X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

Mismo guion

Publicada el 14/05/2021 a las 06:00

Ellos llevan días cumpliendo un guion que, como decía Mikel Ayestarán, corresponsal en la zona, se conocen muy bien. Israel provoca, Hamás contesta y, de nuevo, Israel amenaza y masacra. Y así llevan días, cruzándose órdagos, ultimátum, y muchos cohetes y bombas que sólo dejan muertos y muchísimo dolor. Los muertos duelen todos igual, la del hijo pequeño y la del padre, los de un lado y los del otro. Y sólo viéndolo, escuchándolo, podemos entender desde aquí cómo ese conflicto tan viejo como la ciudad de Jerusalén sigue dejando vidas destrozadas y mucho odio en cada enganchada de unos y otros.

En el primer bombardeo de Israel tras los primeros cohetes lanzados desde la franja de Gaza murieron 9 niños. La foto de los cadáveres de dos de ellos, en la morgue, junto a sus padres, rotos de dolor, se coló en varios periódicos al día siguiente. Dos niños que seguramente no entendían qué estaba pasando, ni siquiera sabían por qué había empezado esa escalada de violencia. La foto era extremadamente dura, extremadamente real: el rictus de los dos niños era de espanto, uno de ellos mantenía todavía los ojos abiertos.

Al día siguiente, nos llegaba otra de esas imágenes que te destroza: en el entierro de una de las víctimas palestinas, se veía cómo el cortejo iba recorriendo las calles. La cámara seguía a un niño, de no más de 8 años, correr entre la gente, intentando colarse entre el tumulto. Algunos hombres le sujetaban, le bloqueaban el paso, pero él lograba zafarse hasta llegar a los pies de quienes portaban el féretro: el que había muerto era su padre, y el crío, sollozando, desconsolado, sólo quería despedirse de él.

Ni ese niño ni los que han muerto estos días por este guion aprendido de Hamás e Israel, saben por qué empezó toda esta espiral de dolor y de muerte. Les queda muy lejos el origen, absurdo y desproporcionado de todo esto. 4 casas, 4 inmuebles del centro de Jerusalén que las autoridades decidieron expropiar a familias palestinas para dárselas a familias israelíes. Una ley ampara este tipo de acciones, incomprensibles. Y que desataron una ola de protestas que fue creciendo y creciendo hasta llevarnos a donde estamos ahora.

Una decisión política que genera de nuevo un odio muy difícil de revertir entre vecinos. Las imágenes de enfrentamientos en las ciudades en las que unos y otros comparten vida, calles, su día a día, es lo peor de esta situación: árabes contra judíos y judíos contra árabes, contra gente con la que comparten parada de bus, cola de supermercado…La convivencia ha saltado por los aires. Linchamientos, apuñalamientos… Se ha resucitado un odio aplacado en los últimos años a duras penas. El mayor error, el fracaso de todo esto es que ese odio se ha vuelto a sembrar en el corazón de ese niño que corría tras el féretro de su padre o de ese pequeño que lleva días y días sin poder dormir, escuchando las sirenas antiaéreas o los bombardeos en su barrio.

Unos y otros saben cómo termina este guion ensayado muchas veces y llevado a la práctica otras tantas. Saben cómo pararlo y saben cómo no empezarlo. Insistir en sembrar el miedo, el rechazo y el odio del que está en frente es sumamente irresponsable y peligroso. A ver si este capítulo lo acaban incluyendo en ese guion que se empeñan en repetir una y otra vez.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




8 Comentarios
  • ArktosUrsus ArktosUrsus 14/05/21 12:21

    Qué pena, Helena, que hayas perdido la oportunidad de condenar sin ambages la política terrorista que el estado de Israel lleva imponiendo de los los lejanos tiempos de 1949 en los que eran los sionistas los que a bombazo limpio consiguieron el reconocimiento de un estado sobre el que invocaban un "derecho divino" y una ocupación de un pasado que se inició con la invasión de Canaán (porque su dios les dijo que fueran y conquistaran ese territorio donde "manaba leche y miel") nada pacífica y acabó con el abandono, nada pacífico tampoco, del territorio en el año 70 de nuestra era. Casi 2000 años de abandono (plazo más que suficiente para perder cualquier propiedad por usucapión) que para los sionistas no fue nada (como el tango multiplicado por diez) y les ha dado derecho a expulsar a los habitantes de un territorio por sus divinas gónadas. Y a matarles si no sed van. Y a construir un muro que nadie califica (como al de Berlín) de la vergüenza. Y a robarles el derecho al trabajo y al agua y a sus casas y a sus tierras. Y a no entregarles las vacunas contra la COVID. Israel es un estado genocida. En una viñeta que he visto hoy, se ve a un soldado con la bandera israelí en el caso cómo apunta a una mujer presuntamente palestina (por sus ropas). Frente a ellos, un espejo las devuelve una imagen de un soldado nazi en la misma actitud, pero a quien apunta es a un prisionero de un campo de exterminio. Por favor, no calléis los que tenéis altavoces. Que se sepa quién empezó y cuál es el fin que pretenden. Si olvidamos el origen de los conflictos, olvidaremos la responsabilidad de los mismos. Y pondremos en el mismo plano de igualdad a los asesinos con formidables máquinas de matar y a las víctimas con armas obsoletas compradas a traficantes sin escrúpulos y fabricadas en países que se enriquecen con esa guerra. Entre otros, el nuestro.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    13

  • Fernandos Fernandos 14/05/21 11:42

    En todos los ambitos de la vida pasa lo mismo, aquí la justicia está para condenar a los robagallinas y con Israel el derecho internacional, la ONU y cualquier otro organismo judicial, está a su servicio, el mundo de los poderosos jamás saldrá en defensa de los desgraciados.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    5

  • Pez Pez 14/05/21 07:55

    La política de Israel con los palestinos es el cáncer del mundo. Así de claro. Genera un odio comprensible en el mundo árabe, que ve como occidente calla y lo permite. Contraviniendo las resoluciones de la ONU, como aquí se ha recordado.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • jmateosf jmateosf 14/05/21 07:30

    Hace 40 años, en la universidad conocí a Akram. Inteligentísimo, súper gracioso, amable, siempre sonriendo, solidario enseñándonos a los más torpes. Nunca hablábamos de política, tampoco por entonces los niños del “Cuéntame” estábamos preparados para ello. Pero un día al ver cierta noticia sobre el conflicto, se me ocurrió preguntarle ¿tú qué piensas sobre esto? Le cambió tanto la cara que jamás he vuelto a ver un rictus así . Contestó ¿tú que pensarías si alguien viene y te echa de tu casa? No hubo más palabras . Al finalizar la carrera, Akram, que por su expedienté podría haber tenido un gran trabajo, se fue ¿por qué no te quedas? Pregunté. “Tengo que ayudar a mi pueblo “. Allí sigue. Desde entonces presto mucha atención a lo que ocurre en la zona. Sinceramente hace muchísimo tiempo que estoy decepcionado con la actitud del mundo al respecto. Me gustaría recordar que existe @UNRWA la agencia de Naciones Unidas que atiende a casi 6 millones de refugiad@s palestin@s, la quinta parte de refugiados del mundo. Si pueden, vean la serie FAUDA, es muy buena, la trama se ve desde los dos lados. Gracias doña Helena por visualizar lo que está pasando en la tierra de Akram.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • Ayla* Ayla* 14/05/21 06:57

    Da igual seguir inoculado injusticia y odio en nuevas generaciones. Netanyahu ya tiene apoyo para la reelección.

    Y la comunidad internacional silbando.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • MIglesias MIglesias 13/05/21 23:27

    No puedo entender que Israel pueda seguir contraviniendo todas las resoluciones de la ONU y el Derecho Internacional y nadie haga nada.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    17

    • cexar cexar 14/05/21 12:40

      Pues sí.
      ”No me preocupa tanto la gente mala como el espantoso silencio de los buenos"

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      5

    • senenoa senenoa 14/05/21 12:37

      Es fácil de entender: EEUU, China, Francia, Rusia y Reino Unido tienen derecho de veto y los EEUU lo viene aplicando sistemáticamente cada vez que la ONU intenta (en tiempos tímidamente, ahora ya ni eso) tomar medidas. Los acuerdos de Oslo son un buen ejemplo.
      La única solución pasa por una refundación de la ONU y crear otra sin derechos de veto.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      8

 
Opinión