X

La buena información es más valiosa que nunca | Suscríbete a infoLibre por sólo 1 los primeros 15 días

Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Aquí me cierro otra puerta

Simone Biles y la soledad

Publicada el 04/08/2021 a las 06:00

El otro día hablaba con un amigo al que le ha caído un trabajo estupendo pero de mucha responsabilidad, de esos que te llenan de retos y ambición pero te matan de miedos, de esos que "ni se piensan ni se sueñan", como repitió él varias veces. Hablamos de muchas cosas relacionadas con eso, de que él trata de no dimensionar lo que hace porque si no colapsaría, de que "esta es la oportunidad de mi vida. De esta vida y de todas las vidas que me pudieran tocar", como dijo. De la presión, del miedo. Me dijo muchas cosas que me hicieron pensar, ahora que se habla tanto de la presión. 

 
Hablando con mi amigo intuí lo complicado que debe ser para gente que tiene ante sí retos descomunales pero "privilegiados" (ser medallista olímpico, ser ministra, hallar una vacuna que le salve la vida a la gente) tratar de explicarlos o encontrar comprensión. Vivimos rodeados de personas que aguantan presiones descomunales, como llegar a fin de mes o lidiar con una enfermedad, a la que invisibilizamos, posiblemente, para no sufrir nosotros. Huimos del sufrimiento ajeno para no somatizarlo. Pero creo que a veces también pecamos de no entender el miedo de quienes creemos privilegiados.
 
Por eso me ha encantado la catarata de solidaridad con Simone Biles. Ella, una estrella que tiene la admiración de todo el planeta, ha recibido calor y cariño al mostrar que no siempre se puede. Es popular, encantadora, luchadora. Y tiene la vida resuelta. Parece que esta vez el amor por la persona ha podido con la reticencia a sus privilegios. Y eso también nos hace mejores.
 
Pero a lo que iba: que la conversación con mi amigo y esto de Simone Biles me llevó a reflexionar lo solos que podemos estar si quienes nos rodean simplemente no entienden por lo que pasamos. Me pareció que mi amigo se sintió escuchado, comprendido y, por ese rato, menos solo. Solo en un lugar con el que todos soñaríamos, pero solo. Y creo que vivimos rodeados de gente increíblemente sola aunque no pare de estar con gente, porque muchas veces que te comprendan es la única manera de no estar solo.
 
Está guay apoyar a Simone Biles. Es increíble que asumamos que la presión te puede matar y que a veces la manera más sana de lidiar con ella es bajarse del tren. Es maravilloso vivir en un momento en el que claramente las cosas están cambiando. Pero eso hay que llevarlo a lo concreto. A los que nos rodean. Nadie sabe lo efectivo que es un mensajito de "¿cómo estás?" con el que de verdad quieras saber cómo está alguien. Porque, de repente, resulta que alguien estaba mal y solo y ya no lo está. Al menos por un rato. Al menos ese rato. Como mi amigo.
 
Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
 
Más contenidos sobre este tema




5 Comentarios
  • Caletre Caletre 05/08/21 22:43

    Quique, tu que puedes. Organiza una porra en este diario de comentarios con el objeto de saber quien acierta los puesto  que van a obtener en Grandes Empresas  los Ministros del PSOE en cuanto lo dejen. Y no vendría mal la práctica, que se podrá ampliar a los puestos que obtienen sus hijos.  Eso sí, con Democracia.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • svara svara 04/08/21 12:51

    En este mundo de retos, agresivo e inmisericorde, donde los valores confluyen a la posesión de cosas bienes, triunfos y otras banales cosas de una sociedad de sangre fría, cualquier hilo de comprensión, solidaridad y empatía cobra un valor inusitado. Nada mas humano es aquello que te permite realizarte y que facilita un intercambio a modo de apoyo y comprensión con la sociedad que nos rodea de forma natural. A veces se nos olvida que nuestra naturaleza necesita compañía, comprensión y calor humanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    9

  • GRINGO GRINGO 04/08/21 10:16

    Solidarizarse con quién sufre y tratar de comprender su situación nos hace a todos más humanos, por eso bienvenida sea la catarata de solidaridad.

    Ahora bien, antes de que Simone y otras quizás más anónimas hayan explotado, hay que caer en cuenta de que estamos hablando de niñas/os a los que han robado su infancia, siendo ellos y sus familias o no conscientes.

    Yo abogaría por la prohibición de éstas prácticas gimnásticas que someten a estos niños/as y sus familias a situaciones de estrés intolerables, sin mencionar las lesiones y accidentes que pueden sufrir, sólo para que todos podamos contemplar ejercicios de una mayor dificultad cada día, ya que prima lo novedoso y cuanto más arriesgado mejor.

    Nos quejamos de la explotación de animales en cautividad, y en cambio la sociedad tolera que esos niños/as dediquen su infancia a perfeccionar sus habilidades propias o exprimidas para disfrute del espectáculo.

    Dejemos que los niños/as sean eso, niñas/os.

    Para combatir el estrés de los mayores y su soledad ante los retos diarios, asalariados en su inmensa mayoría, se me ocurre una redistribución de la riqueza más justa, evitando así los temblores cada vez que uno mira el extracto de su cuenta corriente, el recibo de la luz (tan de moda), los recibos de la vuelta al cole, e infinidad de situaciones que todos sufrimos desde hace muchos años.............NO, de toda la vida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    12

  • paco arbillaga paco arbillaga 04/08/21 06:49


    El tema que ha saltado a los medios por la situación que atraviesa Simone Biles, bienvenido sea si sirve para preocuparse por solucionar las causas que originan esa situación en millones de personas que la padecen en el mundo debido a las dificultades que soportan a diario para llevar una vida mínimamente digna.

    Cierto que los ricos también lloran pero los pobres, las personas que huyen de las guerras, de la miseria de sus países, además de llorar pasan hambre, algunas todo tipo de calamidades acabando en campos de refugiados, y muchas de ellas perdiendo la vida en esa huida de la miseria.

    Desde luego que hay muchas clases de presiones pero es que muchos millones de personas además de estar presionadas están también reprimidas. Osasuna.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    30

  • FIngerlady FIngerlady 03/08/21 21:56

    Totalmente de acuerdo contigo Quique. El poder exteriorizar o desahogar tu situación y que alguien empatice contigo es importante. Realmente te sientes comprendido. Hay presiones y tensiones en todos los niveles, cada cual...sufre las suyas. Recibir comprensión ante ellas ayuda a vivirlas.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    20

 
Opinión