy conocida, la sentencia de Mark Twain “un banquero es alguien que te regala un paraguas cuando hace sol y te lo quita en cuanto empieza a llover”, es una frase de acero inoxidable, sigue estando cargada de razón y tan vigente como si la tinta con la que fue escrita aún siguiera húmeda. Si acaso, en la era del neoliberalismo se podría añadir que además de exigirte que se lo devuelvas te cobrará por el préstamo diez veces más de lo que vale. El autor de Las aventuras de Tom Sawyer y Las aventuras de Huckleberry Finn no solo escribe cada día mejor, sino que fue un gran adivino y se vio venir que al final la ley del mercado y la del embudo serían lo mismo con dos nombres diferentes. O tal vez es que no hay forma más segura de profetizar el futuro que atender a los mecanismos de la condición humana, que se repiten porque en este mundo cambian las estrategias, los discursos y las armas, pero el enemigo siempre es el mismo: alguien que lucha a favor de la desigualdad y cuya única estrategia para conseguirla es hacer que quienes lo poseen ya casi todo acumulen un poco más y los que no tienen nada pierdan otro poco. Nueve de cada diez veces, el dinero y el poder también son las dos caras de una moneda que no tiene cruz para que cuando la tiran al aire, caiga del lado que caiga, ellos siempre ganen y el resto pierda.

La frase de Mark Twain, por añadidura, es multiusos, no sirve únicamente para banqueros, podría aplicarse sin problemas, por tomar un ejemplo reciente, a las compañías energéticas, cuya idea despiadada del negocio acabamos de comprobar con motivo de la ola de frío que sepultó España bajo una hermosa capa de nieve y temible losa de hielo. En esos días, cuando las calefacciones se hicieron más necesarias que nunca, el precio de la electricidad fue el más alto de la historia de nuestro país y se convirtió en el segundo más caro de Europa, tras el Reino Unido. El gas también se puso por las nubes en cuanto empezó el temporal, momento en el que pasó a cobrarse con una tarifa casi tres veces más alta que en el resto del continente. La disculpa fue que al estarse consumiendo mucho las empresas que lo comercializan tenían que comprar más. O sea, que la avaricia rompe el saco, pero no las carteras y bolsos de Loewe, o cualquier otra marca por el estilo.

Firmas como Naturgy, que se hace de oro aquí y en Argelia, en un sitio con contratos públicos y en el otro no, incrementaron en esos días sus beneficios con muchos ceros a la derecha al mismo tiempo que le cortaban la luz y condenaban al frío y la oscuridad a los vecinos de la Cañada Real, en Madrid, con la disculpa de que algunos traficantes robaban luz de los tendidos eléctricos para calentar con grandes lámparas sus plantaciones de marihuana. Eso sí, para compensar, la misma compañía se adjudicó de forma simultánea el contrato del suministro eléctrico del hospital de emergencias Isabel Zendal, una tarea para la que la Comunidad y su presidenta Ayuso, en esta ocasión, no pidieron empresarios voluntarios, ni instalaciones de balde, como hacen con el personal sanitario, los rastreadores y demás.

¿Por qué ningún Gobierno hasta ahora ha puesto límites a la avaricia desmedida de unas energéticas cuyos jefes llegan a tener un sueldo de cuarenta y cinco mil euros diarios? ¿Por qué no le cortan las alas a quienes practican la usura con un producto que obviamente es de primera necesidad? Sin duda, porque ninguno ha querido tampoco cerrar de un portazo las puertas giratorias, esas que el hoy vicepresidente Pablo Iglesias definió como un mecanismo de “corrupción legalizada” y una “humillación a la democracia”, porque constituyen entradas secretas, reservadas para que algunos cargos públicos vayan del Consejo de Ministros a un consejo de administración, entre ellos los presidentes Felipe González y José María Aznar. El PP, de hecho, llegó a penalizar de forma inmisericorde, bajo el mando de Mariano Rajoy, el uso de energía solar, un acto de puro sabotaje en el país con más horas de sol de nuestro entorno. Y tampoco han llegado las soluciones de más allá de nuestras fronteras, se hizo ruido, pero nunca hubo nueces en la cesta. En 2016, el Parlamento Europeo pidió que se investigara “si hay algún tipo de correlación entre una presencia elevada de políticos y exministros en los consejos de administración de las empresas energéticas y las prácticas de los oligopolios del sector en algunos Estados miembros». La cosa quedó en nada. Tres años más tarde, en 2019, el Consejo de Europa recomendó a España “vigilar las puertas giratorias” y “mejorar su marco legal para evitar la corrupción” que entraba y salía por ellas. Otra vez el tiro fue al agua y el barco pirata siguió navegando.

“Podemos no nos va a expropiar”, dijo la cúpula directiva de Endesa cuando se formalizó el actual Ejecutivo de coalición. Claro que no, cómo iba a hacerlo, si ni siquiera ha podido, si es que lo ha intentado, evitar que otro par de antiguos ministros socialistas ocupen silla en la sala de juntas de Enagás, con una retribución de ciento sesenta mil euros anuales. Allí coincidirán, por cierto, con dos colegas del PP y un ex presidente de Alianza Popular. Las banderas cambian, pero el dinero es del mismo color para todos.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




37 Comentarios
  • Epi Epi 27/01/21 08:41

    Razón llevas, Benjamín, " la pasta" crea más consensos que las siglas a las que pertenecen algunos políticos: enemigos en la política, pero íntimos amigos en los consejos de gobierno de las eléctricas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Argaru Argaru 27/01/21 03:15

    Si a estas alturas no hemos aprendido que el interés público, después de todo lo que nos está pasando como individuos “condenados” obligatoriamente a vivir en sociedad, simplemente por el interés común, repito y, no me canso de repetir, que el interés público no debe estar jamás en las “sucias manos” (o limpias, que para el caso da igual) del sector privado. El problema es que las puertas giratorias de la ciudadanía conducen a la calle, donde los buenos gestores públicos son reconocidos con gratitud por los ciudadanos con el prestigio y reconocimiento social. En cambio, muchos de esos gestores son comprados a precio de saldo mediante puertas giratorias que llevan a consejos de administración para garantizar que el interés de todos sea el boyante negocio de unos pocos. ¿Hace falta decir más de porqué algunos ciudadanos o partidos están en política? Y recuerden: a los buenos gestores y  a los golfos los colocamos nosotros en las instituciones y eso conlleva una responsabilidad. Luego, que cada uno saque sus propias conclusiones. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Mitia Mitia 27/01/21 01:29

    Mucha palabreria pero a la hora de votar, seguimos votando a los mismos. No hay ni un puto partido de izquierdas en condiciones (PSOE no es de izquierdas) pero quiza sea por que estamos todos acojonados y nos falta el valor de romper la baraja de una puta vez.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Rafamotero.com Rafamotero.com 26/01/21 23:26

    Como siempre, mucha razón tienes Benjamín. Hay algún lector que tras reconocerte méritos analizantes te "exige" ideas para su corrección. Pues ahí va una, en la era de la digitalización es justo en ella donde puede estar el arma de los "paganos" para presionar. Se marque un día de un mes y desde un medio muy transcendente DEVOLVER el recibo cargado en la cuenta corriente de cada consumidor y por banca online, digitalmente, vamos, EL MISMO DIA DEL MISMO MES y a esperar a ver qué pasa. Seguro que se pone alguien nervioso.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Larrauri Larrauri 26/01/21 20:15

    Es dificil describirlo mejor Benjamin y aderezarlo con los más vergonzantes e indecentes ejemplos. Como bien dicen algunos comentarios(otros estan atrpados en la logica del sistema) lo jodido es ponerle el cascabel al monstruo. Esta muy bien atado con un sistema de subasta en el que la puja es una es un insulto y desprecio a la inteligencia de los usuarios del que salen unos tarifazos predeterminados con el envoltorio de contratos abiertos. Aqui la ley no soluciona nada, porque la ley regula y lo que se hace en este caso es lo contrario. La alternativa es el autoconsumo que no es universalizable todadvia por muchos motivos. En muchas zonas urbanas y lugares la insolación etc no es accesible . Cooperativismo etc. Pero nunca esta de más promover modificaciones legislativas y exigir en los programas electorales cambios radicales. Entre otros "aplanar" las subidas de los costes en invierno y determinadas epocas. En última instancia subrayo lo que se ha dicho, esto es un servicio basico no puede ser un negocio macabro. Va a llegar el día que de igual manera que se hace con los desalojos algún tipo de insumision hay que promover. No hay argumentos morales y por tanto legales para mantener esta situación.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Tudesco Tudesco 26/01/21 15:28

    Sr. Prado: Observo con tristeza que los comentarios a su artículo no aportan nada nuevo. Solo críticas a la situación actual. Es natural porque su artículo es también un compendio de agravios y lugares comunes. Ni una idea para modificar la situación. Nacionalizar comporta pagarle a los actuales dueños el valor de la empresa. Eso está fuera de alcance, teniendo en cuenta el deficit que tenemos y que está creciendo por causa de la pandemia. Cambiar la forma de tarifar la energía y hacerlo de forma que sea mas justa, tiene mucho menos coste. Solo el de ver si un gobierno es capaz de enfrentarse al poder económico de las eléctricas. Cuando la italiana estatal ENEL compró Endesa, ya vimos que no. Por cierto ENDESA significa Empres Nacional De Electricidad Sociedad Anónima. Ya ven lo que queda de nacional.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    4

    2

    • Jubilator65 Jubilator65 26/01/21 20:31

      A los que les toca gestionar es a los políticos y deberían hacerlo teniendo en cuenta las necesidades de sus ciudadanos, pues para eso les votamos
      ¿Vd. se ha preguntado cuanto pagaron por la compañía eléctrica cuando la privatizo Aznar?Seria un dato a tener en cuenta.......

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      1

    • Elpontóndelaoliva Elpontóndelaoliva 26/01/21 17:53

      Amigo/a Tudesco, en tu comentario nos dices que no aportamos nada nuevo, al artículo, solo críticas a la situación actual, y te pregunto lo siguiente:
      Si aportas una idea, como se traduce en ella para la sociedad, y se atenderá por los organismos competentes y ¿por quién?.
      Estos magníficos artículos nos reflejan y denuncian las situaciones de cómo lo ven sus actores, de forma y manera, nosotros aportamos las nuestras en forma de malestar o queja, aún sabiendo ser un diálogo de sordos. Porque los que tienen o deben tomar alguna consideración a las críticas, no nos hacen ni puñetero caso y si no estás de acuerdo, apúntate a un partido político y les aportas tus magnificas ideas, verás a donde las llevan. Te lo digo sin acritud, solo un comentario cordial y amigable.
      Que pases buen día.
      Salud y República, con mucha Osasuna.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • luzin luzin 26/01/21 15:03

    Esto suena todo a cachondeo ... resulta que la barcelonesa de la plurinacional Catalunya Naturgy (antigua gas natural), la misma que no da luz a la Cañada Real, está intentado ser opada porcapital australiano sin bandera ... pero nuestro Gobierno del Bien Común sin Bandera del Globalismo imperante ya sacó una ley ara evitar las opas del capital con banderas pero sin banderas ... a todo esto los sin banderas pero con plurinacionalidades pluribanderiles colocaron recientemente a los ex-Ministros y grandes especialistas Blanco y Montilla, de las plurinaciones gallega y catalana en Enagás sita en la central dela plurinacionalidad, es decir Madrid. Los de Podemos aprovecharon a colocar su cuota de 1/3 metiendo a Gallego en Enagás junto a las dos momias trinconas socialistas. Blanco paso de los pagos en gasolinera a 160.000 euros de nada en la gasística ...

    Claro ... que todo esto no es oscuro ... esto es por el Bien Común ... jejejejejejejjeje ... menudo cachondeo con los libelos para ingenuos y desnortados ....

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    6

    0

    • luzin luzin 26/01/21 15:12

      Y qué fue de los 3.000.000.000 de euros de la Castor del bueno de Zapatero ... se han pagado? ... se ha cargado en el recibo del gas?... dónde está la pasta matarile rile rile ... dónde está la pasta matarile rile ron ... chimpón ... en el fonde del castor matarile rile ron ... chimpón ...

      Responder

      Denunciar comentario

      4

      0

  • Azalea Azalea 26/01/21 14:24

    Qué bien describes a estos desalmados Benjamín , cuánta razón tienes por desgracia ...
    Saludos cordiales y periodismo libre!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • deabajo deabajo 26/01/21 14:00

    Por primera vez en democracia tenemos un gobierno donde una parte, lamentablemente minoritaria, del mismo desea dar pasos para eliminar las puertas giratorias y poner freno al desmedido poder de las eléctrica. Pero hay otra parte, el PsoE, lamentablemente mayoritaria, en el gobierno, que se niega a eliminar las puertas giratorias y a acabar con el rsaqueo que supone el oligopolio eléctrico español. Y no es una opinión; a los hechos me remito.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • luzin luzin 26/01/21 13:29

    Bueno, eso de que el dinero no tiene banderas habría que demostrarlo ... de hecho, las tres grandes eléctrica se reparten entre Bilbao, Barcelona y Madrid ... aquí, en mi tierra, Extremadura, con dos reactores nucleares, hidroeléctricas, termosolares ... resulta que el beneficio contabiliza en tierras "extranjeras" plurinacionales, mientras que la "caquita" en forma de residuos y riesgos los asumimos los "dispersos" extremeños ... Espero que en el futuro plurinacional, madrileños, vascos y catalanes se coman su propia caquita y generen sus propios beneficios ... y que la mano de obra barata sea la suya propia ... de aquí salieron la mitad y ya no volverán ... joder con las banderitas ...

    Responder

    Denunciar comentario

    6

    2



 
Opinión