X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
@cibermonfi

Los jueces como problema

Publicada el 22/07/2021 a las 06:00

En tiempos del franquismo, un chiste muy popular ejemplificaba la naturaleza represiva del régimen. El chiste contaba que el gobernador de una provincia enviaba un telegrama al cuartelillo de la Guardia Civil de una determinada localidad alertándole de que los expertos habían detectado un posible movimiento sísmico con epicentro en esa zona. Al cabo de unas horas, el gobernador recibía a su vez un telegrama desde el cuartelillo que decía: “Movimiento sísmico desarticulado; epicentro y tres compinches detenidos. Hemos tardado en responder porque ha habido un terremoto de la hostia”.

Llevo unos cuantos días sonriendo con el recuerdo de esta cuchufleta cada vez que leo o escucho algo relacionado con la sentencia del Tribunal Constitucional a propósito del confinamiento de la primavera de 2020. Como tengo escasa confianza en ese organismo, altamente politizado hacia la derecha, ya me esperaba una sentencia contraria al Gobierno. Pero, desde luego, no podía imaginar que los seis magistrados que la votaron argumentarían como el imaginario cuartelillo del viejo chiste.

En un ejercicio de eso que la ministra Margarita Robles ha calificado con sabrosura como “elucubraciones doctrinales”, los seis magistrados proclaman que las duras restricciones de movimientos de la primavera de 2020 precisaban de la declaración del estado de excepción. Y como la legislación precisa que ese estado solo puede aplicarse en caso de alteraciones muy graves del orden público, califican de tal guisa al coronavirus. No soy jurista, pero sí he leído, viajado y leído un poco. Aquí y en la Conchinchina, llamamos alteraciones muy graves del orden público a manifestaciones repetidas, tumultuarias y violentas, a asaltos apocalípticos a establecimientos comerciales, a series persistentes de atentados mortales, a cosas de este tremendo cariz. Y ni yo ni el Espíritu Santo vimos nada de eso en las calles de España a mediados de marzo de 2020, salvo quizá acaparamiento de papel higiénico.

Escribo desde la legitimidad de haber expresado aquí mismo dudas que consideraba razonables sobre ciertas limitaciones de libertades y derechos básicos en la lucha contra la pandemia. Pero también escribo desde la convicción de que el Gobierno lo hizo lo mejor que pudo y supo en aras del bien común, y de que, a falta de cambiar las leyes, lo que no se podía hacer de un plumazo en aquel entonces, es el estado de alarma el que explícitamente debe de ser usado en caso de pandemia.

Lo que me lleva a constatar una vez más que los jueces se han convertido en un problema añadido a los muchos que sufre nuestra patria. Los hay, por supuesto, valientes y honestos, pero en su conjunto, como corporación, no parecen ser un modelo de sensatez y sentido común. No es solo que la mayoría de ellos sean conservadores o muy conservadores, es que, llevados quizá por sentimientos de arrogancia e impunidad, no paran de provocar líos adicionales. El conflicto catalán, por ejemplo, se envenenó después de que el Constitucional -por un solo voto de diferencia, como ahora- se cargara un Estatut aprobado por los parlamentos del Principado y de España, y ratificado en referéndum por los electores de la comunidad concernida. Y recuerden que, más tarde, un tribunal de Navarra ofendió a millones de ciudadanas y ciudadanos con una sentencia comprensiva con la manada de violadores que había actuado en San Fermín.

Todo el mundo dice haber leído a Montesquieu, pero muchos ignoran que el pensador francés advertía de que la peor tiranía posible es “la ejercida a la sombra de las leyes y con apariencias de justicia", esto es, la de los jueces. En la España contemporánea, más que separación de poderes, parece existir un gobierno de los jueces. Ellos, que no se han presentado a ninguna elección, pero pueden enviarnos a la cárcel y embargarnos nuestros bienes, no demuestran demasiado respeto al Parlamento elegido democráticamente por la ciudadanía ni al Gobierno elegido por ese Parlamento. A no ser, claro, que ese Parlamento y Gobierno sean de los suyos.

Lo de este verano de 2021 es de traca. Jueces y tribunales de aquí y allí se contradicen todo el rato sobre la legalidad de las medidas de lucha contra el covid aprobadas bienintencionadamente por gobiernos municipales y automáticos. Un juez de Granada revoca el tercer grado de Juana Rivas y se opone a su indulto. Pues, miren ustedes, nunca he sido fan de Juana Rivas, creo que cometió un gran error al esconder a sus hijos durante unas semanas, pero también creo que el instrumento del indulto está hecho para casos como este: el de una madre creyendo proteger a sus criaturas. O para el de la mujer que usa una tarjeta de crédito ajena para alimentar a los suyos. O, ya puestos, el otorgado a los independentistas catalanes, no para que expresen su arrepentimiento o renuncien a sus ideas, sino en aras del interés nacional, para intentar desdramatizar una crisis que podría llevarnos a todos al infierno.

¿Y qué me dicen de ese juez que ha imputado por secuestro a la delegada de Salud balear por confinar en un hotel a unas decenas de jóvenes presuntamente infectados de covid? Con este precedente no hay dinero en el mundo que pueda pagar el riesgo de terminar en el trullo por querer lucha contra la pandemia.

Ah, pero de los jueces no se puede decir ni mú en España. No son seres de carne y hueso, susceptibles, por tanto, de error. No son humanos con ideologías e intereses que puedan influenciar en sus decisiones. No, en absoluto. Ellos son angelicales, auténticos salomones, prodigios de imparcialidad y sabiduría, y criticar sus sentencias es desacato política y socialmente reprobable y hasta judicialmente punible.

Así que, tras haber escrito lo anterior, debo suscribir de inmediato el mea culpa de Conde-Pumpido. Acato y respeto todas y cada una de las doctas e indiscutibles sentencias del Constitucional, y añado, además, que, de la media docena de sus miembros que votaron a favor de la última, “solo puedo resaltar su integridad, solvencia y compromiso intelectual, así como mi admiración por su profunda formación jurídica y su noble dedicación a la tutela de los derechos fundamentales de todos los ciudadanos”. Queda dicho, Señorías.

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema




75 Comentarios
  • jamonfresco jamonfresco 24/07/21 22:07

    Los jueces forman parte del esquema delictivo de España forman una casta conservadora, reaccionaria y oscura, los jueces dignos que los debe haber callan ante las felonías del C.G.P.J, T.S y T.C (Con sus líderes Lesmes y Marchena a la cabeza) y su escudo delictivo al servicio del Poder (Bancos y Medios ) y es bastante dudoso que el PSOE este por la labor de luchar contra los delincuentes estatales parece esperar que se mueran en su propia infamia y maldad

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • MOR MOR 24/07/21 20:43

    El 80% son ultraconservadores y además se niegan a aplicar La Jurisprudencia del TJE.como en el caso de los interinos. El Supremo no acepta que están subordinados a este Tribunal. Muy politizados, excepto la mayoría de jueces sencillos de 1° Instancia que se lo hacen.Asi que tenemos un problema en España con el Poder Judicial.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    7

    • Prometeo46 Prometeo46 25/07/21 08:42

      Y tenemos un problema más grave aún con la oposición del PP-Vox que consideran, Casado dixit, las críticas de algún miembro del Gobierno a la sentencia del TC, un grave insulto, cuando es él y los que le acompañan los que no paran de insultar al Gobierno.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      2

  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 24/07/21 14:55

    JAJAJAJA GRACIAS APRECIADO REAL PATRIOTA Javier Valenzuela por tu ironia...quizas demasiada blanda .....YRATANDOSE DE "·$$$%%&·$%$$ !!!

    ¡¡ ENFIN .....sigo si comprender como hemos podido tragar tantas decadas y años aguantandoles...!!
    ¿ PORQUE SERA.....distracciones televisivas, fiestas drogas y rock n roll ???
    NO LO SE....PERO HOY RECOGEMOS LO QUE TRAGAMOS ENTONCES.....asi se han blindado en todos los sentidos....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • gallego6 gallego6 24/07/21 13:00

    Desde niño fui un asiduo visitante de los juzgados ( Me llevaba mi padre, abogado, para inculcarme su pasión por la justicia), recuerdo después a un alcalde de Jerez condenado por decir que la justicia era una mierda. Todavía os pueden condenar por decir eso pese al tremendo olor que disfrutamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    5

    • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 24/07/21 15:00

      ¡¡ TIENES TODA LA RAZON !!
      ¡¡ pero apreciado GALLEGO......sera porque nosotros mismos lo permitimos .. ¿ no ? !!

      ¡¡ DIGO YO !!

      si usted o tu ----TRAS VIVIR AQUELLO...HOY FUERAS MASVALIENTE ARIESGADO..... AL IGUAL QUE MILES O CIENTOS DE MILES MAS ...VER MILLONES ......¿ crees que esto pasaria hoy ??

      DEBEMOS EMPEZAR HA ACEPTAR NUESTROS ERRORES Y QUIZAS COBARDIAS ....esto seria un buen avance y comienzo .....creo !!

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      0

      4

      • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 24/07/21 15:13

        esta claro con esta derecha fascista, que separa al pueblo por clases adrede , en temas laborales, junto a sindicatos untados.......ETC.....AUMENTAN LA DESUNION.....SU PODER.....al separar todos los empleados por franjas METAL, HOSTELERIA ETC ETC ......pero yo recuerdo que antes nos manifestabamos todos juntos .Y CON FUERZAAA......PERO LA PUTA DERECHA NAZI FACHA DEL PP separo todo por franjas, y sectores .....metal por un lao, turismo por otro , sanitario por otro etc etc .....Y ASI SEPARAR PATRA QUE NO HAYA UNIDAD ABSOLUTA .......gracias a sindicatos untados de TOXO Y MENDEZ......grandes tragones......Y TAMBIEN PROVISTOS DE SUCULENTAS DONACIONES DEL PP seguro EN LOS PEORES AÑOS DE LA 1A CRISIS....OBVIO.....no hicieron una puta mierda para defeender nuestros intereses frente a ese capitalismo de las derechas !!!

        ¡¡ COMO TE DIGO ....TODO CALCULADO Y PREMEDITADO POR ESOS JODIDOS FACHAS CAPITALISTAS !!!

        es que es asi de facil de entender.....NO ENTIENDO LA GENTE QUE NO LO VEA

        Responder

        Denunciar comentario

        1

        2

  • Mjesus Mjesus 23/07/21 18:24

    Pedazo articulazo Sr Valenzuela, ninguna linea tiene desperdicio. Estamos en manos de tribunales que ejercen su poder sin ningún tipo de misericordia, de sentido común, provocando e indignando a los ciudadanos, manejando las leyes en contra, a veces, de los poderes legítimos como el legislativo y ejecutivo. Su poder absoluto es una autentica tiranía y una desgracia para este país que sólo con la muerte del dictador pudimos respirar. 

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • deabajo deabajo 23/07/21 15:12

    Tenemos una alta judicatura podrida, que en vez de hacer justicia hace política. ¡Justicia para el juez!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    13

    • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 24/07/21 15:34

      y sus mafiosos de partidos de derecha facha esclavizadora alo PP-VOX-CS......hiendo de......patriotas...de trabajadores, de patriotas...de pulserita a lo PP ....de santisimos ......
      CUANDO EN REALIDAD SON LA PEOR ESCORIA DE ESPAÑA

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      4

  • Alfonso J. Vázquez Alfonso J. Vázquez 23/07/21 05:09

    Mi dud respecto de los jueces del TC es: ¿son incompetentes o son corruptos?
    En cualquier caso yo no discuto como una liebre imbécil si son galgos o som podencos, ¡Huyo de ellos como de la peste!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    0

    17

    • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 24/07/21 15:28

      ¿ PERO HUYENDO AYUDAS EN ALGO ??

      lo que debemos hacer es abrirles los ojos a quienes no lo eniendan aun y siguen tragandose manipulaciones de la jodida derecha facha !!!

      SEAMOS INTELIGENTES .....AYUDEMO-NOS EN ABRIR LOS OJOS A QUIENES SIGUEN ENGAÑADOS......ABDUCIDOS , MANIPULADOS POR TV , PERIODICOS , INTERNET, RADIOS , manipuladas de las serechas...COMO QUIERE AYUSO HACER EN TELEMADRID.....y como lo hizo el puto PP EN VALENCIA CON canal nou !!
      YA SABEMOS COMO SON ,,,ACTUAN COMO UN EJERCITO MILITAR.....van a por los medios, TV-RADIOS-PERIOCIDOS-INTERNET........todos untados.....para engañar EMBOBAR, AGILIPOLLAR A LA CIUDADANIA CON TELEBASURA, programas chonis...

      ¡¡ es halucinante lo manejable que somos los españoles Y VAGOS O TRAGONES ......SOLO HAY QUE VER EN MADRID EL ASUNTO !!

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      3

    • corleone corleone 23/07/21 19:46

      El problema de España, lo he oido muchas veces, y dice asi : La justicia en España, no es ciega, es tuerta, juzga con el ojo derecho.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      7

  • Argaru Argaru 23/07/21 01:39

    No piensen que es cochina envidia hacia el señor Valenzuela, pero otro chiste que me contaron durante el franquismo ilustra muy bien lo que quiero decir. Un agustino y un jesuita tenían un serio problema con el tabaco y eso les impedía rezar todo lo que ellos querían. Para intentar solucionar el problema pidieron por separado audiencia al Papa. El Santo Padre le permitió fumar al jesuita y se lo negó al agustino. Entonces este le preguntó al primero cómo había conseguido tal dispensa. El jesuita le dijo que el truco estaba en la forma de hacer la pregunta: Santidad, ¿mientras fumo, puedo rezar? Más o menos, debió haber pasado algo parecido con las sentencias de las distintas autonomías para poder gestionar los toques de queda para controlar la pandemia en los distintos territorios. ¿Por qué se las concedieron a unas autonomías y a otras no? En primer lugar, ¿un asunto de salud pública no debería de ser juzgado por expertos en medicina en tiempos de pandemia o debe prevalecer SIEMPRE el derecho individual de las personas? No soy jurista, pero el sentido común me dice que la defensa general de la vida está INMEDIATAMENTE antes que las libertades individuales, también en una democracia. Quizás, el problema radique en que las leyes las hacen los hombres en los parlamentos y muchos permiten que existan muchos recovecos entre las mismas, que permiten a los poderosos saltársela a la torera y, a algunos, a puerta gayola y sin el menor sonrojo. Evidentemente, no se puede impedir que cada juez tenga su ideología, pero debería exigirse unos mínimos de honestidad intelectual, pero para eso es conveniente que  “tecnicismos jurídicos” como que delito fiscal no prescriban en un “santiamén”, mientras un “roba gallinas” se pudre en la cárcel. Si no fuera por la gran crisis de 2008, no nos hubiéramos enterado de los muchos chanchullos de nuestros politicastros, porque ya saben, el que hace la ley, hace la trampa. La inmensa mayoría de los jueces, sea cuál sea su ideología, son honrados, pero las leyes tienen que ser lo suficientemente precisas para impedir que la ideología del que juzgue incline a su propio arbitrio la balanza de la justicia porque, luego ¿quién juzga al juez?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    23

  • Dver Dver 23/07/21 01:18

    Es la primera vez que leo, al socaire de la Sentencia, sobre "la tiranía del Gobierno de los Jueces". Gracias Javier.
    Es peligrosisimo el Gobierno de los Jueces, y si esa es otra exigencia de Europa, que se elijan entre ellos al menos la mayoría de sus miembro, me aterró aún más.
    Hay abundante bibliografía sobre este mal, por ejemplo el libro de Edourd Lambert, El Gobierno de los Jueces contra la Politica Social en EEUU. En resumen la idea es que unos pocos, en corporación, se eligen así mismos para Gobernar la nación a través de su particular interpretación de lo que el Legislativo, donde reside la soberanía del pueblo, legisla.
    Una cosa que no toca es el sistema actual de elección del CGPJ y del TC, y de otros órganos. Es un sistema que tiende al fallo pues siempre puede haber un grupo de diputados del color que sea que sumen dos quintos más uno, y si bien no impediría necesariamente este grupo la elección del Ejecutivo, siempre podría bloquear la renovación del Poder Judicisl, como sucede ahora.
    Si para elegir al Ejecutivo hace falta solamente la mayoría absoluta, no entiendo por qué esta mayoría no vale para otros órganos.
    Falsamente se nos dice que para preservar su independencia del Ejecutivo, cuando lo que en realidad comportaves pasarse al Legislativo por la entrepierna si les place.

    Además, para preservar la mayor independencia posible del Ejecutivo, que no del Legislativo que ante quien deben rendir cuentas, existen múltiples y simples formas de atajar esta posibilidad. Parece ser que Echeniquevhabla de una doble mayoría para acallar a Europa. Yo propongo un sistema más sencillo. Elección de sus miembros por mayoría absoluta en el Parlamento, pero renovando los organismos por partes( un tercio, por ejemplo), y en plazos diferentes a la constitución del Parlamento. Por ejemplo renovación de un tercio cada seis años. O fórmulas similares. Seria muy difícil que coincidiera que la mayoría de sus miembros hubiesen sido elegidos en el Parlamento por el mismo partido, salvo que un partido político ganase repetidamente las elecciones por mayoría absoluta, y en ese caso la afinidad entre Legislativo, Ejecutivo, y PJ sería obvia por ser la voluntad del pueblo

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    10

  • SUA SUA 22/07/21 23:13

    Felicidades Sr. Valenzuela. Un artículo de 10

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    18



 
Opinión