Buscador de la Hemeroteca
Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Olvidaste tu contraseña?
infolibre Periodismo libre e independiente
Secciones
¡A la escucha!

Nuestra infancia tuvo menos sobresaltos

Publicada el 24/09/2021 a las 06:00

Creo que a toda una generación estos años los van a marcar para siempre. Va a ser inevitable. Están aprendiendo a golpe de imprevistos, absolutamente extraordinarios, que somos vulnerables y que el camino que nos empeñamos en trazar una y otra vez se puede torcer en un segundo. Lo que ellos están viviendo, admitámoslo, a nosotros no nos tocó. Nuestra infancia tuvo menos sobresaltos.

La tarde del domingo no hubo partido de rugby ni serie que pudiera competir con la imagen hipnótica del volcán de La Palma. En casa estuvimos pegados al televisor, viendo cómo primero una nube negra aparecía en la cumbre de la montaña y, después, cómo esa lava roja salía por las bocas del volcán y empezaba a descender ladera abajo. De noche, la imagen era mucho más impactante, te hacías una idea del peligro, de la catástrofe que estaba suponiendo para esa parte de la isla, que el volcán se hubiese reactivado. Y repetíamos una frase que, en los últimos meses, hemos dicho una y otra vez: “¡Esto es increíble!”.

Los días han ido pasando y el volcán no ha dejado ni un solo minuto de expulsar lava. Cuando escribo esto, de hecho, su llama ha crecido. Y aun así, aunque la imagen apenas haya cambiado, seguimos pegados, viendo el desastre que está suponiendo para muchos de los que vivían hasta el domingo en esa pedanía.

“Mamá, si tuviésemos 15 minutos para coger lo imprescindible de casa, ¿vosotros qué cogeríais?” La pregunta me la hizo mi hijo anoche, viendo las imágenes que llegaban desde La Palma, de los vecinos de Todoque, desesperados, empaquetando a toda prisa sus pertenencias. Dudé, pensé en la angustia de saber que entras por última vez en lo que ha sido tu hogar y que tienes que elegir qué es o no importante para ti. Qué quieres salvar del desastre, a qué te quieres agarrar cuando ves que toda tu vida está a punto de desaparecer. Pensé que no había nada material que me llevaría, que lo que tengo son recuerdos y eso no hay lava que lo sepulte. Pero mi hijo seguía esperando una respuesta y pensé en que, para esos vecinos, lo importante era proteger a los suyos. Un padre decía que entraba sobre todo a por ropa y colchones: llevaban varias noches durmiendo mal, tiene dos hijas pequeñas. Y pensé que, efectivamente, en esa situación, la supervivencia es lo primero. Y a eso me agarré: “vuestra ropa, colchones y las fotos...” “¿Nada más?”. Eché un vistazo rápido por la cocina y lo que se ve del salón y pensé que lo importante no era lo que veía, sino los recuerdos que, en ese sofá, en esa mesa, habíamos construido. “No, nada más, la documentación importante y ya”. Hace muy pocos meses, esas casas fueron el refugio de muchas familias durante la pandemia. Durante 3 meses esas paredes fueron todo su mundo y, ahora, ese mundo construido bajo el confinamiento va a desaparecer bajo la lava de un nuevo volcán. Una madre contaba que a su hijo le preocupaba el material escolar que habían comprado hace sólo unos días: sus cuadernos, su estuche… Hace sólo unos días habían preparado con ilusión su vuelta al cole, su mochila para el curso y eso, ahora, con la lava en las puertas de su casa, se quedaba tirado. Pero cuando tu casa está a punto de desaparecer para siempre, ¿qué es lo importante?

El impacto psicológico para esos menores será enorme, por lo que pierden, pero también por ver a sus padres, a sus abuelos, a su familia, desesperada intentando reconstruir lo que quede tras el volcán. 10.000 familias de la isla viven del plátano y buena parte de las plantaciones podrían quedar sepultadas bajo la lava. Hay cerca de 400 casas que han desaparecido. Y las que queden en pie, estarán rodeadas de devastación. Volver a vivir allí será muy complicado: tardarán semanas antes de que los gases desaparezcan, semanas para que el ambiente pueda volver a ser seguro, pero ni cuando eso ocurra lograrán recuperar la normalidad. Las casas que se queden en pie serán pequeños supervivientes de un desastre que va a cambiar para siempre la vida en esa parte de la isla.
 

Publicamos este artículo en abierto gracias a los socios y socias de infoLibre. Sin su apoyo, nuestro proyecto no existiría. Hazte con tu suscripción o regala una haciendo click aquí. La información y el análisis que recibes dependen de ti.
Más contenidos sobre este tema
Relacionados




8 Comentarios
  • Ferdinand30 Ferdinand30 25/09/21 11:44

    Como excelente profesional del periodismo, doña Helena Resano no tiene los 61 años de este canario que está opinando. Bien es cierto que esta tragedia no tiene tanto que ver con la erupción del Teneguía en la misma isla en el 71, pero conociendo la historia del periodismo, yo le propongo más argumentos sobre el genérico del titular.

    En aquella época, pòr poner un marco temporal, la información no llegaba, ni a la infancia, ni a sus hijos ni a los míos, como llega hoy. Obviando que cuando mis 11 años no tenóamos tele en casa, cuando la tuvimos era con dos canales en blanco y negro, en los que fundamentalmente existían los toros, y como decía Alfredo Landa en una serie, "Dios, Franco y don Santiago Bernabeu". No había gays (Maricones, en la época) como en la Rusia de Putin, irse de putas era gracioso, los inmigrantes "delincuentes" éramos los españoles fuera de España, y apreciada Helena, los niños teniamos menos sobresaltos, violencia machista conocida e infanticidios en la España profunda porque los desconocíamos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    1

  • Antonio LCL Antonio LCL 24/09/21 16:17

    Muchas gracias Helena por tu sensibilidad. Nos hace más humanos.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    2

  • zeycus zeycus 24/09/21 13:52

    En general estoy de acuerdo con Helena, pero esta vez no va a ser así, y el ejemplo de partida me parece el peor posible. Los volcanes entran en erupción de vez en cuando, y ha sido así desde que el mundo es mundo, literalmente. Sí hay mayor inquietud ahora será por el tipo de periodismo sensacionalista e invasivo que se practica últimamente, del que el tratamiento de esta nueva erupción es un buen ejemplo. Si no hablamos de otra cosa en el noticiario, con todo tipo de detalles inecesarios, es normal que los chavales perciban que tiene una importancia desproporcionada. Nos encanta el periodismo de desastres, y si tenemos la suerte de que es aquí al lado, o incluso (o maravilla!) dentro de casa, pues mejor que mejor.

    Responder

    Denunciar comentario

    1

    3

  • Jose Espuche Jose Espuche 24/09/21 09:23

    Nuestra infancia tuvo otra época, también tuvo sobresaltos. Con menos intensidad pero sobre saltos al fin y al cabo.
    Estas generaciones les a tocado vivir de otra forma. Los avances tecnológicos si no se modifican los métodos educativos dentro de algunos años, el que viva, tendremos muchas dificultades que en otras épocas se carecían de ellas. Lo estamos observando porque no se identifica el reparto justo de los beneficios con la calidad de vida.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    4

  • paco arbillaga paco arbillaga 24/09/21 06:56


    «Nuestra infancia tuvo menos sobresaltos»: ojalá hubiera sido así, pero lo dudo para muchas de las personas que nacimos en 1939 o cerca de aquel año.

    Dicho lo cual lo importante hoy día es el drama que viven las personas que se han quedado sin nada en La Palma y a las que lo más pronto posible hay que presentarles un futuro digno.

    Esperemos que los políticos estatales, al contrario de lo que han hecho en la pandemia, actúen unidos y tomen medidas para poner esperanza en tanta destrucción, y que para ello escuchen las necesidades que les planteen los palmeros canarios. Osasuna para la buena gente.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 3 Respuestas

    0

    7

    • Jose Espuche Jose Espuche 24/09/21 10:01

      Amigo Paco, ¿Por qué se han dejado construir en la ladera de un VOLCAN? No lo se, pero si se que es una negligencia más de las muchas que comenten algunos políticos. Es fácil autorizar una construcción de viviendas en la ladera de un VOLCAN para que la paguen, las consecuencias, con el dinero de todos los españoles que ha originado una decisión irresponsable. Si tuviera que pagar el que ha autorizado, y si no es así, alguien será responsable de las viviendas en la ladera del VOLCAN, seguro que todos los españoles, NO. Se pagará con dinero público. El dinero público es de todos los españoles.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 2 Respuestas

      2

      2

      • paco arbillaga paco arbillaga 24/09/21 11:29


        Jose Espuche: Como dices, si hay responsables por haber autorizado construir donde no se debe, que lo paguen. Pero hay que ayudar a quien lo ha PERDIDO TODO y se ha QUEDADO SIN NADA.

        Con dinero público pagamos hasta a políticos que lo único que hacen es incordiar y crear divisiones en el país. Me parece que ayudar a quien nada tiene debería ser algo primordial. Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 1 Respuestas

        0

        4

        • Jose Espuche Jose Espuche 24/09/21 11:53

          Estoy de acuerdo con usted, amigo Paco. Es muy triste que tengamos que pagar algo que han hechos otros con el nombre de políticos. Si no saben por lo menos que no mientan a la gente sencilla. Es tanta la sinvergonzonería que tienen algunos políticos que nublan el razonamiento. Gracias Paco por tener la deferencia de contestar.

          Responder

          Denunciar comentario

          0

          3

 
Opinión