X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

Una democracia mejorable

Publicada el 16/02/2021 a las 06:00 Actualizada el 16/02/2021 a las 10:27

“Un pobre diablo puede desatar un gran infierno”.

Siempre con el megáfono en la mano y las latas atadas al parachoques, la derecha política y la otra se lanzaron a hacer ruido con el argumento de que el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, había dicho que España no es una democracia. En realidad él no dijo exactamente eso, sino que “es una obviedad que vivimos en una democracia mejorable y precisamente por eso nosotros existimos”, pero la frase escandalizó a los mismos que cada dos por tres y siempre que no mandan ellos, comparan nuestro país con Venezuela, Corea del Norte o Irán, unas naciones de las que ya sabemos lo que opinan.

“Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”, dijo el escritor Eduardo Galeano, y la esencia de una democracia es, de hecho, evolucionar, querer ser mejorable y no dormirse en los laureles, sentirse capaz de afrontar cada nuevo reto y adaptarse a las circunstancias, estar atenta a todo aquello que pueda contradecir su espíritu teórico, que es lograr una sociedad justa, donde los derechos de todas y todos los ciudadanos sean respetados y se le paren los pies a las personas que utilizan el propio sistema en su beneficio o para dinamitarlo. Aunque no le guste a la parte ultra del trío de la plaza de Colón —esa que ahora, tras las elecciones en Cataluña, hace de caníbal, mientras que Casado y Arrimadas hacen de exploradores en la olla—, somos una democracia, o más en concreto una monarquía parlamentaria, algo que ya en sí mismo hay que reconocer que ya ofrece una peculiaridad, sancionada por la Constitucíón: el jefe del Estado es irresponsable ante la ley. 

Hay otras cosas que ayudarían a perfeccionar nuestro modelo y equipararlo, por ejemplo, a los de Gran Bretaña, Estados Unidos, Alemania o Italia, empezando por el tema de los aforados: en las tres primeras no existen y en la cuarta hay uno, mientras que aquí lo son doscientas cincuenta mil personas, sumando las fuerzas de seguridad y casi dieciocho mil cargos públicos. ¿Eso no estamos de acuerdo en que debería cambiar para que todos fuésemos un poco más iguales?

Tampoco estaría mal que se pusieran los medios para que los organismos de control, empezando por el Tribunal de Cuentas, mejorasen su rendimiento, que ha sido nulo a la hora de detectar y atajar, entre otras cosas, la financiación irregular de los partidos, que es una de las bases de la corrupción y un tipo de juego sucio que, en la práctica y más allá de llenarle los bolsillos de las y los ladrones de dinero público, adultera las elecciones. Y del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, dadas las circunstancias, mejor ni hablamos. Todo eso, ¿no debería corregirse?.

Otra asignatura en la que suspendemos es la independencia de la Justicia, que es complicada porque las y los magistrados tienen ideología, pero que algunos se ocupan de que además de difícil sea imposible. El bloqueo del Consejo General del Poder Judicial es inaudito y las noticias de que el PP ofreció a su tesorero Luis Bárcenas que su mujer no entraría en la cárcel, a cambio de que no tirase un poco más de la manta, resultan escandalosas por separado y el doble si las relacionas. ¿Qué es eso de que hay abogados de la formación y “negociadores” que discutieron ese asunto? ¿Por eso Pablo Casado y los suyos luchan con uñas y dientes para mantener el control de los más altos tribunales, lo mismo cuando están en el poder que cuando están en la oposición? La siguiente pregunta da aún más miedo: ¿Los jueces considerados de su cuerda lo saben y lo avalan?.

Tampoco estaría nada mal que se cerraran las puertas giratorias y se tirase la llave al mar, porque eso borraría la sombra de duda que recae sobre más de una compañía energética y hasta es probable que terminara por impedir sus abusos continuados. ¿Es lógico y se debe tolerar que llegue un temporal de nieve y frío como el que acabamos de padecer hace poco y que las compañías aprovechen que el Pisuerga no pasa por Valladolid porque tiene el agua congelada para incrementar esos días un sesenta y siete por ciento el recibo de la luz y subir el del gas hasta niveles jamás alcanzados? Eso es una extorsión multitudinaria. El jefe de alguna hidroeléctrica, mientras tanto, cobra casi cincuenta mil euros diarios y nadie evita que un producto de primera necesidad como ese se use para dejarnos la cuenta del banco a oscuras.

Ojalá la debacle en Cataluña les abra los ojos y sean capaces de ver que quienes representan un verdadero peligro para nuestra democracia no son sus adversarios, sino sus socios. Tal vez ahora ya sí que se hayan dado cuenta de que un pobre diablo puede desatar un gran incendio. 

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




42 Comentarios
  • corleone corleone 17/02/21 19:12

    A tu impecable articulo _ como siempre- yo le añadiria : que se prohibiese a los Bancos, que compraran las cabeceras de los periódicos, como han sugerido varios ciudadanos, y con razón.
    Por lo demas completamente de acuerdo.
    Un saludo Benjamín.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Antonio LCL Antonio LCL 17/02/21 15:56

    Muchas gracias por tu análisis Benjamín y a tantos comentaristas por sus aportaciones.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Kia Kaha Kia Kaha 17/02/21 05:15

    Hace meses que me subscribo a Infolibre y esta es la primera vez que me aventurado a hacer un comentario. Estoy de acuerdo de que la democracia perfecta no existe en ningun pais que se dice democratico en esta sedgunda decada del siglo XXI. El problem de Espana es que tiene una democracia bastante inperfecta. Como abogada licenciada en derecho en Nueva Zelanda, encuento que el systema legal espanol deja mucho de desear. Claramente la division de poderes, algo esencial para que una democracia funcione, es practicament nula en Espana. Los dos casos que han salido a la vista ultimamente, como el de Cifuentes, y tambien el del rapero que han metodo en la carcel, de los cuales me he enterado escuchando BBC WORLD, son una verguenza. No entiendo el "legal reaoning", del caso Cifuentes, y ya no digamos que metan en la carcel a un rapero, por decir unas cuantas verdades. Tampoco entiendo el porque el presente Govierno Espanol esta permitiendo que la ley mordaza este todavia en vigor, no hay excusa posible para que no hay hecho nada sobre esta ley que no have nada mas que avergonzar a nuestro pais. Saludos cordiales desde Nueva Zelanda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Argaru Argaru 16/02/21 17:19

    Pablo Iglesias, como buen provocador, con sus declaraciones nos ha hecho una foto, donde todos quedamos retratados con nuestra particular pose. ¿Quienes han sido los que más se han escandalizado? Si hacemos un repaso de los INDIGNADOS, encontramos que todos ellos tienen algo en común: todos tenían en su poder la "cámara" y "el que se movía", como diría el más cínico de todos ellos, NO SALÍA EN LA FOTO. ¿Hace falta explicar esta PARÁBOLA? ¿Hace falta explicar que cuándo conocemos sentencias judiciales, como la del "caso Cifuentes", la Justicia, uno de los pilares de una democracia, queda, por ser magnánimos, en entredicho? ¿Hace falta explicar que los POSEEDORES de los medios de comunicación pueden TORCER a su favor todos los resortes que "crean" opinión pública y controlar la "voluntad popular" en su propio beneficio? ¿Hace falta explicar que por la ley NATURAL del mercado TODO, incluida la propia vida humana, es MATERIA de negocio? Por lo tanto, si ALGUIEN "juega" con las cartas de la justicia "marcadas", tiene a su disposición el poderoso altavoz de la opinión publica y es dueño y señor de los medios de producción, ¿podríamos decir que ese ALGUIEN actúa al margen de las reglas democráticas? Si contestamos afirmativamente a esta pregunta, ¿no creen que ese ALGUIEN, no solamente está al margen de la reglas, sino que las CONDICIONA en su beneficio? Entonces, ¿hace falta explicar que cuando ALGUIEN condiciona una sociedad democrática, la DEMOCRACIA (con mayúsculas), tal como la entiende la mayoría, se resiente. Lo que ha dicho Iglesias es tan obvio que no merece la pena entrar en detalle, pero estas opiniones solo han molestado a los únicos que les podían molestar, a la derecha económica y social, incluido el felipismo. En mi opinión, la DEMOCRACIA no existe en ninguna parte. Lo que existe son grados PERMISIVIDAD. Unos grados de permisividad, que no debemos olvidar, fueron fruto de las conquistas sociales a través de los tiempos y que obligaron a ese ALGUIEN ceder en parte de sus privilegios para mantener el grueso de sus prebendas. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    31

  • Argaru Argaru 16/02/21 17:18

    Y 2/
    El Estado del Bienestar es una de mayores conquistas sociales alcanzadas por el conjunto de la humanidad en los últimos 5000 años. Se consiguió con él esfuerzos de muchísimas generaciones, que lo pagaron con sangre, sudor y lágrimas y hasta con la propia vida. No obstante, fue a raíz del final de la Segunda Guerra Mundial cuando LOS QUE REALMENTE MANDAN cedieron parte de “su” territorio para la construcción de este “bonito” escaparate de las bondades del sistema capitalista, pero eliminado el peligro ROJO, los ALGUIEN han comenzado ha desmantelarlo y con ello, la DEMOCRACIA que lo sustenta. El auge de la derecha fascista y su influencia en la sociedad no es un tema baladí y no hace nada más que acentuar cada una de las palabras pronunciadas por el vicepresidente Iglesias. Que lo que tenemos aquí es mejor que lo que hay en Venezuela o Rusia, nadie lo duda, pero eso no quiere decir que nuestra democracia sea perfecta. Es que ni siquiera se acerca, pero es lo que tenemos. El que no se conforma es porque no quiere.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    20

    • marcelo noboa fiallo marcelo noboa fiallo 16/02/21 18:04

      ¿Quién ha dicho que esto es una democracia perfecta?

      Responder

      Denunciar comentario

      5

      1

  • deabajo deabajo 16/02/21 13:34

    Agustín, que no les guste a los triplemente ultras de la Plaza de Colón es normal. El problema es que no le guste al PsoE. Si el PsoE quisiera, ahora, en el actual parlamento existe la correlación de fuerzas necesaria para corregir los aspectos de escasa normalidad democrática a los que te refieres en tu artículo y algunos más que no señalas (laicismo, papel de las fuerzas armadas, sistema electoral, etc.).

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    26

  • AMP AMP 16/02/21 13:32

    Decir y hablar de democracias plenas en este planeta es creerse cualquier cuento o ser un falsario.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • GRINGO GRINGO 16/02/21 13:00

    La realidad diaria es tozuda, y por más que se empeñen los llamados "constitucionalistas" en reivindicar que nuestra "democracia es plena", porque ocupa el nº 23, día sí día también recibe bofetadas a mano abierta, para regocijo de quienes se empeñan en que España no avance.

    En vez de consolarse mirando hacia abajo, deberían mirar hacia arriba y detectar el porqué hay 22 democracias mejor valoradas, mejores en definitiva, y qué hace que nosotros no subamos en el ranking.

    Estamos seguros de que no podemos aspirar más que al puesto 23 ????

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • bidebi bidebi 16/02/21 12:42

    2.2
    Como el ingenio español no cesa en su actividad, en los últimos años se ha inventado otro concepto que trae locos a los estudiosos del pensamiento humano y su desarrollo en la mente española. El nuevo invento español se llama por sus siglas DMM. Todo el mundo está preguntándose que quiere decir este nuevo invento español. Poco a poco se va desvelando el misterio y el mundo, una vez más, se queda asombrado.
    El nuevo invento español quiere decir Democracia Manifiestamente Mejorable.
    Algunos maliciosos se preguntan ¿y porqué no le llaman Democracia si quieren decir Democracia?. El que se pregunta eso es que no conoce España y su inventiva. La democracia en España siempre ha tenido apellido porque son democracias a la española y eso lo dice todo. Y porque España tiene mucha ingenio y salero.
    El malicioso extranjero, entre risas, contesta preguntando : ¿Es que existe algún pensamiento humano, algún hacer humano, que no sean mejorables?. Si todo es mejorable, ¿por qué España inventa la DMM si la mejora es una obviedad en todo?.
    Un chavista-comunista-rojo-ateo contesta susurrando : Para disimular. Porque es muy duro para los españoles declarar su realidad de toda la vida. Si dices que la democracia existente está tan podrida que no es merecedora de ese nombre, ¿qué coño haces a continuación?. Lo mejor es lo que se viene haciendo a lo largo de la historia. Poner apellido a las cosas que no necesitan apellido y así no caer en la depresión.


    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • bidebi bidebi 16/02/21 12:42

    El que no se consuela es porque no quiere.
    Es preferible consolarse que ahorcarse. Diógenes de Sínope
    Frío e insípido es el consuelo cuando no va envuelto en algún remedio. Platón
    Los españoles llevan casi toda su historia rechazando lo exterior y creyéndose la reserva espiritual del mundo. Espíritu español que inventa cosas que al resto del mundo nunca se les ocurriría. Es de un gran mérito histórico que pasma al resto de la humanidad. Por eso se ríen tanto con los españoles y sus cosas.
    En el s.20 el franquismo inventó la democracia orgánica y por eso el presidente del imperio se paseó por la Castellana de Madrid haciendo unas risas y celebrando el invento español. Cuando el orgánico murió en la cama los españoles inventaron la democracia monárquica, entre aplausos y risas del mundo mundial que celebraba el ingenio español. Y a los pocos años los españoles inventaron la izquierda juancarlista por la inventiva de un partido que se hacía llamar obrero y socialista. El mundo seguía sorprendido por la inventiva española y ello hizo que la humanidad quisiera visitar España para conocer semejante peculiaridad humana digna de estudio científico. Es lo que se llamó el boom turístico que empezó en los sesenta con la democracia orgánica del Caudillo. El mundo sentía curiosidad por España. Esa cosa tan rara y peculiar, pero llena de inventores que sorprenden a todos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    19



 
Opinión