X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Segunda vuelta

Almeida, Ayuso, Orban

Publicada el 24/06/2021 a las 06:00

El desprestigio merecido que ha sufrido la UEFA esta semana con el aluvión de alegatos a favor de la bandera arcoíris compensa las escasas consecuencias que ha tenido para el alcalde de Madrid negarse a desplegar la misma bandera en el ayuntamiento. La UEFA no quería un estadio iluminado, ahora tiene a Múnich y a Europa luciendo los colores. Alemania ha respondido desde todas las instituciones. El empresariado germano ha apoyado el gesto tiñendo sus logos de arcoíris, colores que lucirán en los edificios del Parlamento Europeo, los de la Bundesliga, los monumentos emblemáticos de todo el país y en cientos de banderas ondeadas por los aficionados.

El alcalde Der Rieten es el ejemplo de cuánto puede hacer un representante político cuando decide ponerse al frente de una batalla que ataca el corpus de valores europeos. En este caso, la defensa de la diversidad y los derechos humanos ante las leyes homófobas del país vecino. Su resistencia ha arrastrado al resto en un desencuentro que podía haber quedado en una anécdota desagradable. Y de la acción cosmopolita que quería en su ciudad se ha escrito hasta en el Washington Post.

Europa ha unido rápidamente los puntos y ha reaccionado en tiempo récord. A la respuesta del alcalde alemán le han seguido el resto de instituciones, desde el Parlamento Europeo a miembros del Consejo, desde Angela Merkel a la comisaria europea Ursula von der Leyen. Ante la falsa "neutralidad" de la UEFA, lo que han neutralizado es la homofobia. De lo local a lo supranacional han puesto pie en pared a la agresión de la agenda homófoba del extremista Viktor Orban.

Vivimos tiempos de agresiones constantes, donde los discursos del odio han encontrado su canal conductor en los partidos de ultraderecha. Las nuevas factorías del acoso y la agresión permanente a quienes son distintos y vulnerables. Léase, casi todos: mujeres, migrantes, homosexuales, trans, pobres.

En Madrid, por extensión en España, se están dejando pasar las continuas agresiones que Vox consigue materializar a través de los Gobiernos del PP. En mayo, Santiago Abascal se reunió con Viktor Orban en Hungría y le declaró su referente político. Hace tres años hizo lo mismo con miembros de la administración de Trump. Semanas después, el alcalde de Madrid, Jose Luis Martínez-Almeida, decide no desplegar la bandera arcoíris, justo como había pedido Vox. En la misma semana, Ayuso anuncia la reforma de la ley LGTBI que tanto costó aprobar en 2016, también como había pedido Vox. Ambas reacciones políticas coinciden con la agenda de Hungría.

Almeida, en una actitud frívola y de chascarrillo barato, ejerce como si la alcaldía fuera una asociación de chotis de barrio. El alcalde de una de las principales ciudades europeas, capital de facto del Orgullo durante años, ha sido incapaz de imponerse a Vox y defender la bandera arcoíris elaborada por los colectivos, un gesto institucional que sumaba un consenso absoluto y que celebrábamos como el pistoletazo de salida del verano, la fiesta de la diversidad en su esplendor estival.

Los símbolos articulan los valores que compartimos como sociedad. Al no ondear la bandera arcoíris, Almeida se escora hacia los gestos de los países de nueva adhesión más que a los que han construido Europa. Y para no hacerlo, se acoge a la jurisprudencia del Supremo como si el alto tribunal estuviera para prohibir banderas gay frente a la normativa LGTBI del gobierno autonómico. Una ley que obliga a promover y respaldar la celebración de los actos de visibilización y normalización. Una norma que aprobó el PP con Cristina Cifuentes en 2016 e Isabel Díaz Ayuso pretende revocar a instancias de Vox. No deja de ser un doble aviso que lo anuncie su consejero de educación, el futuro responsable de aprobar o frenar el llamado pin parental.

El frente europeo es económico y es moral. Hungría boicotea y controla los medios a través de determinadas leyes y coloca en teatros, universidades, organizaciones culturales a comisarios del régimen para impulsar el neonacionalismo carente de respeto con los derechos humanos. En este contexto, el PP de Madrid, con un resultado electoral que le permite gobernar sin demasiadas facturas, ha decidido impulsar como primeras políticas las mismas de la agenda húngara: el control de los medios públicos, con un decreto para tomar Telemadrid, y la reforma de las leyes LGTBI.

En su obsesión por hacer la guerra a Pedro Sánchez, Madrid está desmantelando en tiempo récord los acuerdos políticos del PP y el PSOE en consonancia con Europa. Cuando parecía que había quedado atrás el PP que intentó ilegalizar los matrimonios homosexuales, se propone en Madrid descafeinar, como poco, una legislación LGTBI que comparten el resto de comunidades y países de nuestro entorno.

Ursula von der Leyen y Angela Merkel, cuyas formaciones están integradas en el Partido Popular Europeo, el mismo de Casado y Ayuso, han sido tajantes con la polémica de la UEFA y las leyes homófobas de Hungría que provocaron la reacción del alcalde de Múnich. La canciller ha sido muy explícita: si limitas la información sobre las parejas homosexuales, afecta a la libertad de educación. La libertad en esencia, no la de Vox.

El PP se está convirtiendo en un partido ininteligible. Alejado dialécticamente de la modernidad y del tempo europeo. Amenazando con políticas que estaban superadas. Anunciando el desmantelamiento de leyes que protegen derechos humanos en lugar de reforzarlas. Frivolizando sobre amenazas que preocupan en las instituciones europeas. En definitiva, un partido que en su competición con Vox se aleja de sus socios. Y que en algún momento, desde Europa, llamará la atención. Ojalá la reacción del alcalde de Múnich haga rectificar al alcalde de Madrid. No es sólo una bandera arcoíris, luchar contra la homofobia es un frente de derechos común.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




34 Comentarios
  • woodyape woodyape 26/06/21 10:12

    Este alcalde "martinez" es mas facha que lo que parecia.
    Se le esta viendo el plumero desde que le han hecho portavoz de su partido
    Lo que hizo con la placa del cementerio de la Almudena, se lo tenian que haber hecho a el en su
    cara.
    Y ahora diganme, como no se va ha odiar a este individuo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Alfónciga Alfónciga 25/06/21 06:25

    Muy buena esta exposición de lo que pasa!! Están como elefante en cacharrería, destruyendo lo construido. Lo mejor sería que Almeida y Ayuso se fueran a bailar un chotis a la Pradera y se quedaran allí...para los restos. Tendrían la libertad de bailar y de tomarse todas las cañas que quisieran. Bravo por el alcalde de Múnich!!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • Pedroleg Pedroleg 24/06/21 21:46

    Le cuesta trabajo al Alcaldito fascista salir del armario.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • EdmundoXXI EdmundoXXI 24/06/21 18:12

    Merkel, el alcalde de Munich, Francia,.... la tolerancia frente a la intolerancia. Una Europa plural y diversa, que genera ideas... frente a una Europa nazi del siglo pasado.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    9

    • Diógenes Laercio Diógenes Laercio 25/06/21 13:51

      Estoy de acuerdo con la idea que defiendes. Pero, como una expresión muy generalizada, hablas de la tolerancia frente a la intolerancia. Es un error muy extendido en el uso del término: tolerar es ceder desde un plano superior alguna actitud que no está bien vista. El centro del análisis debería descartar el término "tolerancia" por el de JUSTICIA y dejar muy claro que todas las políticas en los grandes temas sociales del PP (divorcio, aborto, matrimonio homsexual, ley de eutanasia- de hoy mismo-) no es que hayan sido por intolerancia (que también), sino por un propósito claro de instaurar formas de injusticia que supone el lastre más pesado para que este país suba escalones en la civilización de la igualdad y la libertad, que muy por encima de "tomar cañas" radica en valores superiores como decidir sobre tu propia vida, tu propio cuerpo o las relaciones que tú elijas. A Ayuso, y a muichos madrileños, les convendrían unas cuantas lecturas de ética.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

  • TL TL 24/06/21 15:49

    Efectivamente, Almeida y Ayuso son muy peligrosos. Yo miraré muy bien de dónde proceden los productos y servicios que compro para asegurar de no financiar a la gente que tarde o temprano intentará asesinarme. Frente a semejante peligro, vuelvo a pedir una unión de las izquierdas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    19

  • Isabelle006# Isabelle006# 24/06/21 14:46

    Después de escuchar ayer la desfachatez con la que argumento PJ Ramírez defendiendo el comportamiento absolutamente abominable en el Congreso del PP, Ciudadanos y poniendo a Vox al nivel de Podemos, cualquier cosa puede ocurrir en este país de corruptos prevaricadores tanto los voceros que dirigen la gran mayoría de los medios de desinformación como sus patrocinadores políticos. Menos mal que contra su desvergüenza, hubo un tertuliano que le plantaba cara a todas las falsedades y mentiras que soltaba el director de el Ejjjpañol. Javier Aroca es un fenómeno desmontando cinismo, franquismo y fascismo, desviaciones abyectas del 'constitucionalismo' más cutre y violento del que se jactan a diario toda esta calaña televisiva. Y como este personaje que se le llena la boca hablando de los "partidos constitucionales" hay más.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    30

    • JOLOVA JOLOVA 25/06/21 09:51

      ¡ Qué va a decir este miserable tardofranquista PJ. intimo del "gurú" , huído a Marbella con su botella durante los peores momentos de la pandemia ! . Ahora este infame seudopatriota, poseedor de la verdad absoluta y "lameculos" del no menos infame George Bush ( que economicamente le ha venido de maravilla) , dice que los indultos "es una humillación para los españoles" y cuando él, en 1996, decidió indultar a 16 terroristas de "Terra Lliure", de acuerdo con su ministra de Justicia Mariscal de Gante y sancionado por el "otro huído" .... ¿ no era humillación ?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      4

      • JPCjpc JPCjpc 28/06/21 16:27

        Discúlpame que te corrija. el tardofranquista, no era conocido en mis tiempos jóvenes como P.J., era nacionalmente reconocido como Pedro Jeta Ramírez.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        0

    • Chinchirina Chinchirina 24/06/21 19:53

      Debemos preguntarnos, para rectificar, como es posible que un barrio obrero vote a los que los explotan. Lo mismo debemos preguntarnos, como gente como Maroto o Ana Vázquez están en un partido homófobo. Pedro J pude estar a diestro y siniestro. Trata de no desaparecer y siempre será un peón de la derecha. Lo lamentable es que una tv pública le de cobijo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      14

  • JOLOVA JOLOVA 24/06/21 13:27

    Por mucho que escribamos y nos quejemos de las prácticas neofascistas o tardofranquistas de los actuales mandatarios de Madrid y su Comunidad y de sus "amiguetes ideológicos" (que ya sabemos lo que buscan y desgraciadamente lo están consiguiendo poco a poco) sus votantes y seguidores continuaran siempre siendo sus fieles y devotos "feligreses" , cortando el paso "a los rojos de mierda" como les denominan y no cariñosamente ...aunque, tambien a ellos, les sigan "pateando el culo"... Hasta que la gente de izquierdas no se unan , pero de verdad y se dejen de sus chorradas semánticas y utopías que no van a ninguna parte, esta gentuza "seguirá siempre cortando el bacalao"... .Ya lo vimos el 4 M ...

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    1

    20

    • TL TL 24/06/21 16:08

      Efectivamente, sólo una unión de las izquierdas puede conseguir echar a estos fascistas del poder. Yo prefiero algún trago amargo de vez en cuando por culpa de alguién de otra izquierda a comer mierda a todas horas por culpa de los fascistas.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      13

  • Pelias Pelias 24/06/21 11:04

    Almeida es la falsedad ¿siendo del PP se puede ser otra cosa? Sería indigno para él y para el propio partido del que es vocero. ¡A ver cuando la mayoría de madrileñas y madrileños se enteran de quien gestiona su ciudad y dejan de ser tan masoquistas ... y me refiero también a las y los homosexuales que lo votan!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    21

    • Villues Villues 24/06/21 12:45

      Ser homosexual o lesbiana no significa ser de izquierdas, el respeto a los grupos vulnerables conlleva tener en cuenta la idiosincrasia de cada individuo. En cada opción política siempre puede haber contradicciones, lo mejor que podemos hacer es en combatir contra el sometimiento de los derechos humanos. Esto significa denunciar a aquellos que con sus acciones reprimen a las minorías vulnerables, lo demás vendrá por su mismo cauce.

      Responder

      Denunciar comentario

      3

      13

  • Cobas Cobas 24/06/21 10:47

    Almeida, el de los chascarrillos, es más falso que una moneda de 3€. Es igual que Gallardon, daba una imagen falsa, que hasta gente de izquierda les votaban. Esta gentuza, nunca han hecho política para mejorar al 90% de ciudadanos, al contrario, para perjudicarles y beneficiar al 10% que di representan sus políticas.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    20

    • rugari rugari 24/06/21 18:03

      No confundamos, poco irquierdas puedes ser si aguna vez vota al anagrama del franquismo como puede ser gallardon, biznieto del franquimo y biznieto del caciquismo y por cierto, estariamos haciendo algo positivo si dejamos de referirnos a ellos como derecha, pues no lo son, a no ser que apostillemos siempre siempre, derecha no democratica, asi como ellos se apoderan de todo empezando con la constitución, pongamolos en su sitio, "DERECHA NO DEMOCRATICA, SIEMPRE SIEMPRE" A no se que algun dia cambiaran, entonces bienvenidos.... Podemos y debemos referirnos así a ellos

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      9

    • Villues Villues 24/06/21 12:23

      Gente de izquierdas le votaban ( Gallardon) ...y le votan ( Ayuso).

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      10

  • Fernandos Fernandos 24/06/21 10:45

    Apoyo absolutamente lo que escribes, el Almeida la verdad es que cuando sale en la tele me cambio de canal no soporto su chabacaneria ni su jeta cuando habla, tampoco entiendo que la oposición le baile las graciestas de ese insulso.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    15

    • Villues Villues 24/06/21 12:28

      La izquierda. Siempre tan autosuficiente e ineficiente. Siempre en posesión de la razón y sin emplear razones para desenmascarar la maldad de los simples (Almeida, Ayuso, Casado..etc).

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      8

      • Lunilla Lunilla 25/06/21 20:33

        Hola Villues: Y; Que nos cuenta Vd. de Aznar; El Aguerrido'- 'escapista'- el besamanos 'baboseador' de la 'doncella' madrileña'- levanta pufos y 'caudales pùblicos 'Si- Aznar, ese ser indeseable que goza de un bienestar: Que DIos ¡sabe que¡va por Ahi ; Desde Faes; A costa del 'erario' Pùblico; Ni cojo ni manco'- Busquenle Vds. el encantoa tan 'imbricador' personaje' A mi que me registren 'Digo! Saludos Cordiales --- El DIablo Cojuelo " ( 20,32 h. p/m )

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2



 
Opinión