X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Mala hierba

Cuatro de mayo, primera gran cita contra la involución

Publicada el 17/03/2021 a las 06:00

Dice Cuca Gamarra, portavoz del Grupo Popular en el Congreso, que Pablo Iglesias es un “vago redomado” que sólo se dedica “a ver series y a intentar derrocar el sistema constitucional” y que “el perejil de todas las salsas” está “acorralado por investigaciones judiciales”. Todo como valoración de la decisión del actual vicepresidente de presentarse como candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Gamarra, recordemos, fue la sustituta de Cayetana Álvarez de Toledo en la portavocía de la Cámara Baja y su llegada se nos vendió como una renovación hacia el centro y la moderación. Da igual el talante de quien empuña una espada cuando la has sacado de su vaina.

Cuando Pablo Casado rompió con Vox en la moción de censura que estos presentaron a finales de octubre de 2020 contra Sánchez, los analistas vaticinaron un cambio de rumbo del dirigente popular mientras que en las redes proliferaron las acusaciones de traidor y acomplejado. Más allá del fondo personal del propio Casado, la maniobra pretendía dotar de un perfil propio al PP para que no estuviera en permanente competición de atrocidades retóricas con los de Abascal, algo que no sólo había llegado demasiado lejos en el primer estado de alarma, sino que podía poner en peligro el liderazgo que Casado ostentaba sobre el electorado conservador, cada vez más escorado hacia lo ultra.

Hoy podemos decir que esa ruptura quedó en un intento fallido y que por eso la señora Gamarra se esfuerza en imitar a Álvarez de Toledo que, a estas alturas, nos la imaginamos fuera de plano acariciando un gato blanco mientras que un relámpago corta la escena. Las decisiones se tuercen cuando se toman sin convicción o cuando alguien desde dentro te las arruina actuando como le viene en gana. Ese alguien es Isabel Díaz Ayuso, que ha ensombrecido a Vox en Madrid porque, sencillamente, es tan ultra como ellos. No es que el PP retome un camino que apenas abandonó, y con el que Casado logró imponerse a Saénz de Santamaría, es que Casado ahora, además de con Vox, compite con Ayuso.

Pase lo que pase el próximo 4 de mayo en Madrid, Pablo Casado será el perdedor de los comicios. Si el PP no consigue revalidar sus 26 años de reinado neoliberal, bajo la dirección de Casado se habrá perdido la joya de la corona de la derecha. Si el PP gana las elecciones madrileñas, será Ayuso quien habrá triunfado, cerrando definitivamente la vía de la moderación que quedaría aislada en ese universo propio que es Galicia para casi todo. Por eso las próximas elecciones autonómicas serán tan importantes, porque en ellas se puede constituir no una coalición entre PP y Vox, sino un bloque ultra en donde el PP ya será indistinguible de Vox, también en la política nacional.

Los Gobiernos de Rajoy y Esperanza Aguirre se parecieron en su radicalidad económica y su corrupción, el central además instauró leyes lesivas contra los derechos civiles. La diferencia es que Rajoy no saltaba esa línea roja que en democracia consiste en ilegitimar a tu rival político, ya que lo conviertes en un enemigo contra el que vale todo. Aguirre sí lo hizo en muchas ocasiones, tanto que fue la primera, en estas dos últimas décadas, en utilizar el adjetivo comunista al modo de la caza de brujas del senador McCarthy, que hoy, en boca de Ayuso, suena ya a obsesión franquista desbridada.

Convendría recordar, provoca escalofríos hacerlo, que el Partido Comunista de España, integrado en Unidas Podemos, no sólo es un partido perfectamente legal y legítimo de nuestro sistema político, sino que además fue la principal oposición a la dictadura y uno de los artífices de una transición donde, junto con Comisiones Obreras, se logró escorar a lo social nuestra Constitución. Que cediera más de lo debido, que el papel “italiano” pensado por Carrillo no resultara o que el PSOE le pasara por encima en 1982 son interesantes asuntos a debatir en la izquierda. Que el lema “comunismo o libertad” es una estupidez conceptual —nunca se es libre desde la desigualdad—, una afrenta histórica que va contra el tan reclamado espíritu de 1978 y una algarada ultra, es algo que nos debería preocupar. A menudo los grandes desastres comienzan en lo retórico.

El problema es que cuando estos dirigentes populares desaparezcan, lo harán más pronto que tarde, la bestia ya caminará libre entre nosotros. No se trata de que en los últimos años hayan surgido ultraderechistas hasta debajo de las piedras, se trata de que el electorado conservador ha sido educado por Casado y Ayuso, por Aguirre, por el Aznar ex-presidente, en la idea de que el adversario político es ilegítimo, por tanto un enemigo, como decíamos, al que poder eliminar. Puede que la mitad de los que dan voces en el PP, como Gamarra, no se crean la mitad de las estupideces que dicen, eso es indiferente. Lo cierto y peligroso es que sus votantes lo aprenden y no consideran a Iglesias o Sánchez unos malos gobernantes por tal o cual medida tomada, sino unos usurpadores que han venido a destruir España.

Que Iglesias se haya presentado como candidato a la Comunidad de Madrid puede tener muchas lecturas y varios motivos, pero el principal es evitar no sólo que Ayuso revalide su liderazgo, no sólo que el PP vuelva a ganar en una Comunidad que es ya más un problema para España que su centro, sino que se acabe de consolidar un bloque reaccionario victorioso donde las ideas ultras caminen sin distinción entre Abascal y Casado y donde, esto es lo peor, se entienda por los votantes que el frentismo cedista es razonable. La razón última por la que el PP se embarcó en esta aventura, que nos va a costar muy cara a todos —también a sus votantes— fue tener una coartada para no hablar de la corrupción pendiente y su inutilidad a la hora de hacer políticas útiles en un contexto donde lo neoliberal ya no vale.

¿Qué diablos ha hecho Ayuso por Madrid, cuántas leyes ha aprobado, desde que fue proclamada presidenta en el verano de 2019? Una, la ley del suelo en octubre del pasado año, para que los ladrilleros y los rentistas del alquiler durmieran tranquilos. Ayuso, realmente ese mandarín de Miguel Ángel Rodríguez, viven del fango y la bronca porque tienen muy poco que ofrecer salvo perpetuar una de las brechas territoriales de clase más notables de todo el país, donde los índices de pobreza, paro, salud y estudios son alarmantemente desiguales entre en sur y el oeste de la región. Procesismo de parpusa, ocultar bajo el nacionalismo españolista excluyente y reaccionario una guerra contra una clase trabajadora que lleva demasiado tiempo ausente de sí misma y sus intereses.

No es ni siquiera dramático que la izquierda concurra en tres formaciones, siempre que no se tiren los platos a la cabeza y superen el umbral del 5% para entrar en la cámara. Hay que aceptar, llevo insistiendo tiempo en ello, que la izquierda y el progresismo liberal son dos cosas diferentes. Mónica García se ha revelado como una gran parlamentaria y la decisión de la formación que encabeza, Más Madrid, de concurrir al margen de UP es razonable. Al fin y al cabo, existen porque se marcharon de Podemos. En estos dos años se han configurado como algo con sentido propio más allá de aquella corriente errejonista que se escindió con opacidad y empujones externos.

Estaría bien recordar, de todos modos, que Sánchez Mato también fue un gran concejal pero que apenas era conocido fuera de los círculos progresistas llegadas las elecciones. Mónica García debería haber tomado nota de ello. También que en las autonómicas y municipales de 2019, la popularísima Carmena iba en el pack y que a Errejón le llegó un buen caudal de votos de ciudadanos que simplemente pensaban estar votando al “chico de Podemos”. No se trata de minusvalorar al electorado, sino de tener en cuenta que mucha gente no tiene tiempo, viviendo esta vida de vértigo, de atender demasiado a la información política cuando esta, además, se vuelve farragosa por cuitas que nadie acaba de entender.

Más allá de la estrategia de la izquierda y el progresismo para estas elecciones, de que cabe la posibilidad de que el PSOE tenga que acompañar al sensato Gabilondo de un secundario que se sepa mover en la triste espectacularidad, la mejor forma de ganar a la ultraderecha de Ayuso y Vox es mediante la política útil. Hay que recordar que el Gobierno de Sánchez tiene pendiente el desmontaje de una reforma laboral impulsado por Yolanda Díaz, la ministra de Trabajo, que será nueva líder de UP y vicepresidenta. Esa acción será más efectiva que cualquier golpe de efecto, que cualquier cara, simplemente porque será de verdad. Ha pesado demasiado el tacticismo en la Moncloa en mantener atada a Díaz, una de sus mejores ministras, bajo la vigilancia permanente de Calviño. Ahora sería un buen momento para darle espacio.

España se enfrenta a una gran cantidad de riesgos en estos momentos, también de oportunidades. En gran medida los fondos europeos deberían ser la base para un cambio de modelo productivo que rompiera una de las bases de la reacción, la especulación inmobiliaria y el rentismo. El país cambió en la anterior década, de ahí que fuera posible un Gobierno de coalición. El problema es que la derecha, no sólo la política sino también la económica y la mediática, no aceptó ese cambio y optó por el camino de la agitación ultra. El 4 de mayo se juega la primera mano de una gran partida en la que se decidirá algo más que el Gobierno autonómico madrileño, en la que nos jugamos si el país profundiza ese cambio o involuciona hacia algo diferente, más oscuro, de lo iniciado en 1978.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




47 Comentarios
  • Heradis Heradis 18/03/21 23:57

    Muy buen artículo. Gracias 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • JPZ JPZ 18/03/21 17:40

    Así se dicen las cosas por su nombre. Las ideas de es artículo merecen la mayor difusión

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • elcapitantan elcapitantan 18/03/21 00:29

    Mientras los medios de comunicación españoles sigan en manos de bancos y empresas del Ibex que los han convertido en un lodazal inmundo, no hay solución.

    Mientras radios, teles, periódicos, digitales, periodistas, tertulianos sigan blanqueando a la ultraderecha, callando sin atreverse a repreguntar en las entrevistas a los políticos de derechas (curiosamente solo interrumpen y avasallan a Pablo Iglesias), mintiendo, voceando, chillando, incapaces de reflexionar y debatir serenamente, maleducando y embruteciendo a los ciudadanos..no hay nada que hacer.

    Hoy en día los políticos van arrastrados por los medios de comunicación, les tienen miedo, intentan congraciarse con los periodistas, quedar bien con ellos, y esto lo saben los medios y lo utilizan permanentemente. Se saben dueños de los políticos y se frotan las manos.

    Y sabiendo quienes son los dueños de los medios de comunicación españoles. Esa oligarquía española golpista, miserable, capaz de todo por no perder ni un privilegio, sin importarles el drama de gente sin trabajo o muy precario, sin vivienda, con sueldos miserables y alquileres brutales, que han inmolados a dos generaciones de jóvenes que no pueden emanciparse por no tener trabajo ni piso, ni tener hijos...esa oligarquía y ese empresariado español tan bien retratado en "Los Santos inocentes", se llega a la conclusión de que esto es una mierda.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • Exbancario Exbancario 17/03/21 20:56

    Parte III
    No se ataca al PP. Ni a sus votantes. No es una conspiración. En 2009 hicieron el mismo montaje. Consulten la foto de entonces y compárenla con la realidad histórica. Se trata del desmontaje de los bulos, de las falsedades, de las tergiversaciones, de los fact checks

    Una vez más. Necesitamos la participación transversal de todos; y en última instancia, la más decisiva, los votos. Piénsenlo bien. Actúen. No servirá lamentarse.

    El enfado y el hartazgo de los ciudadanos y ciudadanas de esta España que tiene tanta riqueza, material e inmaterial, que sigue siendo elogiada por su calidad democrática comparada, en serio peligro, es comprensible. Justificado.

    Tantas veces se ha dicho y exigido que para ser político hay que haber demostrado la misma o mayor capacidad que para cualquier profesión académica, porque si la exigimos en todos los ámbitos y no aceptaríamos la incompetencia, cuanto menos en los que rigen nuestros destinos, querámoslo o no, y los de nuestras familias.

    NUESTRO FUTURO NOS CONCIERNE. DEFENDÁMOSLO EL 4 DE MAYO DE 2021


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • Pepa Rosado Pepa Rosado 17/03/21 21:09

      Sus tres comentarios son fantásticos, ¡enhorabuena! y gracias.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • Exbancario Exbancario 17/03/21 20:54

    Parte II
    En USA han votado 74 millones a Trump. ¿Son todos ignorantes patológicos, incultos, desinformados, pobres, ricos, cultos, parados, ¿o hay mucho que analizar?

    Todos los profesionales, de todos los gremios, de todos los colectivos, en suma, todos los ciudadanos que no comparten el disparate diario, ¿solo son votantes de Podemos, PSOE, independentistas o proetarras?

    ¿Todos los votantes del PP, incluso de VOX, son del mismo perfil ideológico, suscriben y justifican la corrupción, aceptan la falta de ética, la mentira, que les tomen por tontos?

    No lo creo. Merecen respeto. Aunque no coincidamos. Habría que escucharles. Y contrastar hechos, situaciones y soluciones. Para eso está la inteligencia. Y la pedagogía.

    Sufren los mismos desmanes. Han perdido a sus familiares por la gestión de la pandemia. La han sufrido. Y por ser votantes del PP no pagan menos impuestos.

    No disculpemos a los políticos con la excusa de que todos son iguales. ¿En nuestra vida diaria somos todos iguales de corruptos o señalamos al que lo es porque nuestros valores y nuestra responsabilidad lo rechaza?

    La gestión de la pandemia, desde las residencias hasta las medidas contrarias a la salud, pasando por la cobertura hospitalaria, los decretos de exclusión. 60.000 personas de la tercera edad fallecidas, una parte importante en Madrid. La segunda y la tercera ola. ¿La cuarta?. Y no es la política oficial del PP. Galicia, CyL, Andalucía…

    Los sanitarios, voten a quien voten, tienen un larguísimo informe probatorio. La lista es interminable.

    Filomena. ¿se acuerdan? Nadie en la CAM se enteró.

    Y una vez más, que no nos confundan. No es casual el ascenso de los que amparan el fascismo o el sarcasmo de la democracia iliberal. O los hechos alternativos.

    No hay millones de españoles desinformados, pero seguro que muchos se sienten profundamente ofendidos por partidos, no solo los independentistas, ellos tienen su propia hoja de ruta declarada; partidos que han desilusionado a tantos españoles que les veíamos como vanguardia.

    Y, parafraseando a un presidente, ocuparse de lo que es importante para todos, todos los días.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Exbancario Exbancario 17/03/21 20:52


    Parte I
    Creo que la exposición de hechos y consecuencias recogidas en InfoLibre por el señor Bernabé y otros medios con un mínimo de deontología profesional es compartida por millones de ciudadanos.

    Ahora hace falta que sean esos millones, especialmente en la CAM, porque aquí se juega una eliminatoria decisiva, los que acudan a votar presencialmente o por correo.

    Soy un jubilado de esos casi 10 millones que cobramos pensión pública, aún, y que amamos de verdad a esa España, a la que hemos defendido con hechos, durante tantos años. De la que estamos orgullosos. Y nos duele. Aún podemos reaccionar.

    Hoy Pablo Iglesias, de quien estoy en sus antípodas personales y políticas, ha demostrado que hay alternativas.

    No tendrá mi voto, y no es casual su decisión, pero le reconozco el coraje de, más allá de su elegía política, decirle a los españoles que nuestra democracia imperfecta está en serio peligro y, por una vez de dimitir de un cargo, algo poco frecuente.

    La señora Arrimadas debería presentarse a las elecciones, si es que Ciudadanos sirve para mejorar el bienestar de los españoles. Hoy tiene un diputado menos. ¿En mayo?

    El PP no puede perder Madrid porque desaparecería fagocitado por VOX. Consenso de politólogos.

    Afortunadamente la señora Ayuso ha abierto una puerta que puede ser la salvación de la ciudadanía, al menos de la madrileña.

    Sin quererlo, solo por ambición personal, alimentada por antiguos dirigentes del PP que aspiran a reunificar el partido con VOX. Pero esta vez VOX va por delante.


    Ahora se trata de que ni un voto se pierda para cambiar el gobierno de la CAM. No lo olviden los que perdieron las elecciones en los despachos.

    He criticado a Ángel Gabilondo, político capaz, honesto, educado, brillante, por desaparecido en combate durante dos años. Y ahora no puede fallar a los madrileños.

    Más Madrid y UP tienen una deuda con sus votantes de 2019. No repitan errores. Y olviden el cainismo hasta el 5 de mayo, al menos.

    La lista de disparates en la CAM durante estos dos años es interminable. Lo es desde el tamayazo en 2003, repetido en Murcia. Revisen en hemerotecas y videotecas el destino de sus dirigentes más destacados.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    8

    • svara svara 17/03/21 23:14

      Ha dicho que Ayuso puede ser la salvación de la ciudadanía. Me pregunto a qué ciudadanía se refiere.

      Responder

      Denunciar comentario

      1

      5

  • Pez Pez 17/03/21 17:09

    El "secundario de Gabilondo", esta sí que buena, cuánto lo necesita el PSOE. Que lo elija él mismo, en buena sintonía, pero que no tarde, que le hace mucha, muchísima falta. El respeto que todos sienten por él no es suficiente, hace falta algo más, pero todavía hay tiempo, confío. Por lo pronto, tiene que aparecer más en los medios, dejar de ser esa sombra buena, como el ángel de la guarda y sacar conocimientos y denuncias, y planes y... él me diría que me calle, pues claro. Pero no se vota a uno por lo que es, sino también por lo que hace.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    7

  • salvafer salvafer 17/03/21 16:36

    Su artículo no tiene desperdicio. Me parece un análisis perfecto. Cerrados aplausos

    Lo importante y absolutamente necesario es que el votante de ideología izquierdista vaya a votar. Que vote a cualquiera de las opciones que tienen posibilidades de superar el famoso 5%, o sea PSOE, PODEMOS/IU y MAS MADRID. Es mi parecer que son las únicas que tienen opciones. El “partido” de Inés Sabanés, creo que no tiene posibilidades. Elegir una opción, actual o bien otra de las que surjan como flores (dado que estamos en Mayo) tipo Baltasar Garzón/Llamazares, etc, sin posibilidades de superar el 5% es lo mismo que quedarse en casa: No solo es un voto/no voto tirado: es un voto que contabiliza indirectamente en el zurrón de la ultraderecha.
    La ultraderecha no diversifica su voto, lo aprovecha al 100X100. Antes se repartía entre 3 opciones diferentes en el nombre, pero iguales en el apellido: Las tres franco-fascistas. Ahora quedan 2 y media, dos iguales y media que trata, dudo que lo consiga, de ser mínimamente europea (tuvo su oportunidad y la desaprovechó). Como decía, la ultraderecha concentra todo su voto, no se pierde en matices ideológico-utópicos. Es malo que tenga tantos votantes franco/fascistas, es lo que hay. Pero ¡manda güevos que sean los votantes/no votantes de izquierdas quienes los aúpen al poder!, que es lo que ocurrirá si esos votantes se quedan en casa o eligen opciones, muy puras ellas, que no conseguirán un solo escaño.
    Está claro que en Madrid, aun ahora y después de la que está cayendo, los votantes de izquierda somos mayoría, si no ganamos es por las causas antes apuntadas. Vayamos a votar y votemos opciones realistas. Ganaremos si lo hacemos, y si no lo hacemos, nuestra será la culpa de la derrota y de la continuación del asqueroso poder que nos seguirá machacando

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • Isabelle006# Isabelle006# 17/03/21 16:27

    Un artículo excelente que ya tocaba, estamos en tiempos de un peligro muy real en este país, cuando dos comunidades como el País Vasco y Cataluña han desplegado el cordón sanitario frente al peligro de la ultraderecha en las elecciones autonómicas de 2020 y 2021, pero en la CAM los tenemos incrustados en el gobierno y sin control, apoyados por la gran mayoría de los más potentes medios de comunicación privados y la RTVE pública, la situación es para echarse a temblar. Muy buena la definición "procesismo de parpusa", nunca mejor definidos, la política de la cañí Esperanza Aguirre y su banda de chulos/as

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 5 Respuestas

    1

    11

    • MIglesias MIglesias 17/03/21 16:51

      En Catalunya ha entrado vox por primera vez en el Parlamento, 11 escaños.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 4 Respuestas

      8

      2

      • Isabelle006# Isabelle006# 17/03/21 18:33

        Los han excluído de la Mesa del Parlamento, hasta los propios PP y Cs.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        8

        • MIglesias MIglesias 17/03/21 19:14

          Quería decirte que es muy preocupante..
          Están ganando terreno y donde gane el PP si los necesitan no van a hacerles ningún cordón sanitario, en Catalunya el PP con 3 escaños no tenía voz ni voto en la Mesa. No solo están en Madrid, ya se han aposentado en Andalucía y Murcia ganado protagonismo y terreno al PP. En Catalunya 4ª fuerza.

          Responder

          Denunciar comentario

          1

          4

      • AMP AMP 17/03/21 18:17

        Y el resto de partidos no parece inmutarse.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        5

        • Isabelle006# Isabelle006# 17/03/21 19:09

          El PSC, Esquerra, Junts, los Comunes y la CUP en el Parlamento de Cataluña han consensuado un decálogo diseñado para aislar a Vox en el día a día de la cámara catalana en la legislatura.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          7

  • Maritornes Maritornes 17/03/21 16:16


    Coincido con el análisis.

    La mayoría de los que entramos aquí somos gente "leída" y/o "con preparación", y solemos olvidarnos de que un gran sector de la clase trabajadora (ahora llamada "media" si tiene casa y coche, con derecho a esclavo que te suba unas natillas a las 2 de la mañana) tiene como principal fuente de información los medios cavernarios, que son gratis, se entienden y gustan, y además llevan un plus de famoseo y peleas en el barro.
    Se enteran de todas las causas que se abren a Podemos, pero no de su archivo; se enteran del chalé pero no del acoso, no esperan que la presidenta de Madrid saque leyes o presupuestos, porque ella está ahí para decir cosas chulas en la tele, que no te okupen tu casa y que dejen de llegar pateras.
    La cosa no está nada fácil... y encima los de izquierdas tendemos a complicar antes que a simplificar.

    Yo misma llevo estos días intentando pensar qué eslogan podría competir con "Comunismo o libertad":
    ¿Democracia o dictadura?... muchos no tienen un recuerdo amargo de la dictadura...
    ¿Fascismo o libertad?... la ley mordaza parece una gran cosa tras la sobredosis de contenedores quemados y saqueos que nos ha suministrado la tele últimamente...
    ¿Desahucios o igualdad?... me parece que la igualdad no impresiona mucho a los que creen que están "currando como cabrones para mantener vagos"...
    ¿Defendamos lo público de la corrupción? o ¿Stop a la privatización?... poco gancho...

    En fin, los humanos solo vemos lo que queremos ver: el análisis de Bernabé llama a la atención sobre un problema que la derecha resolvió hace tiempo y que podría ser ahora muy nocivo para la izquierda.

    Por cierto, menudo "golpe de efecto" sería ahora la contrarreforma laboral... ¡qué idea más audaz!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 6 Respuestas

    4

    16

    • MIglesias MIglesias 17/03/21 17:49

      He leído su comentario y otro del estilo que ha escrito en otra noticia y me ha costado tiempo reaccionar, hay un fondo y una forma de clasismo en sus comentarios que me deja perpleja. Ahora leer Infolibre nos convierte en expertos, infalibles, y hasta nos dan un máster del universo, los "sencillos", pobrecicos, son ignorantes, no pueden pagarse una suscripción, pero tienen esclavos, eso sí, son de clase trabajadora, pero de segunda, la clase trabajadora de verdad estamos aquí salvando el mundo a su pesar, haciéndoles un favor a los "sencillos", que además de no poder pagarse Infolibre no se enteran no son capaces de analizar ni entender a no ser que Infolibre se lo diga. Hacía mucho tiempo que no leía algo tan presuntuoso.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 5 Respuestas

      11

      6

      • svara svara 17/03/21 23:31

        Creo que el comentario no va por ahí. Hay que notar que, aunque pueda parecer presuntuoso,  hay una clase digamos medianilla que puede permitirse, sin grandilocuencia, pagar en negro a personal de limpieza mientras la pareja trabaja. No les sobra mucho a fin de mes pero, con trabajo la pareja se lo pueden permitir... eso es precario y nada de lo que alardear, más bien es por necesidad sino quieren vivir en la mierda o trabajar en la limpieza de la casa o piso en el fin de semana.

        Responder

        Denunciar comentario

        2

        6

      • Galpovic Galpovic 17/03/21 20:30

        Uy, comentarios de gente que ha recibido la revelación del conocimiento y la verdad absoluta y que pone a parir a esa gente ignorante que vive pegada al televisor, incapaces de pensar por sí mismos y víctimas de todo tipo de burdas manipulaciones suenen ser muy frecuentes por aquí.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        9

        2

        • MIglesias MIglesias 17/03/21 20:35

          Pues yo me he quedado pasmada.

          Responder

          Denunciar comentario

          7

          1

      • Maritornes Maritornes 17/03/21 20:26


        Lamento haber dado esa impresión.

        Hablo con mucha gente a diario y esto es lo que creo haber entendido a algunos de mis interlocutores. Claro que puedo haberme equivocado.

        Y desde luego no me creo mejor ni más culta que nadie, solo expongo lo que yo percibo: hay demasiada gente que no lee ni busca contrastar la información que le llega por wasap. Esa gente no es peor ni menos digna que yo, algunos saben sumar sin calculadora y yo no.

        Un saludo, compañera.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        1

        8

        • Rodik Rodik 17/03/21 21:02

          Yo si te he entendido perfectamente y es la realidad que se ve diariamente en la calle, nos guste más o menos.
          Efectivamente, hay mucha clase trabajadora que es más de "Sálvame" que de Infolibre o Eldiario.es, por ejemplo, y así nos luce el pelo.
          El sentido crítico brilla por su ausencia y nuestro criterio se forma con los chistes malintencionados e insultantes sobre Pablo Iglesias que nos envían por whatsaap y a la gente le da igual la ideología fascista o totalitaria que hay detrás de Ayuso y sus secuaces, mientras tengan los bares abiertos para irse a tomar una caña y los que no tienen dinero ni para eso, despotrican de esos políticos de izquierdas que creían que les iban a mantener sin esfuerzo, porque detrás de las palabras no llega el dinero y la desesperación te nubla el pensamiento y ya te da igual la corrupcción, el desmantelamiento de todo lo público y el robo de nuestra dignidad, así qeu no sería extraña una mayoría absoluta de la Sra. Ayuso sus tentada en esas clases más "populares". Hace 100 años, en Italia pasó lo mismo y ahí empezó todo. Sólo hay que saber un poco de Historia para adiviniar el futuro.

          Responder

          Denunciar comentario

          2

          10



 
Opinión