X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

Uno ya nunca sabe cuándo está viendo el informativo de las tres y cuándo el club de la comedia

Publicada el 22/06/2021 a las 06:00

“Hay quien solo cuando le adelantan descubre que participaba en una carrera”.

Se puede estar solo y a la vez mal acompañado. Se pueden dar pasos hacia atrás intentando hacer ver que se avanza, en lugar de retroceder, en ocasiones, hacia la peor versión de uno mismo. Se le puede vender el alma al diablo mientras se agita una bandera. Y se puede ir, como lo hace un personaje de Las mil y una noches, subido a un tigre que te haga sentirte poderoso y, a la vez, ser consciente de que estás atado a él, porque si te bajas es a ti a quien va a devorar. Algo de todo eso le ocurre al Partido Popular en manos de Pablo Casado, un coronel que no tiene quien le escriba pero al que le corrige los discursos la ultraderecha y que ve cómo hasta los suyos lo amenazan, porque un verso suelto es como una manguera de la que perdió el control el jardinero y que da latigazos en el aire por la presión del agua, empapando a cualquiera que se acerque a tratar de domarla. O sea, Isabel Díaz Ayuso, de la que su secretario general, a estas alturas, ya no debe saber si es su mejor baza o su peor amenaza, por decirlo con rima.

El tema político del momento son los indultos, y al margen de lo que cada cual pueda legítimamente pensar de su conveniencia o no en estos momentos, lo cierto es que Casado, otra vez, va en dirección contraria, con Vox de copiloto y Ciudadanos en el asiento de atrás. Los tres han vuelto a la plaza de Colón a descubrir América y a ponerse en posición de firmes ante la Historia, pero con demasiada gente dándoles la espalda. Los números dicen que si hace un mes los españoles contrarios al indulto que planea el Gobierno a los condenados por el referéndum y la declaración de independencia ilegales en Cataluña eran el 67%, ahora son el 53%. Las encuestas dicen que hoy en día más del 70% de los catalanes los secundan, es decir, también la mitad de los soberanistas. O si queremos que todo se quede en casa, las cifras dicen que Mariano Rajoy reunió cuatro millones de firmas contra el Estatut y su sucesor se ha quedado en trescientas mil ahora. El delfín se ha quedado en sardina. Y por lo demás, ni los empresarios ni los obispos le siguen el juego, todos ellos se han inclinado por dar por buena la medida de gracia que ayude a suavizar el conflicto en sintonía con el célebre modelo de la Transición, que tanto alaban los mismos que se niegan a seguirlo, y que por otra parte no elimina los delitos castigados y mantiene bajo la lupa de la Justicia a quienes los cometieron. Los implicados lo saben bien aunque, de puertas para fuera, sigan mostrándose amenazantes y retadores.

La oposición frontal del PP tiene varios problemas. El primero de ellos es que, aparte de todo lo demás, el indulto llega avalado por el Parlamento de manera holgada y deberían entender que establecer mayorías no sólo es legítimo cuando sirve para que ellos gobiernen en Madrid o en Andalucía, aunque sea a costa de recibir el abrazo del oso de Vox, que luego les exige canalladas como eliminar los programas de igualdad o aplicarle mano dura a la inmigración. Cuando Díaz Ayuso le pide al rey que no firme los indultos al llegar a su mesa, lo que le está sugiriendo es que se salte la ley, la Constitución y la propia democracia, dado que en España no puede tomar una decisión política quien no ha sido elegido por las y los ciudadanos. Ni siquiera su padre, el ahora monarca emérito, cayó en la trampa cuando los mismos reaccionarios con otros apellidos le exigieron que no firmara la ley que permitía el matrimonio entre personas del mismo sexo y se basaban en lo que hizo Balduino de Bélgica para no tener que avalar la del aborto en su país: hizo una charlotada consistente en dejarse inhabilitar hasta que acabara el proceso, algo que en ciertos medios se le ha sugerido también a Felipe VI. “Yo soy el rey de España, no el de Bélgica”, respondió entonces Juan Carlos I a los periodistas que le preguntaron qué pensaba hacer.

El segundo problema del PP y su sombra ultra es que mienten cuando siguen insistiendo en que Puigdemont y compañía dieron un golpe de Estado, a pesar de que la sentencia del Tribunal Supremo desestima esa posibilidad, y también al insistir una y otra vez en que no hay arrepentimiento sino reincidencia en los cabecillas del procés. El artículo o carta pública de Oriol Junqueras en el que renuncia de manera innegable a la vía unilateral, lo cual todos sabemos que implica una aceptación clara de que su república independiente no va a existir, lo prueba a las claras. Y desde luego es mucho más de lo que hicieron los promotores del 23-F, que jamás pidieron perdón, o los encarcelados por el GAL, que nunca dejaron de negar que tuviesen siquiera conocimiento de la existencia de aquella organización.

El tercer problema es que tampoco dicen la verdad cuando sostienen que los indultos son el pago que hace el presidente Sánchez a cambio de agotar la legislatura, porque esta no corre ningún riesgo por ese lado, sí tal vez por otros relacionados con la economía y con el uso que se dé a los fondos que lleguen de la Unión Europea. Con los Presupuestos aprobados y sin ninguna mayoría alternativa en el Congreso, salvo la que podrían formar las tres derechas con los propios independentistas, algo inverosímil, La Moncloa no cambiará de manos mediante una moción de censura.

Finalmente, cabe hacer una pregunta más: ¿qué ofrece el PP para Cataluña? ¿Más mano dura? ¿Repetir lo que hicieron cuando gobernaban? Mal asunto, porque resulta que es con ellos al mando con quienes se multiplicó el numero de partidarios de la secesión —no es una casualidad que hiciera fortuna el dicho de que “la sede del PP es una fábrica de independentistas”—; fue a ellos a quienes les celebraron un referéndum que alardeaban de que jamás iba a celebrarse y que dejó en ridículo al Gobierno, al Ministerio del Interior, a su titular y a los servicios de información; también fue a ellos a quienes les hicieron una declaración de independencia, aunque fuese de treinta y ocho segundos, y a quienes se les escapó Carles Puigdemont a Bélgica. Están como para dar lecciones.

Si la única solución que plantea el PP es que el rey de España se disfrace del rey de Bélgica, apaga y vámonos, porque ya no sabe uno cuándo tiene sintonizado el informativo de las tres y cuándo tiene puesto el club de la comedia. Y mientras, por todas las razones que se desgranaban al comienzo de este artículo, sus socios por un lado y algunos de los suyos por el otro, se preparan para quitarle el sitio. Hay quien sólo cuando le adelantan descubre que participaba en una carrera.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




21 Comentarios
  • Evaus Evaus 23/06/21 01:09

    El de la carrera que le adelantaron fue el que perdió ayer por la zona de Valencia creo. Casado es cansino y cada vez suma menos. Y si sale la verdad de la mafia del Pp, abandonandono su sede antes de fin de año....???? Buffffff. Eso puede pasar. Y a losd catalanes Sánchez los tiene pillados por los cojones, porque si vuelven a las andadas para la trena otra vez. La Amnistía que sería su magnífico escenario no se puede dar. Sánchez miente más que habla, pero tiene Baraka. Tiene que echar a los jueces franquistas que siguen mandando, dotar a la justicia de medios y listo. Y si no lo hace Europas que a su vez lo tiene cogido por los cojones dejará de mandar generosa pasta. Veremos. genial artículo. Da gusto escucharte en Televisió. Educado, razonando y sin gritos. Se agradece.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • Artero Artero 22/06/21 22:58

    LO JODIDSO ES, QUE ESTE LUB DE LA COMEDIA NO TIENE GRACIA ALGUNA

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • Pacoescolano Pacoescolano 22/06/21 19:51

    Gracias sr. Prado y gracias Infolibre. Se puede decir más alto pero no más claro. Salut.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • Elpontóndelaoliva Elpontóndelaoliva 22/06/21 19:29

    A MAREAR LA PERDIZ
    ***
    Si volviera Salomón
    se quedaría asombrado
    por el juicio celebrado
    a las huestes de Puigdemón.

    Juzgándoles por rebelión
    el tribunal sentenciador
    como fiel castigador
    cuando lo fue por sedición.

    Infringieron los quebrantos
    al romper el estatuto
    provocadores pirómanos
    peperos con los insultos.

    Este mal que no es de ahora
    varios siglos lo persiguen
    ahora estamos en Europa
    ni la Constitución permite.

    Dejadez a la gallega
    fue la norma del trajano
    relaciones incendiarias
    con el 155 en la mano.

    Con los indultos en ristre
    envalentonados patriotas
    provocaron la manifestación
    como el día de la marmota.

    Cuando no hay más que bronca
    y los versos andan sueltos
    prevalece la testarudez
    con histrionismos envueltos.

    Con la pandemia encima
    los miércoles de espectáculo
    que podemos esperar
    solo oírlos insultar
    por lo que tienen encima
    los juicios por cobrar
    de sobornos compartidos
    ¡si a esto se lo llama partido!
    O son los llamados huestes de Aznar.
    ***
    Salud y República, con mucha Osasuna, “feliz verano a los contertulios”

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • arrossinat arrossinat 22/06/21 18:14

    Felicitaciones por sus artículos, Sr. Prado, pero hoy, en especial, por este: ¡magnífico!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    15

  • nosé nosé 22/06/21 16:45

    Es muy fácil en este país que la gente siga creyendo en los reyes Magos y el ratoncito Pérez, tenemos muchos años (desde el 39) de una agenda de desinformación que no ha parado, es mas, ese engranaje de desinformación ha ido creciendo a lo largo de todos estos años, es tan fácil de engañar a la ciudadanía, que en cualquier encuesta a pie de calle, sea quien sea el interlocutor, se da a conocer la carencia de educación histórica y de inclusión en los problemas sociales, todo esto nos lleva, nos ha llevado a las consecuencias de un Madrid netamente de derechas reaccionarias. La carencia de cultura política y social, es la bandera de las Ultraderechas de este país.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    13

  • salvafer salvafer 22/06/21 14:33

    Muy buen artículo y muy buen análisis, lo malo es que lo leemos pocos y "el club de la comedia" lo ven muchos, o sea, que tenemos comedia para rato. Lo que debe pensar "fracasado" es que fácilmente puede perder su papel.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    14

  • Grever Grever 22/06/21 13:53

    Sin discrepar con el global si me gustaría hacer alguna salvedad respecto al penúltimo párrafo. Pregunta Benjamín ¿Qué ofrece el PP para Cataluña?, y en las dos preguntas siguientes está la respuesta: "Mano dura y repetir lo mismo".

    ¿Por qué? Pues por que Cataluña nunca fue un buen caladero de votos para ellos y fomentando el secesionismo y convirtiendo al resto de españoles en las víctimas del contubernio separatista conseguían votos en el resto del Estado. Con ello consiguieron desviar la atención, durante algunos años, de la crisis de 2008 mientras privatizaban servicios públicos (los piratas del Estado) y aumentaban impuestos.

    A veces "el tancredismo" es más que la simple inacción. Puede ser una estrategia basada en la paciencia de las abuelas que mientras el puchero se cocinaba a fuego lento aprovechaban para hacer otras cosas y de cuando en cuando le daban un meneito a la olla.

    ¿Por qué no se aplicó el 155 cuando se aprobaron las leyes de desconexión en Cataluña? ¿Por qué se "consintió" el pseudo-referéndum? A mi modo de ver porque "Don Tancredo" esperaba a poder ponerle nombre, apellidos y DNI a alguien para poder meterlo en la cárcel y continuar recogiendo votos de las víctimas del enemigo catalán. En este último aspecto algunas declaraciones y actitudes de determinados independentistas fueron difundidas hasta la saciedad por los medios afines a Don Tancredo.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    16

  • Chinchirina Chinchirina 22/06/21 11:28

    Benjamín, poeta, me deja de una pieza. O sea que ve los telediarios. Cuídese que eso es más grave que estar todo el día en la cola del paro. Más a esa hora. La de la cañita y en Rota mejor.
    A Casado y a Felipe González que les den.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    3

    7

    • JPCjpc JPCjpc 22/06/21 14:49

      Apoyo al 100 por 100 la valoración de Hinchirina

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • CinicoRadical CinicoRadical 22/06/21 10:54

    patapúm parriba ,patada a seguir , en Catalunya no son apenas nada y Casado en el filo haciendo lo que sabe. Corrupción fraude, asuntos turbios , para salvar su culo. IDA es su astilla
    Salud.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10



 
Opinión