X

Accede a todos los contenidos de infoLibre durante 15 días por 1. | El periodismo tiene un valor

infolibre Periodismo libre e independiente

¿Quiénes somos? Sociedad de Amigos
Buscador de la Hemeroteca

Hazte socio
Iniciar sesión Regístrate
INICIAR SESIÓN
¿Has olvidado
tu contraseña?
Secciones

Regístrate en infoLibre Comenta las noticias y recibe las últimas novedades sobre nosotros.

Gracias por registrarte en infoLibre Si además de comentar noticias quieres hacerte socio, sigue este enlace: Hazte socio
Formulario de Registro
¿Qué es Nombre público?

Es el nombre que se mostrará cuando hagas un comentario en infoLibre.es




A la carga

La “dialéctica” del liderazgo

Publicada 29/03/2017 a las 06:00 Actualizada 03/04/2017 a las 11:17    
Facebook Twitter Mas Redes

Envíalo a un amigo Imprimir Comentarios 91

Como la coyuntura política se ha vuelto átona y gris, sin que se atisben elementos de ilusión en el futuro inmediato, espero que los lectores sepan disculpar que en esta ocasión me vaya por las ramas ofreciendo unas consideraciones muy generales sobre las razones por las cuales la mayor parte de los líderes políticos termina defraudando a la ciudadanía. Que cada uno ponga nombres y apellidos a lo largo del argumento según le plazca, pues la tesis que quiero defender es de aplicación universal.

Comenzaré por una constatación poco controvertida: una de las cosas más difíciles en este mundo es ser un líder político. Claramente, hace falta estar hecho de una pasta especial. Desde el momento en el que alguien comienza a destacar en la vida pública, se va granjeando multitud de enemigos que envidian su éxito y, lo que es peor, los periodistas van afilando la atención, prestando una atención minuciosa y morbosa a todo lo que haga y diga la persona. Y en cuanto su presencia y sus tomas de posición sean motivo de disputa, la gente empezará a comentar sin freno, unos mostrando su acuerdo más entusiasta, otros haciendo oír su voz con críticas y ataques que pueden llegar a ser brutales. En poco tiempo, el público se dividirá en seguidores y detractores. El seguidor le colmará de elogios, el detractor tratará de destruir su reputación y credibilidad.

No todo el mundo está preparado para ser foco de atención permanentemente. Si alguien aguanta el escrutinio constante, la crítica acerba y el desprecio de muchos, ha de ser porque posea una extraordinaria seguridad en sí mismo y una voluntad de poder férrea. La gente normal no puede sobrevivir a una experiencia así. Si yo hubiera metido la pata como la metió María Dolores de Cospedal en su célebre discurso sobre el finiquito simulado y en diferido de Bárcenas, no me habría atrevido a salir a la calle en varias semanas, habría cancelado todas mis obligaciones sociales y me habría negado a hablar con amigos y familiares, muerto del bochorno por haber hecho el ridículo de manera tan patosa. El líder político, sin embargo, considera estos episodios como incidentes menores que apenas le afectan en su carrera por el poder.

En este sentido, cabe sospechar que los líderes políticos no son personas normales, pues tienen una capacidad de resistencia de la que carecen la mayor parte de los seres humanos. Ellos pueden blindarse ante el exterior de una forma que nos está vedada a los demás. La cuestión que se plantea a continuación es si esos rasgos de personalidad que debe reunir todo líder que quiera sobrevivir en la política no producen a su vez distorsiones en la toma de decisiones de la que el líder debe responsabilizarse.

El líder, enfrentado a las críticas injustas y groseras que recibe a diario, se consuela con el “ladran, luego cabalgamos”. Ahora bien, este principio es arma de doble filo, pues sirve para quitarse de encima tanto los ataques desaforados como las críticas razonables. Los mecanismos utilizados por los líderes políticos para protegerse frente al juicio diario de la ciudadanía consisten en aislarse progresivamente de las personas y las opiniones molestas.

El líder, al principio, cuando todavía no ha tenido muchas ocasiones de equivocarse, desea reunirse con todo el mundo, darse a conocer, establecer alianzas y complicidades, salir a la calle, que le vean cenando en un restaurante o asistiendo a algún acto cultural. Pero a medida que su figura va desgastándose como consecuencia de las críticas recibidas, inicia una vía sin retorno de creciente aislamiento: acepta que sus colaboradores le filtren lo que debe leer, se acostumbra a que las visitas se circunscriban a personas no especialmente hostiles y aprende a desviar la atención cuando le llegan mensajes negativos. Se pone en marcha entonces un proceso de creciente aislamiento de la realidad que produce incomprensión en la sociedad. Conserva, sin embargo, su voluntad de poder y su capacidad para arrastrar a los suyos e influir en el debate público. Esa combinación de liderazgo político y aislamiento progresivo de la realidad termina, en la mayoría de los casos, generando decisiones erróneas.

En la mente del líder, las críticas de la prensa se convierten en “los ataques de los de siempre”, las voces discordantes se interpretan como fruto de intenciones torcidas y los colaboradores que no le dan siempre la razón se vuelven a sus ojos traidores ambiciosos. Llegado a ese punto, el líder reduce sus contactos a unas pocas personas de total lealtad y confianza: el resto es solamente un molesto ruido de fondo. Las ganas de salir al exterior e interactuar con la gente desparecen: sabe que en la calle tendrá que enfrentarse a miradas aviesas y puede que reciba algún insulto o mofa. Mejor obtener el calor de los verdaderos amigos, un puñado de personas que le consuelan ante la incomprensión generalizada de los demás.

El líder, por tanto, consigue sobreponerse a las críticas que su gestión produce, pero lo consigue a un elevado precio, pues sus decisiones no pasarán por los filtros adecuados. Para minimizar los errores es conveniente atender a puntos de vista muy variados y someter los criterios propios a la información y datos disponibles. Pero todo esto es justamente lo que se pierde cuando el líder trata de protegerse de la hostilidad exterior. La información que le llega es sesgada y sus decisiones no se someten a un verdadero debate.

Con independencia de valoraciones ideológicas, creo que no es muy controvertido afirmar que todos los presidentes de nuestra democracia cometieron errores graves de gestión al final de su mandato. Todos ellos parecían haber perdido contacto con la realidad, tomando decisiones incomprensibles que acabaron produciendo una caída tremenda de su valoración en las encuestas. Algunos han hablado del “mal de la Moncloa”, pero creo que se trata de una simplificación. El proceso de desconexión de la realidad obedece a la “dialéctica” infernal del liderazgo que he tratado de describir en los párrafos anteriores.

De todo esto se sigue una consecuencia interesante. Cuanto más crispado y agresivo sea el debate político en un país, más rápido será el proceso de aislamiento del líder y antes comenzará a cometer errores. En países con debates y medios más civilizados, el líder tiene una menor necesidad de blindaje frente al griterío exterior. Que en España todos nuestros presidentes hayan quedado amortizados tras su experiencia de poder y no se planteen la posibilidad de volver a gobernar resulta indicativo del fuerte desgaste que produce nuestro debate público, que es uno de los más despiadados que he tenido oportunidad de conocer.


Hazte socio de infolibre



23 Comentarios
  • Galeno1 Galeno1 04/04/17 13:12

    Es amarga es la verdad: https://www.youtube.com/watch?v=3Lbmcm3Jd5Y&feature=youtu.be&t=23

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • AngelesC AngelesC 03/04/17 20:14

    Desde que la mayoria de los "no bien recibidos" nos hemos ido. Todos en el mismo sentido, todo paz y amor. ¡Viva la pluralidad!.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • orenes orenes 01/04/17 13:49

    LO MÁS terrorífico en ESPAÑA, es la fiereza que emplea en su críticas destructivas la derecha cuando pierde el poder, es tal el complejo que tienen de propiedad, que no pueden digerir perderlo.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Elodio Elodio 31/03/17 00:14

    No voy a escribir sobre el tema de los liderazgos que trata este artículo, voy a escribir sobre el esperpento que acabo de ver en la tertulia nocturna del canal 24h de TVE en el que estaba invitado Pablo Bustinduy, de Podemos. Nada más empezar y luego de contestar al presentador Víctor Arribas en que centró sus preguntas principalmente en Venezuela muy bien contestadas por Bustinduy, pasó a Victoria Lafora. Esta, se centró en dos preguntas, el eterno estado de ánimo de él, Errejón, Bescansa y otros que se lo desmontó expléndidamente y, ¡Venezuela!, donde explicó claramente la postura de Podemos ante este y otros conflictos, que es contrario a actuar como lo hacen Felípe Gonzáles, PPPSOEC´s. Pasó luego a Pedro Narváez(La Razón)y..., lo mismo ¡Venezuela!, y vuelta a contestar si lo que querían es una opinión o una posición institucional de Podemos ante esta clase de conflictos de países hermanos, lo que el Sr.Narváez no supo contestar con esa incapacidad dialéctica que muestra. Seguidamente pasa la palabra a Antonio Casado y...¡VENEZUELA!, dondo ya le colmó el vaso a Pablo Bustinduy. Casado le dio a entender que era normal que le preguntaran por Venezuela porque "Podemos podía llegar al gobierno y podía aplicar aquí los mismos métodos que está a utilizar Maduro". La contestación que le dio fue de época, busquen el vídeo, y les aclaró a TODOS los tertulianos y presentador que ¿porqué cuatro personajes en una tertulia le pregunta de lo mismo? Se lo aclaró él: llevan Vds. toda la prensa, 3 años desde que apareció Podemos, queriendo utilizar a Venezuela en la política interior para desprestigiarnos! ¿mas claro?. La indignación que agarré por semejante tugurio periodistico me hace poner aquí el asco que siento por este periodismo de rufianes y bandoleros. ¿Qué tertulianos se sientan todos los días en este canal 24h? DERECHA PURA Y DURA en un 90%, una 13TV pública al servicio de la ¡TRAMA!, ¿donde la imparcialidad y diversidad de criterios?. El 5º tertuliano, Manuel Cerdán, viendo la que se montó, quiso escurrirse con dos preguntas y claro ¡OTRA VEZ VENEZUELA!. De verguenza tener que pagar impuestos para sustentar a estos pseudo periodistas. Muy bien Bustinduy. Saludos

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Segedano Segedano 30/03/17 23:46

    Je, je, je,.....Lleva usted razón en casi todo. Es una pena que en España esté habiendo cada vez más basura mediática, pues como bien dice usted, "...En países con debates y medios más civilizados, el líder tiene una menor necesidad de blindaje frente al griterío exterior."

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • Pepe Sanchez Pepe Sanchez 30/03/17 18:04

    Creo que una de las cuestiones fundamentales en la defenestración del liderazgo es, quizás, la rotura de la dialectica entre lider y liderados.En la medida en que las tesis del lider son devueltas por los liderados convertidas , algunas de ellas en antitesis y estas son capaces de generar una nueva tesis del lider , este, sigue teniendo capacidad de liderar.Para ello es necesario que las corrientes dialecticas de ida y vuelta fluyan sin cortapisas.Cuando esto se corta porque el lider "siempre tiene razón", es cuando la defenestración es segura.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • frida56 frida56 30/03/17 14:22

    Muy acertado su análisis;si bien,no afecta solo a presidentes de gobierno,entiendo que ud lo ve así y lo de los presidentes es únicamente un ejemplo más. Incluso no siendo mediocres los líderes (hoy en día,la mayoría lo son),actúan como ud ha analizado. Fuera de la política (aunque todo es política),también ocurre. El deseo de Poder,a bajo o alto nivel,habita en mucha gente;en contrapartida,el deseo de ser dirigido habita en una gran mayoría.

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • mcn mcn 30/03/17 00:14

    Sr. Sánchez Cuenca, estoy de acuerdo con todo su artículo... excepto el final... Por poner 2 ejemplos que sigo muy de cerca por cuestiones familiares desde varias generaciones...tengo ya unos añicos... En Francia como en el Reino Unido los debates políticos, las críticas de la prensa son de lejos mucho más profundos, mordaces y serios que en nuestro querido país. Los políticos y los medios españoles, siento comunicarle, son como el resto del país... es decir muy mediocres. Para ello solo basta ser multicultural o multinacional o trilingue (como un servidor, lo siento, soy así, de familia) para simplemente ver cualquier telediario o blog de esos países... y darse cuenta de los años luz que nos separan. Eso si, en otras cosas, como servir copas y hablar en los bares no nos gana nadie. También somos líder mundiales en transplantes, y a mucha honra... Pero políticos con nivel y periodistas... no es en España que hay que buscarlos... Tampoco son responsables de haber nacido en un país que ha sufrido 40 años de dictadura seguidos de 40 de consumismo, país convertido en un desierto intelectual, con algunas excepciones que confirman la regla. Muchos se calentarán con estos comentarios... pero la ignorancia es muy atrevida.

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 1 Respuestas

    0

    0

    • Galeno1 Galeno1 30/03/17 03:13

      https://www.youtube.com/watch?v=AtTfuC_AZNw Saludos cordiales.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

  • viaje_itaca viaje_itaca 29/03/17 23:14

    Muy bueno. Mis felicitaciones, señor Sánchez-Cuenca. Hay que decir que no es exactamente lo mismo ser líder de derechas que de izquierdas: en la derecha, las decisiones son siempre más fáciles, guiadas por los representantes de los poderes fácticos y antidemocráticos. En la izquierda, se tienen en cuenta más cosas. No hay más que ver la diferencia en lo que envejecen los presidentes del PP y los del PSOE en este país. Y no es que los del PSOE fueran mirlos blancos, no... En esto también se nota lo tonto que es un pueblo: cuanto más lo sea, más difícil les será gobernar a los que pretenden cuidar sus intereses y no los del IBEX. En España, es para cortarse las venas...

    Responder

    Denunciar comentario

    0

    0

  • paco arbillaga paco arbillaga 29/03/17 18:09

    «¿El poder cambia a las personas o revela cómo realmente eran? - Hay un dicho que personalmente me encanta: 'Si quieres saber cómo es alguien, observa la forma en la que trata al camarero'. … https://hipertextual.com/2017/03/poder-cambia-la-gente – Osasuna!

    Responder

    Denunciar comentario

    Ocultar 12 Respuestas

    0

    0

    • Galeno1 Galeno1 30/03/17 02:30

      Si quieres conocer a Pepito, dale un carguito.

      Responder

      Denunciar comentario

      Ocultar 9 Respuestas

      0

      0

      • paco arbillaga paco arbillaga 30/03/17 07:18

        Eso lo he observado bastantes veces a lo largo de mi vida. Esa prueba no engaña, ¡es muchíiiiiiiiisimo mejor que la del algodón! Osasuna2 salu2.

        Responder

        Denunciar comentario

        Ocultar 8 Respuestas

        0

        0

        • Galeno1 Galeno1 30/03/17 18:58

          ¿Por qué será que no llegamos a conocer a un compañero hasta que llega a ser nuestro jefe? En mi experiencia, en algunos casos corroboró lo que ya conocía de ese compañero, en cambio en otros corroboró el dicho. Saludos cordiales.

          Responder

          Denunciar comentario

          Ocultar 7 Respuestas

          0

          0

          • paco arbillaga paco arbillaga 31/03/17 11:41

            Quien es bobo y le dan más cancha para mostrarlo hace buena la frase de: «Dale autoridad a un lerdo y lo convertirás en un cerdo», o algo así. He tenido jefes/compañeros estupendos (por lo tanto no líderes, jjjjj) que han seguido siendo tan buena gente con galones que sin ellos, y con alguno aún tengo amistad. Osasuna2 salu2.

            Responder

            Denunciar comentario

            Ocultar 6 Respuestas

            0

            0

            • Galeno1 Galeno1 31/03/17 12:01

              Coincido con lo que afirmas. Antes también se decía: es un creído, que enlazaba con lo de: usted no sabe con quien está hablando. Saludos cordiales. Nota: Respecto a líder cabeza de un partido político, una de las características que debe tener es saber hacer piña, saber hacer equipo en la diversidad de subjetividades, para mantener la unidad de voto en las urnas externas, y aceptar la diversidad de voto en las urnas internas. Un partido es un río con sus diversas corrientes, y el líder tiene que ser líder "río" y no líder "corriente". No puede ser líder si es "corriente pa riba" o lider si es "corriente pa un lao":  https://www.youtube.com/watch?v=FxSh35xA8pc 

              Responder

              Denunciar comentario

              0

              0

            • paco arbillaga paco arbillaga 31/03/17 11:45

              Por cierto, siempre tuve jefes, nunca jefas. ¿Por qué será?

              Responder

              Denunciar comentario

              Ocultar 4 Respuestas

              0

              0

              • irreligionproletaria irreligionproletaria 31/03/17 14:23

                Hola, Paco, amigo ¿cómo fue tu día de naturaleza? Entiendo que, espléndido y apareces pletórico. Y ¿esa mano? Deseo que todo se desarrolle en franco progreso y, intentaré centrarme en tu reflexión. Entonces, trabajábamos menos mujeres en empresas que reconociesen nuestra 'carrera profesional' considerándonos, capacitadas para llevar a buen término -beneficioso para el objeto social de la empresa- una jefatura, dirigiendo mayoritariamente a hombres; y, que no provocase enfrentamientos con la realidad social. Pero, hemos avanzado mucho, mas del 50% de l@s profesionales cualificad@s en cualquier disciplina, son mujeres. Fué, y quizá persista la necesidad en algunas materias, el concepto legislado de 'discriminación positiva' lo que nos abrió la puerta a la 'convivencia en responsabilidades profesionales directivas' Hoy, nuestras hijas detentan esas responsabilidades otrora masculinas; por curriculum, trabajo/esfuerzo, renuncia a otros 'desarrollos' porque la 'superwoman' únicamente 'limita la posibilidad de vida sana' y, la aplicación de su humanidad (inteligencia emocional) en las relaciones laborales. Somos las personas (hombres/mujeres/LGTB) quienes nos proponemos/proponen para puestos de responsabilidad, no es nuestro sexo. Avanzamos. Aúpa, lagun. Osasuna2 salu2.

                Responder

                Denunciar comentario

                Ocultar 2 Respuestas

                0

                0

                • paco arbillaga paco arbillaga 31/03/17 15:17

                  irreligionproletaria: La Naturaleza para mí es un chute de ánimo e intuyo que también lo será para mi salud pues hasta mi mano, ya sin vendaje, volvió menos amoratada. De acuerdo en lo que comentas de que en aquellos tiempos trabajaban menos mujeres, y sobre lo que comentas de que las mujeres ocupéis hoy puestos que antes solo los ejercían los hombres sí se ha mejorado mucho, aunque queda bastante por igualar sobre todo en el tema del cobro de salarios. Lo que es una gozada es en Sanidad (aquí Osasunbidea) donde la mayoría de las personas que encuentras atendiéndote son mujeres y además superpreparadas. A alguien que hace décadas «revolvía» para que las mujeres se equiparan en derechos con los hombres eso supone una gran satisfacción. Te copio: «Avanzamos. Aúpa, lagun. Osasuna2 salu2.»

                  Responder

                  Denunciar comentario

                  Ocultar 1 Respuestas

                  0

                  0

                  • paco arbillaga paco arbillaga 31/03/17 15:20

                    ... mujeres se equiparan – mejor equipararan ... (aunque también).

                    Responder

                    Denunciar comentario

                    0

                    0

              • Galeno1 Galeno1 31/03/17 12:05

                Supongo que el trabajo no tiene que ver con la iglesia católica, o con la milicia, o con la ingeniería, por ejemplo. Un abrazo.

                Responder

                Denunciar comentario

                0

                0

    • viaje_itaca viaje_itaca 29/03/17 23:18

      Las cambia. Aunque sea cambiando proporciones, pero lo que tiene que hacer es observar a alguien que acabó de político cómo trataba a los camareros antes y después. Seguro que no es el mismo.

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0

    • Bacante Bacante 29/03/17 19:56

      O dicho en castizo:  "Para conocer a Paquillo dale un carguillo" 

      Responder

      Denunciar comentario

      0

      0



Lo más...
 
Opinión
  • En Transición Cristina Monge Cristina Monge

    ¿Irán los catalanes a votar en bici?

    La cuestión no es baladí, porque la forma en la que nos movemos representa el 40% de las emisiones de CO2 y es una de las principales causas de contaminación atmosférica en nuestras ciudades.
  • Verso Libre Luis García Montero Luis García Montero

    Madrid

    Pido que me comprendan si me niego a aceptar la caricatura facha de Madrid que se utiliza estos días en muchas declaraciones, porque yo he vivido y vivo en otro Madrid y me reúno a hablar de poesía o a tomar cerveza con otro Madrid.
  • El vídeo de la semana Juan Ramón Lucas Juan Ramón Lucas

    Supremacistas

    Qué simpático podría resultar que un tipo que se está empeñando en dibujar fronteras nos cuente a todos que vivimos en un mundo que las está borrando.
Oferta anticrisis
 
Sociedad de amigos

Ya puedes ser accionista de infoLibre

Cargando...
Cualquier ciudadana o ciudadano interesado en sostener un periodismo independiente como garantía democrática puede participar en la propiedad de infoLibre a través de la Sociedad de Amigos de infoLibre.
facebookLibre