Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
Qué ven mis ojos

En política el centro no existe, pero quien lo ocupa gana

Publicada el 21/09/2021 a las 06:00

“Hay quien vuelve a tu vida como una enfermedad mal curada.”

El río Manzanares no pasa por la calle de Génova, pero sí otras aguas subterráneas, y bajan revueltas. El forcejeo entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado por la presidencia del Partido Popular de Madrid ha abierto una nueva grieta en el muro, ya de por sí medio en ruinas de la formación, muy inestable desde la ruptura traumática que tuvo lugar después de las elecciones primarias que llevaron a su puesto al actual líder y candidato a la presidencia del Gobierno. En aquellos tiempos, luchaban por lograr la hegemonía las dos facciones que tan bien le venía que existieran a M. Rajoy, un partidario convencido de la teoría del divide y vencerás, seguro de que no hay guerra en la que sea más fácil vencer que una en la que no participas, en la que ves los toros desde la barrera, mientras los demás combaten y se debilitan unos a otros. En eso, no había quien lo superase.

En aquella ocasión, pasó algo frecuente, y fue que se llevó el gato al agua el tercero en discordia: las dos supuestas primeras espadas, María Dolores de Cospedal y Soraya Sáenz de Santamaría, que ni se miraban al cruzarse, no pudieron conseguir los votos de su militancia, sin duda agotada por los escándalos que salían a la luz uno tras otro e implicaban a grandes cargos de la dirección, acababan con algunos en la cárcel, con muchos en los banquillos y con la mayoría bajo sospecha. Una catástrofe que acabó en moción de censura, en la pérdida del poder y en una debacle cuando hubo que ir a las urnas. Casado ha perdido todas las batallas y las que han ganado sus líderes territoriales en Madrid, Andalucía o Murcia son pan para hoy y hambre para mañana, porque suponen un coste feroz: depender de la ultraderecha y tener que plegarse a sus exigencias en ciertos asuntos que afectan a los derechos de las personas, lo cual hace inverosímil el discurso de la moderación que los conservadores repiten por tierra, mar y aire porque son conscientes de que es imprescindible para regresar a La Moncloa. En política no se sabe si el centro existe, pero sí que quien lo ocupa gana.

A lo largo de la vida siempre hay quien vuelve a tu vida como una enfermedad mal curada, y en el PP ya se sabe que cuando hay problemas aparece Esperanza Aguirre, aprovechándolos quizá en esta ocasión para echar un tupido velo sobre el cuadro de Goya que la acusan de vender sin tributar por él lo que ella y su esposo debían, y esta vez no ha sido una excepción, algo lógico, por otra parte, puesto que Ayuso fue su colaboradora y ha sido su sucesora. Lo malo, sin embargo, son las matemáticas de la trifulca, porque la ecuación es que si Aguirre apoya a Ayuso y va contra el partido, es que ésta también lo hace, lo que ahondaría el miedo que la empieza a tener su secretario general, temeroso de que le mueva la silla. Que los tiros de Aguirre iban contra el PP y alguno dio en el blanco lo evidencia la ferocidad de su choque verbal con García Egea, que vino a llamarla jubilada –“que se pase por la sede y verá que aquí la gente trabaja”, dejó caer– y que sacó el armamento pesado para echarle en cara ni más ni menos que el tabú de la corrupción, eso de lo que su jefe juró sobre siete biblias que no volvería jamás a hablar. “Eso es lo que nos ha hundido”, llegó a decir, y sonó a ruido de sables.

Isabel Díaz Ayuso tiene razón, guste o no guste, se ha ganado con su éxito indiscutible el derecho a liderar al PP de Madrid. Su hazaña crece y se multiplica como los panes y los peces del mito, además, si la comparamos con los fracasos de Casado. Y, sin ninguna duda, según pasa el tiempo su figura eclipsa la de él, cada vez más endeble para propios y extraños y más entregado a la desesperada a cometer excesos que lo hagan visible, aunque para ello tenga que ponerse a la altura de sus socios de Vox en temas de género o inmigración, aquí y en Europa, donde acaba de oponerse, sucesivamente, a que las parejas LGTBI sean reconocidas en todo el continente y a que la violencia machista se incluya en el ordenamiento jurídico de la unión.

En cualquier caso, la pregunta con respecto a la segura triunfadora de este combate no es si va a llevar las riendas del PP en la Comunidad, sino hacia dónde lo hará. Su aliado Abascal, el mismo que definió a Casado y a su equipo como “derechita cobarde”, sostiene a cambio que ella "se aproxima mucho a las posiciones que nosotros defendemos, así que va en la buena dirección.” Apaga y vámonos.

Viendo la que se le viene encima, Casado ha pretendido hacer un movimiento a lo Rajoy y transformar a Ayuso y Almeida en los nuevos Santamaría y Cospedal, pero no ha colado, porque ni el alcalde de Madrid, que está para todo, ha querido estar para eso: cómo lo vería de crudo. Queda por saber, únicamente, si la nueva jefa, cuando lo sea, se parecerá también a su mentora en sus limitaciones, es decir, que tampoco tendrá ninguna oportunidad de extender su poder más allá de las fronteras de la Comunidad, como le pasaba a Aguirre, que nunca superó la condición de fenómeno local, y, por tanto, de ser candidata a la presidencia del Gobierno del país. Hay quien se ríe cuando esa posibilidad se pone sobre la mesa, pero sólo es porque olvida que cosas más raras se han visto. ¿No creen?

 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.

 

Más contenidos sobre este tema




15 Comentarios
  • Setito de Tweeter Setito de Tweeter 22/09/21 15:27

    ¡¡ EXACTO !!

    ¡¡ EQUILIKUA !!!

    ¿¿ PORQUE CREEIS QUE LOS JODIDOS FACHAS DEL PP LLEVAN 4 DECADAS AFIRMANDO QUE SON DE CENTRO.......siendo jodidos fachas de extrema derechas IGUAL QUE VOX ??

    ¡¡ DE HECHO SI LOS PERIODISTAS, O INVESTIGADORES......INVESTIGASEN LAS POLITICAS...QUE HIZO EL PUTO PP despues de ganar las elecciones.......verian.....que son propias de VOX.....pero como las hacen muy despues .....y sin que la sociedad se de ni siquiera cuenta de ello......porque todo lo hacen en B,,,,,,cojones,..,,,,,son asi de meticulosos......a escondidas......todo sin armar demasiado ruido.......CON DISCRECION .......y de golpe y porazo....la ciudadania ......GRITA.....

    ¡¡ pero que ha pasao ..carajo !!

    SON ASI ESOS JODIDOS PEPEROS COÑO.....PARECE MENTIRA QUE SEA EL UNICO EN CONOCER ESTAS PUTAS RATAS AVARICIOSAS, CODICIOSAS....RATAS....IGUAL QUE EL REPUTO FRANCO ....SU PADAWAN ..SU MENTOR ....SU JESUS !!

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    1

  • Jose Espuche Jose Espuche 22/09/21 14:35

    La política de Centro no existe. Lo que existe explotadores y explotados, opresores y oprimidos, buenas personas y malas personas. El Centro es un invento para ganar las elecciones. La moderación si existe en un lado y en otro.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    3

  • nosé nosé 21/09/21 21:50

    Hay quien se ríe cuando esa posibilidad se pone sobre la mesa, pero sólo es porque olvida que cosas más raras se han visto. ¿No creen? Sin Programa, sin ninguna propuesta sobre nada, solo una palabra: "Libertad" y ha ganado unas elecciones. Cosas muy raras se han visto y, por desgracia, cosas muy raras se pueden volver a ver.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Argaru Argaru 21/09/21 20:06

    España es un país envidioso, cainita y pendular, o sea, el país ideal para crear una opción de centro y que te den de hostias por todos los lados. Por esta razón, hay políticos y partidos que apelan al buenismo de cientos de miles de incautos que están dispuestos a tragarse la “milonga” del CENTRO sin anestesia y, en cuanto los tienen cogidos por el cuello, se los llevan a la derecha, el lugar natural de estos trileros. De hecho, no conozco a un solo centrista que, en realidad, no fuera de derechas. 
    Lo del lío del PP no es de extrañar si tenemos en cuenta los actores que intervienen esta ópera bufa que se han montado. Esto es lo que pasa cuando el elenco de esta farsa es de una mediocridad que espanta. Si no fuera porque  el público que asiste a la representación está en estado comatoso, en Génova 13, “del percebe”  se habrían dado cuenta de que algo no funciona bien dentro del partido. ¿Cómo es posible que una persona, a quien le falta “un hervor”, sea elevada a la categoría de estadista, a pesar de sus evidentes y manifiestas limitaciones políticas e intelectuales? La explicación es sencilla: su “jefe” y mentor está aún situado en un escalón por debajo. Para cualquier persona decente esto sería un drama pero, teniendo en cuenta que esto es una farsa y que el Partido Popular suele afrontar estos problemas (“problemillas”) con su habitual lenidad y desparpajo, la sangre no llegará al río, aunque esté se ponga un poco revuelto, donde los “pescadores” de VOX, esperarán a cobrar alguna pieza. Solo pensar, que alguno de estos incompetentes, pudieran llegar a gobernar este país, se le ponen a uno los pelos con escarpias.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    9

  • Juango Juango 21/09/21 18:44

    La sra. Aguirre es una crack para desviar la atención cuando la corrupción se le acerca.
    Tan hábil que ha estado en el fango, y dice que no se ha manchado. Será verdad?

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    6

  • Rafael Sánchez Rafael Sánchez 21/09/21 18:31

    El artículo está bien y comparto tu análisis de la actual tesitura por la que pasa el PP de Madrid y el de España, pero lo que no se es a cuento de que viene el título del artículo. Siendo verdad que es en el centro o con el centro donde se ganan las elecciones, no veo abordado en el texto el tema que se anuncia en el título. Apenas hay una simple mención o referencia al centro político lo demás alude a los protagonistas de esta historia, Ayuso, Esperanza Aguirre, Rajoy, García Egea y el triste Casado, invitado pobre de esta película.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • deabajo deabajo 21/09/21 16:00

    El centro político, como los dioses, no existe, pero mucha gente cree que es real. Desde esta perspectiva, el problema del centro en España es que el binomio PP-PSOE lo ha colocado muy a la derecha, en un neoliberalismo monárquico y, con la ayuda de "sus" jueces, consentidor de la corrupción institucional. ¡Qué envidia de la mayoría de los países de Europa occidental en los que el centro se piensa en torno a la socialdemocracia!

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    8

  • Orbegozo Orbegozo 21/09/21 11:11

    EN ESPAÑA ( que es Madrid )

    TODOS, TODOS, TODOS,
    los gallegos están deseandito votar a la madrileña Ayuso de Presidenta de España.
    todos, los Asturianos
    todos los Cantabros
    todos los Vascos
    todos los Navarros
    todos los Riojanos
    todos los Aragoneses
    todos los Catalanes
    todos los Baleares
    todos los Valencianos
    todos los Andaluces
    todos los Extremeños
    todos los Canarios
    y me salto a algunos, porque tengo dudas sobre su total e irrenunciable fidelidad ciega a nuestra Caudillo, ISABEL DIAZ AYUSO.

    Tal es la pasión de todos los españoles ( que somos todos de Madrid aunque vivamos en Africa ) por votar a la PRINCESA DEL PUEBLO ESPAÑOL y Generala en Jefe de las fuerzas nacional españolas,

    que en Galiza, los miles de cruceiros ancestrales de todos los pueblos ya se han vuelto a labrar todos con la cara de Santa Isabel Diaz.

    en Euskalerria se ha talado el árbol de Guernica, y se va ha construir una efigie tipo faraona de la amada, Lendakari Ayuso.

    en Catalunya, la Iglesia de Gaudi, ya no se llamará templo de la Sagrada Familia, se llamara "templo Isabel Diaz y cierra España", y de derribara el pórtico de la Gloria para reconstruirlo con el busto de la Caudillo Isabel Diaz Ayuso a tamaño terraza de bar de la Castellana.

    Y asi, en todas partes, hasta los de Cuba, Flandes y Filipinas estan desmantelando sus regímenes y gobiernos para poder nombrar en breve a la EMPERADORA Isabel de Castilla conocida tambien como la "politica española en cuyos dominios nunca se ponía el sol".

    ¡¡ ave Cesar los que van a morir te saludan !!


    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 2 Respuestas

    1

    6

    • Jose Espuche Jose Espuche 22/09/21 14:43

      No lo entiendo a usted Sr. Orbegozo unos días dice unas cosas y al otro las contrarias. Posiblemente se a una perna con culo de mal asiento. ¿Quién sabe?

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 1 Respuestas

      1

      2

      • TV3porciento TV3porciento 22/09/21 15:27

        Yo creo que disfruta con el texto y la plasticidad del mensaje pero le da igual contra qué blanco apunta. Por mí, que siga gozando. En algún sitio tiene que hacerlo.

        Responder

        Denunciar comentario

        0

        2

  • GRINGO GRINGO 21/09/21 10:34

    Más preocupante que Lady Cocodrilo, mucho más que FraCazado, es que un partido como el PP se le denomine "de gobierno", por estar predestinado a gobernar el país, un partido que tiene el récord de casos de corrupción a nivel europeo, y que en una "democracia plena y consolidada" estaría fuera del tablero político....

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    26

  • yokin yokin 21/09/21 10:17

    Da miedo pensar que la Ayuso nos pudiera gobernar, aunque sí lo hicieron Aznar "el maligno" y ese desconocido R.Rajoy, todo es posible, ojalá que no. Siempre un placer leerte Benjamín. Saludos a tod@s.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    19



 
Opinión